webislam

Domingo 31 Mayo 2020 | Al-Ajad 08 Shawwal 1441
4881 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?=0

Las estaciones o niveles en el trabajo del murid. Cuaderno de trabajo sufí

Charlas con Sheij Mohammad Abdullah

26/02/2015 - Autor: Sheij Mohammad Abdullah - Fuente: Webislam
  • 1me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

 

عوذُ بِٱللَّهِ مِنَ ٱلشَّيۡطَٰنِ ٱلرَّجِيمِ
بِسْمِ اللهِ الرَّحْمنِ الرَّحِيمِ

 

El gran Sheij y el Pir de nuestra tariqa, Adbul Qadir al Yilani, dijo en su libro Los secretos de los secretos, “El amor Divino no se puede adquirir hasta que el enemigo dentro del cuerpo muere.  El cuerpo debe ser limpiado del nafs (el ego o ser bajo) para progresar del nivel de ammara (el nafs exigente el primer nivel) al nivel lawwama (el nafs auto-critico el segundo nivel) y al nivel mulhama (el nafs inspirado el tercer nivel).  Necesitas ser limpiado de las conductas animalistas, especialmente la gula, de tomar demasiado, de dormir excesivamente y del involucramiento en actividades no útiles. Paso siguiente, debes deshacerte de características como el enojo y beligerancia… Debes dejar toda forma de conducta que se considera conducta de Shaytán (Satán), como jactarse, celos, rencor, venganza, etc.  Más, tienes que protegerte contra enfermedades y mantenerte limpio. La persona que se ha purificado de esta forma está perdonada de los principales pecados. Él estará dentro de los creyentes  arrepentidos, limpios y puros.  n el Corán hay un ayat en que Allah wa taála, (el más altísimo), dice:

Allah ama a los arrepentidos.  Él ama a los que se purifican’.  (Baqara 2:222).

También el Corán dice: “Allah acepta el arrepentimiento y hace caso omiso a los errores de los que piden perdón sinceramente” (42:25).  Y también: “…Excepto aquellos que se arrepienten, lleguen a creer y hagan buenas obras: pues a esos Dios les transformará sus malas obras previas en buenas --ya que Dios es en verdad indulgente, dispensador de gracia, y ya que quien se arrepiente y en adelante obre rectamente se ha vuelto a Dios de verdad en ese acto de arrepentimiento.  Y sabed que los siervos sinceros de Dios son sólo aquellos que nunca dan testimonio de lo que es falso, y que, cuando pasan al lado de gente ocupada en las frivolidades, pasan de largo con dignidad; y los que, cuando se les recuerdan los mensajes de su Señor, no se abalanzan sobre ellos como si fueran sordos y ciegos…” (Al-Furcán 25:70-73).

Más adelante el Sheij Abdul Qadir al-Yilani dice: “Otro consejo, pide a Allah que aniquile la existencia que tú te atribuyes a ti mismo.  Este hal (estado de ser; situación; estatus) se llama inaba (conversión; arrepentimiento sincero).  Inaba es dejar todo excepto la esencia de  Allah atrás y regresar a Él.  Además, significa acercarse a Él y fijar Su semblante. Nuestro Profeta, la paz sea con él, dijo lo siguiente: ‘Allah tiene algunos siervos que sus cuerpos están en la tierra y sus corazones están bajo el Trono’.  La razón por la que sus corazones estén bajo el trono es porque en el mundo material uno no puede ver la Esencia Divina. Los atributos de la Esencia Divina (la manifestación de la esencia) se puede ver en el espejo del corazón…  Qalb (el Corazón) es el espejo de las manifestaciones del atributo Jamal (belleza)…”.

Muchas veces los que luchan en la senda espiritual llegan a un punto de estancamiento, un estado de casi apatía en que no ven la razón de continuar o se sienten casi deprimidos tanto del mundo como es, como de sí mismos y su estado general.  Es como en el mundo de la gente promedia; aunque uso movimientos terapéuticos para aliviar la depresión emocional en mis estudiantes, las personas que sufren de depresión no tienen la energía o ganas para hacer lo necesario para recuperarse.  En el campo espiritual, hay métodos bien planteados por profetas y maestros que exponen plenamente tanto las posibilidades espirituales del ser humano como los pasos a seguir sin embargo, el nafs así como el ejército de Shaytán nunca dejan de trabajar obstaculizando nuestros esfuerzos hasta que podemos llegar a descreer que hay metas más allá de este mundo material.

Por eso les digo que, aunque no podemos llegar a la cercanía de Dios por leer o, como dijo Rumi, un burro cargado de libros no es más que un burro, leer los consejos de las personas que han experimentado altos estados de ser o consciencia nos ayuda, motivándonos a continuar la lucha.  Leyendo los sagrados escritos también es esencial para guiarnos a la senda recta siempre y cuando pasas tiempo meditando y buscando los significados más profundos.  En eso tienes la ayuda de un sheij pero me sorprende que tan pocos estudiantes aprovechen eso o tal vez tienen poca curiosidad.

Lo que dice el Sheij Abdul Qadir es que hay niveles de purificación o desarrollo del nafs. Habla de los primeros tres niveles en que podemos llegar a recibir guía directa de Dios y llegar a ver la esencia de Dios en todo. Ah, pero no es por magia, todo tiene su precio. El Sheij no dice nada que no hayas antes sabido ¿no? Los profetas de todos los tiempos han dicho lo mismo. Moderación en todo, no comas demasiado, no duermas demasiado y trabajar en eliminar las emociones negativas.

El sheij sigue con un punto muy importante: pedir la aniquilación de nuestras ideas de quiénes somos y nuestros atributos. Un primero punto es pedir. Debemos pedir la ayuda de Allah para todo, especialmente la fuerza necesaria para conquistar el nafs ammara, el ego y nuestras inclinaciones negativas y las tentaciones dañinas del mundo común. ¿Crees que puedes hacerlo sólo? No, no puedes. Pero, si pides ayuda, Allah te ayudará. Dar el primer paso es primordial. El Corán dice que Allah no ayuda a un pueblo hasta que ellos empiezan a ayudarse a sí mismos. También Allah dice que, cuando un siervo de Él empieza a caminar hacia Él, Él empieza a correr hacia el siervo. Pedir ayuda es el primer paso hacia Dios, es como encender el motor, sólo que el motor está oxidado y tenemos que dar vuelta a la llave una y otra vez – pedir y pedir y pedir ayuda.

Todos tenemos una “imagen de ser”, unas ideas de quiénes somos. Créeme, son puras tonterías.  También, especialmente la gente que no está activamente buscando a Dios, tiene la idea de que puede hacer cosas cuando, en realidad, no podemos hacer nada, todo lo que hacemos, lo hacemos con poderes de Dios prestados. Sólo podemos decidir cómo vamos a usar los poderes y habilidades prestadas – de forma correcta o incorrecta, de la forma que va a abrir los sentidos interiores y exponer las realidades multi-dimensionales de este mundo o cerrar la visión aún más y hacer nuestro mundo cada vez más pequeño y limitado.

Trabajo:

Lee las biografías de los grandes sufíes o gente iluminada de cualquier religión o camino espiritual.  Si no has leído la biografía de Profeta Muhammad, hazlo ahora.  Presta atención a lo que dice el Sheij Abdul Qadir al Yilani arriba. Un sufí no está esperando morir para ver las realidades del mundo, universo y la existencia.  El Profeta Jesús hablaba del Reino de los Cielos – no estaba sólo hablando del cielo “arriba” o después de morir, sino de un estado de consciencia aquí mismo en la tierra.  Haz de eso tu meta y ponte a trabajar.  “El amor Divino no se puede adquirir hasta que el enemigo dentro del cuerpo muere”.  Continuaremos inshallah.

Salam y wadud,     

Sheij Mohammad Abdullah
La Tariqa Sufí Islámica Qadiri-Rifai Ansariyya
mojamadabdula@gmail.com
Skype: mojamad.abdula
mohammad.abdullah.18041@facebook.com

Anuncios



play
play
play
play
play
play
play
play

 

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/98638-las_estaciones_o_niveles_en_el_trabajo_del_murid_cuaderno_de_trabajo_sufi.html