webislam

Martes 16 Julio 2019 | Az-Zulaza 13 Dhul-Qaadah 1440
794 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?=0

El derecho a la ternura

Sequera opta por la inteligencia y el amor para resolver todos los problemas, discusiones, intransigencias e intolerancias, tanto familiares como sociales, en un entorno cargado de machismo

20/05/2014 - Autor: Alina Iglesias Regueyra - Fuente: Cuba Literaria
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación


El derecho a la ternura de Armando José Sequera

En los tiempos que corren, una fuerte vertiente en el arte de escribir para los más chicos se dedica a presentar el mundo de manera descarnada, violenta y dolorosa. Divorcios, depresión, orfandad, maltratos, violaciones y afrentas a la infancia se leen continuamente, como un urgente llamado de atención sobre esa parte de la vida que marca, indefectiblemente, el resto de la existencia de cualquier ser humano. Loables son, entonces, las creaciones de cada artista que pone en blanco y negro su experiencia, vivencia o imaginación al respecto. Pero, atención todos: una vieja ley de la comunicación nos demuestra que, siempre, lo expuesto con mayor frecuencia, “se pega” más en el diario vivir, como patrón de referencia en extremo negativo…

Al escritor venezolano Armando José Sequera ya lo conocemos en Cuba por su divertido El libro de Teresa, donde expone con gracia sin igual los ingeniosos pasos de su pequeña hermana en la lógica del mundo adulto. Nacido en Caracas en 1953, merecedor de un Premio Casa de las Américas y un Diploma Acreditativo del IBBY por su obra dedicada a la infancia, este autor siempre nos ofrece un rompimiento con buena parte de la literatura de su época.

Por eso considero una excelente opción la lectura de El derecho a la ternura, un texto a contracorriente y, a la vez, efectivo, que en esta Feria nos ofrece la Colección 21 de Gente Nueva. Sequera opta por la inteligencia y el amor para resolver todos los problemas, discusiones, intransigencias e intolerancias, tanto familiares como sociales, en un entorno cargado de machismo latinoamericano —en determinado momento, un padre que pasea a su hijita bebé en su cochecito se ve obligado a enfrentarse a puñetazos contra los supuestos machazos del barrio que desmedran su honor y le impiden el paso a la verdadera responsabilidad y a la ternura—.

El texto, narrado en primera persona del singular, coloca como personaje protagónico a Mariana, una adolescente que decide escribir un libro sobre la ternura y el amor en su familia, a pesar de los prejuicios que despiertan hoy tales conceptos, porque “aunque algunas manzanas se pudran, se siguen cultivando”, según le argumenta en la escuela a su amiga Flora, quien le dice que el amor nunca termina bien, pues su familia está dividida por odios y rencillas constantes.

Un fragmento apunta al valioso papel de la educación en los valores que inculcamos a nuestros niños:

    Mis padres me han enseñado que hacerle saber a alguien que lo queremos no es signo de debilidad sino de fuerza, porque no solo se fortalecen las personas sino también el cariño que se tienen. Que abrazar a alguien que uno quiere, regalarle algo que le guste es tan normal como comer, dormir o cantar desafinado mientras uno se ducha. Yo pienso que donde hay ternura hay amor. Y donde hay amor surgen puentes. Puentes invisibles entre las personas que les permiten compartir, comprenderse, sentirse juntas aunque estén lejos.

La edición del texto estuvo a cargo de la experimentada Yolanda Borlado, y las ilustraciones de cubierta e interiores, de Alejandro Abella, se ajustan al sencillo y funcional diseño que ideó para la colección María Elena Cicard. El volumen está dedicado a Luiz Carlos Neves, abogado y escritor brasileño residente en Venezuela desde 1983, quien ha obtenido múltiples premios por su obra dedicada al público menudo.

En su libro, Sequera no teme echar mano a clichés leídos o escuchados, tomados de los recuerdos de épocas lejanas o provenientes de la felicidad desatada tras el paso de dos guerras mundiales, para adaptarlos, como ejemplos radiantemente recoloreados, a nuestra actualidad: un tiempo en el cual parecen haberse agotado los resortes que hacen brillar la existencia humana.

Mensajes amorosos, recíprocos, de los padres, aparecen en la puerta del refrigerador, dentro de los zapatos y la azucarera. Llamadas anónimas a un hotel de pueblo para pedir de favor que llegue a diario un recado galante. Perdones sorprendentes cuando se espera una queja o un regaño. La esperanza de una sonrisa que no falla. ¿Trucos extraídos de un manual de autoayuda matrimonial y familiar, de cadenas de correos electrónicos, o real historia de una familia que no se deja vencer por el día a día, por el cansancio y por ese veneno tan peligroso que es la monotonía?

Nunca lo sabremos. Mas, indudablemente, es este un libro divertido como el que más, que a la vez instruye a hijos, padres y abuelos sobre el respeto y la caballerosidad, las vías adecuadas hacia la felicidad, el sacrificio placentero y vital, y el amor, ese extraño sentimiento que logra enlazar a las personas por mucho tiempo y hace perdurar los más bellos recuerdos a pesar de la crudeza cotidiana, de la inevitable enfermedad y de la misma muerte.

Todo depende del cristal con que se mira, y Sequera sabe hacerlo con un lente de aumento que potencia las emociones humanas más positivas. Nos muestra el viaje natural hacia el fin de la vida después de un devenir satisfactorio, ausente de daños y pletórico de alegría, solidaridad y bondad hacia todos, agradecimiento infinito por el simple hecho de compartir la extraña experiencia de existir con nuestros semejantes.


Anuncios
Relacionados

El derecho a la ternura

Artículos - 06/05/2014

Islam y la educación en las escuelas

Artículos - 28/06/2005

La imagen y la palabra

Artículos - 02/10/2007



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/93809-el_derecho_a_la_ternura.html