webislam

Viernes 6 Diciembre 2019 | Al-Yuma 08 Rabi al-Zani 1441
649 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?=0

¿Por qué los judíos ortodoxos se oponen a un Estado sionista?

El sionismo no es el salvador del pueblo de Israel. Más bien es su mayor desgracia. Ellos hacen que parezca que todo el mundo judío y sus rabinos son sionistas, pero esto es propaganda falsa.

07/08/2014 - Autor: Judíos unidos contra el sionismo - Fuente: Naturei Karta International
  • 4me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

¿POR QUÉ LOS ORTODOXOS JUDÍOS se oponen a un Estado sionista?

Primero algunas introducciones:

1) ¿Qué es "El Pueblo de Israel"?

     El Pueblo de Israel ha existido durante miles de años.
     Tiene su propia naturaleza esencial particular.
     La Torá es la fuente de su naturaleza esencial.
     Sin Torá y fe no hay Pueblo de Israel.
     Todo aquel que niega la Torá y la fe ya no es parte del pueblo de Israel.
     El propósito del pueblo de Israel en este mundo es el Servicio Divino.
     Su salvación es dedicarse al Servicio Divino.

2) ¿Qué es el sionismo?

     El sionismo es una cosa relativamente nueva.
     Sólo ha existido durante un siglo.
     El sionismo redefine la verdadera naturaleza esencial del pueblo de Israel, y la sustituye por un carácter completamente contradictorio y contrario - una nación terrenal materialista.
     Según el sionismo, su desgracia se debe a que carece de lo que poseen otras naciones, es decir, un Estado y el ejército.
     Por ello, su salvación es la posesión de un Estado y un ejército, etc
     Esto se observa claramente en los círculos del pensamiento sionista, y en los líderes del Estado sionista, que mediante el cambio de la naturaleza y el carácter del pueblo de Israel, así como su forma de pensar, definen para el Pueblo de Israel "su salvación ": un Estado y un ejército.

El Pueblo de Israel se opone a la llamada "Estado de Israel", por cuatro razones:

PRIMERO - El llamado "Estado de Israel" es diametralmente opuesto y totalmente contradictorio con la verdadera esencia y fundación del Pueblo de Israel, como se explicó anteriormente. El único momento en que se permite al Pueblo de Israel tener un Estado fue hace dos mil años, cuando la gloria del creador estaba sobre nosotros, y también en el futuro, cuando, una vez más se revelará la gloria del creador, y el mundo entero Le servirá. Entonces Él Mismo (sin ningún esfuerzo humano o fuerza de las armas) concederá un reino fundado en el Servicio Divino. Sin embargo, un Estado mundano, como los poseídos por otros pueblos, está en contradicción con la verdadera esencia del Pueblo de Israel. El que llama a esto la salvación de Israel pone de manifiesto su negación de la esencia del Pueblo de Israel, ya que la sustituye por otra naturaleza, una naturaleza mundana, materialista, y por lo tanto presenta así una "salvación" mundana, materialista y, por tanto, los medios para lograr esta "salvación" es también mundana y materialista, es decir, organizando una tierra y el ejército. Sin embargo, la verdadera salvación para el pueblo de Israel es acercarse al Creador. Esto no se hace por la organización y la fuerza de las armas. Más bien se hace mediante la dedicación a la Torá y buenas acciones.

SEGUNDA - Por todo esto y otras razones, la Torá nos prohíbe poner fin al exilio y establecer un Estado y el ejército hasta que el Santo, bendito Él, en Su gloria y la Esencia nos redima. Esto está prohibido, incluso si el Estado se lleva a cabo de acuerdo con la ley de la Torá, ya que abandonar el propio exilio está prohibido, y estamos obligados a permanecer bajo el dominio de las naciones del mundo, como se explica en el libro VAYOEL MOSHE. Si transgrediMOS este mandato, Él traerá sobre nosotros (que seamos librados) un castigo terrible.

TERCERA - Aparte abandonar el exilio, todas las acciones de los sionistas son diametralmente opuestas a la fe y la Torá. Debido a que el fundamento de la fe y la Torá de Israel es que la Torá se revela desde el cielo, y no hay recompensa para los que lo obedecen y castigo para aquellos que la transgreden. Todo el Pueblo de Israel tiene la obligación de obedecer a la Torá, y el que no quiere, deja de formar parte de la congregación de Israel.

CUARTA - Además del hecho de que ellos mismos no obedecen la Torá, que hacen todo lo posible por evitar que alguien bajo su poder realice el cumplimiento de los mandamientos de la Torá, las alegaciones sobre la libertad de religión son mentiras. Ellos luchan con todas sus fuerzas para destruir la fe de Israel.

Los sionistas afirman que ellos son los salvadores de Israel, pero esto es refutado por doce cosas:

PRIMERA - Si uno contempla los dos mil años de nuestro exilio, tomando los cien años, incluso los más difíciles, uno no encuentra tanto sufrimiento, derramamiento de sangre, y catástrofes para el pueblo de Israel como en el período de los sionistas, y se sabe que la mayor parte de los sufrimientos de este siglo fueron causado por los sionistas, tal y como nos adviertieron nuestros rabinos sucedería.

SEGUNDA - Se declara abiertamente en los libros escritos por los fundadores del sionismo que los medios por los que planeaban establecer un Estado era instigando el antisemitismo y socavando la seguridad de los judíos en todas las tierras del mundo, hasta que se vieran obligados a huir a su Estado. Y así lo hicieron. Intencionalmente enfurecieron al pueblo alemán y avivaron las llamas del odio nazi, y ayudaron a los nazis, con artimañas y engaños, a tomar a comunidades judías enteras a los campos de concentración, y los sionistas mismos reconocen esto. (Vean los libros Perfidy, Min Hameitzor, etc.) Los sionistas siguen practicando esta estrategia hoy. Ellos incitan al antisemitismo y luego se presentan como los "salvadores". Aquí hay dos respuestas dadas por los líderes de los sionistas durante la Segunda Guerra Mundial, cuando se les pidió dinero para ayudar a rescatar a los judíos de los nazis. Greenbaum dijo "Una vaca en Palestina vale más que todos los judíos en Polonia." (Dios no lo quiera).
Weitzman dijo: "La parte más importante del pueblo judío ya está en la tierra (de Israel) y los que se quedan, no son importantes" (Dios nos libre).

TERCERA - Vemos que la mayoría de los judíos del mundo viven en seguridad y en buenas condiciones físicas, y no tienen ningún deseo de ir a vivir al Estado sionista. A su vez, muchas personas han salido del Estado sionista para vivir en mejores condiciones en otras tierras.

CUARTA - Los sionistas hacen una gran cantidad de propaganda para inducir a la gente a emigrar a su Estado. Si su Estado es tan beneficioso, ¿por qué tienen que hacer tanta propaganda.

QUINTA - Por qué nadie quiere que los sionistas lo "salven". La única manera en que pueden obtener los inmigrantes es prometiendo a los pobres los beneficios materiales, y aun así, muy poca gente respondió.

SEXTA - El Estado sionista está siempre amenazado con los peligros de la guerra. Mientras que el resto de los judíos del mundo vive en paz y seguridad, (excepto en unos pocos lugares en los que los sionistas han socavado su seguridad y avivado las llamas del odio).

SÉPTIMA - El Estado sionista no podría seguir existiendo sin el apoyo económico de judíos que viven fuera del Estado sionista.

OCTAVA - El Estado sionista está al borde del colapso económico, y su dinero es casi inútil.

NOVENA - El Estado sionista persigue a todos los Judios que son leales a su fe.

DÉCIMA - Inician guerras que ponen en peligro al pueblo judío, por meros intereses políticos.

UNDÉCIMA - De acuerdo a la Torá, el camino de la seguridad es seguir caminos hacia la paz sin comenzar peleas con otras naciones, como los sionistas hacen.

DUODÉCIMA - Incluso si los sionistas podían y debían proporcionar seguridad física, sería a expensas de nuestra fe y de nuestra Torá, el verdadero pueblo de Israel prefiere la muerte antes que la vida a tan elevado precio.

Por tanto, es claro que el sionismo no es el salvador del pueblo de Israel. Más bien es su mayor desgracia.

A pesar de que hay algunos judíos y rabinos observantes, que aprueban a los sionistas, esto no es la opinión de la Torá.

Los sionistas no tienen suficiente control sobre los medios de comunicación estadounidenses para asegurarse de que sólo se escuche su versión de los hechos.

Ellos hacen que parezca que todo el mundo judío y sus rabinos son sionistas, pero esto es propaganda falsa.

Los rabinos más importantes y la mayoría de los judíos religiosos se oponen al sionismo, pero su voz no se escucha debido al control sionista de los medios de comunicación estadounidenses.

Los sionistas aterrorizan a todo el que habla en contra de ellos.

Esa parte de las masas judías que se deje engañar por la propaganda sionista, presiona a sus rabinos a no hablar.

Entre el terror y la presión de las masas, a la mayoría de los rabinos se les impide hablar.

Traemos tres testimonios de la verdadera opinión de la Torá.

1) En los últimos dos mil años de peligros y sufrimientos del exilio, ni siquiera una vez algún Sabio de Israel sugirió que hiciéramos un Estado para protegernos a nosotros mismos. En cada generación, tuvimos miles de sabios versados ​​en la Torá.

2) Tenemos miles de trabajos legales sobre la ley de la Torá que han llegado hasta nosotros por sabios de todas las generaciones. Ni una sola vez vemos una palabra que sugiera el establecimiento de un Estado. Lo que hacemos, es encontrar las advertencias en contra de ello.

3) Los fundadores del sionismo eran ateos que niegan la Torá. Todos los Sabios de la Torá de aquel tiempo opusieron a los sionistas y al sionismo, diciendo que el sionismo sólo conduciría a la destrucción.

Sin embargo el verdadero pueblo de Israel nunca va a cambiar su naturaleza o renunciar a su fe debido a la fuerza que el Creador les da.

El sionismo es un apéndice extraño en el cuerpo del pueblo judío. El final será librarse de este apéndice exterior y permanecer puro.

El sionismo ha dominado al pueblo judío por la fuerza, el engaño y el terror, pero nada de esto les ayudará porque la verdad siempre vencerá con la ayuda del Creador.

El sionismo no reemplazará el pueblo judío. El pueblo judío se mantendrá firme en su fe y el Estado sionista dejará de existir.

                                                        Los dirigentes sionistas no tienen derecho a erigirse en los representantes y portavoces de los verdaderos hijos de Israel

Es por ello que pedimos que el Estado que se llama ISRAEL, deje de existir. Dado que esto no se hará, exigimos que dejen de llamarse a sí mismos "Israel", porque todo su ser está en completa oposición a los verdaderos hijos de Israel. El verdadero pueblo de Israel les niega el permiso para llamarse a sí mismos con ese nombre. Los dirigentes sionistas no tienen derecho a erigirse en los representantes y portavoces de los verdaderos hijos de Israel.

Ya que sabemos que no van a cumplir con esta demanda, sentimos que al menos gritamos la verdad. La verdad siempre será la verdad. De ninguna manera o con ninguna fuerza se puede cambiar la verdad. Incluso si todo el mundo diría que uno y uno es tres, la verdad seguirá siendo que uno y uno es dos.

Que se declare la verdad. El uso del nombre "Israel" por ese Estado es una falsificación completa. El pueblo de Israel no tienen nada que ver con ese Estado. El sionismo y el Estado nada que ver con el verdadero Israel.

Traducción para Webislam: Sabora Gernikagoitia

Anuncios



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/95415-por_que_los_judios_ortodoxos_se_oponen_a_un_estado_sionista.html