webislam

Lunes 27 Enero 2020 | Al-Iznain 01 Jumada al-Zani 1441
1159 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Noticias

?idn=3809

Retroalimentación en WebIslam. Nuestros lectores mejoran la página

20/03/1998 - Autor: Agencia Islámica de Noticias
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

En el número 19 de WebIslam mencionábamos nuestra afinidad con todos los países de habla hispana y nos hacíamos eco de los comunicados recibidos en esta redacción. Varias personas desde Perú, Chile y México se habían acercado a nuestro correo electrónico para preguntar sobre el significado de la palabra azalá, cuestión a la que respondimos de pasada, de una forma demasiado ligera y que se prestaba a confusión, como nos ha hecho ver Juan Mª Solare desde Colonia (Alemania).

Por ser una práctica central del Islam, puesto que es el segundo de sus cinco pilares, porque define la identidad del musulmán y determina su quehacer cotidiano, vamos a detenernos un poco más en la azalá. Es nuestra costumbre llamar azalá o salat a la oración ritual obligatoria que el musulmán realiza cinco veces al día durante todos los días de su vida. El salat, los momentos de encuentro establecidos para que la criatura reconozca a su Señor y haga manifiesto este reconocimiento ante Allah y ante sí mismo y dé testimonio público -si es el caso- uniéndose a otros en esa oración, es el criterio que ordena la vida de millones de musulmanes practicantes de un confín a otro de la tierra. El salat incide en el descanso y la vigilia y es la sutil frontera de demarcación del territorio protegido. El salat es el recuerdo, una aproximación a la presencia de Dios, una reiterada toma de conciencia de nuestra posición relativa en el Universo, una petición de guía, una ayuda y un bálsamo, el frescor de los ojos y una prueba de confianza y, sin duda, encierra una miríada de sensaciones íntimas que cada cual ha de experimentar acomodándolas a su individualidad.

El salat ha de hacerse en estado de pureza ritual, al cual se accede mediante la ablución menor (dando por supuesto que no se precisa la ablución mayor, que es necesaria tras el mantenimiento de relaciones sexuales y tras la menstruación y las loquias en el caso de las mujeres). Esta ablución menor o vudu consiste en usar agua limpia para enjuagarse las manos, la boca, la nariz, los brazos hasta los codos, todo ello tres veces consecutivas, la cara, la cabeza, el cuello y la orejas por dentro y por fuera, y los pies hasta los tobillos, éstos también tres veces seguidas. Tales gestos deben ir precedidos por la intención de purificarse, ya que la intención es el espíritu que anima todas la acciones. A continuación se pronuncia la declaración de fe o sahada.

El salat propiamente dicho comienza con el takbir (Allah es el más grande) y la llamada a la oración, que se dice mientras se permanece en pie, orientándose hacia la quibla, que es la dirección de Meca, con las partes íntimas cubiertas. El takbir materializa la intención, que es imprescindible y traza la línea divisoria que sitúa fuera de ese momento y espacio cuanto no sea el salat.

La oración o plegaria consiste en recitar los versículos de apertura del Corán -fatiha- seguido de otro sura a voluntad, manteniéndose en pie, después de lo cual se inclina el tronco paralelo a la tierra mientras se dan alabanzas a Allah, tras lo cual se vuelve a la posición erecta para inmediatamente prosternarse, colocando la frente y las manos en el suelo, sentándose a continuación con las manos en las rodillas y volviendo a poner la frente y las manos en el suelo, levantándose después para repetir esta secuencia básica. Cada movimiento lleva aparejada una invocación. Esta serie de movimientos, que puede repetirse dos, tres o cuatro veces, según la hora del día en que se establece, se inicia siempre con una llamada previa que incluye la sahada y se concluye también con la sahada, la petición de bendiciones sobre el profeta Muhammad y su familia y un saludo de paz a diestra y a siniestra.

En esto consiste lo elemental del salat. Muchas otras especificaciones y aspectos que le son relativos constituyen el objeto de una ciencia de enorme vastedad.

En otra noticia del mismo número 19 de WebIslam, cometimos un error que nos ha señalado nuestro querido hermano y colaborador habitual Abdeljabir Molina. Decíamos al comentar la noticia de la dimisión de Umar Ribas como representante de la FEERI en Catalunya que "...detentaba la representación", cuando detentar significa retener ilegítimamente algo que no le pertenece a uno. En fin, un garrafal error semántico que nos hemos apresurado a corregir y por el que pedimos disculpas a Umar Ribas. Y las bendiciones de Allah para todos. Amin
Anuncios



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/noticias/41114-retroalimentacion_en_webislam_nuestros_lectores_mejoran_la_pagina.html