webislam

Martes 16 Julio 2019 | Az-Zulaza 13 Dhul-Qaadah 1440
798 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?=0

La paternidad en el islam

Muchos musulmanes tienden a situar a la madre en el núcleo del proceso de crianza y educación de los niños, ignorando inconscientemente el papel del padre

25/06/2014 - Autor: Tariq Ramadan - Fuente: tariqramada.com
  • 1me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Interacción entre padre e hijo en el seno de la familia musulmana
Interacción entre padre e hijo en el seno de la familia musulmana

Es importante que los musulmanes aborden el debate acerca de la paternidad sin perder de vista el estado de constante fragilidad de las familias musulmanas.

Tenemos que volver a evaluar el lenguaje que usamos y los supuestos ontológicos de los que partimos cuando hablamos del papel del padre, porque muchas veces, el problema no sólo está en la crisis en sí, sino en la manera de lidiar con ella.

Los musulmanes se sienten naturalmente inclinados a situar a la madre en el núcleo del proceso de crianza y educación de los niños, ignorando inconscientemente el papel del padre. La tradición islámica hace hincapié en el papel de la madre. Por ejemplo, Abu Huraira (r.a.) narró que un hombre vino al profeta (saws) y le preguntó que ¿Quién de entre los suyos tenía más derechos sobre él? El profeta respondió "Tu madre", entonces el preguntó "¿Quién después?" a lo que el profeta (saws) respondió de nuevo "Tu madre". El preguntó de nuevo "¿Quién es el siguiente?", el profeta respondió de nuevo "Tu madre". Cuando el hombre le preguntó quien después de ella, el profeta (saws) le dijo "Tu padre". (Al-Bujari (5971) y Muslim (2548)

También se dice que el paraíso se encuentra a los pies de la madre. Como resultado, tendemos a centrarnos en la figura del padre como un simple individuo, no como alguien que debe y puede desempeñar un papel central en el seno de su familia.

Cuando evaluamos los problemas desde una perspectiva islámica, categorizamos todo de acuerdo a "derechos" y "deberes". Hablamos de los derechos del hombre, los derechos de la mujer, los deberes del hombre, los deberes de la mujer. Esta mentalidad es peligrosa. Reduce las problemáticas a blanco y negro, bueno y malo de forma absoluta. Este enfoque es más frecuente de lo que pensamos. Debemos tomar las enseñanzas y herramientas contenidas en todas las ciencias humanas que sean de ayuda para hacer frente a los problemas familiares.

Otro de los problemas en nuestro enfoque es el idealismo. Hablamos de un pasado idealizado y de familias idealizadas que nada tienen que ver con la realidad, ya sea en la actualidad o en la historia de nuestros antepasados. Los musulmanes deben entender que se puede ser musulmán, pero han de aceptar que vivimos en sociedades occidentales y, por tanto, se enfrentan a los mismos problemas que otras familias.

Razones de las crisis y soluciones familiares

Hay varias razones por las que surgen las crisis de familia.

La inmigración es un proceso difícil, ya que implica el desarraigo de uno mismo de un ambiente cultural familiar y su readaptación en un territorio para él extraño y desconocido. Muchos inmigrantes temen que si se adaptan a la cultura de destino, van a perder la suya propia. Este proceso rara vez se prolonga porque la presión de grupo y el bombardeo constante de la cultura de acogida tiene inevitablemente un efecto en los niños. Tenemos que encontrar maneras más saludables y más cómodas para interactuar de forma efectiva con la cultura dominante.

Muchos padres musulmanes están en el paro. La imposibilidad de cumplir con el papel tradicional de "ganarse el pan" y de proteger a la familia acaba con la confianza en sí mismo de un padre de una manera muy profunda. Esto no es sólo un problema de los musulmanes. De hecho, muchos de los problemas a los que hacen frente las familias europeas musulmanas no tienen nada que ver con el islam, de modo que, ¿por qué seguimos teniendo miedo de buscar soluciones fuera de nuestra creencia religiosa propiamente dicha?

Tenemos que aprovechar creativamente los valores islámicos a la hora de hallar soluciones, porque es eso a lo que son más propensas y receptivas las familias musulmanas. El padre es algo más que un individuo. Puede jugar un papel importante, mucho más allá del simple rol de la protección financiera.

El mismo profeta Muhammad, la paz sea con él, era un modelo a seguir como padre. Cuando su propia hija venía a él, se ponía de pie por respeto a ella, ya que la gente en las sociedades tradicionales a menudo lo hacía. Nos hemos olvidado de esos aspectos del ejemplo profético. Estamos sustituyendo esos valores por una obsesión por hacer cumplir los derechos y deberes. Eso es lo que está destruyendo el espíritu de la familia.

Pero, ¿qué significa la autoridad paterna en la tradición islámica? ¿Se trata de decir sí o no a las acciones de sus hijos?

Muchos padres pierden la oportunidad de educar a sus hijos y acompañarlos en la vida. Un padre ausente pasa largas horas en el trabajo o contratado en el servicio comunitario voluntario, a expensas de tiempo con su familia. Los musulmanes mantienen la opinión de que la tradición islámica se preocupa por la vida sana de la familia, pero los propios musulmanes están confrontando un momento difícil en la proclamación de estos valores, porque hemos perdido nuestra comprensión de lo que significa ser un buen musulmán y un buen padre.

Los padres mantienen una relación pobre con sus hijos. Hay una falta de diálogo, ternura y afecto. Además, sentirse desarraigado y en un entorno sociocultural ajeno puede comportar una mayor desvicunlación en el hogar mientras se trata de lidiar con las inseguridades. Necesitamos políticas sociales locales y dinámicas que ayuden a contrarrestar este problema. Por ejemplo, en las Islas Mauricio, han puesto en marcha un plan mediante el cual se les dice a los padres que sus hijos recibirán atención y cuidados si éstos asisten a talleres de formación específicos varias veces al año.

Las familias musulmanas han de compartir sus experiencias con aquellos que afrontan los mismos problemas. Tenemos que estar abiertos y aprender de diferentes fuentes, incluidos los no musulmanes. Tenemos que tomar lo mejor de la psicología convencional y de los estudios sociales e incorporarlo en soluciones hechas a medida para ayudar a las familias musulmanas. No tenemos que integrarnos en la sociedad necesariamente mediante el abandono de nuestras raíces, sino más bien, mediante la integración en nuestras vidas de aquellas cosas positivas que aprendemos de la sociedad.

Lo que tenemos que hacer, no es apuntar y avergonzar a las mezquitas o las familias. No tratemos de buscar culpables, sino de buscar soluciones. Necesitamos trabajadores de base que cooperen y medien entre las familias y las mezquitas, personas que tengan sus raíces en el Islam y que estén conectadas a la realidad.


Anuncios



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/94134-la_paternidad_en_el_islam.html