webislam

Lunes 14 Octubre 2019 | Al-Iznain 14 Safar 1441
889 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Noticias

?idn=3869

FAIR (Fairness and Accuracy in Reporting), una oficina para prevenirnos del abuso que se ejerce desde el cuarto poder

26/04/1998 - Autor: Agencia Islámica de Noticias
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Esta oficina, desde su base en Nueva York, ejerce una vigilancia continua sobre las publicaciones norteamericanas criticando el monopolio de ideas que ejercen determinados grupos y la manipulación de la información para crear corrientes de opinión dentro de la sociedad.

Por descontado que la mera selección de una noticia implica indirectamente un sesgo, esto es algo inherente a cualquier enfoque comunicativo y es positivo en cuanto permite identificar los diferentes puntos de vista y la diversas tomas de posición de los ciudadanos respecto de las cuestiones que se suscitan a diario. Sin embargo, los análisis críticos, por minoritarios que sean, cumplen una importante función de defensa de los abusos que se perpetran a través de los medios, sobre todo la televisión.

Según E. Herman, catedrático de Economía de la Universidad de Pensilvania y estudioso del mundo de la comunicación, previene sobre el inmenso poder que tienen las diez multinacionales que manejan la información mundial y el peligro que supone la falta de control sobre semejantes capacidades. En especial, considera dañina la idea que se va imponiendo acerca de que el eje de la vida en occidente es una recta que va del materialismo hasta el individualismo exagerado, una idea que va minando los sentimientos de pertenencia a una comunidad y las inclinaciones solidarias.

No hay que olvidar que los grandes medios sirven también de fuente informativa para otros de posibilidades más reducidas, de manera que son como ecos de las principales agencias. Los grupos de prensa poderosos suelen realizar investigaciones más duraderas y detalladas, que con demasiada frecuencia usan su influencia no para proporcionar verdadera información sino para crear una opinión que favorezca a sus intereses. Así, durante la reciente tensión vivida por el previsto ataque a Irak se insistió hasta la saciedad sobre la existencia de armas químicas en aquel país, sin mencionar la circunstancia de que en los EE.UU. hay un tren fantasma lleno de napalm del que nadie se quiere hacer cargo. Hay muchas más armas - químicas y de todas clases -en su propia casa, pero se usa y abusa de una idea para reforzar el apoyo a una política.

Un ejemplo muy próximo lo tenemos en unas recientes emisiones de TVE que entre fútbol y fútbol hablaba de la corrupción existente en Venezuela mostrando escenas de su expresidente con el también expresidente F. González. Hay múltiples maneras, unas más sutiles que otras, de sugerir opiniones y crear un clima. El peligro reside en la falta de control y en la planificación deliberada de estrategias para generar opinión pública. Roger Garaudy, desde el mundo musulmán, ha advertido que la mayor parte de la prensa y de las editoriales europeas y norteamericanas están en manos de los sionistas, por esa razón hay un boicot contra sus libros, desde que en 1982 escribió un artículo denunciando la invasión israelí del Líbano como "una consecuencia lógica del régimen sionista".

Lo que sí cabe hacer para reconocer la manipulación y luchar contra ella es mantener un firme espíritu crítico y dudar de las cosas y estudiarlas con detalle y, por otro lado, desarrollar otras fuentes alternativas que permitan contrastar informes y verificar datos.

La FAIR, junto con otras organizaciones similares que lleván a cabo un trabajo de concienciación, está consiguiendo que sus análisis se tengan en cuenta y se respeten. Cuenta entre sus colaboradores con importantes intelectuales como Noam Chomsky. También estimula la realización de trabajos de investigación y defiende el periodismo honesto. Sus recomendaciones para estar en guardia y no dejarse arrastrar por la manipulación son varias:

-Insistir en que las fuentes estén diversificadas y sean contrastadas. Exigir la consulta a expertos independientes.
-Pedir que todos tengan voz en los medios y que éstos den cuenta de la diversidad de la calle.
-Denunciar las política de tratar los acontecimientos con doble rasero, uno si es asunto nuestro y uno más duro si es de los otros.
-Señalar los estereotipos, desmontar los tópicos. Situar los sucesos en su contexto.
-Cuidar el lenguaje para que sea preciso y dé una noción clara de lo que se quiere informar.
-Rechazar las insinuaciones tendenciosas acerca de los protagonistas de la noticia, su color, su religión, etc.
-Exigir coherencia entre los titulares y el contenido de la información.
-Autofinanciación e independencia. 

En España no existe aún ninguna organización similar a ésta, aunque se ha discutido en varias ocasiones la conveniencia de contar con un código ético que regule de algún modo las actuaciones de la prensa. Hasta ahora un temor a la censura ha descartado la elaboración de una ley de prensa y sólo se ha llegado al estudio de ciertas emisiones de TV por medio de asociaciones de consumidores. El último punto, la autofinanciación y la independencia, parece una condición irrenunciable para ejercer la crítica con eficacia
Anuncios



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/noticias/41162-fair_fairness_and_accuracy_in_reporting_una_oficina_para_prevenirnos_del_abuso_q.html