webislam

Domingo 31 Mayo 2020 | Al-Ajad 08 Shawwal 1441
4683 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?=0

“Las relaciones hispano-marroquíes no cesan de incrementarse y de mejorarse”

Entrevista a Said Jedidi

26/07/2013 - Autor: Abdelkhalak Najmi - Fuente: Diario Calle del Agua
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación


El periodista marroquí Said Jedidi.

Said Jedidi (Tetuán,1947) además de ser periodista y escritor es conferenciante y consultor.  Era presentador de los informativos en español de la Radio Televisión Marroquí, la actual Sociedad Nacional de Radio y Televisión, así mismo cubría la región del norte de África para Monitor info-red México. Fue corresponsal del Magreb de Televisa Galavisión-Eco y del diario El País.

El periodista tetuaní ha sido condecorado con la Encomienda Española, se trata de la Medalla del Mérito Civil de España y con el ‘Uisam’, Condecoración Real Alauita de orden principal de Marruecos.

¿Cómo evalúa usted la prensa marroquí tanto audiovisual como escrita actualmente?

— La verdad es que difícilmente puedo expresar mi orgullo al respecto porque hace más de siete años estoy con otras ocupaciones periodísticas (mexicanas y libanesas) y tengo un mínimo tiempo para leer o ver lo que se publica en Marruecos.

Pero también es verdad que la prensa marroquí forma parte de un marco global árabe marcado por una prensa al servicio de mandatarios y de intereses geopolíticos con información codificada y teledirigida. Me refiero más concretamente a estos canales del Golfo que convirtieron a los periodistas en militantes y combatientes en vez de informadores imparciales y objetivos, asistiendo un  golpe mortal a los principios éticos y a la deontología de la prensa.

El problema es peor: la quiebra de la prensa internacional desde hace más de un lustro hace que solo los petrodólares puedan prevalecer comprando conciencias de teólogos y de eminentes intelectuales, yendo hasta inventar una información 'macuto' (cualquiera puede filmar y enviar a estas cadenas sus 'realizaciones' para ser difundidas) como si ya nadie necesita escuelas de periodismo y cursos de especialización.

En total, se ha formado a una generación de lectores y telespectadores resignados adeptos a una información opaca y manipulada hasta el escándalo.

Desgraciadamente, Marruecos no es una excepción aunque ciertas especificidades constituyen serios obstáculos para una asimilación ciega a este desastre informativo.

En síntesis, creo que se puede hacer más y mejor.

Se ha hablado mucho sobre la privatización de este sector. ¿A dónde ha llegado este proyecto?

— El problema o, más bien, el éxito no estriba en la privatización o no, sino en la calidad de la formación de los nuevos periodistas y una conciencia profesional de los jefes de las empresas de prensa que, hoy por hoy, brilla por su ausencia, además de una voluntad política al respecto. De hecho, ¿ Qué diferencia hay en España entre el diario 'Pueblo' de Emilio Romero, los informativos de Jesús de la Serna o 'La Codorniz' y los actuales 'El País', 'El Mundo', etc., o en Marruecos entre la prensa partidista de antaño y la 'independiente actual' ?

Por ejemplo, según todos los sondeos, la radio Mohammed VI del Corán desde hace siete meses, encabeza todas las estaciones de radio en Marruecos. La primera estación independiente 'Casa FM' viene en cuarta o quinta posición.

¿Cree usted que el periodismo marroquí de expresión española está perdiendo terreno? Sobre todo que muchos periódicos y revistas han ido desapareciendo de la escena periodística, tales como 'La mañana', 'Marruecos Siglo XX', 'Kántara'…

— No lo sé. Sinceramente no lo sé, entre otras cosas porque en Marruecos paradójicamente nunca existió una potencia lectora o vidente de lo español. La responsabilidad es compartida, pero personalmente creo que esto ha sido y sigue siendo un  pecado mortal para la imagen de Marruecos y lo corrobora el estado de esta imagen en España o en América Latina.

Otro ejemplo, 'Dar Al Kotob al Ilmiya' de Beirut a la que dirijo actualmente un proyecto de traducción de 20 obras sobre el Islam (de los cuales ya hemos realizado 16) no incluye a Marruecos en su cadena de ventas y es que actualmente aunque tuviera  un gusto al escándalo, existen más hispanistas en Argelia, Túnez, Egipto, Siria o Líbano que en Marruecos. ¡Un auténtico escándalo!

Digámoslo en voz alta y en mayúscula: los responsables de la cultura en Marruecos han considerado (y siguen considerando) a la cultura española como de segunda, de 'a pie' y casi subalterna…

Después de escribir su último libro ´11-M: Madrid 1425´. ¿Cree usted que el 11-M afectó negativamente a las relaciones bilaterales entre España y Marruecos?

— No, de ninguna manera. Desde el 11-M del 2004 las relaciones hispano-marroquíes no cesan de incrementarse y mejorarse. Yo cubrí aquellos tristes sucesos y vi como Marruecos no estaba, de modo alguno, puesto en tela de juicio. El terrorismo es uno e indivisible y las autoridades españolas lo saben tanto o mejor que nosotros.

Por otra parte, desde el advenimiento del reinado de Mohamed VI las relaciones entre los dos vecinos van siendo mejor que ayer…peor que mañana.

Usted era un miembro activo de la Asociación de Escritores Marroquíes en Lengua Española (Aemle), y era una perspectiva para todos los hispanistas marroquíes, ¿por qué se disolvió?  ¿cabe la posibilidad de refundarla?

—  No lo sé. En efecto yo era uno de sus cinco miembros fundadores, todos actualmente con otras preocupaciones y otras ocupaciones. Los nuevos periodistas marroquíes en español lo deben contemplar. Sería una excelente idea aunque tampoco se debe olvidar que la Aemle ha sido una de las víctimas de la política oficial marroquí en materia de cultura e información….

¿Cómo ve Said Jedidi la literatura marroquí de expresión española?

— Creo que está en su buen momento aunque menos que antes. Aquí también se debe recordar la indiferencia total  de los responsables de la cultura marroquí. El producto literario de los escritores marroquíes en expresión española parece que no haya podido interesar a alguien en este país. De tal modo que todos los que escribimos en español, unos más que otros, somos simples francotiradores. Pero aquí la responsabilidad es de Marruecos como de España.

Digamos que hay un freno…una desmoralización que espero que fuera momentánea, coyuntural y circunstancial.

Hemos leído en algunos medios de comunicación españoles que usted iba a ser el director de un canal satélite islámico Córdoba TV dirigido a España y Hispanoamérica. Puede informar a nuestros lectores sobre este tema.

— Pues sí lo era. Solo que a mi edad y habida cuenta de mi dilatada experiencia se exigen condiciones que a menudo no se aceptan o en parte. En fin, lo dejé de ser pero mantengo los mejores vínculos con su propietario el jeque Abdelaziz Fawzan quien me acaba de proponer otra cosa que estoy estudiando actualmente.

Últimamente, usted ha decidido traducir algunos libros importantes de la religión islámica al español ¿Cómo surgió esta idea?

— La idea como ya he dicho antes es de Mohamed Ali Baydun que es director general de una de las casas editoras más importantes del mundo árabe: Dar al Kotob al Ilmiya de Beirut. Hemos comenzado hace escasamente año y medio y ya tenemos traducidos 16 libros, 12 de los cuales son míos. ¡Todo una plusmarca! Entre estos libros por ejemplo 'Mohamed Este amado' de unas 745 páginas. Esto explica la envergadura del proyecto.

¿Qué consejos daría a los nuevos periodistas hispanistas?

— Siempre he entendido que el mejor consejo es el ejercicio. Su trayectoria les aportaría consejos y su forma de ser y de actuar traduciría esos consejos en una inversión fructífera y eficaz.

¿Qué mensaje quiere usted transmitir a sus telespectadores y lectores de sus obras?

— Que tengan paciencia con lo que leen porque a veces puede resultar poco idóneo a ciertas mentalidades.


Anuncios



play
play
play
play
play
play
play
play

 

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/89737-las_relaciones_hispanomarroquies_no_cesan_de_incrementarse_y_de_mejorarse.html