webislam

Domingo 8 Diciembre 2019 | Al-Ajad 10 Rabi al-Zani 1441
594 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?=0

Junta Islámica renueva sus cargos y emprende una nueva etapa

Entrevista a M. Isabel Romero como nueva presidenta de Junta Islámica

24/07/2013 - Autor: Redacción Webislam - Fuente: Webislam
  • 15me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

fotoMariam Isabel Romero
Mariam Isabel Romero

En la pasada reunión de la Junta Directiva de Junta Islámica, se nombraron nuevos cargos y se eligió una nueva presidencia, recayendo ésta en la persona de Mariam Isabel Romero. Se nombraron dos vicepresidentes: Natalia Andújar y Muhammad Escudero y una Secretaría General con funciones de gerencia a cargo de Hanif Escudero. Se nombraron cinco vocalías: Juventud, Desarrollos Audiovisuales, Cultura, Pensamiento Islámico Contemporáneo y Normalización Halal.

Se nombró una Presidencia Honorífica en la persona del Sr. Abdelkarim Carrasco, junto con el reconocimiento a su trayectoria como líder de Junta Islámica desde su constitución. Su buen criterio y sus consejos inspirarán las tareas de la nueva etapa de la organización.

A continuación, reproducimos algunas de las reflexiones e impresiones que Mariam Isabel Romero ha compartido con nosotros durante una entrevista a la luz de su nuevo nombramiento.

Entrevista a M. Isabel Romero como nueva presidenta de Junta Islámica

C.R.- ¿Qué supone para ti asumir la presidencia de una entidad con tanto peso simbólico en el Islam contemporáneo?

Mariam Isabel Romero.- Un honor y sobre todo una responsabilidad. Cómo bien dices, Junta Islámica ha sido un referente en muchísimos aspectos del Islam del final del siglo XX e inicios del  XXI, pero lo más complicado para todos nosotros, ha sido encajar la pérdida su líder natural, Mansur Escudero (Allah yarhamuhu), una persona que concentraba el liderazgo personal, profesional y espiritual.

Por ello, el cambio de Junta Directiva ha supuesto en realidad el cierre de un gran periodo que sin duda podemos calificar de histórico, y el comienzo de una nueva etapa en la que todos los que nos sentimos vinculados a Junta Islámica, podamos aportar y construir en función de nuestros conocimientos, capacidades, preferencias e idiosincrasias.

¿Qué es hoy en día Junta Islámica?

Pues es prácticamente lo mismo que ha sido desde su formación: un grupo de personas identificadas con el Islam como referente vital, entregados a la Única Realidad, y en una incesante búsqueda interior para encontrar el mejor camino de retorno a nuestro Creador.

Los referentes espirituales son claros: El Sagrado Corán, la Sunna de nuestro querido Profeta y el consejo de los maestros

En los aspectos de la actividad, esa búsqueda ha forjado una gran diversidad de liderazgos absolutamente libres y con vocación de encuentro. Ahora lo que me parece más difícil es conseguir que aquello que fluía de forma natural, siga haciéndolo, y espero que sea posible con la ayuda de Allah, desde el máximo respeto a los diversos proyectos y a las personas que los lideran, y con la vocación de ser un grupo heterogéneo que se entiende en las cuestiones fundamentales, y que son aquellas, que no vulneran los derechos fundamentales de las personas y en la acción, el uso del corazón, la inteligencia y también por supuesto, la razón.

Los referentes espirituales son claros: El Sagrado Corán, la Sunna de nuestro querido Profeta y el consejo de los maestros, diversos, que nos ayudan en el difícil camino de intentar ser personas consecuentes con nuestros actos y con la voluntad de Allah.

En décadas anteriores, Junta Islámica se ha posicionado ante temas polémicos dentro y fuera del ámbito de los musulmanes, incluso se ha llegado a posicionar políticamente en períodos electorales. ¿Se mantendrá esa línea en este nuevo período?

Pues se hará lo que nos dé de sí el consenso, la Shura, que es nuestro modo de funcionamiento como musulmanes. Lo que te puedo decir es que, en el análisis de la realidad, los posicionamientos políticos sobre los modelos de democracia formal, cada vez tienen menos importancia. Nos interesa mucho más lo que preocupa a la sociedad, y a los musulmanes como parte de ella. Estamos bastante cansados de las etiquetas, y este sistema no cesa en compartimentarnos a todos: ecologistas, okupas, heterosexuales, conservadores, progresistas, alternativos, antisistemas, cristianos, judíos, musulmanes, conversos, budistas, adventistas, y un etcétera infinito, y claro, en cada uno de ellos, su opositor, o lo que es lo mismo, “divide y vencerás”. Creo que el reto es que los ciudadanos nos demos cuenta de que TODOS estamos afectados por el poder real, los grandes intereses económicos que, ya sin reparo alguno, manipulan los hilos de los estados, da igual democráticos que dictatoriales. A sus intereses transnacionales, o multinacionales les viene de perlas la separación por oposición, y fomentan en todos nosotros hasta la saciedad que “el otro”, es opuesto a nosotros, y por ende, un enemigo o una amenaza, ya sea real, potencial o imaginaria.

Pienso que el siglo XXI va a ser convulso, pero también hay un crecimiento de la conciencia, individual y social, y una voluntad de acercamiento y hermandad

Los grandes poderes tienen mucho a su favor, los medios de desinformación, los estados corruptos interesados en mantener modelos de democracia exclusivamente delegativa, en la que las personas solo contamos cada cuatro años para ir a votar, y ellos olvidan sus compromisos electorales de forma inmediata, para “dar cuenta a sus superiores”, a las grandes corporaciones económicas de los progresos en sus planes de desestabilización.

Pienso que el siglo XXI va a ser convulso, pero también hay un crecimiento de la conciencia, individual y social, y una voluntad de acercamiento y hermandad, vengan de donde vengan, y eso creo que si es una gran amenaza para el poder. Los modelos ideológicos de finales del XIX y el XX han quedado obsoletos en su práctica, aunque creo que se están construyendo nuevos paradigmas, solo hace falta algo de tiempo y la pérdida del temor a encontrarnos unos con otros, como único mecanismo que nos permita influir de forma decisiva en la construcción de un futuro mejor para toda la humanidad.

¿Qué piensas de lo que está sucediendo en los países de la cuenca del Mediterráneo y Oriente Próximo tras el fenómeno de las primaveras árabes?

Pues seguiríamos hablando de lo mismo. Para comprender en profundidad lo que está sucediendo en estos momentos, debemos remontarnos al colonialismo y al final de la Segunda Guerra Mundial. En ese momento, los estados europeos y el gobierno norteamericano dibujaron con tiralíneas los nuevos países, implantando modelos de gobierno adaptados a sus necesidades, en general dictaduras y monarquías autoritarias, en muchos casos asociados a una religión de Estado, aunque en otros casos, laicistas, sofocando cualquier tipo de manifestación religiosa.

Grandes intereses económicos avalaban toda la maniobra: petróleo, gas y grandes recursos energéticos que han movido, y aún mueven, los motores de la economía mundial.

Mientras la vieja Europa avanzaba hacia el llamado “estado del bienestar”, o más bien, el de transformar el concepto de ciudadano en el de consumidor, situando en la primera posición de los valores, disponer y atesorar el mayor número de objetos, y esa ha sido la real medida del bienestar.

En los países de la cuenca del Mediterráneo no europeos, y en Oriente Próximo, tras muchos años de soportar abusos y falta de libertades, la ciudadanía se ha alzado, pero sin organizaciones políticas y sociales que puedan soportar una razonable alternancia en el poder. Los únicos que si estaban organizados eran los grupos religiosos, en su mayoría de orientación conservadora,  aunque igualmente liberales en cuanto a los criterios en economía y justicia social, esencialmente capitalista, que son los que han ido accediendo al poder en algunos de ellos, aunque con escasas perspectivas de futuro, tal y como lo estamos viendo en países como Egipto, en el que los militares han vuelto a tomar el poder.

Irak, Libia, Túnez, Irán, el conflicto crónico de Afganistán y por supuesto la clave de todo esto, la reivindicación de Palestina sobre su territorio y sus derechos políticos y sociales, que permiten al Estado de Israel y a sus aliados, mantener a punto los engranajes bélicos, tan suculentamente rentables, y sustentadores de la necesaria “tensión internacional”.

Este pasado 2012 se conmemoraron los 20 años de la firma del Acuerdo de Cooperación entre el Estado y los musulmanes españoles, ¿cómo valora el desarrollo de dicho acuerdo?

La celebración de los 20 años ha servido para poner de manifiesto el escaso, por no decir inexistente desarrollo de los mismos. La creación de una Comisión Islámica bicéfala en el 92, ha permitido a los diferentes gobiernos, tanto socialistas como conservadores, eludir su responsabilidad en este asunto, mientras se ha perpetuado la desigualdad y el desequilibrio entre la confesión mayoritaria católica y el resto de las confesiones.

Desde Junta Islámica hemos llamado la atención de forma reiterada sobre el papel que la UCIDE ha jugado a lo largo de estos años. La FEERI era reivindicativa y exigía a los gobernantes que cumplieran con la encomienda de la Constitución del 78, mientras la UCIDE favorecía el inmovilismo, tan solo con no comparecer a las reuniones de la Comisión Permanente, o no firmar ningún acuerdo común de cara al cumplimiento de los Acuerdos.

Pero en 2012 sucedió algo con lo que muchos no contaban. Los nuevos gestores de la FEERI con Mounir Benjelloun al frente, iban a conseguir reunir el mayor consenso obtenido en la historia del Islam contemporáneo, convocando en noviembre de 2012 a todas las federaciones legalmente inscritas en el Ministerio de Justicia. A la reunión de la Comisión Permanente asistieron la totalidad de entidades registradas, incluidos los tres representantes de la UCIDE, en la que se nombró una nueva junta directiva y unos estatutos adecuados a la realidad de los musulmanes en estos momentos.

En 2012, los nuevos gestores de la FEERI con Mounir Benjelloun al frente, iban a conseguir reunir el mayor consenso obtenido en la historia del Islam contemporáneo

No deja de ser sorprendente el papel que desde el Estado se sigue jugando en este asunto, pues se ha impedido la inscripción y el reconocimiento de los nuevos líderes, e incluso en estos momentos, se pretende dejar en “suspenso” la inscripción de los representantes de las nuevas federaciones islámicas, intentando frenar lo que ya es imparable, aunque parece que habrá que ir a los tribunales de justicia para resolverlo. Al final, más tiempo perdido para todos los musulmanes y por supuesto para el normal desarrollo de la diversidad cultural y religiosa en nuestro país.

La UCIDE precisa de un relevo generacional necesario, adecuado a los nuevos tiempos, que le permita ejercer de forma democrática el liderazgo que le correspondería por ser la federación con mayor número de asociados, centrada en los intereses generales y no en los particulares, pues el Islam del 2013 dista mucho del existente en España en 1992, cualitativa y cuantitativamente.

La UCIDE precisa de un relevo generacional necesario, adecuado a los nuevos tiempos

Pedimos a Allah que les permita apertura de visión y se produzca la colaboración necesaria para avanzar en el desarrollo del Acuerdo de Cooperación por el bien de todos los musulmanes españoles.

¿Participará Junta Islámica de nuevo en este proceso de democratización del Islam español?

Junta Islámica decidió en 2006 que se retiraba del escenario de la representación, y así lo hemos mantenido. Eso no va a cambiar, aunque nos hemos ofrecido a colaborar en todos aquellos aspectos en los que nuestra trayectoria y experiencia nos lo permitan.
Los principales proyectos que Junta Islámica ha impulsado desde su creación, han tendido a dar realidad a los diferentes artículos de la Ley del Acuerdo de Cooperación, destacando el desarrollo del Instituto Halal como motor fundamental para hacer posible uno de los principales derechos que afectan a la vida cotidiana de los musulmanes en España, la alimentación halal.

En ese contexto, pensamos que hay un concepto básico que nos gustaría transmitir a los gestores de la nueva CIE, que es el de la NORMALIZACIÓN. Este concepto, que ya impulsamos sobre el tema Halal, debería extenderse a la educación, a la asistencia religiosa en instituciones públicas, y en general a la formación de todos los tipos de liderazgo: gestores de asociaciones religiosas, iniciativas para jóvenes musulmanes, empoderamiento de mujeres en sus diversas vertientes, encuentro interreligioso, gestión legal de los aspectos formales del Acuerdo: matrimonios, divorcios, defunciones, etc.

Pensamos que hay un concepto básico que nos gustaría transmitir a los gestores de la nueva CIE, que es el de la NORMALIZACIÓN

¿Cuáles son los proyectos que va a impulsar Junta Islámica en este nuevo periodo?

Primero el mantenimiento de las líneas de trabajo consolidadas: Instituto Halal, Educaislam, Webislam e Islam y Género. También participamos en actividades de encuentro interreligioso, y nos preparamos para la celebración del 25 Aniversario de la creación de Junta Islámica. Para el 2014, estamos programando diversas actividades que permitan visualizar los aportes que Junta Islámica ha realizado al desarrollo del Islam español contemporáneo.

Otro gran objetivo que nos hemos marcado en la nueva Junta Directiva es promover el asociacionismo y el voluntariado en proyectos de carácter social, impulsar la formación profesional que permita a los miembros de la comunidad musulmana, acceder a nuevos puestos de trabajo, fruto de los negocios que se están desarrollando en torno al tema Halal, pero también en otros segmentos, como el turismo, los enterramientos islámicos, la educación, la asistencia religiosa, etc. Desde el Instituto Halal hemos iniciado las tareas necesarias para poner en funcionamiento una bolsa de empleo, que vaya formando y dando acceso al mercado laboral a las personas que lo soliciten, especialmente dirigido a los jóvenes, mujeres y parados de larga duración. La creación de la Escuela de Formación Halal pretende abrir camino a esas nuevas posibilidades de empleo y cualificación de la comunidad.

La crisis económica está cambiando el concepto del trabajo tal y como lo concebíamos hasta este momento. Pensamos que sería de gran importancia la apuesta por los emprendedores/as. El comercio forma parte de la tradición islámica, y el mercado actual precisa de emprendedores que con esfuerzo e imaginación, puedan liderar proyectos económicos que no precisen de grandes inversiones. Internet como herramienta comercial puede ser muy interesante para este perfil de emprendedores/as.

El concepto de emprendedores es muy actual, pero cualquier proyecto necesita de una inversión y en España no se puede acceder a fondos islámicos (Halal). ¿Pueden hacer algo en este sentido desde su organización?

Desde hace años intentamos acercar el concepto de economía islámica a nuestro país, pero existen dificultades de tipo legal que impiden la llegada de fondos islámicos. Habría que cambiar la ley bancaria para que las entidades de finanzas islámicas puedan ofrecer sus servicios en nuestro país. Hoy es ya una necesidad, pues muchas personas quieren resolver su economía familiar y empresarial sobre un concepto Halal, y la realidad económica no lo permite del todo. Seguiremos haciendo gestiones institucionales con el gobierno para avanzar en su resolución.

También son interesantes las iniciativas de autofinanciación que ya existen en Internet, como el crowdfunding, por medio de portales sencillos en el que un emprendedor presenta su proyecto y las personas colaboran con aquellas ayudas y donaciones que cada cual se pueda permitir. Este modelo facilita el acceso al dinero, sin necesidad de pasar por las oficinas financieras, con las ventajas que todo ello comporta.

Eres miembro de la Plataforma Ciudadana contra la Islamofobia. ¿Existe suficiente conocimiento y sensibilidad ante este creciente problema?

Cada vez existen más iniciativas desde los colectivos sociales ante el problema de la islamofobia. En la Plataforma Ciudadana hemos conseguido equilibrar la presencia de entidades, sin que el peso recaiga solo en los musulmanes. La islamofobia es un problema que afecta al conjunto de la sociedad. Los promotores del odio al Islam y por consiguiente a los musulmanes, son los mismos que promueven otros tipos de odio, en general a todo lo que no sea igual a ellos: odio a los judíos, gitanos, a los pobres, a los extranjeros, a las personas de ideología progresista o de izquierdas, a los homoxesuales, y un largo etcétera. Es el viejo/nuevo fascismo que no conseguimos extirpar de la sociedad europea y occidental, a pesar de haber vivido dolorosas experiencias de su práctica en el siglo XX.

La islamofobia es un problema que afecta al conjunto de la sociedad

Quizás lo que resulta más complicado es discernir cuando se ha producido un delito de odio, pues aún no tenemos a punto las instituciones adecuadas para su detección y neutralización. Valoramos de forma muy positiva la creación de las fiscalías de delitos de odio, que poco a poco van recogiendo y calificando adecuadamente estos delitos, que se han ido incrementando en las dos últimas décadas.

Uno de los aspectos que más se critican a los musulmanes es su falta de entendimiento dentro de la misma confesión. ¿Cómo valoran ustedes este fenómeno y cuál es su posicionamiento ante ello?

Creo que la crítica se debe a la comparación con otras confesiones que están absolutamente jerarquizadas de forma vertical y en las que las decisiones se toman de arriba abajo. En esto, el Islam es diferente, todos formamos parte de la práctica, y como decía al inicio de la entrevista, las decisiones son por consenso, más allá de las instituciones y las autoridades religiosas. Esta peculiaridad hace que muchas personas no comprendan bien el fenómeno de la diversidad dentro del Islam.

En Junta Islámica siempre hemos intentado favorecer el encuentro, y de hecho mantenemos muy buenas relaciones con distintas comunidades islámicas, tanto en España como en todo el mundo

Si bien es cierto lo anterior, los tiempos de intolerancia que vivimos también están impregnando a las comunidades islámicas, y esa política general de descartar al otro por las peculiaridades que le distinguen, se está convirtiendo en una barrera, en lugar de en valores positivos que nos permitan crecer y engrandecernos en la alabanza a Allah y en la admiración de Su creación.

En Junta Islámica siempre hemos intentado favorecer el encuentro, y de hecho mantenemos muy buenas relaciones con distintas comunidades islámicas, tanto en España como en todo el mundo, pues Webislam ha servido como modelo de un nuevo concepto de comunidad “virtual”, que aprovecha lo positivo de las nuevas tecnologías para estar en contacto con hermanos y hermanas a miles de kilómetros.

Ya en la proximidad, intentamos al menos una vez al año juntarnos y disfrutar del contacto directo, a través de los encuentros que denominamos “amigos de Junta Islámica”. Queremos impulsar con mayor intensidad los encuentros con otras comunidades para colaborar en todo lo que tenemos en común, pues las diferencias son, a veces, solo fruto de la distancia.

No puedo dejar de mencionar aquellos que “de forma profesional” utilizan la buena voluntad de algunos musulmanes, que bien por desconocimiento, o bien por un afán de avanzar en su práctica islámica sin demasiados referentes cercanos, utilizan las redes sociales como referente, y son precisamente de los que se aprovechan esos profesionales de la difamación para atacar y sembrar descrédito y separación entre los musulmanes de buena voluntad, incluso llegando a ejercer el bochornoso papel de “policía religiosa”.

Todos estamos sujetos a nuestra condición humana y por tanto al error y a la equivocación. Los errores nos ayudan a aprender y la Compasión de Allah nos invita a seguir adelante sin vivir atrapados en el temor a equivocarnos. Allah nos ha regalado la petición del perdón “Astaghfirullah” y seguido su engrandecimiento y reconocimiento de la Unicidad: ¡LA ÎLAHA ILALAH!

Para finalizar, ¿qué te gustaría comentar de cara al futuro de su período como presidenta y a la comunidad islámica española?

me gustaría ver a los musulmanes recuperando la mirada hacia lo que siempre ha significado el Islam: el trabajo por el paz, el amor a la educación, la ciencia, el estudio y el conocimiento en todas las áreas del saber, la hermandad dentro y fuera del Islam, el reconocernos como criaturas del Allah, Único en sabiduría

Con respecto a mi presidencia, solo deseo que no sea muy larga, In sha llah, pues en Junta Islámica hay una maravillosa cantera de hombres y mujeres que pueden asumir esta responsabilidad con un gran futuro, y con visión y responsabilidad para aportar lo mejor de ellos al Islam del siglo XXI. Con respecto a nuestra Umma, no solo la española, me gustaría ver a los musulmanes recuperando la mirada hacia lo que siempre ha significado el Islam: El trabajo por el paz, el amor a la educación, la ciencia, el estudio y el conocimiento en todas las áreas del saber, la hermandad dentro y fuera del Islam, el uso de la inteligencia con responsabilidad y libertad, o lo que es lo mismo, el reconocernos como criaturas del Creador, Único en sabiduría, bondad y perfección, al que nos debemos y al que debemos total entrega y compromiso.


Anuncios


3 Comentarios

Mohamed Ahmed dijo el 24/07/2013 a las 16:35h:

Como se puede nombrar presidenta de la junta islamica a una mujer que no lleva ni hijab ??

Pape Momar dijo el 25/07/2013 a las 01:29h:

He aquí, es para decirle que el Hijab no es obligatorio porque alguien que tenga un buen corazón y que hace muchas cosas bien y que no vuela y bien es el corazón al que le ponen las velas pero no la cabeza, entonces alguien que esté Espana o en Francia y que corre un velo y bien si otros le miran mucho es haram. Pero si eres en un país musulmana y qué tú no pone Hijab es haram también. Lo que quiere decir que el Hijab no es obligatorio cuando usted no es en un país musulmán pero obligatorio en los países musulmán...

Heleni dijo el 25/07/2013 a las 12:07h:

Enhorabuena a la nueva presidenta, Isabel, quien sin duda hará una gran labor, pues es una gran persona con un corazón enorme. Y enhorabuena a Junta Islámica por toda su trayectoria.


Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/89711-junta_islamica_renueva_sus_cargos_y_emprende_una_nueva_etapa.html