webislam

Miercoles 20 Noviembre 2019 | Al-Arbia 22 Rabi al-Auwal 1441
1475 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?=0

Progreso es igual al desequilibrio a progreso

Las leyes fundamentales en equilibrio con la naturaleza

02/02/2015 - Autor: Centro Islamico Árabe Salvadoreño - Fuente: web
  • 1me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación


Naturaleza Don de Dios

Todo progreso para que sea verdadero progreso debe estar acorde con las leyes fundamentales y en equilibrio con la naturaleza.

Es decir, que la naturaleza puede aprovecharse con la inteligencia y sensibilidad del ser humano; ya que podemos valernos de sus leyes para nuestro propio beneficio. El hombre como parte de la naturaleza puede por vocación, convertirse en su amo. Pero utilizando la armonía, concordancia y correspondencia.

Todo está gobernado por la Ley Universal y la gran diversidad de leyes no son más que manifestaciones diversas de la única gran ley. La ley que es del todo: y que proviene de Dios. Nada está fuera de la ley. Nada es correcto si se intenta ponerse en contra de ella. Ni siquiera un átomo deja de estar presente en la sabiduría de Dios; que hasta los cabellos de nuestra cabeza están contados como dicen las Santas Escrituras: Si el mar se convirtiera en tinta para escribir las palabras de Dios, el mar se agotaría antes de que concluyeran sus palabras (ya que son infinitas).

El hombre puede utilizar la Ley superior para manejar las leyes inferiores. Lo superior prevalecerá contra lo inferior. Pero ir en contra de la ley y de las leyes naturales que de ella se derivan, es estar condenado al fracaso, a pesar de los aparentes aciertos que se vean a corto plazo. Podemos mencionar muchos ejemplos que confirman lo anterior, pero bastará con 2: aún Tony Blair, 1er Ministro del Reino Unido, que se ha distinguido por tomar posiciones radicales en situaciones bélicas, manifestó: Sí no corregimos el efecto invernadero, y no detenemos el calentamiento global, los efectos a mediano plazo sobre nuestro planeta serán más devastadores que una conflagración bélica mundial: con el derretimiento de los glaciares –entre otros efectos negativos– y la subida considerable del nivel de los océanos, lo que sumergiría a la mayoría de los grandes centros urbanos, que se encuentran al nivel del mar.

Otro estudio indica que debido a la alta contaminación de los océanos (incluyendo la contaminación radioactiva) ya hay zonas más contaminadas donde se limita el consumo de pescado a un máximo de una vez por semana y se calcula –de seguir así, que todos los océanos estarán totalmente sin peces para el 2041, etc., etc., etc.

El ser humano necesita los conocimientos que le dan una visión general del mundo; la facultad de comprender el medio en que se vive; la ciencia y la técnica que lo hacen desarrollarse y gozar de los adelantos y las ventajas del progreso; pero también necesita una moral, una visión de futuro; una conciencia ecológica y una espiritualidad manifiesta. Si bien es cierto que el pan se necesita (esto es lo material), el mensaje bíblico se complementa con “no sólo de pan vive el hombre”. Tiene asimismo que mantener: una realidad presente (la razón de ser); una visión de futuro y una tradición.

Tenemos que ser guardianes de la tradición; pero al mismo tiempo, instrumentos de renovación. No podemos ser un simple reflejo de las cosas muertas, ni seres autómatas y por consiguiente, sin vida, repitiendo lo que otros –y generalmente de afuera– nos imponen. Curiosidad nueva para todas las cosas nuevas; pero también tradición e identidad.

Y tenemos que tener inteligencia y conocimiento y también sagacidad.

No podemos estar diciendo sí a todo; ni tampoco debemos decir siempre no, a toda la ayuda que nos ofrecen. Tenemos que analizar cada caso; y decidir si lo aceptamos; lo rechazamos o lo adaptamos, esto último, un sí, con reservas. Ejemplos:

…Materiales de desechos botados en nuestro mar territorial; uso de nuevos materiales; exploración de nuestro lecho marino; nuevos proyectos de desarrollo; alimentos donados; centro de biotecnología agropecuaria para América Latina; forma de mejorar la cosecha de granos básicos (ojo con los transgénicos); instalaciones fabriles; préstamos; proyectos energéticos; industrias de extracción; “consejos internacionales”; “consultorías externas”; nuevas legislaciones, etc., etc., etc.

No nos deslumbremos por todo lo que nos ofrecen. Ni tampoco nos convirtamos siempre en “conejillos de Indias”; ni nos sintamos inferiores, por nuestra aparente pequeñez…

La transferencia irrestricta de tecnología moderna de los países industrializados al Tercer Mundo, puede provocar más problemas de los que resuelve.

A partir de la Revolución Industrial, el desarrollo tecnológico ha llevado a sustituir el trabajo humano por capital y energía en el proceso de producción de bienes y servicios. Esos factores son escasos en el mundo en desarrollo y lo hacen más dependiente y se olvidan del factor humano, sumamente abundante.

América Latina en general y nuestro país en especial necesitan de una nueva estrategia de desarrollo para dar solución a los 4 enormes desafíos que enfrenta la región:

1- Aumento en la producción de alimentos.

2- Aumento en las fuentes de energía.

3- Aumento en la disponibilidad del agua potable.

4- Aumento en las oportunidades de empleo y beneficio social.

Nuestro desarrollo dependerá especialmente de nuestra propia capacidad en aprovecharnos al máximo de la tecnología importada y desarrollar una propia; en la absorción de la tecnología importada en el más rápido tiempo y en la preparación de técnicos locales.

El subdesarrollo del Tercer Mundo es una lógica secuela del desarrollo del Mundo Industrial, basado especialmente en el desequilibrio cada vez mayor entre importaciones y exportaciones, con el consiguiente endeudamiento y en la variación extrema de los términos de intercambio: nuestras materias primas bajan de precio y nuestras importaciones se encarecen.

Sin embargo, corresponde a las naciones emergentes desarrollar un plan de desarrollo, diferente a los parámetros del mundo industrial y adecuado a nuestra realidad. De esa forma se podrá utilizar el desarrollo tecnológico importado, minimizando los efectos secundarios negativos.

Un último concepto:

La Humanidad debe progresar –no podemos volver al hombre de las cavernas– pero todo progreso –para que sea verdadero progreso– tiene que estar acorde con la naturaleza, como toda ley científica enunciada tiene que estar en concordancia con las Leyes Universales. De esa forma, los efectos podrían prevenirse por sus causas y no, cuando sea, demasiado tarde.


Anuncios
Relacionados

Energía, ecología y conciencia. Conferencia de Pedro Prieto

Agenda - 24/11/2014

Primavera árabe

Poesía - 27/12/2014

¿Renacimiento o destrucción de la Humanidad?

Artículos - 03/04/2015



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/97504-progreso_es_igual_al_desequilibrio_a_progreso.html