webislam

Miercoles 19 Febrero 2020 | Al-Arbia 24 Jumada al-Zani 1441
704 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?=0

Política y Monarquía en España

Confusión y decepción

10/06/2014 - Autor: Francisco López Martín - Fuente: franciscolopezmartin.blogspot.com.es
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación


bandera

Confusión y decepción son palabras que definen lo que muchos ciudadanos sentimos. Hace sólo unos días hemos votado en teoría para que Europa sea la que los ciudadanos esperamos y queremos, (que estaría, por cierto, a años luz de la Europa de hoy).

La idea de la Europa ideal que nos vendieron en su día no tiene nada que ver con la realidad, es un proyecto al que roza el fracaso. Y no es fracaso porqué yo lo diga, sino porque lo han manifestado con su voto muchos europeos, es fracaso por los resultados en general y sobre todo por los avances en las urnas de países considerados “Core” Francia, Reino Unido, Holanda, Grecia etc. de opciones denominadas “extremistas” pero que reflejan en democracias reales y más maduras que la española la decepción con la idea de Europa y el deseo de muchos europeos de abandonar la Unión tal como ahora mismo se manifiesta, mientras los políticos nos asustan con el riesgo del abandono y las consecuencias que conllevaría, cada vez son más los que añoran su franco, su marco e incluso su maltrecha peseta. Lo que percibimos los ciudadanos es que esas instituciones que supuestamente rigen los destinos de Europa y de muchos estados componentes son auténticos nidos de privilegiados y coladeros de funcionarios de lujo que los partidos políticos en sus países no saben donde colocar, (o jarrones), que las medidas de austeridad que continuamente redactan no demuestran con su cumplimiento ni la salida a una crisis profunda ni siquiera su eficacia está comprobada con lo cual hacen que nos sintamos cobayas.

Los españoles hemos hecho muchos sacrificios por Europa hemos asumido el coste descomunal de la vida para transformar el valor de una peseta al euro, nos hemos sometido a recortes en todo, nos estamos enfrentando con valor a unas tasas de desempleo históricamente desconocidas y a apretarnos mucho el cinturón, a hipotecas y a desahucios, a la falta de crédito, a la falta de horizonte para nuestra bien preparada juventud y a perder a nuestros hijos que han tenido que emigrar al extranjero, pero, la troika europea, como los monstruos tribales aún exigen más sacrificios (casi todas las semanas) sólo a cambio de que podamos sobrevivir y contarlo.

En cuanto a la situación concreta en España, los partidos políticos que deberían ocuparse del bienestar de los ciudadanos, no sólo incumplen con descaro sus programas electorales sino que muchos de sus integrantes aprovechan sus privilegios para llenarse los bolsillos. La corrupción campa a sus anchas. A nivel administrativo, nos encontramos con financiaciones irregulares y chanchullos de todo tipo mientras que a los ciudadanos se nos exige el mayor de los rigores en nuestro comportamiento con la hacienda pública, “Hacienda somos todos” nos dicen, pero desde la Monarquía hasta las Centrales Sindicales no parecen cumplir con ese solidario compromiso. Esto es grave porqué constituye un anti-ejemplo, es decir: los ciudadanos tenemos el derecho de pensar: “Si ellos no lo hacen ¿Por qué tengo que hacerlo yo?”. Este país está en crisis de valores sobre todo de ética y honradez.

La actuación de los partidos políticos no puede ser más errática, tenemos el principal partido de la oposición que ni entre ellos mismos se aclaran, y si no se aclaran entre ellos como van a ganar la confianza para poner en orden al país. El partido en el gobierno, se percibe como una delegación provincial de la señora Merkel y unos aplicados alumnos de todo lo que los maestros de la Troika deciden desde sus cómodas poltronas para seguir exprimiendo las últimas gotas que nos quedan tanto de ilusión como de desahogo económico si es que algún hogar en realidad goza de él. (excluyendo los de políticos, banqueros y empresarios).

Del partido en el Gobierno conocemos muy bien dos facetas, los recortes y el auto-aplauso. Y quién no tiene una pizca de auto-crítica no puede gobernar con eficacia un país. Dejemos aparte lo de la disciplina de voto, que es una coacción a quien dentro de un partido se atreve a mostrar discordancia o que todavía piensa por sí mismo. Y que en nuestro Congreso viene de perlas para abortar cualquier estrategia incomoda, olvidándose que están allí elegidos por el pueblo para luchar por él y su bienestar y no para martirizarlo o sangrarlo. En cuanto al resto de los partidos políticos, solo se les oye en las proximidades de las elecciones como para que nos enteremos de que no se han muerto. La oposición agresiva pero inteligente al estilo de la Transición, murió con ella. Y posiblemente los políticos de verdad, también. La situación y tratamiento en cuanto a la Independencia de Cataluña, no puede estar más confusa, sobre todo estos últimos días, sin contar que otras posibles independencias se encuentran en situación de “esperar y ver” por lo tanto existe un sentido latente de desintegración de una España a la que al parecer cada día quiere pertenecer menos gente.

La guinda la pone la Monarquía. Todos sabemos lo que ocurre y cada uno tiene su propia percepción pero... Desde el anuncio de la abdicación el país hierve, era la oportunidad que muchos esperaban para sacudirse de encima una losa y al parecer esa losa va a permanecer. Hace años, la Monarquía gozaba de las simpatías de los ciudadanos y sus miembros principales era muy bien valorados en las encuestas oficiales. Pero se inició el declive. Mientras que la Institución se comportó, la ciudadanía respondió, pero ahora no es el caso. Para muchos. La Monarquía que era casi un ejemplo en todo incluso para Marruecos, para Jordania, y posiblemente para otros,  dejó de ser un ejemplo y si lo es, posiblemente sea de lo que nunca hay que hacer. Quizás el primer aviso fue la famosa escena y frase del ¿porqué no te callas? dirigido al Presidente Chávez, cuya figura puede gustar o no pero el mandar callar a un Jefe de Estado en una reunión de altos dignatarios, automáticamente descalifica a quien la emite y no a quien la recibe, si a eso sumamos: aventuras personales, “comportamientos no apropiados” -pero tolerados- a miembros de la familia, salidas de tono con periodistas y etc. etc. siempre disculpados y atribuidos a la “socarronería” de los Borbones y sin olvidar la manoseada y delirante frase “La Ley es igual para todos” (falsa, entre otras cosas porque nadie puede pagar al mejor bufete para defender a nuestra hija), nos encontramos con un aumento muy importante de nuevos republicanos, la gente que preferiría una República aumenta con los días, es un clamor que hay que escuchar y que está en la calle en los medios de comunicación y en las redes sociales. No hay que ser muy torpe para darse cuenta de que los principales periódicos en una ofensiva poco disimulada tratan de contrarrestar ese sentimiento con una encendida defensa a diario de los valores del Rey que normalmente se centran en su actuación frente al Golpe de Estado, el Ave a la Meca y poco más, para un reinado tan largo. El que se conozcan más los escándalos que los logros dice poco a su favor. Hay quien estos días comenta en los foros que preferiría un Rey antes que un Presidente de República y lo dice tan orgulloso, parece olvidar quien lo dice, que a un Presidente de República, lo elige el pueblo y por un periodo determinado pero no a continuidad por sucesión y menos por los siglos.

España se precia ante todo el mundo de ser un país moderno de democracia joven pero muy bien asimilada, pero nuestros dirigentes históricamente no escuchan. No escucharon cuando la guerra de Irak, No escuchan cuando se sale a la calle contra los recortes y No escuchan reivindicaciones como la de los republicanos, parece que el (P)artido en el (P)oder, tanto por su descalabro en las últimas elecciones como por su perspectiva de futuro ante las próximas, no está en estos momentos en situación de liderar ninguna iniciativa y la oposición principal sirve de comparsa a pesar de ser el PSOE un partido de base republicana, en cuanto a I.U. Podemos y alguno más, parecen querer intentarlo, chocan contra el muro de cambiar antes la Constitución que es lo que les aconseja el Presidente Rajoy en una clara estrategia de balones fuera. ¿Que fue antes? ¿el huevo o la gallina? ¿Referéndum o cambiar la Constitucion para convocar el Referéndum? Se mire como se mire es surrealista. Sí, sería importante conocer mediante referéndum la opinión de la ciudadanía, ¡No tengan miedo a preguntarnos! ¡No tengan miedo a la consulta! los españoles aceptaríamos de buen grado cualquier resultado, si gana el Sí, no solamente el nuevo Rey se vería legitimado, tranquilo y aceptado en su puesto, sino que los partidos políticos se quitarían ese problema de en medio. Si sale No, pues señores, se cambia la Constitución y se acabó.

Estos días nos llueven encuestas de todo signo, curiosamente todas favorecen con sus resultado la opinión a favor de la Corona. Pero también encontramos Confusión/Decepción en esas encuestas “de encargo” normalmente pagadas por los principales periódicos al parecer muy interesados, no solo en la continuidad, sino en la promoción de la institución deshaciéndose en halagos ante el sucesor (y consorte) como si quisieran abrirse paso a codazos y formar parte de esa “nueva corte” en gestación. Es realmente curioso que incluso un periódico líder, conocido por su tendencia “izquierdista” se permita pasar por la derecha a otros de tradición antigua pura Monárquica como ABC. Encuestas en todo caso, que no fueron capaces de detectar los resultados de Podemos en las elecciones europeas. Si hay una encuesta a la que remitirse es a la del CIS y la valoración de la Institución es realmente baja ante la ciudadanía. Las opiniones no cambian de la noche a la mañana.

No quisiera dejar de referirme al fenómeno Podemos, percibimos ganas, ilusión pero también agradeceríamos: sensatez, prudencia en la agresividad y predominio de la razón, con eso posiblemente sumará votos pero España no es país de aventuras y una postura demasiado radical posiblemente no tenga el futuro que piensan.
No solamente las Instituciones están pasando mal momento, los ciudadanos también y es una combinación que deriva en una  gran desafección  que o bien se corrige pronto o que augura el agravamiento de muchos problemas.
 


Anuncios


2 Comentarios

Julio Garciapere dijo el 11/06/2014 a las 20:44h:

El mundo islámico y los musulmanes por tradición y religión se oponen no solo la democracia moderna , sino también la monarquía hereditaria , parlamentaria o absolutista como las del golfo , porque consideran al califato islámico como la única forma de gobierno , así que a dar lecciones de democracia o monarquía a otra parte , que de democracia los musulmanes van muy justos ,

Francisco López dijo el 12/06/2014 a las 18:20h:

En estos momentos se habla de España y como español nada más. Lamento que no haya entendido nada.


Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/94012-politica_y_monarquia_en_espana.html