webislam

Martes 18 Febrero 2020 | Az-Zulaza 23 Jumada al-Zani 1441
584 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?=0

El islam frente al terrorismo

El asesinato de musulmanes por otros musulmanes, en una presunta yihad, no tiene tampoco ninguna justificación religiosa

05/12/2014 - Autor: Emilio López - Fuente: Webislam
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación


Nada que sea terrorista es islámico.

Desde diferentes foros se ha venido pidiendo de manera reiterada que las figuras más reconocidas del mundo islámico realicen una condena del mal llamado terrorismo islámico.

Hay que decir de manera rotunda y clara que "si es terrorismo, no es islámico”, y que el islam no avala actos terroristas, ni los ampara. Nada que sea terrorista es islámico, ni lo islámico es terrorista, del mismo modo que nada que sea cristiano es terrorista y viceversa.

Los actos criminales realizados por grupos terroristas en nombre del islam no están avalados por el Sagrado Corán, y ninguna interpretación del Generoso Libro los puede justificar. No existe ningún hadiz o dicho del Mensajero de Allah (s.a.s.), que pueda alentar, justificar o avalar, las monstruosidades que en nombre del islam han realizado diferentes grupos terroristas en Asia, Europa, Estados Unidos, África y Oriente Medio.

La utilización del terror para controlar a la población es algo ajeno al islam, y quienes lo utilizan no pueden considerarse musulmanes.

Antes de cualquier expedición, el Mensajero de Allah (s.a.s.)  reunía a sus compañeros y les advertía de que “no mataran mujeres, niños, ancianos, monjes, a los que se rindiesen, ni que destruyeran o quemaran casas, cultivos o arrancaran árboles”.

El Sagrado Corán dice, “Y luchad en la causa de Allah contra los que luchan contra vosotros, pero no seáis transgresores. En verdad, Allah no ama a los transgresores” (2:190), “...Y no cometáis iniquidades en la tierra, creando el desorden” (Corán, 2:60).

El término yihad forma parte de la raíz árabe y.h.d, que significa "esfuerzo". Un esfuerzo que se debe realizar "en la vía de Alláh". Se trata de un combate espiritual por el triunfo de la fe, un esfuerzo físico y moral del creyente.

El Mensajero de Allah (s.a.s.), dijo, "El hombre combate por el botín; el hombre combate por la gloria; el hombre lucha por demostrar la superioridad de su temple; ¿quién es el que combate en el camino de Allah? El que combate para que sea exaltada su palabra, ése está en el camino de Allah" (Al-'aïnî, 6557)

Por lo tanto la yihad no es un esfuerzo para conquistar tierras, hacer esclavos y tener mujeres, o en los tiempos modernos, controlar los campos petroleros y hacer que el precio del barril fluctúe en la Bolsa de Wall Street a nuestro gusto e interés. Esto debe quedar claro. Ibn Umar relató que el Mensajero de Allah (s.a.s.) dijo: “Cuando Allah reúna a las primeras y a las últimas generaciones de la humanidad en el Día del Juicio, se levantará una bandera sobre cada persona que haya traicionado su islam y se dirá: esta es la traición de fulano el hijo de fulano”.

Sobre el derecho de autodefensa y la responsabilidad por actos punibles, el Sagrado Corán dice, “Mas no hay culpa en quienes se defienden después de haber sido oprimidos” (42:41). “Sólo son culpables quienes perjudican a los hombres y cometen trasgresión en la tierra sin justificación. Estos tendrán un castigo doloroso.” (Corán, 42:42)

La yihad es un acto defensivo o un acto de liberación, frente a una opresión, pero jamás un acto de conquista punitiva.  Dice el Sagrado Coran, “Combatid, por la causa de Allah, a quienes os combatan, pero no provoquéis, porque Allah  no estima a los agresores”,  (Corán, 2:190).

El Mensajero de Allah (s.a.s.), insistía en que Allah es el mismo Dios al que adoran los judíos y los cristianos, y reconocía a Jesucristo como Mensajero de Allah (s.a.s.). En las mismas fechas que se realizaba esta manifestación, el rey visigodo Sisebuto decretó la expulsión de todos los judíos que no se convertirsen al catolicismo. Sobre los cristianos el sagrado Corán dice:

“Cuando oyen lo que se ha revelado al Enviado, ves que sus ojos se inundan de lágrimas de reconocimiento de la Verdad. Dicen: “¡Señor, creemos! ¡Apúntanos pues, como testigos! ¿Cómo no vamos a creer en Allah  y en la Verdad venida a nosotros si anhelamos que nuestro Señor nos introduzca con los justos?”” (Corán, 5: 82-84).

“Pusimos en los corazones de quienes le siguieron a Jesús mansedumbre, misericordia y monacato.” (Corán, 57: 27).

En otra parte del Corán dice, “Los creyentes, los judíos, los cristianos, los sabeos, quienes creen en Allah  y en el Ultimo Día y obran bien, esos tienen su recompensa junto a su Señor. No tienen que temer y no estarán tristes” (Corán, 2: 62).

De todo lo manifestado se deduce claramente que la yihad contra los cristianos no se basa en una Guerra Santa por cuestiones de fe, sino en conflictos  que llevan consigo la intolerancia y la falta de respeto. Ningún musulmán puede hacer la yihad contra Cristianos o Judíos, sino es “… después de haber sido oprimidos” (Corán, 42:41).

La yihad, no se dirige en modo alguno contra Cristianos o Judíos, las Gentes del Libro (Ahl al-Kitab),  sino contra los hipócritas. Dice el Sagrado Corán,  “¡Combatid contra quienes habiendo recibido la Escritura no creen en Allah  ni en el último día, ni prohíben lo que Allah  y Su enviado han prohibido, ni practican la religión verdadera, hasta que humillados, paguen el tributo directamente!” (Corán, 9: 29). Para un mayor abundamiento el Sagrado Corán dice, “El día de la resurrección Jesús servirá de testigo contra ellos los que no crean”, (Corán, 4:159).

La utilización de los Cristianos, llamándolos Cruzados, como chivos expiatorios de todos los males que recorren el mundo de mayoría Islámica, no está avalado en el Sagrado Corán. La venta de esclavos cristianos o de otras minorías por grupos terroristas, no es conforme al Islam, porque ninguna guerra actual se realiza por el islam, sino por otro tipo de intereses lucrativos. Las personas que acurden a esta guerra, o van engañadas, o son fanáticos y aventureros. Esto no es islam. El islam tuvo un plan de abolición gradual de la esclavitud, que cambiaba la mentalidad a través de la solidaridad y la educación.

Sobre la esclavitud, el Mensajero de Allah (s.a.s.), dijo: "El peor de los hombres es quien vende a los hombres", y también dijo el Mensajero de Allah (s.a.s.), "Allah  perdona todos los pecados salvo tres: quien niega la dote a su esposa; quien roba el derecho del trabajador; o esclaviza a otro ser humano".

Uno de los destinos del "zakat" es la compra de esclavos para su liberalización, según el Sagrado Corán 9:60.  Las limosnas son sólo para los necesitados, los pobres, los limosneros, aquéllos cuya voluntad hay que captar, los cautivos, los insolventes, la causa de Allah  y el viajero. Es un deber impuesto por Allah. Allah  es omnisciente, sabio. Algunos de los más célebres compañeros del Mensajero de Allah (s.a.s.), como Salman el Persa, Bilal Al Habashi, Ammar Ibn Laser o Qanbar habían sido esclavos. El propio Mensajero de Allah (s.a.s.), se casó con una esclava.

El asesinato de musulmanes por otros musulmanes, en una presunta yihad, no tiene tampoco ninguna justificación religiosa. El Sagrado Corán establece, 4:93. "Y quien mate a un creyente premeditadamente, tendrá la gehena como retribución, eternamente. Allah  se irritará con él, le maldecirá y le preparará un castigo terrible". Ahnaf b. Qais relató bajo la autoridad de Abu Bakr que el Mensajero de Allah (s.a.s.),  dijo: "Cuando dos musulmanes se enfrentan entre sí con sus espadas, tanto el asesino y los muertos están condenados al fuego del Infierno". Otro dicho del Mensajero de Allah (s.a.s.), transmitido por Bujari dice, "Insultar a un musulmán es depravación (desobediencia a Allah) y luchar contra él es un acto de incredulidad."

Sobre la unidad de los musulmanes, el Sagrado Corán, dice, “Aferráos al pacto de Allah, todos juntos, sin dividiros. Recordad la gracia que Allah os dispensó cuando erais enemigos: reconcilió vuestros corazones y, por Su gracia, os transformásteis en hermanos; estabais al borde de un abismo de fuego y os libró de él." (Corán, 3:103)

En un hadiz del Profeta Jesús, (s.a.s.), este dice, “En los últimos días habrán hombres de conocimiento que enseñaran la abstinencia en este mundo pero no se abstendrán ellos, hombres que enseñaran a la gente tomar delicia por la siguiente vida pero no tomaran delicia en ella ellos mismos, y quienes advertirán a la gente de ir con gobernadores pero ellos si irán con ellos. Se acercaran a los ricos, pero se alejaran del pobre; serán placenteros con grandes hombres pero se encogerán de acercarse a los hombres humildes. Estos serán hermanos de los diablos y enemigos del Misericordioso.”

Umar ibn al-Jattáb (que Allah tenga misericordia de él) dijo, “Tu amor no debe llegar al punto de ser pretencioso y pueril, y tu odio no debe llegar al punto de la destrucción”.

Los grupos que en nombre del islam practican el terrorismo no respetan las diferentes Escuelas Coránicas, ni a los ulemas, cuentan con hadices dudosos y sus acciones son brutales, sin ningún grado de piedad o misericordia.


Anuncios
Relacionados

Islam y violencia

Artículos - 03/06/2005

¿Qué dice el Islam sobre el terrorismo?

Artículos - 11/09/2014

Religión, Terrorismo, Guerra y la Necesidad de Una Ética Global

Artículos - 21/06/2011



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/96747-el_islam_frente_al_terrorismo.html