webislam

Domingo 22 Septiembre 2019 | Al-Ajad 22 Muharram 1441
731 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?=0

La curación de las heridas

¿Qué posibles similitudes podrían existir entre un ser humano y un árbol?

13/03/2015 - Autor: Mahmut Celiker - Fuente: Revista Cascada
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación


Las heridas abiertas de los seres humanos y de los árboles están sujetas a las mismas leyes y se curan de manera similar.

¿Qué posibles similitudes podrían existir entre un ser humano y un árbol? Curiosamente, las heridas abiertas de los seres humanos y de los árboles están sujetas a las mismas leyes y se curan de manera similar.

¿Te has preguntado qué tipo de similitudes existen entre la piel humana y la corteza de un árbol?

Los árboles están sujetos a lesiones mayores y menores al igual que los seres humanos. Estas lesiones pueden ser el resultado de una rama rota, del ataque de insectos, daños causados por otros animales, incendios, y daños relacionados con el ser humano. Estos tipos de lesiones pueden hacer que una planta se infecte hasta provocar su descomposición y dañar sus tejidos conductores -como el floema (nutrientes) y el xilema (agua)- a causa de microorganismos e insectos (bacterias, hongos, parásitos)

La secreción de líquido en las heridas y el desarrollo de tejido cicatrizante

El suero sanguíneo es secretado en las heridas humanas, mientras que fluidos del tipo de la goma y la resina se secretan en varios árboles. El suero desempeña un papel importante en la esterilización de la herida, junto con la coagulación sanguínea. Los mecanismos de defensa de los árboles implican la secreción de diferentes fluidos (resina en las especies de Coníferas, goma en los árboles de hoja ancha) que se sintetizan a partir de la composición de diversos productos químicos. La característica más importante de estos fluidos es que, mediante una cobertura química especial, pueden proteger la herida de organismos tales como bacterias, hongos e insectos que son potencialmente perjudiciales para el árbol. Estos fluidos tienen también una fase de coagulación como ocurre con el suero humano; se coagulan y solidifican después de la secreción desencadenando un proceso de curación biológica, cubriendo físicamente el área dañada.

En los seres humanos las heridas se curan con nuevas células del tejido conectivo (fibroblastos) y en los árboles por el callo. La curación de la herida después de la coagulación se lleva a cabo mediante la proliferación de células en esa zona (epitelización). Primero, las células epiteliales cubren la herida mediante su proliferación. El nuevo tejido conductor se desarrolla durante este proceso. A continuación, los fibroblastos que se encargan de la curación de las heridas se transfieren a través de este tejido conductor coagulado. Los fibroblastos sintetizan la proteína del colágeno formando la estructura de la fibra necesaria para la curación de la herida. El área lesionada se cubre con ella y, con el tiempo, recobra su estado original en función del tamaño de la herida.

En cuanto al árbol, la curación se produce a través de la oportuna reproducción, transformación y maduración de las células parenquimatosas que componen el callo, cuando sólo una parte de la corteza del árbol está dañada. Las células parenquimatosas se fusionan unas con otras formando una gruesa elevación de tejido del callo alrededor de la herida. Al final, estas se activan para el desarrollo de unos nuevos y sanos cambium y corteza. El tejido del cambium es responsable del crecimiento vertical y lateral del árbol, de manera que es de vital importancia que no sufra ningún daño. Este tejido, en la época de crecimiento avanza desde los bordes de la herida hacia el centro hasta conseguir una curación completa. La eficiencia productiva de la parte interna del árbol puede acelerar o ralentizar el proceso de curación tal y como ocurre con los seres humanos.

En realidad, todos los seres vivos son creados con una vestimenta adecuada para su entorno de manera que sus cuerpos puedan estar protegidos de los factores negativos del mundo exterior. Los organismos están protegidos de muchos daños físicos (mecánicos, temperaturas extremas, luz, etc) y de efectos químicos, mediante esta vestimenta perfectamente otorgada como manifestación de la compasión divina en el universo, como en el caso de las heridas de las personas, animales y plantas, que están sujetas a leyes similares que se encuentran en la naturaleza.


Anuncios



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/99062-la_curacion_de_las_heridas.html