webislam

Viernes 13 Diciembre 2019 | Al-Yuma 15 Rabi al-Zani 1441
485 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?=0

Salāt al Faÿr

Dice el Sagrado Corán: “Observad la oración prescrita”

20/04/2015 - Autor: Dr. Mohammad Al Harbi - Fuente: Cciar
  • 1me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación


salat

Todas las alabanzas son para Allah, Señor del Universo. Lo glorificamos, buscamos su ayuda y le pedimos perdón por nuestras faltas. Nos refugiamos en Allah del mal que  existe en nuestro propio ser y de los perjuicios que puedan acarrear nuestras malas acciones. A quien Allah guíe, nadie lo podrá desviar y para quien Allah decrete el extravío, nadie podrá guiarlo. Atestiguo que no hay otra divinidad excepto Allah, Único sin par y que Muhammad es Su siervo y Mensajero, la paz y bendiciones de  Allah sean con él, con sus familiares, compañeros y seguidores hasta el Día del Juicio Final.

¡Siervos de Allah! Os exhorto y a mi propia alma a que temamos a Allah (SWT), Quien dice en  el Sagrado Corán: “¡Oh, creyentes! Temed a Allah y contaos entre los veraces” (9:119)

¡Hermanos en el Islam! Cuando Allah, el Altísimo, quiere el bien para su siervo lo provee de un corazón sano que se habitúa a hacer el bien y lo lleva a ponerlo en práctica, desdeña el mal y lo lleva a abstenerse de él. Por eso, no existe una persona piadosa en sus actos de adoración, dada a las obras de bien, y que no tenga un corazón vital, una persona sana, de fe sólida, deseosa de hacer lo que le beneficiará y propensa al bien. Así como también no hay persona acostumbrada e insistente en cometer las faltas, que no tenga un corazón enfermo, una fe débil y con vicios ocultos. Uno de los predecesores piadosos del Islam dijo cierta vez: "Si ves que un hombre hace un acto de bien es porque es la continuación de otras acciones pías, y así ocurre también con quien hace el mal. En efecto, una acción bondadosa remite a otra igual y lo mismo sucede con la acción mala".

Lamentablemente, se observa un incumplimiento de mucha gente respecto de un magnífico y venerable acto de adoración que se considera parte indivisible de un sistema estructural integrado. Se trata nada menos que de Salāt Al Faÿr; pues, aquí la estructura de base serían las cinco oraciones que son, como todos sabemos, el pilar del Islam que establece una distinción dicotómica entre la fe islámica y la incredulidad, entre el creyente y el hipócrita.

El Mensajero de Allah (PyB) dijo: "dice Allah (SWT): «Por cierto que he prescrito para tu nación cinco oraciones. Quien las cumpla en su tiempo preestablecido y con la atención que requieren obtendrá mi promesa de hacer le entrar en el Jardín. Y quien no las cumpla no tendrá ninguna  promesa; si quiero lo atormentaré y si quiero seré Misericordioso con él»".

Y dijo el Profeta, la paz y bendiciones de Allah sean con él: "Quien persevere en el cumplimiento de las cinco oraciones obligatorias, observando rigurosamente la ablución que las precede y sus momentos de inclinación y concentración, tendrá un argumento a su favor para que Allah lo perdone; y quien las descuide no habrá pacto entre él y Allah, si quiere lo perdona o lo somete a un castigo".

¡Hermanos! No abordaré el tema de las virtudes e importancia que tiene la oración del Faÿr ya que ha sido frecuentemente desarrollado y no creo que sea algo desconocido por el musulmán. Sin embargo, me gustaría advertir sobre un asunto de suma importancia que es omitido por mucha gente y que tiene un efecto negativo sobre el cumplimiento de Salāt Al Faÿr. Pues, bien es sabido que los actos de adoración tienen una bendición en el tiempo dedicado, transmiten una fuerza en el cuerpo y una ayuda para las buenas acciones, y que el infortunio del mal desemboca en abandono y fracaso.

Si observáis la vida de quienes son incumplidores o negligentes con respecto a Salāt Al Faÿr o quienes se retrasan en rezarlo en comunidad, notaréis que las demás oraciones se ven también afectadas por este retraso e inobservancia, ya que sus pasiones los tienen ocupados para no cumplir con la obligación de rezar y mantener vigente este acto de adoración. Y si buscáis en sus excusas veréis que éstas suelen no tener fundamentos y se apoyan en pretextos insostenibles. Por eso, ese tipo de personas se encuentran excluidas de presenciar Salāt Al Faÿr como castigo acorde a lo que cometieron. ¡Vuestro Señor no es injusto con sus siervos!

No hay creyente que, siendo respetuoso con los horarios diarios de las oraciones, en el día y la noche, cuidando de estar presente en el rezo comunitario una vez despierto, aceptaría descuidar cotidianamente un solo rezo con la excusa de haberse quedado dormido, porque sentiría que su comportamiento será motivo de su perdición y desviación.

Así pues, aquellos que están invadidos por una sensación de desidia que les impide realizar la oración del Faÿr y sienten falta de voluntad y lentitud al levantarse, han de tener presente a Allah, Altísimo Sea, en todos sus rezos, cumpliendo con los mismos de la manera que le complazca a Él (SWT). No deben ser descuidados para no ser subestimados por Allah y  cosechar el fracaso. Allah, Exaltado Sea, dice en el Generoso Corán: “Pero si hubieran cumplido con lo que se les ordenó, habría sido mejor para ellos y les habría fortalecido la fe” (4:66);  “Y a quienes siguen la guía, Él les incrementará su fe y les facilitará obrar piadosamente”(47:17).

Sabed, hermanos, que Allah (SWT) es Compasivo y Misericordioso, y no rechaza ni expulsa a quien acuda a Él. En cambio, aquel que Lo olvida y deja de lado su invocación, el resultado de su actitud es lo que nos informó Allah (SWT) en su Generoso Corán: “Los hipócritas y las hipócritas son aliados unos de otros, incitan al mal y prohíben hacer el bien, y se niegan a hacer caridades. Se olvidaron de Allah y por ello Él les olvidó dejándolos fuera de su Misericordia; por cierto que los hipócritas están desviados” (9:67) y dice también: “No seáis como quienes se olvidaron de Allah (y le desobedecieron) por lo que Él hizo que se olvidasen de sí mismos (y no realizaran obras piados as). Éstos son los descarriados”. (59:19)

¡Siervos de Allah! Temed al Altísimo y sed sinceros con Él para ser retribuidos del mismo modo. En un hadiz sahih, Talha Ibn Ubaidullah cuenta que: "un hombre de Neyd, con el pelo revuelto, fue a ver al Profeta (salla Allahu aleihi wa salam). Su voz llegaba hasta nuestros oídos pero no pudimos entender lo que decía hasta que estuvo cerca del Profeta y entendimos que preguntaba por el Islam. El Mensajero de Allah le dijo: "Hay cinco oraciones obligatorias cada veinticuatro horas". Él preguntó: "¿estoy obligado a más allá de éstas? El Profeta (PyB) contestó: "No, a no ser que  desees hacer la oración voluntaria". Y siguió diciendo: "luego está el ayuno durante el mes de Ramadán". El hombre preguntó: ¿estoy obligado a más allá de esto? El Profeta respondió: "No, a no ser que desees realizar ayunos voluntarios". Entonces, el Profeta le habló del Zakat y el hombre hizo la misma pregunta y recibió la misma respuesta. El hombre se alejó diciendo: "¡Pongo a Allah por testigo de que no añadiré nada ni faltaré en nada a esto!". Oyéndolo, el Profeta (PyB) dijo: "Prosperará, si se atiene a lo dicho". (Al Bujari y Muslim).

Me refugio en Allah del maldito Satanás, dice Allah (SWT): (Observad la oración prescrita, y especialmente la oración intermedia (Salāt al Asr), y cumplidla con sometimiento a Allah. Si teméis (en situación de guerra o peligro), orad de pie o montados, pero cuando cese el temor, recordad y agradeced a Allah que os enseñó lo que no sabíais) (2:238 - 239)

De Abu Bakr Ibn Umarah Ibn Ruaibah se trasmitió que su padre escuchó al Mensajero de Allah (PyB) decir: "No entrará al Infierno quien rece antes de la salida y puesta del sol", haciendo referencia a Salāt Al Faÿr y Salāt Al Asr.

¡Hermanos creyentes! ¿Cómo puede esperar ayuda de Allah para cumplir con la oración del Faÿr quien se muestra perezoso con las otras oraciones y no atiende el llamado de Allah, Altísimo Sea?

Pues, Allah dice: “Que me obedezcan y crean en Mí, que así se encaminarán” (2:186). Quien acceda a responder favorablemente ante el llamado de Allah por fe y creencia en su promesa y advertencia, será el bien guiado y el acertado. En cambio, quien no levante cabeza ante la orden de su Señor, retroceda y eluda esta responsabilidad, no reprochará sino a sí mismo en caso de no ser guiado al camino recto. Allah, el Altísimo, dice en el Sagrado Corán: “Al  contrario, quien cumpla su promesa y tema a Allah, sepa que Allah ama a los piadosos” (3:76). Pero quien se contenta con la humillación tendrá humillación.

Temed al Todopoderoso, siervos de Allah, tened paciencia y sed perseverantes. Tomad los asuntos con firmeza y determinación. Refugiaos en Allah de la incapacidad y de la pereza y no seáis negligentes. De Yarir Ibn Abdullah, que Allah esté complacido con él, fue transmitido que  el Mensajero de Allah (PyB) dijo: "Ciertamente veréis a vuestro Señor como estáis viendo a esta luna sin sentir cansancio en vuestra visión. Y si no os encontráis impedidos para hacer la oración antes de la salida del sol (Salāt Al Faÿr) y antes de su puesta (Salāt Al Asr), ¡hacedla, pues!". Luego, Yarir recitó: “y glorifica con alabanzas a tu Señor antes de la salida del sol y antes del ocaso” (20:130).

Tened cuidado de los hipócritas. Abû Hurairah (Allah se complazca con él) relató que oyó al Mensajero de Allah (PyB) decir: “No hay oración más pesada para los hipócritas que la oración del Ishâ' y la del Faÿr; y si supieran lo que hay en ellas asistirían aunque sea gateando".

¡Quiera Allah bendecirnos con el Grandioso Corán y beneficiarnos con la guía de  nuestro Profeta Muhammad! Pedid perdón a Allah por vuestras faltas y volved a Él  arrepentidos; Él es Indulgente, Misericordioso.

viernes 28 de Yumadah Al'Ajira de 1436 H. acorde al 17 de abril de 2015
Traducción de la jutba pronunciada por el Dr. Mohammad Al Harbi 
Mezquita del Centro Cultural Islámico “Custodio de las Dos Sagrad as Mezquitas” Rey Fahd en Buenos Aires, Argentina.


Anuncios



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/99901-salat_al_fayr.html