webislam

Jueves 5 Diciembre 2019 | Al-Jamis 07 Rabi al-Zani 1441
766 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Noticias

?idn=4136

Claroscuros del Islam

La OCI agrupa a 55 estados de razas, lenguas y niveles de desarrollo muy diferentes

14/12/1997 - Autor: Tomás Alcoverro - Fuente: La Vanguardia
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Bandera de la OCI
Bandera de la OCI

La octava cumbre de la Organización de la Conferencia Islámica (OCI) se clausuró el jueves en Teherán. Hasta hace muy poco tiempo, era inconcebible que los miembros de la OCI pudiesen reunirse en la capital iraní. Esta inmensa ciudad extendida entre las laderas de los montes Alborz, con sus cumbres nevadas casi todo el año, y la incipiente planicie esteparia, ha sido --y es-- la capital del régimen islámico más radical, nacido del triunfo de la revolución de 1979, del imam Jomeiny.

El hecho de que la OCI esté financiera y políticamente bajo la influencia todopoderosa del reino de Arabia Saudí --otro Estado musulmán puritano, aunque de tendencia conservadora, feudo de la dinastía de los Saud, protegido por Estados Unidos-- era un notable impedimento, si se tiene en cuenta la rivalidad y el enfrentamiento de estos dos sistemas teocráticos islámicos.
El reino de Arabia fue el resultado de la alianza de los saudíes y de los wahabitas o seguidores de una doctrina musulmana suní integrista, muy anterior a la concepción revolucionaria del ayatolá Jomeiny, chiíta y persa.

En la década de los ochenta, durante el apogeo del expansionismo islámico iraní --eran los tiempos en que se hablaba de la exportación de la revolución, sobre todo en los principados del Golfo--, la república de Irán desafió a la monarquía de Ibn Saud en los propios lugares santos mahometanos, como la Meca o Medina, fomentando cruentos choques y manifestaciones de los peregrinos contra las autoridades locales, incluso en el mismo recinto de la Gran Mezquita.

La república de los Mollahs llegó a poner en entredicho la custodia saudí sobre estas plazas, pidiendo que fuesen administradas por toda la comunidad del islam. Este enfrentamiento entre Arabia Saudí e Irán llegó a algunos pueblos musulmanes de Oriente Medio, especialmente a Afganistán, donde cada régimen teocrático apoyaba a sus particulares señores de la guerra.

La Conferencia Islámica, que agrupa a 55 estados de Europa, África y Asia, muy heterogéneos, de razas, lenguas y niveles de desarrollo muy diferentes, cuenta con un secretariado general ubicado en la ciudad saudí de Jeta. No es por lo tanto ni una organización regional como la Liga o la OUA, ni un bloque de estados como el de los países no alineados, en plena decadencia desde el agotamiento de la guerra fría y el dominio mundial de las dos grandes potencias. Al tener como fundamento la religión y la civilización musulmana, y como motor el reino de Arabia Saudí y sus aliados, ha sufrido todos los altibajos de la historia contemporánea de estos estados, y también todas las injerencias de su protectora.

Considerada como un instrumento de la política de los gobernantes de Riad, jefes de los movimientos radicales musulmanes, dignatarios disidentes y revolucionarios --como Turabi, de Sudán-- habían proyectado incluso fundar su propia organización islámica. Pero ya con el anterior presidente de la república de Irán, Rafsanjani, y sobre todo con el nuevo presidente, Mohamad Jatami, el régimen de los ayatolás --condenado por el aislamiento internacional dictado por Estados Unidos-- se ha esforzado en normalizar sus relaciones con las monarquías árabes del Golfo, encabezadas por el reino de Arabia Saudí.

La región petrolífera del Golfo ha sido un espacio geopolítico de enfrentamiento no sólo de Irán con Irak, sino también de Irak con los Emiratos Árabes, tres de cuyas islas ocupó en 1971. Además, la presencia de las tropas norteamericanas en aquellas aguas, a causa de la inseguridad regional, ha sido percibida por Irán como una amenaza militar y a la larga embaraza a los demás estados ribereños.

La reunión de la octava Conferencia Islámica en la cumbre no hubiera pues alcanzado tanto relieve si no se hubiese celebrado en Teherán, en plena agonía del proceso de paz árabe-israelí y cuando el islam revitalizado es víctima también de sus propios desgarros.

Anuncios



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/noticias/41013-claroscuros_del_islam.html