webislam

Miercoles 11 Diciembre 2019 | Al-Arbia 13 Rabi al-Zani 1441
1685 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?=0

El nuevo Irán también quiere abrirse a la llegada del turismo

Pese a su inmenso patrimonio cultural apenas recibe 4 millones de turistas al año

01/04/2014 - Autor: Ana Cárdenas - Fuente: 20 Minutos
  • 1me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación


Teherán. Foto: M. Escudero

Irán tiene un patrimonio cultural y arquitectónico espectacular, gastronomía exquisita, magníficos parajes naturales y un pueblo afable y extremadamente hospitalario, pero recibe apenas cuatro millones de turistas al año, una escasa cifra que el gobierno de Hasan Rohaní trata de aumentar.

Las llegadas han aumentado un 20% desde que Rohaní llegó a la presidencia

La impresionante plaza y mezquita de Isfahán, el laberíntico bazar de Tabriz, los templos zoroastras de Tajt e Soleiman, la encantadora ciudad desértica de Yazd, el esquí en los montes Alborz o las impresionantes ruinas de Persépolis son, a día de hoy, maravillas exentas de los males que acompañan a la masificación turística.

En Irán, el viajero puede hacerse fotos sin que salgan otras 20 personas detrás con mochila, gorra y gafas de sol, puede comer platos verdaderamente locales y pasear con tranquilidad y sin ser acosado en calles donde casi todo el mundo le sonreirá y dará la bienvenida. Es un país sin locales fast food occidentales, sin esas grandes cadenas hoteleras que igualan experiencias en destinos diferentes, ni marcas de tiendas que hacen que los centros de muchas ciudades recuerden unos a otros.

Pero es aún un país por descubrir, al que apenas un puñado de turistas se atreve a viajar. "Este año ha habido 4,6 millones de entradas en los primeros diez meses del año", explica el subdirector de la Organización de Patrimonio Cultural, Artesanía y Turismo de Irán, Morteza Rahmani Mohaved, que matiza que la cifra incluye todas las entradas de extranjeros.

Los turistas, afirma, vienen a ser un 65% de esa cantidad y, de ellos, alrededor de la mitad proceden del vecino Irak y vienen para ir al médico o visitar el santuario del Imam Reza, en Mashad, lugar sagrado para el chiísmo.

Rohaní quiere cambiar esta situación y apuesta por el turismo, no solo para contribuir a la recuperación económica que pide a gritos este país aislado, sancionado, con tasas de inflación del 40% y un quinto de la población activa desempleada, sino también como una herramienta fundamental de diplomacia pública.

"El turismo puede ayudar a crear relaciones e interacción entre las naciones y traer proximidad cultural y comprensión mutua", dijo en una conferencia en septiembre en la que destacó "el brillante pasado de civilizaciones, la hospitalidad, rica herencia cultural, buen clima y bellos parajes" de su país para tentar a potenciales viajeros.

Lograr visado se ha hecho más fácil

Las medidas para animar a los turistas han comenzado relajando la política de visados y desde hace meses son muchos los viajeros que entran en el país con una visa expedida al llegar. Según la agencia iraní ISNA, Teherán pretende dar visado al llegar a nacionales de todo el mundo excepto de diez países, entre los que se incluirán Reino Unido y EE UU.

Desde hace meses muchos viajeros entran en Irán con una visa expedida al llegar

El sistema todavía no funciona al cien por cien y un viajero sin visa puede encontrarse con que, muy amablemente, le echan para atrás en el aeropuerto sin muchas explicaciones sobre el rechazo. Según Turismo, las llegadas han aumentado en torno a un 20% desde que Rohaní llegó en agosto a la Presidencia.

La Organización Mundial del Turismo confirmó este mes que en el último medio año "se ha hecho más fácil" viajar a Irán. "Prestar más atención al desarrollo del turismo está entre las principales políticas de este gobierno", dice Rahmani. Sus mercados objetivos son "China, países de Asia Oriental y los estado vecinos", y los campos en los que prevé mayor crecimiento son el turismo cultural, histórico, de naturaleza y médico. Según el Consejo Mundial de Viaje y Turismo, Irán vivirá un aumento del turismo de un 7,4% este año y aumentará la inversión en infraestructuras hoteleras y de restauración un 7,6%.

Este año, la contribución del viaje y el turismo al PIB iraní fue de un 6,1% del total, en torno a dos mil millones de dólares, y el sector generó un 5,3% del empleo, cerca de 1.200.000 personas. La República Islámica se ha fijado como objetivo llegar a 20 millones de turistas en el 2025. El responsable de Turismo resalta que además de su belleza y sus 16 sitios declarados Patrimonio de la Humanidad, otro de los atractivos de Irán, no valorado suficientemente fuera, es "la seguridad del viajero, muy superior a la de países de la región que reciben muchos más turistas, como Egipto o Jordania".

La seguridad del viajero es muy superior a la que tienen países como Egipto o Jordania

Rahmaní descarta las reticencias que los sectores más conservadores tienen hacia la llegada de extranjeros, sobre todo occidentales, y asegura: “Estamos preparados para recibirlos. No nos preocupa tener relaciones con el exterior. Irán, tanto antes como después de la llegada del islam, siempre ha tenido una historia llena de relaciones con otros pueblos".


Anuncios



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/93345-el_nuevo_iran_tambien_quiere_abrirse_a_la_llegada_del_turismo.html