webislam

Sabado 19 Enero 2019 | As-Sabat 12 Jumada Al-Auwal 1440
944 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?=0

No queremos a esa gente aquí

¿De verdad occidente piensa que todo el rechazo que siente hacia el Islam no hace mella en mentes poco maduras, tanto de un lado como de otro?

19/03/2015 - Autor: La Taberna del Derviche
  • 2me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación


stop islam

Hace algunos meses escuché a uno de los líderes políticos de Europa preguntarse en voz alta qué habían hecho mal para que jóvenes europeos acudieran en masa al reclamo del, mal llamado, Estado Islámico. Pues bien, permítanme darles mi opinión. Desde muy pequeños, nuestros hijos, y nosotros mismos, hemos sido educados en los ideales que occidente representa, al unísono de los valores de nuestra propia religión, algo que no tiene necesariamente que ir separado. No obstante, al ir creciendo, esos derechos inalienables que, se suponía, teníamos, y que eran inquebrantables, como un dogma de fe, resultaron ser realmente como un gigante con los pies de barro que, ante fuerza de la realidad, cayó por su propio peso. El derecho a la igualdad de todos los españoles, sin importar su raza, sexo o religión, resultó ser una gran mentira. De la misma manera que el derecho fundamental de ejercer cualquier creencia sin ser víctimas de de la opresión o discriminación. Todos los musulmanes, en mayor o menor medida, hemos sentido en alguna ocasión la intolerancia de algún desaprensivo. Recuerdo que hace algún tiempo, los vecinos de un barrio de Sevilla enterraron un cerdo en el terreno donde se iba a edificar una mezquita con el fin de boicotear su construcción después de diversas manifestaciones donde algunas personas decían claramente “no queremos a esa gente aquí”. De la misma manera, hace unos años, regresando de La Mecca, hicimos escala en un aeropuerto italiano, donde, para gastar el tiempo, mi amigo Muhammad, su madre, y yo, dimos algunas vueltas por la zona del Duty Free hasta que un policía, que no dejaba de observar a mi amigo porque vestía chilaba, y a su madre, con su pañuelo, se acercó a ellos y les pidió la documentación para, posteriormente, proceder a cachearlos. Yo, que me había adelantado un poco, y que vestía ropa occidental, pasé desapercibido ante sus ojos. Al darme cuenta de lo sucedido, volví atrás y le pedí explicaciones, preguntándole si les sometía a aquel interrogatorio por ser musulmanes. Pero el hombre siguió con su labor sin prestarme atención. Son éstas, y no otras, las actitudes de muchos ignorantes, las que crean más terroristas y fanáticos. Son estos energúmenos los que hacen más por el Estado Islámico que los videos que los terroristas cuelgan en internet. En otra ocasión, un viejo amigo me contó que, caminando por París, un individuo empezó a increparle porque su mujer llevaba el pañuelo. Él se volvió y le preguntó: - ¿Si fuera medio desnuda, también me insultarías? - ¡Ella debe ser libre de hacer lo que quiera! – Contestó el hombre, que no se esperaba ninguna pregunta - Pues si es libre de hacer lo que quiera, ¿por qué no es libre de ponerse un pañuelo en la cabeza? – Y es que la libertad, para algunos, es hacer lo que ellos dicen y pensar como ellos piensan. O puede que los derechos de los que hemos hablado sean para los blancos, ateos, cristianos, e incluso budistas, pero no para el chico musulmán de piel morena. Si un hombre va todos los días a misa, se le considera piadoso. Pero si un musulmán acude todos los días a la mezquita, es susceptible de ser un extremista y un terrorista en potencia.  ¿Se ha preguntado alguien cómo nos sentimos nosotros cuando medio mundo hace películas, series y libros tomándonos como los enemigos de la humanidad? ¿De verdad occidente piensa que todo el rechazo que siente hacia el Islam no hace mella en mentes poco maduras, tanto de un lado como de otro? Es la intolerancia occidental la que ha empujado a las manos de un grupo fanático a miles de jóvenes, prometiéndoles esa dignidad que en occidente se les ha negado. Pero lo más triste es que estos jóvenes, huyendo de las actitudes racistas de su país, se han dejado seducir por otra mentira mucho peor. Una mentira en forma de Estado que, en lugar de sanar su herida, la hará todavía más profunda, hasta que todos los poros de su piel supuren odio y rencor. ¡No es ese el Dios que yo conozco, ni el Islam en el que me he educado! ¿Cómo podría encontrar alguien la paz rodeado de tanta violencia? Cuando un musulmán entra en una la mezquita, se encuentra frente a sí una pared que no contiene nada. Un vacío como Qibla que deberá llenar con lo que lleva en su propio corazón. Pero debe tener cuidado, porque eso que lleva en su interior, dirigirá su vida.


Anuncios


play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/99182-no_queremos_a_esa_gente_aqui.html