webislam

Martes 19 Junio 2018 | Az-Zulaza 05 Shawwal 1439
792 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

نفس

nafs nafs:

(pl. anfûs y nufûs), yo, ego, alma, sí mismo. Concepto derivado del verbo tanaffasa (“respirar”), que da origen en primer término al sustantivo nafas (aliento, respiración). Nafs se traduce muy a menudo como “alma”, pero esa acepción probablemente nos está sacando del universo de las lenguas semíticas. Dentro de su universo propio, si la nafs es primordialmente “respiración”, supone que es “vida”, la vida del individuo, la vida del universo, la vida de Al-lâh. El Corán se refiere a menudo a la nafs de Al-lâh. El mundo, la creación, es nafas ar-rahmân (“el aliento de vida de Al-lâh”), quien para crearlas ha soplado sobre las cosas su ruh (viento, espíritu). Nafs del ser humano es su subjetividad, el ámbito de lo psíquico y mental del individuo, su personalidad, todo aquello que se genera a partir de la primera respiración. En claro contraste con el cartesiano “Yo pienso, luego yo soy”, un semita diría: “yo respiro, luego yo soy”. Hay un resabio de esta interpretación original en Corán 35,8: “No dejes a tu nafs irse con el suspiro”. La relación “muerte-expulsión de aire” (expirar) queda patente en la antigua expresión árabe ‘atasa ar-raÿul: “el ser humano ha estornudado” como sinónima de “el ser humano ha muerto”. La nafs es la fuerza de realización de lo que pretende nuestro qalb (corazón), indiferente a que sea beneficioso o perjudicial para nosotros. Pero no debemos confundirnos y censurar la capacidad de nuestra nafs con la ceguera ocasional de nuestro qalb. El Corán en ningún momento condena la nafs como se podría deducir de la errónea traducción castellana a 91:9, que dice: “Bienaventurado quien la purifique, desventurado quien la corrompa”. La simple consulta del diccionario nos recuerda que el verbo çakkâ-yuçakkî tiene como significado primero y principal “hacer crecer, acrecentar”, la nafs del hombre tiene como misión ampliarse, crecer. Así, la âya en cuestión (qad aflahâ man çakkâhâ wa qad jâba man dassâhâ) debe traducirse: “triunfa quien la engrandece y se frustra quien la estropea”. La nafs humana cuando crece está cumpliendo con su cometido natural, integrando dentro de sí todo lo que encuentra a su paso hasta convertirse en la nafs del insân kâmil, del hombre universal.


  permite búsquedas en árabe y español  

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/glossary/nafs_nafs/