webislam

Viernes 13 Diciembre 2019 | Al-Yuma 15 Rabi al-Zani 1441
651 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Noticias

?idn=3871

Declaración de la Comunidad Islámica en España sobre la situación de los musulmanes de Kosovo

01/05/1998 - Autor: Agencia Islámica de Noticias
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

kosofuneral
kosofuneral
Después de muchos años de ocupación y de resistencia silenciosa, despojados de los derechos humanos mas elementales, bajo la opresión del fanatismo religioso ortodoxo y la represión que justifica el nacionalismo serbio, los musulmanes de Kosovo están ahora decididos a hacer frente a esta intolerable situación a cualquier costa.

Los pueblos albaneses (Albania, Macedonia, Kosovo), el pueblo bonio (Bosnia, Sanyak) y las minorias musulmanas de Bulgaria y Grecia (Tracia) que formaron parte del Califato Otomano en Europa, desmembrado a raíz de la conferencia de Londres en 1912, han conocido cinco siglos de una civilización musulmana tolerante, donde han convivido en plenitud de derechos judíos y cristianos. Ahora los musulmanes se ven reducidos a la condición de minorías oprimidas, tan humillante como la del apartheid sudafricano.

Los musulmanes españoles representados en la Comunidad Islámica en España defendemos el derecho de los musulmanes albaneses de Kosovo a su independencia, no porque creamos en los nacionalismos, sino como simple protección contra la tiranía serbia y como garantía de preservar su integridad cultural, religiosa e histórica. Para nosotros el conflicto de Kosovo tiene, como lo tuvo tambien el de Bosnia, terribles resonancias históricas. Cuando se inció el brutal genocidio en Bosnia, los musulmanes de Sarajevo salieron por millares a la calle gritando: ¡No queremos ser los nuevos moriscos y el nuevo Al-Andalus!.

En Kosovo no podemos caer en la trampa de enfocar el conflicto en base a derechos históricos de los pueblos, como han hecho los sionistas con la "tierra prometida" sino que hay que situarlo en el escenario de los derechos humanos, de los derechos de la gente que puebla y trabaja en esa tierra. En Kosovo, ya han muerto muchas más víctimas civiles inocentes que en otros casos, como la plaza de Tianammen, que conmocionaron a la opinión pública.

La misma sinrazón completamente injusta que ha alentado a la desposesión de las tierras de Palestina a sus legítimos habitantes en virtud de ancestrales y "divinos" derechos, anima ahora a Milosevic a reclamar unos territorios que son habitados desde hace siglos por los musulmanes autóctonos de lengua y etnia albanesa.

Y no caigamos en aberraciones como la que cometió un personaje importante de la derecha española, cuyo nombre es mejor no mencionar, y que esperamos haya cambiado desde entonces de opinión, cuando al principio de la guerra de Bosnia dijo: en el conflicto de Yugoslavia, por mucho que nos disguste, a España no le queda más remedio que ponerse del lado de los serbios porque defienden la causa de Occidente.

Milosevic, como el presidente Zerual, tienen inmunidad y no les envían ninguna misión de observadores internacionales a investigar que es lo que realmente está pasando en Argelia, y como Pinochet y como Netanyahu son figuras intocables porque defienden la causa de Occidente. Puede haber protestas y manifestaciones populares de oposicion genuina como las ha habido contra el fraude de las elecciones en Serbia, como las hay en Chile y las hay en Israel, pero ahí siguen, pese a todos los pataleos. Los asentamientos judíos en tierras palestinas siguen adelante inexorablemente y las ambiciones expansionistas de Milosevic son, en el fondo, permitidas y nadie quiere oír hablar de independencia para Kosovo.

No nos dejemos engañar por las apariencias, los musulmanes de Kosovo, aunque representan entre un 80 y un 90 % de la población son, igual que los bosnios, una minoría en el entorno de una Europa de raices cristianas, y su status es, de hecho, el de minoría cuya única falta es la de ser musulmanes y tener un modelo de vida diferente. Son una minoría a exterminar, como lo eran los moriscos de la peninsula ibérica.

En la India, a los musulmanes, igual que en Palestina y en Filipinas, ahora se les ha definido como moriscos, como minoría a la que hay que borrar sus señas de identidad.

En Filipinas los invasores y exterminadores eran los españoles y a los nativos del archipielago se les puso el apodo de "moros" que conservan hasta el dia de hoy. Los musulmanes de segunda generación nacidos en Francia de padres emigrantes son tambien "moriscos" para Le Pen.

Hacemos un llamamiento a todos los musulmanes, a las organizaciones y entidades islámicas de Europa y a todos los hombres y mujeres que aman la libertad a levantar sus voces y a movilizar todos los medios humanos, económicos y políticos a su alcance para exigir un alto inmediato a la represión y a las matanzas de los musulmanes de Kosovo y el restablecimiento pleno de todos sus derechos humanos, civiles, políticos y religiosos.

Reclamamos también el reconocimiento internacional pleno de las naciones genuinamente europeas y musulmanas en Albania, Bosnia, Macedonia, Kosovo y Sanjak.

Solamente la presión y la denuncia firme y enérgica en toda Europa pueden evitar que se repita en Kosovo lo que se permitió por negligencia y pasividad en Bosnia
Anuncios



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/noticias/41165-declaracion_de_la_comunidad_islamica_en_espana_sobre_la_situacion_de_los_musulma.html