webislam

Viernes 18 Octubre 2019 | Al-Yuma 18 Safar 1441
636 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?=0

Guenón, Schuon y la tradición metafísica

Metafísica tradicional y metafísica moderna

12/03/2015 - Autor: Prof. Yahia ibn Said Al Andalusi - Fuente: Tarika Shadzilia en Argentina
  • 3me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Rene Guenon en El Cairo.
Rene Guenon en El Cairo.

Tradición y modernismo

Los griegos, aún con sus visiones en apariencia antagónicas en Aristóteles y Platón, habían tomado el rumbo correcto en su apreciación del ser. La filosofía helénica, entendió con claridad que el ser supera lo inteligible por la razón, y que las masas incultas no pueden acceder a una comprensión cabal del ser en sí, sino que el hombre-masa, en la tradición helénica y medieval ,“el simple”, no tiene en realidad una conciencia acabada de qué es. Con el renacimiento, bajo la apariencia de un rescate de la tradición clásica europea, en realidad solo se comenzó su funeral, que consumó el iluminismo. Salvo alguna excepción como el brillante pensamiento de Ortega y Gasset, nadie en occidente pudo captar la fuerza de la metafísica tradicional, y mucho menos de lo tradicional en sí, y de las consecuencias prácticas que tiene para el pensamiento la fuerza de lo trascendente. Fue Schuon, el brillante discípulo de Guenón, quien expuso estas consecuencias prácticas1, pero fue Guenón el que presentó a occidente la tradición que el iluminismo había ocultado.

Así occidente fue cortando todo lazo con lo trascendente, replegándose sobre sí mismo en la soberbia del racionalismo y convirtiendo su propia tradición en un fósil. Guenón miró solo donde era posible mirar, a la tradición más cercana y vinculada a Europa, porque había puesto un pie en Europa: la tradición islámica que, a pesar de la cercanía intelectual, parece hoy al hombre-masa moderno, e incluso a algunos académicos, “otra tradición”; pero es en realidad la cristalización y la elaboración completa de la tradición Abrahámico-sinaítica, que Europa dejó desvanecerse con su culto a la razón. Guenón aparece entonces a declarar: no, no es el modernismo la evolución de nada, sino el desastroso resultado de lo que occidente no supo cuidar, y lo rescata, rescata el espíritu tradicional que en Europa quedó sepultado bajo desechos industriales, y lo hace desde una fuente no humana, La Fuente por antonomasia, la revelación y el lazo trascendente con lo sagrado, que en la pluma de los autores musulmanes se mantenía con fuerza arrolladora.

Tradicionalismo y modernismo, la cuestión científica actual 

Asi como Hegel definió hace casi 300 años la “cuestión científica actual” como la estética, luego de que su sistema se afirmó, se volteó patas arriba con Marx, y fue objeto de burla de Nietzche, indirectamente. Hoy el asunto del ser que es ser porque percibe, podría ser otra forma de repetir la célebre frase de Ortega y Gassett, “yo soy yo y mi circunstancia”.

Pues bien, Guenón viene a presentar a occidente una riquísima elaboración metafísica que se “coció” en oriente y en norte de Africa durante un milenio y medio, desde la promulgación del Islam más exactamente.

Así Europa, la Europa del iluminismo, que endiosó al ser humano y la razón desde el renacimiento a la modernidad, recibió de pronto la avalancha de la metafísica tradicional. Con ella, la Europa intelectual fue afectada por una elaboración muy superior, y quedó expuesto que gran parte el humanismo europeo era un plagio, una mala copia de otra tradición; basta para comprobar esto leer la Mukadimat de Ibn Jaldún, para comprobar que toda la obra de Jean Paul Sartre es un plagio, que todo lo que hoy llamamos “existencialismo” y es objeto casi excluyente de la filosofía y la metafísica occidental moderna, ya era objeto de elaboración en el Islam un milenio y medio antes.

Abdel Wahib Yahia el último hombre tradicional

Por supuesto, la elaboración de Abdel Wahid no es original, su gran mérito es sin duda la presentación a occidente de la filosofía que alumbró la civilización islámica en oriente.

Parece casi obligado citar al menos algunos de quienes fueron los sabios que desarrollaron la metafísica del ser que recoge Guenón.

En primer lugar, vale la pena mencionar a Abdul Hamid Al Ghazzali (m. 1111) de Jorasán, que bajo el mecenazgo del Visir Seldjúchi Nizar Al Mulk, desarrolló una resolución efectiva para el asunto de la estética, en el siglo 12, Al Ghazzali determina la imposibilidad de confiar en los sentidos, y va mucho mas allá, Al Ghazzali habla detalladamente de los sentidos internos, trascendentes, puramente metafísicos, y cómo su elaboración, junto con la poesía de Rumi es la piedra angular de la metafísica islámica, Guenón bien puede ser visto como un revitalizador  y propagandista de la genuina y primera metafísica tradicional.

Por añadidura, el orígen de esta elaboración que toma Guenón y presenta magistralmente a occidente, al provenir de la revelación, tiene, como afirmaría Guenón, un origen supra-humano, Divino.

Contenedor y contenido

El contenedor de la elaboración metafísica que presenta Guenón, es, como dijimos la obra de Al Ghazzali, Rumi, ibn Jaldún, Mulla Sadra, ibn Ruschd, pero tanto el contenedor, la forma tradicional de la elaboración islámica, como el contenido, devienen de la revelación del Corán, sin la cual, el medio oriente hubiese permanecido al margen de toda elaboración intelectual seria.

En qué consiste la metafísica es en sí un gran problema, Heidegger intentó responder esto en su breve pero célebre “qué es la metafísica”, Guénon expone magistralmente lo metafísico como “aquello que no se puede definir, por su condición de Ilimitado e Inexpresable, así como que su conocimiento es puramente suprarracional, intuitivo y directo, acción del Intelecto Trascendente, y de naturaleza no humana”. Todo lo relativo al orden de los fenómenos, ya sean físicos o psíquicos, escapa a la visión metafísica constituyéndose en momentos como obstáculos en el camino. Lo metafísico entonces, desde una perspectiva tradicional, corresponde a la Realidad que origina, contiene y reabsorbe lo cosmológico, a la vez que lo trasciende en su eternidad e infinitud. El conocimiento metafísico reside así en la región de los principios universales o arquetipos divinos (próximos a los que Platón aludía) que van “más allá” de la creación, en el sentido de mundo o manifestación.

Esta concepción no es novedosa como no lo es nada en Guenón, ya que siendo el campeón de la tradición, Guenón es un retransmisor del acervo intelectual tradicional, no un innovador.

A modo de conclusión, podemos afirmar que la elaboración tradicional europea (y de allí que Guenón opte por afiliarse a la tradición islámica) resultó enferma de modernidad, tan débil y escuálida al comenzar el siglo XX, que quedó aplastada por el peso de la tradición que se había gestado en oriente.

El occidente modernista, solo quedó como un resguardo de una visión humanista y materialista, por definición modernista. La genuina metafísica, queda entonces en lo tradicional, de esto el enorme valor de Guenón.

 

1- ver F. Schuon “Castas y razas”


Anuncios


1 Comentarios

Horacioteodoro Parenti dijo el 13/03/2015 a las 11:48h:

Rene Guenon se olvidò o, màs probable, no conocia la metafisica del Ser de Sto. Tomàs de Aquino, que supera y perfecciona toda la tradicion griega y la musulmana, hasta Averroes.


Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/99104-guenon_schuon_y_la_tradicion_metafisica.html