webislam

Miercoles 23 Octubre 2019 | Al-Arbia 23 Safar 1441
943 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?=0

Túnez sale del túnel

El pasado 5 de octubre el gobierno tunecino y las fuerzas de la oposición iniciaron el diálogo nacional que pretende sacar al país de la crisis política que vive

12/10/2013 - Autor: Hada Hazam - Fuente: Al Fachr
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Cambios políticos en Túnez
Cambios políticos en Túnez

El pasado 5 de octubre el gobierno tunecino y las fuerzas de la oposición iniciaron el diálogo nacional que pretende sacar al país de la crisis política que vive. Las negociaciones directas han sido posibles gracias a la mediación del llamado Cuarteto que forman la Unión General de Trabajadores Tunecinos (UGTT), la Patronal (UTICA), la Liga Tunecina de los Derechos Humanos (LTDH) y la Asociación de Magistrados. El partido islamista Al Nahda, actualmente en el gobierno, firmó un acuerdo con la oposición en el que se compromete a dejar el poder antes de finales de octubre. Tras el acuerdo será elegido un primer ministro independiente que tendrá dos semanas para formar el gabinete que gobernará el país hasta la celebración de elecciones.

Túnez ante una nueva etapa

Si el movimiento tunecino Al Nahda no cambia de opinión tras haber firmado la hoja de ruta propuesta por el cuarteto que patrocina el diálogo en Túnez (tres sindicatos nacionales y la Liga Tunecina de Derechos Humanos), podemos decir que el país va hoy por el buen camino para salir de la crisis política que vive desde hace más de un año y que llegó a su cénit con los asesinatos políticos de personalidades patrióticas de los que se acusó a Al Nahda y a su líder Al Gannushi.

Al Nahda no ha cedido y aceptado que se forme un gobierno liderado por una persona patriótica sobre la que existe un consenso y que dirigirá la próxima etapa pero no podrá presentarse a las próximas elecciones, por voluntad propia como declaró uno de sus líderes a la agencia francesa de noticias, a saber, que Al Nahda firmó y cedió por el interés de la patria. Al Nahda ha cedido porque se ha formado un frente nacional fuerte en el que están todos los componentes de la oposición. Los líderes de los partidos de la oposición han aparcado sus diferencias políticas para obligar a Al Nahda a sentarse a la mesa de diálogo y firmar la hoja de ruta que le obliga a aceptar la dimisión del gobierno en menos de tres semanas, establecer un calendario para las elecciones presidenciales y legislativas y concluir en un plazo de cuatro semanas la redacción de la Constitución.

¿Podía Al Nahda, que obtuvo la mayoría en las elecciones de la Asamblea Constituyente en octubre de 2011, rechazar las condiciones de la oposición y aferrarse al poder hasta nueva orden como pretendía? La ley que llevó a Al Nahda al poder fijaba la fase de transición, que lideraba el propio movimiento Al Nahda, en un periodo máximo de dos años, así que tenía la obligación de terminar la redacción de la Constitución, celebrar elecciones presidenciales y formar gobierno a partir de los resultados de las elecciones parlamentarias antes del 23 de octubre, pero Al Nahda fue posponiendo plazos y rechazando el diálogo mientras se volcaba en controlar los puntos neurálgicos del Estado a fin de perpetuarse en el poder. El movimiento islamista ponía como excusa el deterioro de la seguridad en el país y sus líderes manifestaban que no habría elecciones si la situación de seguridad seguía como estaba. Pero la oposición tunecina, fuerte y unida, ha puesto a Al Gannushi ante un hecho consumado. La movilización de la calle tunecina de los últimos meses ha obligado a Al Nahda a cambiar de opinión acerca de una oposición ahora más unida que ha insistido en la salida del movimiento de Al Gannushi del poder desde el asesinato del opositor Shukri Belaid.

Las concentraciones no cesaron y el pueblo tunecino, que votó mayoritariamente a Al Nahda, descubrió la realidad de este movimiento que nunca ha tenido la intención de encontrar soluciones a los problemas de los tunecinos, los cuales se han agravado desde la marcha de Ben Ali.

Ha quedado al descubierto la cara oculta de este movimiento implicado en actos de violencia y corrupción, en el envío de jóvenes tunecinos para combatir en Siria, y en el escándalo del envío de mujeres tunecinas a ese país para mantener relaciones sexuales en nombre de la yihad. Tampoco podemos olvidar cómo el movimiento de Al Gannushi hizo la vista gorda a la expansión del movimiento salafista que se ha convertido en una amenaza para la seguridad de los ciudadanos, ni el papel desempeñado por los Comités de Protección de la Revolución que en realidad eran milicias que pretendían sembrar el terror entre la oposición para paralizarla y servir así a los intereses de Al Nahda y cumplir su deseo de hacerse con el poder a cualquier precio.

Túnez ha evitado el destino de Egipto y si el diálogo continúa como ha empezado, los tunecinos verán la diferencia y evitarán que su país viva el mismo destino que los llamados países de la Primavera Árabe.

Traducido al castellano por Husein el Hassani
Fundación Al Fanar

Anuncios
Relacionados

Echamos a Ben Ali y se quedaron los 40 ladrones

Artículos - 19/09/2011

Ben Alí, el presidente sin sombra

Artículos - 25/10/2009

Indignados sin fronteras: ¿será la primavera?

Artículos - 22/07/2011



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/91376-tunez_sale_del_tunel.html