webislam

Miercoles 3 Junio 2020 | Al-Arbia 11 Shawwal 1441
1701 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?=0

Las virtudes de los diez días de Dhul Hiyyah

¡Oh, creyentes! Tened temor de Allah pues la piedad es la mejor provisión y el camino más recto que todos demos seguir

29/09/2014 - Autor: Sheij Nasser Al Mgbel - Fuente: Cciar
  • 3me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Dhul Hiyya, último mes del calendario islámico
Dhul Hiyya, último mes del calendario islámico

Alabado sea Allah, Señor del Universo. Le glorificamos, Le pedimos perdón por nuestras faltas y a Él nos encomendamos. Nos refugiamos en Allah del mal que existe en nuestras propias almas y de los perjuicios de nuestras malas acciones. A quien Allah guíe nadie puede desviar y a quien extravíe nadie puede guiar. Atestiguamos que no hay otra divinidad excepto Allah, Único, Quien no tienen copartícipe alguno. Y atestiguamos que Muhammad es Su siervo y Mensajero. ¡Oh, Allah! Bendice a Muhammad, su familia, sus compañeros y todos los que sigan su guía hasta el Día del Juicio Final.

¡Oh, creyentes! Tened temor de Allah pues la piedad es la mejor provisión y el camino más recto que todos demos seguir.

Y sabed que en este mundo estáis de paso y todos compareceréis ante vuestro Señor. En la vida tenéis tiempos grandiosos en los que son multiplicadas las recompensas y expiadas las malas acciones. Entre estos tiempos se encuentra el mes de Dhul Hiyya. Pues, en él Allah reunió las mejores virtudes y los más diversos actos de adoración. Sus primeros diez días son benditos y distinguidos por Allah, el Altísimo, cuando dice en el Generoso Corán: (Juro por la aurora, por las diez noches últimas de Ramadán y primeras de Dhul Hiyyah). Sura de La Aurora, aleyas 1-2.

Allah (SWT) jura por estas noches, engrandeciendo su valor y llamando la atención sobre sus virtudes. Ibn Abbas, que Allah esté complacido con él, narró que el Mensajero, sal-lal-lahu ‘alaihi wa sal-lam, dijo: “No existen días en los cuales las buenas obras son más apreciadas por Allah que los primeros diez días de Dhul Hiyyah”. Los Compañeros, que Allah esté complacido con ellos, preguntaron: ¿Ni siquiera la Yihad (luchar por causa de Allah), ¡Oh, Mensajero de Allah!? El Profeta contestó: “Ni esto; a menos que un hombre salga por la causa de Allah con su vida y su fortuna y no vuelva con nada (es decir, gasta todo su dinero y muere como mártir)”. At-Tirmidhi El origen del hadiz está mencionado en Sahih al- Bujari. Esto demuestra que las buenas obras realizadas por el siervo en estos diez días son más amadas por Allah que las que se hacen en otro momento del año.

En otro Hadiz, Ibn Omar, que Allah esté complacido con él, relató que el Profeta, sal-lal-lahu ‘alaihi wa sal-lam, dijo: “No existen días más apreciados por Allah ni la buena obra en ellos le gusta más que estos primeros diez días de Dhul Hiyyah, por eso aumentad en ellos el tahlil (decir La Ilaha Il-la Allah - no hay otra divinidad excepto Allah), el takbir (decir Al-lahu Akbar- Allah es el más Grande) y el tahmid (decir Alhamdulil-lah - las alabanzas son para Allah).” Ahmad

Como en estos días que vivimos, cada año la nación islámica recibe un evento muy grandioso al cual van dirigidas todas las miradas y por el que los corazones creyentes se sienten muy emocionados; es el Hayy (la Peregrinación) a la Casa Sagrada de Allah, centro del Mensaje divino y de la Revelación, y fuente de luz para la fe de toda la humanidad. Allá donde las lágrimas son vertidas, las misericordias descendidas, los rangos elevados, las faltas expiadas y Allah concediendo toda su generosidad a sus siervos piadosos.

Abu Huraira, que Allah esté complacido con él, narró que el Profeta (PyB) dijo: “La peregrinación a la Meca debidamente realizada no tendrá por recompensa sino el Paraíso” y dijo también: “El que realiza La Peregrinación a la Meca sin mantener relaciones sexuales ni transgredir los límites marcados, regresará de ella como el día en que le dio a luz su madre”.

¡Siervos de Allah!

Sabed que hay obras de adoración cuya práctica es altamente recomendable en estos diez días; como por ejemplo el ayuno de los mismos excepto el décimo que es el día de la fiesta del sacrificio. Se recomienda ayunar el noveno día de Dhul Hiyyah, Arafah, para quien no se encuentra de peregrinaje.

De Abu Qatada, Allah esté complacido con él, que dijo: “Al Mensajero de Allah, la paz y bendiciones de Allah sean con él, le preguntaron acerca del ayuno en el día de Arafah y respondió: “Borra las faltas tanto del año pasado como las del presente”. Lo relató Muslim. Ibn Hibban reportó en su Sahih que el Mensajero de Allah dijo: “El mejor de los días es el de Arafah”.

Y es evidente que el ayuno es una de las mejores obras y es lo que escogió Allah, Enaltecido Sea, para sí mismo tal como es mencionado en el hadiz qudsi que dice: “El ayuno se hace por Mí y lo recompensaré por eso. La persona se aleja de su deseo y su comida y bebida por Mi causa”. Transmitido por al-Bujari, y Muslim.

Narró Abu Said Al Judri, que Allah esté complacido con él, que el Mensajero de Allah, sallallahu ‘alaihi wa sallam, dijo: “No hay siervo que ayune un día por la causa de Allah sin que por ese día Él aleje su rostro del Fuego setenta otoños." (al-Bujari y Muslim). Sin embargo, el peregrino no debe ayunar el día de Arafah porque quien esté llevando a cabo este pilar del Islam necesita fuerza para poder cumplir con las obligaciones que el mismo implica.

Otro de los actos de adoración recomendables para este día está la invocación de Allah, el Altísimo, porque es el día del perdon de las faltas y la salvación del infierno.

Ibn Hibban narró en su Sahih que el Profeta Muhammad (PyB) dijo: “No hay día más apreciado por Allah como el día de Arafah. En él Allah desciende al primer cielo, manifestando ante los ángeles su orgullo por la gente de la tierra y diciendo: ¡Mirad a mis siervos que han venido despeinados, polvorientos, en estado de peregrinaje, desde cualquier valle profundo, anhelando Mi misericordia y no vieron mi castigo. Por eso, si sus faltas fuesen como la cantidad de arena, las gotas de lluvia o como la espuma del mar, se Los perdonaré! El Imam Malik narró en su Muwatta que el Profeta (PyB) dijo: “No he visto a Satanás más empequeñecido, despreciado y humillado que el día de Arafah, por la misericordia divina que desciende y los graves pecados que Allah acepta perdonar”.

Por lo tanto, hermanos, es recomendable dedicarse a invocar y suplicar a Allah durante este noble día; dijo el Profeta Muhammad (PyB): “La mejor invocación y súplica es la que se hace durante el día de Arafah. Lo mejor que los Profetas que me precedieron y yo dijimos es: La Ilaha Il-lal Lah Wahdahu la Sharikalah, Lahul Mulk Wa Lahul Hamd Wa Huwa ‘Ala Kul-li Shai’n Qadir (Nada ni nadie merece adoración sino Allah, El Único y sin socios, Suyo es el Reino y la Alabanza, y Él tiene poder sobre todas las cosas)” At-Tirmidhi.

Lo que también es legislado para estos diez días es el takbir (decir Al-lahu Akbar (Allah está por encima de todo) y el recuerdo de Allah. Dice el Altísimo en el Sagrado Corán: (Para que atestigüen todas las gracias de la peregrinación y recuerden el nombre de Allah en los días consabidos) Sura de La Peregrinación, aleya 28. Se interpreta que estos días son los diez días de Dhul Hiyyah.

En Sahih al-Bujari está registrado que Ibn Umar y Abu Hurairah (que Allah se complazca de ambos) solían salir al mercado y ambos decían Allahu akbar y la gente al oírlos también lo hacía.

Cabe señalar que también se considera parte de la Sunna el acto de expresar el takbir de un modo manifiesto desde el primer día de Dhul Hiyyah en las mezquitas, en las casas, en los caminos, en los mercados, etc. Los hombres lo dicen en voz alta mientras que las mujeres lo dicen en secreto, anunciando la glorificación de Allah, Enaltecido Sea; pues el Altísimo dice en el Noble Corán: (Engrandeced a Allah por haberos guiado y así seréis agradecidos) Sura de La Vaca, aleya 185.

No se permite hacer takbir de un modo grupal porque no figura en las fuentes que los predecesores del Islam lo hayan hecho. La Sunna indica que cada uno debe hacerlo individualmente, y esto es aplicable a todas las súplicas e invocaciones.

¡Hermanos en el Islam!

También se prescribe en este día (Yawm an-nahr) realizar el sacrificio de un animal. Pues, quien se proponga hacerlo sepa que el Profeta (PyB) prohibió que desde que comienza el mes se recorte el cabello, la barba o el bigote, como tampoco las uñas hasta después del sacrificio. Narró Umm Salamah que el Mensajero de Allah (PyB) dijo: “Quien presencie la luna de Dhul Hiyyah y desee realizar el sacrificio que no tome nada de sus uñas y cabello hasta el sacrificio”.

Debemos saber, hermanos, que las ofrendas de este día deben cumplir con dos requisitos:

El primero: que alcancen una edad mínima específica; dos años en las vacas, un año en los chivos y seis meses en las ovejas.

El segundo: que se realice la ofrenda en el tiempo definido legalmente, que va desde la salida del sol del día del Eid hasta la puesta del sol del tercer día de los llamados “días del At-Tashriq” y lo mejor es realizarla en el día del Eid.

¡Hermanos en el Islam!

El mes de Dhul Hiyyah se singulariza por reunir muchas virtudes y bendiciones concedidas por el Altísimo. Es por eso que Le debemos agradecer a Allah esta inmensa merced y aprovechar los momentos de dicha que nos brinda este mes y no ser de los desatendidos.

¡Quiera Allah bendecirnos con el Grandioso Corán y beneficiarnos con la guía de nuestro Profeta Muhammad! Pedid perdón a Allah por vuestras faltas y volved a Él arrepentidos; Él es Indulgente, Misericordioso.

Viernes 24 de Dhul- Qaadah de 1435 H. acorde al 19 de septiembre de 2014
Traducción de la Jutba pronunciada por el sheij Nasser Al Mgbel
Mezquita del Centro Cultural Islámico "Custodio de las Dos Sagradas Mezquitas" Rey Fahd en Argentina

Anuncios



play
play
play
play
play
play
play
play

 

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/95965-las_virtudes_de_los_diez_dias_de_dhul_hiyyah.html