webislam

Martes 21 Enero 2020 | Az-Zulaza 25 Jumada Al-Auwal 1441
473 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?=0

Quince años de Religiones por la Paz en El Salvador

Nuestra mística de trabajo está basada en el principio común a todas las religiones, de que el principio esencial del creyente es el amor

13/02/2015 - Autor: Dr. Armando Bukele Kattan - Fuente: web
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación


Consejo de Religiones Por La Paz - Capitulo El Salvador

El mundo entero –y nuestro querido país no es una excepción– no es lugar de armonía, comprensión y tolerancia, sino todo lo contrario. Es vivero de división, de violencia, de desunión, de guerra, de destrucción, de injusticia, de intransigencia; de pleito constante de todos contra todos. Como yo he dicho antes en otros programas de Aclarando Conceptos: nos encontramos permanentemente, comiéndonos los unos a los otros.    

Dios nos quiso hacer diferentes, pero tenemos que saber administrar nuestras diferencias. Nos hizo también seres sociales y tenemos que aprender a vivir en convivencia. Tenemos que aprender a vivir en paz.

El Gran Maestro Mahatma Ghandi decía: No hay camino para la paz, la paz es el camino.

Hans Küng, teólogo e historiador de las religiones, colega y amigo durante años del Cardenal Ratzinger (hoy Papa Emérito Benedicto XVI) en la Universidad Alemana de Tubinga, manifestó sus famosas frases programáticas: “No habrá paz entre naciones, sin paz entre las religiones. No habrá paz entre las religiones sin diálogo entre las religiones. No habrá dialogo entre las religiones si no se investigan los fundamentos de las religiones". Y a eso agrega: "El problema que se presenta es el fanatismo religioso, el cual se encuentra en algunos miembros de todas las religiones y también entre algunos de los que no creen en ellas. Si no aprendemos a conocernos y a ser amigos, la confrontación se produce. Muchas veces la intolerancia viene de que no nos conocemos y de la ignorancia que tenemos de los demás; incluyendo en el tema religioso, de las otras religiones, y nos dejamos llevar por la propaganda distorsionada internacional, cuyo plan de las potencias hegemónicas, es hacer negocio, y eso empieza por dividir a las naciones y dentro de ellas, a los individuos entre sí. Como bien dice el refrán: en río revuelto, ganancias de pescadores".     

Tanto más necesario se hace, que los dirigentes religiosos orienten a sus seguidores en un camino de paz y tolerancia; y antes que eso, traten de obtener un sólido y adecuado conocimiento mutuo; porque muchas veces la  ignorancia revestida de sabiduría, es la causa primera de la intolerancia.

Debemos recordar las palabras de Albert Einstein:

“El mundo no está amenazado por las malas personas, sino por aquellos que permiten la maldad”.

El Consejo de Religiones por la Paz se constituyó en El Salvador para evitar esta intolerancia religiosa; para buscar los puntos de concordia entre nuestras diferencias; empezando con el acercamiento, tolerancia, solidaridad y hermandad entre los líderes religiosos de las diferentes denominaciones; para luego, como buen ejemplo, se traslade a los demás miembros de nuestras Comunidades. Ya lo hemos hecho y lo seguiremos haciendo. Dejando a un lado el sectarismo fanático y el dogmatismo ciego; trayendo un poco de unión, en nuestro mundo en crisis y nuestro país dividido y confrontado. Como una demostración manifiesta de paz, para ser puesta como ejemplo y referencia a nivel mundial.

Fuera de ello, estamos concientes que el amor de Dios se complementa con el amor a la Patria; así que mejorar nuestras relaciones internas no es suficiente. Debemos tratar de colaborar en la solución de la problemática nacional con crítica constructiva y predicando con el ejemplo. La sumatoria de las acciones positivas en absoluta convergencia, nos da un comportamiento colectivo ejemplar.

Pedimos a Dios, que esta tolerancia religiosa, se transmita a otros sectores de la vida nacional, incluyendo la política.

Las iglesias de todas las denominaciones en El Salvador están para guiar a la otra vida en forma positiva a sus correligionarios; pero también para velar por ellos en ésta y para ayudar a todos nuestros hermanos necesitados, aunque sean de otras religiones; ya que son también ellos, nuestro prójimo.

Menos mal que en el Siglo XXI, en todo el Mundo, se fomentan voces ecuménicas de Unidad en la Diversidad, buscando la Alianza de Civilizaciones; en lugar del Choque de Civilizaciones. En nuestro país, esta Alianza de Civilizaciones se encuentra representada por el Consejo de Religiones por la Paz, capítulo El Salvador;  integrada por las religiones: Católica, (una y Santa, pero en sus diferentes manifestaciones ) Episcopal Anglicana, Luterana, Reformada Calvinista, Bautista Enmanueliana; Cristiana Enmanueliana (Evangélica), Religiones Originarias, Bahai, Budista, Judía y Musulmana.

Estamos íntimamente ligados internamente y mantenemos énfasis en las instancias mundiales de cada una de las religiones; con la Conferencia mundial de Religiones por la Paz; con el Consejo Mundial de Iglesias CMI; la GNRC  (Global Network of Religions for Childrens); con la Organización de las Naciones Unidas, la Unión Europea y Gobiernos específicos; y hemos recibido el apoyo y beneplácito de líderes políticos y religiosos mundiales.

Nuestra mística de trabajo está basada en el principio común a todas las religiones, de que el principio esencial del creyente es el amor. Básicamente: amar a Dios sobre todas las cosas y al prójimo, como a ti mismo, por amor a Dios.

Su esencia puede resumirse en los siguientes mensajes:

1- La intolerancia religiosa es generalmente una fuente de violencia. La cooperación multi-religiosa puede ser una fuerza y todavía más poderosa para la paz.

2- Religiones por la Paz está basado en la creencia que la paz es más que simplemente la ausencia de guerra. Es una condición de entrega total y armonía, que abraza con amor todos los aspectos de la vida humana.

3- Religiones por la Paz, promueve la reconciliación y el trabajo conjunto entre las religiones, para resolver los problemas de la humanidad, dando los mejores esfuerzos en orden de promover el desarrollo de la vida humana, su dignidad y su justicia.

4- Religiones por la Paz, asiste a las Comunidades en esfuerzos comunes para la construcción de la paz, y el establecimiento de una cultura de paz.

5- Religiones por la Paz considera que si bien la transformación interior individual es el camino inicial que hay que recorrer; mejorarse a sí mismo, sin intentar ayudar a los demás es egoísmo, así que la atención a las Comunidades es un principio esencial, no sólo por sus necesidades espirituales; sino también por sus necesidades materiales.

Tenemos que trabajar para esta vida y también para la otra. Realizando trabajos teóricos de investigación y también trabajos prácticos, de alto contenido social.
El Amar a Dios sobre todas las cosas, tiene que completarse con el amor a nuestro prójimo, como a nosotros mismos, por amor a Dios.

Hemos realizado un planteamiento religioso de unidad en la diversidad, para la defensa de nuestras creencias en un solo Dios y nuestros principios religiosos y morales comunes.

Tenemos que potenciar lo que nos une y minimizar nuestras diferencias, administrándolas sabiamente.

Aunque Religiones por la Paz se encuentre en muchos países del Mundo y por ende en muchos países de nuestra América hermana, es según muchas organizaciones afines,  fuera de Religiones por la Paz  y adentro de ella; que somos como capítulo El Salvador, el mejor representativo del América Latina; somos un grupo de trabajo unido, permanente y armónico, donde la diversidad no  nos desune y enfrenta, sino que reúne las fuerzas , convergiéndolas en una fuerza mayor; y la paz, la solidaridad y la hermandad se mantienen. No somos una organización temporal, ni mucho menos, coyuntural. Nacimos el 6 de febrero de 2006 y ya cumplimos 9 años ininterrumpidos. Somos ejemplo para los otros capítulos en América Latina; y para que el Mundo vea que no solo la confrontación religiosa debe ser la norma y peor aún, nuestro destino; sino que, llevarnos como amigos y hermanos, también es posible, y un camino más seguro.

Al menos en la Religión, El Salvador no confronta. Ojalá, quiéralo Dios, que los demás sectores no confronten permanentemente entre sí y tomen nuestro ejemplo. Nosotros no aceptamos banderas políticas en nuestro movimiento, como tampoco nos agrada que movimientos políticos, tomen banderas religiosas.

No somos fanáticos; y no mantenemos divisiones sectarias; amamos a Dios sobre todas las cosas y a nuestro prójimo, como a nosotros mismos, por amor a Dios.  

Y amamos y defendemos a nuestro querido país El Salvador y a nuestro pueblo.

Nos reunimos periódicamente en diferentes series religiosas regularmente cada mes y adicionalmente cuando hay jornadas especiales de trabajo. La primera reunión fue la iglesia Episcopal Anglicana el 6 de febrero 2006. La última, la Nº 114, en el Centro Islámico, contiguo a la mezquita Dar Ibrajim (la casa de Abraham), realizada hace unos días, el jueves 5 de febrero de 2015, en la víspera de cumplir 9 años de trabajo permanente. La próxima, Dios mediante, será en la Sinagoga de la Comunidad judía.
Que el Dios Uno y Único, el Dios de todo, todos y todas, nos ilumine y nos proteja y derrame Paz, su Misericordia y sus Bendiciones a todo nuestro adolorido pueblo.


Anuncios



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/98247-quince_anos_de_religiones_por_la_paz_en_el_salvador.html