webislam

Domingo 31 Mayo 2020 | Al-Ajad 08 Shawwal 1441
6339 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?=0

Las diferentes clases de hipocresía

Si el musulmán no se aparta de los actos de hipocresía, arrepintiéndose y volviéndose a Allah, seguramente caerá en la hipocresía en la creencia

10/11/2014 - Autor: Sheij Nasser Al Mgbel - Fuente: Cciar
  • 5me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

El Corán previene al musulmán de la hipocresía
El Corán previene al musulmán de la hipocresía

Todas las alabanzas son para Allah, Señor del Universo. Lo glorificamos, buscamos su ayuda y le pedimos perdón por nuestros pecados. Nos refugiamos en Allah del mal que existe en nuestro propio ser y de los perjuicios que puedan acarrear nuestras malas acciones. A quien Allah guíe, nadie lo podrá desviar y para quien Allah decrete el extravío, nadie podrá guiarlo. Atestiguo que no hay otra divinidad excepto Allah, Único sin par y que Muhammad es Su siervo y Mensajero, la paz y bendiciones de Allah sean con él.

¡Oh, creyentes! Temed a Allah como merece ser temido. Quien le teme a Allah será protegido y Él se encargará de sus asuntos en esta vida y en la Otra. Dice el Altísimo: “Y sabed que Allah siempre le dará una salida a quien Le tema”. Sura del Divorcio, aleya 2.

¡Hermanos en el Islam! Reflexionad y pensad detenidamente en las enfermedades dañinas, las epidemias mortales y catástrofes aniquiladoras, ¿cómo protegerse y resguardarse de ellas? Pues, mucha gente hace todo lo posible para que no les alcancen y hasta gastan enormes cantidades de dinero para curarlas y evitarlas.

Sin embargo, se debe saber que la enfermedad más grande de todas es la de la hipocresía y sus diferentes tipos; una enfermedad peligrosa y un mal mayor. Si se apodera del corazón lo mata, convirtiéndose el enfermo en alguien muerto, de salud en el cuerpo pero enfermo del alma. Dice Allah, Altísimo sea: “Sus corazones están enfermos de duda e hipocresía y Allah agravará aún más su enfermedad. Sufrirán un castigo doloroso por haber mentido”. Sura de La Vaca, aleya 10.

La hipocresía es una enfermedad grave que no es probado con ella sino el musulmán. Los creyentes mismos temían de la hipocresía y los piadosos huían de ella; Reportó Al Bujari en su Sahih que Ibn Abi Mulaikah dijo: “conocí a treinta de los compañeros del Profeta y todos temían por sí mismos de la hipocresía”.

Umar Ibn Al Jattab (que Allah esté complacido con él) le preguntó a Hudaifah (que Allah esté complacido con él) si el Mensajero de Allah (PyB) lo había recordado de entre los hipócritas, y le respondió: “No, y no le diré a nadie después de ti.

Dijo Al Hassan Al Basri (que Allah tenga misericordia de él): “El creyente no está a salvo de la hipocresía”. Dice Allah, Glorificado y Exaltado sea, sobre los hipócritas: “Que no te maravillen ni sus bienes ni sus hijos, pues Allah decretó que se extraviaran por ellos. Así quiso castigarles en esta vida y que mueran en la incredulidad”. Sura del Arrepentimiento, aleya 55

La hipocresía es de dos tipos:

El primero de ellos es la hipocresía en la creencia, que saca a la persona del Islam, esto es porque la persona cree algo contradictorio al Islam aunque obre conforme a los pilares del Islam, porque las obras no son aceptadas si no son fundamentadas en la fe. Por lo tanto, la hipocresía en la creencia es mostrar en apariencia el Islam, escondiendo la incredulidad. Dice Allah, Enaltecido sea: “Entre los hombres hay hipócritas quienes dicen: creemos en Allah y en el Último Día, pero no creen. Pretenden engañar a Allah y también a los creyentes pero, sin advertirlo, sólo se engañan a sí mismos”. Sura de La Vaca, aleyas 8-9

Quien tenga hipocresía en la creencia permanecerá eternamente en el Fuego, - en Allah nos refugiamos de él-, dice el Altísimo en su Sagrado Libro: “El día que los hipócritas y las hipócritas digan a los creyentes: ¡Aguardad para que nos podamos iluminar con vuestra luz! Se les dirá: ¡Retroceded y procuraos alguna luz si podéis! Y se levantará un muro entre ellos que tendrá una puerta. Detrás estará la misericordia de Allah y afuera Su castigo. Les llamarán los hipócritas a los creyentes: ¿Acaso no estábamos con vosotros? Dirán los creyentes: ¡Sí! Pero os entregasteis al pecado y la pasión, no os arrepentisteis y dudasteis del Mensaje. Vuestras falsas expectativas de ser perdonados os engañaron hasta que llegó la orden de Allah la muerte. Y el Seductor os engañó acerca de Allah. Hoy no será aceptado rescate alguno de vosotros ni de los incrédulos para salvaros del castigo. Vuestra morada será el Infierno porque es lo que os merecéis. ¡Qué pésimo destino!”. Sura del Hierro, aleyas 13-15

La gente de conocimiento después de haber estudiado profundamente las evidencias contenidas en los textos del Sagrado Corán y la Sunna, examinaron los textos que comprenden los tipos de hipocresía en la creencia, los cuales hacen que la persona salga del Islam y se considere como apóstata, y al final encontraron los siguientes:

1- Detestar al Mensajero de Allah (PyB) aun así obre uno en consonancia con los pilares del Islam. Lo cual evidentemente conduce a la incredulidad. Dice Allah en el Sagrado Corán: “Si obtienes una victoria se apenan, y si eres derrotado dicen: Nosotros estábamos prevenidos y por ello no participamos del combate, y se marchan contentos”. Sura del Arrepentimiento, aleya 50; “Ellos son el enemigo, precávete de ellos. ¡Que Allah los maldiga! ¡Cómo se desvían!”. Sura de Los Hipócritas, aleya 4. Y el enemigo aquí es aquella persona que se alegra por las desgracias y detesta los buenos sucesos.

2- Detestar algo que haya traído el Mensajero Muhammad, que la paz y bendiciones de Allah sean con él. Dice Allah, Exaltado sea: “En cambio, los incrédulos estarán perdidos y sus obras habrán sido en vano. Ello porque repudiaron lo que Allah reveló, y entonces todas sus obras se perderán”. Sura de Muhammad, aleyas 8-9.

Y clamarán: ¡Oh, Ángel! Custodio del Infierno! Ruega para que nos haga morir tu Señor y así dejemos de sufrir. Les responderá: por cierto que permaneceréis allí eternamente. ¡Oh, incrédulos! Os hemos presentado la Verdad a través del Mensajero, pero la mayoría de vosotros rechazáis la Verdad”. Sura de Los Ornamentos de Oro, aleyas 77-78.

3- Desmentir al Profeta Muhammad (PyB); dice Allah en el Sagrado Corán: “Sus corazones están enfermos de duda e hipocresía y Allah agravará aún más su enfermedad. Sufrirán un castigo doloroso por haber mentido”. Sura de La Vaca, aleya 10; y dice también: “Y cuando una sura es revelada, hay entre ellos los hipócritas quienes dicen: ¿A quién puede esta sura incrementarle su fe? Sabed que a los verdaderos creyentes les aumenta la fe, y se alegran con ello. En cambio, a aquellos cuyos corazones están enfermos de hipocresía, ésta les aumenta sus dudas, y morirán en la incredulidad”. Sura del Arrepentimiento, aleyas 124-125. Pues, el hecho de que hayan desmentido aumenta su hipocresía.

4- Desmentir o abominar parte de lo que ha traído el Mensajero de Allah (PyB); dice el Altísimo: “¿Acaso tomáis una parte del Libro pagando rescate por los cautivos y otra no matando y expulsándoos unos a otros? ¿Cuál es la consecuencia de quienes obren así sino la humillación en la vida mundanal y el más severo castigo el Día de la Resurrección? Allah no está desatento de cuánto hacéis”. Sura de La Vaca, aleya 85; y dice también: “Aquellos que reniegan de su fe después de habérseles evidenciado la guía es porque Satanás les seduce y les da falsas esperanzas. Este descarrío es porque los hipócritas dijeron a quienes odian lo que Allah reveló los judíos: Nos aliaremos con vosotros contra el Profeta. Pero Allah bien conoce sus secretos”. Sura de Muhammad, aleyas 25-26.

Así pues, ellos sólo toman unas cosas del Islam y detestan otras.

También forma parte de la hipocresía en la creencia alegrarse por la debilidad del Islam, la rebeldía de la gente contra él, o cuando se impide que se enseñe, y detestar que sobresalga la guía con la que vino el Mensajero de Allah. Dice el Altísimo: “Ya antes pretendieron sembrar la sedición y quisieron desvirtuar tus propósitos, hasta que llegó el socorro de Allah y triunfó Su religión que a ellos tanto les disgusta”. Sura del Arrepentimiento, aleya 48; y dice también: “Los hipócritas y las hipócritas son aliados unos de otros, incitan al mal y prohíben hacer el bien, y se niegan a hacer caridades. Se olvidaron de Allah y por ello Él les olvidó dejándolos fuera de Su misericordia; por cierto que los hipócritas están desviados”. Sura del Arrepentimiento, aleya 67.

Esta clase de hipócritas estará en lo más bajo del Fuego, ya sea tengan uno o todos los rasgos de hipocresía mencionados, excepto si se arrepienten y vuelven hacia Allah, porque hay que advertir que el perjuicio originado por el hipócrita es peor que el del incrédulo que toma una posición explícita. Dice Allah, Enaltecido sea: “Los hipócritas estarán en el lugar más profundo del Fuego y no tendrán quien les salve”. Sura de Las Mujeres, aleya 145.

Con respecto a la hipocresía en las obras, el que practique una de las formas de la hipocresía, aun así crea en Allah y en el Último Día, ame el Islam y obre de acuerdo a sus pilares, esta persona comete una gran falta, sin embargo no deviene en incredulidad por ello. Fue referido de Abdullah Ibn Amrou, que Allah esté complacido con él, que el Mensajero de Allah (PyB) dijo: “Cuatro rasgos indican al hipócrita puro: cuando habla miente, cuando promete no cumple, es un traidor cuando se le confía algo y cuando se encuentra en una disputa su comportamiento es muy insolente y malvado”. Registrado por Al Bujari y Muslim.

Abû Hurairah narró que el Mensajero de Allah (PyB), dijo: “Entre los signos del hipócrita están que: cuando habla miente, cuando promete algo no cumple y si se confía en él, traiciona”. Registrado por Muslim.

Estos actos si son cometidos por un musulmán que obra en armonía con los pilares del Islam, su hipocresía sería una hipocresía en las obras, no en la creencia. Además, las manifestaciones de hipocresía son muchas más que estas, porque son de la misma manera que las ramificaciones de la fe; el Profeta (PyB) dijo: “La fe consta de setenta ramas, la más alta es decir: “No hay otra divinidad excepto Allah” y la más baja es mover una piedra del camino”. Transmitido por Al Bujari y Muslim.

Si el musulmán no se aparta de los actos de hipocresía, arrepintiéndose y volviéndose a Allah, seguramente caerá en la hipocresía en la creencia, lo cual hará que sea condenado eternamente al fuego del Infierno; dice Allah en su Noble Corán: “¡Oh, creyentes! Temed a Allah y contaos entre los veraces”. Sura del Arrepentimiento, aleya 119.

¡Siervos de Allah! Frente a las grandes faltas y males siempre estarán abiertas las puertas de la Misericordia divina y del arrepentimiento. Allah, Altísimo sea, ha invitado a los idólatras a arrepentirse siendo que ellos habían asociado con Él a otro ser: “Y al pueblo llamado Zamud le enviamos a su hermano Saleh quien les dijo: ¡Oh, pueblo mío! Adorad a Allah, pues no existe otra divinidad salvo Él. Él os creó de la tierra y os hizo vivir en ella. Implorad Su perdón y arrepentíos, ciertamente mi Señor está próximo y responde vuestras súplicas”. Sura de Hud, aleya 61. Allah (swt) también ha abierto la puerta del arrepentimiento para los hipócritas cuando dice en el Sagrado Corán: “Los hipócritas estarán en el lugar más profundo del Fuego y no tendrán quien les salve. Excepto quienes se arrepientan, rectifiquen, aferren a Allah y practiquen la fe sinceramente por Allah. Ellos estarán junto a los creyentes y Allah concederá a los creyentes una recompensa grandiosa”. Sura de Las Mujeres, aleyas 145-146.

Así que, hermano musulmán, si has sido puesto a prueba con algo de esto, arrepiéntete ante Allah, purifica tu alma antes de que llegue la hora de la muerte y suplica a Allah que te libre de la hipocresía y de sus clases porque Él está próximo y atiende las súplicas. Conviene recordar que entre las invocaciones del Profeta (PyB) se encuentra: “¡Oh, Allah! nos refugiamos en Ti de la hipocresía, de la discordia y de los malos modales”. En otra súplica decía: “¡Oh, Allah! purifica nuestros corazones de la hipocresía, nuestras obras del aparentar y nuestros ojos de la traición”.

Viernes 14 de Muharram de 1436 H. acorde al 07 de noviembre de 2014
Traducción de la jutba pronunciada por el sheij Nasser Al Mgbel
Mezquita del Centro Cultural Islámico “Custodio de las Dos Sagradas Mezquitas” Rey Fahd
Buenos Aires, Argentina

Anuncios
Relacionados

Sensibilicemos nuestros corazones

Artículos - 14/01/2013

La necesidad de la humanidad de la creencia correcta

Artículos - 26/05/2014

La dulzura de la fe

Artículos - 12/10/2009



play
play
play
play
play
play
play
play

 

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/96423-las_diferentes_clases_de_hipocresia.html