webislam

Miercoles 18 Septiembre 2019 | Al-Arbia 18 Muharram 1441
686 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?=0

Del afecto entre los musulmanes

Dijo el profeta: El mejor de la gente es quien posee un corazón bueno y lengua que dice la verdad

16/03/2015 - Autor: Dr. Mohammad Al Harbi - Fuente: Cciar
  • 4me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Vínculo de hermandad entre los propios musulmanes
Vínculo de hermandad entre los propios musulmanes

Alabado sea Allah, el Sublime y Altísimo. Atestiguo que no hay otra divinidad excepto Allah, Único sin copartícipe alguno en esta vida y en la otra, y que nuestro Profeta Muhammad es su siervo y Mensajero. ¡Oh, Allah, bendice a Muhammad, a sus familiares, compañeros y seguidores hasta el Día del Juicio Final!

¡Oh, musulmanes! Os exhorto y a mí mismo a ser temerosos de Allah, Altísimo sea, pues quien Le tema, Él le será Protector y le buscará una salida para cada situación de adversidad.Y sabed que uno de lo smás excelentes propósitos del Islam es lograr el amor entre los musulmanes; dice Allah (SWT) en el Sagrado Corán: “Ciertamente los creyentes son todos hermanos entre sí; reconciliad pues a vuestros hermanos, y temed a Allah para que Él os tenga misericordia” (49:10)

Nuestro Profeta Muhammad (PyB) dijo: "Ves a los creyentes en su compasión, afecto y amabilidad mutuos, como un solo cuerpo; si una parte de él sufre alguna dolencia, el resto del cuerpo responde con desvelo y fiebre". Muslim

Así, pues, uno de los fundamentos para lograr este noble propósito es la insistente exhortación a que los corazones sean sanos de todo rencor y odio, y purificados de toda maldad y enemistad. Dice nuestro Señor, Enaltecido sea, describiendo a sus siervos creyentes: “Quienes les sucedieron dijeron: ¡Oh, Señor nuestro! Perdónanos, a nosotros y a nuestros hermanos nos han precedido en la fe. No infundas en nuestros corazones rencor hacia los creyentes ¡Señor nuestro! Tú eres Compasivo, Misericordioso”(59:10).

La salvación en la otra vida y el triunfo de ingresar en el Paraíso no son posibles sino con un corazón sano, libre de todo engaño, resentimiento y envidia, purificado de todo tipo de malignidad. Allah, Altísimo sea, dice en el Generoso Corán: “Ese día, de nada servirá la riqueza ni los hijos. Y sólo estará a salvo quien tenga el corazón exento de idolatría” (26:88-89)

El Profeta (PyB) fue preguntado acerca de quién es la mejor de las personas, y él respondió: "El mejor de la gente es quien posee un corazón bueno y lengua que dice la verdad. Se le preguntó: ¿Qué significa: corazón bueno? Respondió: Es el puro y limpio de toda falta y envidia". Ibn Maya

Ahora, prestad atención a este grandioso relato profético que debe ser para nosotros como una luz para nuestros corazones y un resplandor que orienta nuestras destinaciones y voluntades en un tiempo en que la Umma islámica se encuentra arrasada por una ola de cataclismos, divisiones y discordias.

Narró Anas, que Allah esté complacido con él: "Estábamos sentados donde el Profeta y él dijo: 'El próximo que entre es una persona que estará en el Paraíso'".

Entró entonces un hombre de los Ansar, de quien goteaba agua de su barba por el Wudu (la ablución) y llevaba sus sandalias en la mano izquierda. Al día siguiente, el Profeta dijo lo mismo y entró la misma persona en el mismo estado. Lo mismo sucedió el tercer día, sólo que cuando el Mensajero de Allah (PyB) se marchó, Abdullah Ibn 'Amer Ibn Al 'As siguió a este hombre y le dijo: "¿Me puedes dar posada por tres noches?", y el hombre accedió". Dijo Anas: “Abdullah contó que pasó tres noches en casa de esta persona y no vio que hiciera algún tipo de adoración extraordinaria, como hacer oración durante la madrugada. En la noche, antes de dormir, invocaba a Allah y lo enaltecía, y luego se dormía hasta la oración del Fayr. Sin embargo, Abdullah aclaró que no le había escuchado pronunciar algo inapropiado y dijo: "Cuando las tres noches estaban por terminar, le dije que yo quería saber la razón por la cual el Profeta dijo tres veces acerca de él: "El próximo que entre es una persona que estará en el Paraíso". Te pedí posada para ver de qué forma adoras a Allah para imitarte; sin embargo, veo que no haces nada más allá de lo obligatorio. Le mencioné que quería saber lo que él había hecho para merecer semejante honor y bendición".

El hombre le respondió que no hacía más de lo que lo había visto hacer, sólo que cuando iba a dormir su corazón estaba libre de cualquier sentimiento negativo hacia algún musulmán, no aborrecía a nadie y tampoco envidiaba los bienes que Allah dispuso para otro. Entonces, Abdullah dijo: "Esa es la razón por la que te mereces tanto honor y bendición y, al mismo tiempo, es algo muy difícil de hacer por parte nuestra'". Ahmed

¡Hermanos en la Fe! Sabed que uno de los mayores peligros para la religión del musulmán es que los corazones estén llenos de odio, rencor, envidia y engaño entre los mismos musulmanes; el Profeta (PyB) dijo: "Las puertas del Paraíso se abren los lunes y los jueves. Y todo siervo que no le asocia nada a Allah es perdonado, salvo el que esté enemistado con su hermano en la fe. Entonces, Allah, Altísimo Sea, dirá: ¡Aguardad a esos dos hasta que se reconcilien!". Muslim

Por eso, nuestra bandera en todos los ámbitos de la vida debe ser la palabra del Mensajero de Allah (PyB) quien nos enseñó que: "No cree ninguno de vosotros hasta que no quiera para su hermano lo que quiere para sí mismo". Es en ese momento cuando la Umma, individuos y grupos, podrá vivir en felicidad y bienestar.

¡Hermanos! También hay que tener sumo cuidado de no transmitir las palabras de los otros porque muchas veces eso perjudica enormemente el vínculo de afecto y afabilidad y provoca divisiones. A este respecto, el Profeta, con él sea la paz y bendiciones de Allah, dijo: "Ningún chismoso ni murmurador entrará al Paraíso". Al Bujari y Muslim

Evitad también las palabras obscenas porque generan sentimientos de hostilidad y aversión, y turban la pureza de los corazones. Pues, Allah (SWT) dice en el Sagrado Corán: “Exhórtales a mis siervos a hablar con respeto y educación, pues Satanás quiere sembrar la discordia entre ellos. Por cierto que Satanás es para el hombre un enemigo declarado”(17:53).

Evitad, hermanos, la discusión salvo si tenéis conocimiento, buena intención depositada en Allah y buenos modales a la hora de expresarse. Caso contrario, las disputas no hacen más que ocasionar discordias y desolación. Al Imam Malik, que Allah esté complacido con él, dijo: "La controversia endurece los corazones y causa resentimiento..."

Así que es necesario abstenerse, tanto a nivel de individuos, medios como sociedades, de entrar en discusiones que dan lugar a que haya odio y rencor.

Además, el musulmán no tiene que exagerar en las bromas, puesto que conducen a menudo al odio y a los actos reprobables, tal como dijo Omar Ibn Abdulaziz, que Allah lo tenga en su misericordia. El musulmán ha de tener confianza en sus hermanos en la fe; pues Omar Ibn Al Jattab, que Allah esté complacido con él, dijo: "No tomes la palabra que sale de la boca de un hermano en la fe como mala, y cuando se dé la posibilidad de verla positivamente, tómala entonces como positiva".

Si a veces guardas en tu corazón algún reproche por alguna actitud de tu hermano, deberías llamarle la atención sobre ello con buenas palabras. Pues, se suele decir que: "El buen reproche es como las delicias de quienes se tienen afecto mutuo, y una prueba de que la cordialidad sigue reinando".

¡Siervos de Allah! Sabed que uno de los peores males que afectan a las sociedades islámicas y llenan los corazones de odio y animosidad es el amor por la fama y la preocupación por el poder y el liderazgo. En este sentido, Al Fudail, que Allah lo tenga en su misericordia, asevera que: "No hay quien desee la supremacía sin que sienta envidia, actúe con iniquidad, persiga los defectos del prójimo y aborrezca que alguien sea mencionado por algo bueno".

Por lo tanto, ¡hermano musulmán! debes estar complacido con lo que Allah te otorgó, porque es ahí donde radica la clave de la integridad y la salvación. Dice Allah (SWT): “No codiciéis lo que Allah ha concedido a unos más que a otros. Tanto los hombres como las mujeres recibirán su merecido. Pedid a Allah que os conceda su favor. Allah es conocedor de todas las cosas”(4:32)

¡Quiera Allah bendecirnos con el Grandioso Corán y beneficiarnos con la guía de nuestro Profeta Muhammad! Pedid perdón a Allah por vuestras faltas y volved a Él arrepentidos; Él es Indulgente, Misericordioso. Ciertamente Allah y sus Ángeles bendicen al Profeta. ¡Oh, creyentes, Pedid bendiciones y paz por él!

Viernes 22 de Yumadah Al 'ula de 1436 H. acorde al 13 de marzo de 2015
Traducción de la jutba pronunciada por el Dr. Mohammad Al Harbi
Mezquita del Centro Cultural Islámico “Custodio de las Dos Sagradas Mezquitas” Rey Fahden Buenos Aires, Argentina.

Anuncios
Relacionados

La ayuda en la virtud es un modal de los modales del Islam

Artículos - 21/05/2011

El Islam es todas las religiones

Artículos - 02/02/2001

Jutba de los conversos

Artículos - 08/03/2002


1 Comentarios

Arbiya García dijo el 18/03/2015 a las 05:17h:

Excelente y bello artículo.


Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/99154-del_afecto_entre_los_musulmanes.html