webislam

Jueves 27 Junio 2019 | Al-Jamis 23 Shawwal 1440
675 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?=0

Cartas de la Zarzamora: En memoria de Mansur

Gracias, sufridos ancestros, que hicisteis vuestra parte. Ahora os honramos haciendo la nuestra, la historia de hoy...

07/10/2013 - Autor: La Zarzamora - Fuente: lazarzamora.org
  • 9me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación


Las españas del alma

Pues ya ves, Violetita, me acuerdo de los aniversarios cuando oigo mencionarlos a otros. Ahora veo que ha pasado un año más desde que se nos fue Mansur Escudero. Creo que no soy la única que ve su partida como el fin de una etapa. Y, consecuentemente, estamos en otra. No puedo por menos que preguntarme en qué consiste esta nueva etapa.

No tuve la suerte de conocer ni por mucho tiempo ni de muy cerca a Mansur Escudero. Tal vez por eso me hago la ilusión de que mi valoración de su huella en este mundo pueda ser quizás más objetiva que si lo hubiera conocido más íntimamente.

España, esa amalgama de reinos y gentes a la que nos hemos acostumbrado a pertenecer, bien entrado el siglo XX, seguía en su mitología histórica de una España obra y genio del catolicismo y nada más que del catolicismo. ¿A quién se le ocurre, ya en una España moderna, que ni siquiera ya se sabía de memoria los romances fronterizos o moriscos, no volver sino empezar a ser moro en España, hoy día ya no llamado moro sino musulmán?

Era una nueva edición del islam en España que ya no se aferraba a una tradición de padres a hijos, sino en una nueva introducción del islam en un ambiente en el que lo que mandaba en España ya era enteramente europeo u “occidental”, sin resabios de la memoria medieval o morisca, aun cuando esa herencia ni se desdeñase ni se rechazase, más bien se dejaba donde estaba y se compraban muebles nuevos.

La cuestión, para quien quiera que sintiera la inquietud por conocer o por asumir el islam en esa España moderna no se planteaba, pues, en arrancar de donde se quedó en los primeros años del siglo XVII sino en abrir un nuevo pabellón. Lo pasado, quebrado, amputado, quedaba ahí, como una rama sin sucesión en el árbol de la evolución, y lo que se planteaba en España, y eso no era recuperar nada, aunque no había renuncia expresa a ello sino, forzoso y honroso es decirlo, entrar por los propios fueros a instaurar un islam español desde cero. No el de antes, no éste o aquel… No, el islam posible, hacedero. No se volvió al islam español perseguido y proscrito, truncado, pero tampoco se cayó en la tentación de renunciar a un islam truncado propio para abrazar otro islam, posiblemente más truncado todavía, pero que por producirse en el mundo actual en determinados entornos, no era y es menos aberrante en el presente. Si el español vuelto musulmán del siglo XX no iba a arrancar del islam español del Siglo XVII ¿a santo de qué iba a arrancar del islam de cualquier otro país tal vez más oprimido por un presunto pasado que lo que pudiera estarlo un morisco de los albores del XVII?

El islam que, colijo, es la obra de ese colectivo que podríamos resumir en la persona de nuestro añorado Mansur, de Sabora Uribe, a la que no conocí,  y de otras individualidades atrevidas y prudentes a la vez, fue el islam parido por una España traumatizada históricamente en su islamidad que aspiraba a la libertad y creía en ella y creía en Dios y creía también en España, no la de los esquemas imperiales, sino en las Españas del alma, que tiene las raíces en la tierra y las ramas en el cielo, de las que se avientan los pájaros en sus empeños elevados; en la España divina, tan sufriente, tan tergiversada, tan convertida en impostura para tantos creyentes que tuvieron la testarudez de seguir su conciencia y fe y no el mandato humano.

Mansur y sus compañeros se me representan tan típicamente musulmanes y españoles… como individualidades movidas por el mismo espíritu de logro y emprendimiento, por la fe, finalmente, porque el atreverse a ir hacia adelante, a forjar, a riesgo y certeza de equivocarse, pero también de acertar, de acertar mucho, es un acto de fe, es un acto de la fe.

Yo me quedo con ese triunfo en este juego arriesgado que es la vida, con esa carta que pinta siempre y siempre vence aunque muchas veces ese triunfo no sea frente al mundo. Yo también tengo fe en esa carta del islam sincero y confiado en el futuro, que necesita hacer su historia moderna propia y llena de alma, sin copiar y sin mimetismos lastimosos, que, quizás, un día, al ahondar en su raíz se encuentre con sus antepasados de igual a igual. Gracias, sufridos ancestros, que hicisteis vuestra parte. Ahora os honramos haciendo la nuestra, la historia de hoy. A plena luz, con pleno entusiasmo, con entera confianza en El Único que la merece.

Descansa en paz, Mansur, descansa en paz, mártir Sabora, descansad en paz, todos los hermanos valientes que habéis terminado vuestra labor en este mundo. Otros ahora trabajamos y también confiamos, también tenemos entusiasmo, también tenemos alma y también tenemos lo más importante, la certeza de la Sabiduría divina.  

¿Qué más cabría decir, Violetita, sino que Dios nos ayude a no desmerecer de quienes nos han precedido?


Anuncios
Relacionados

Elogio a shaykha Ruqayya Niasse

Artículos - 27/09/2016

Curso online cupping-hijama: nivel básico (aprendizaje a distancia)

Agenda - 21/01/2012

Sexo y gramática

Artículos - 21/06/2013



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/91315-cartas_de_la_zarzamora_en_memoria_de_mansur.html