webislam

Jueves 5 Diciembre 2019 | Al-Jamis 07 Rabi al-Zani 1441
605 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?=0

Oscars con olor a agresión

Argo y Cero Black Thirty forman parte del listado de filmes que tienen posibilidades de ganar el Premio Oscar 2013 y ambas encierran una preocupante lectura que occidente hace de la amenaza terrorista

30/01/2013 - Autor: Julio Abdel Aziz Valdez - Fuente: Webislam
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Argo, una película de Ben Affleck
Argo, una película de Ben Affleck

Ben Afleck logró convertir un acto heroico como fue la toma de la Embajada de Estados Unidos en Teheran en 1979 por parte de estudiantes en un acto cometido por fundamentalistas y terroristas, ello se desprende a partir de presentar a los funcionarios que ahí se encontraban ahí como personal dedicado a labores administrativas migratorias, sin ningún tipo de tacha política.

La muestra de esta película en el ciclo de premios a la industria fílmica norteamericana que culmina con el Oscar, que es el más importante, ha sido presidido por una extensa campaña de marketing a nivel mundial. Argo se puede catalogar como un producto finamente realizado que combina imágenes clásicas de agresiones contra norteamericanos por parte de los fundamentalistas, un ejemplo de ello fue la también aclamada No sin mi hija, con Sally Field, o el film de dibujos animados, ganadora del Oscar, Persépolis, que era una versión para niños sobre el porque hay que apoyar las sanciones contra Irán.

Las reacciones por parte de sectores de la industria fílmica iraní, muy importante hoy en día, políticos y académicos no fueron de esperar, muchos recalcan el hecho innegable del papel que la embajada tenía hacia 1979 en un Irán dominado por una Monarquía absolutista y despótica, y sobre la cual descansaban relaciones de millones de millones de dólares; adicionalmente servía, como es de costumbre, en centro de inteligencia dedicado a monitorear los movimientos que afectaban tanto los intereses del Sha como también del Estado de Israel que había ya vivido tres grandes guerras.

Evidentemente las criticas emanadas del “eje del terror” como afirmaba George Bush hijo no disminuyen el interés y la tendencia hacia la premiación de Argo, lo cual reafirma la necesidad de acudir a los discursos patrioteros cuando se tocan temas que implica agresión contra norteamericanos en el extranjero.

Casualmente, dentro de los nominados al Oscar de este mismo año 2013 aparece Cero Black Thirty de Katerin Bigalow, que muestra el trabajo de inteligencia que llevó a la captura y ejecución de Bin Laden, al igual que Argo; Hollywood parte de construir personajes que sobresalen a pesar de las dificultades, adicionalmente con su ideal de belleza.

Ciertamente Bigalow si justifica la detención ilegal, el homicidio selectivo y la tortura en función de un beneficio mayor; claro un ideal construido por un funcionario hartamente influenciado con una lógica paranoica e imperial. Contradictoriamente, y me imagino que sin intención, Bigalow da razón a los detractores de Argo cuando muestra como agentes de la CIA, torturadores y criminales utilizan las instalaciones de su embajada en Arabia Saudí para coordinar operaciones con gobiernos locales.

¿Qué otra función pueden tener las embajadas coloniales en ex colonias? De esto evidentemente se olvida Afleck y, al parecer, tampoco interesa, en tanto que el secuestro era algo que podía llamar más la atención a un público que necesita que su gobierno le de una razón para sacrificar impuestos y vidas humanas.

Ciertamente estos dos filmes muestran la visión prevaleciente en parte de la industria en relación al otro, árabe e iraní, diferentes culturalmente, pero iguales en su nivel de perversión; afortunadamente, ahora cuidan más de los detalles, lo que dice mucho sobre el reconocimiento del tipo de público al que está dirigido, pero no deja de ser tendencioso el uso de las imágenes y argumentos.

Estas películas muestran animadversión, irrespeto y prejuicio, altamente egocéntricas, a tal grado que poco se pueden diferenciar de los filmes surgidos en el contexto de la segunda Guerra Mundial y toda la Guerra Fría. El mensaje del director de Nader y Simin de Asghar Farhadi, ganadora del Oscar como mejor película extranjera en el 2012, cayó en saco roto. El llamado a la tolerancia de los pueblos y a conocer al otro se responde con filmes millonarios, con amplio uso de recursos y actuaciones impecables, pero igual de propagandisticos.

Es claro que a los realizadores no les importa que cómo de apegados a la realidad sean sus relatos, el objetivo es hacer eco del discurso oficial, el secuestro de funcionarios escépticos, un agente de la CIA que se disgusta de ver torturar a otro ser humano pero está convencida de la necesidad del método y, como buena patriota, alegre de ver el cadáver de un Bin Laden (si es que existió).

Poco de puede seguir esperando de la industria fílmica en Estados Unidos, creo que estos desmejoran el mismo arte cinematográfico y las demás producciones que se presentan en este evento.


Anuncios
Relacionados

Argo

Artículos - 27/12/2012

La verdad detrás de los matrix

Artículos - 03/06/2003

Sobre la crítica a los musulmanes organizados

Artículos - 20/03/1998



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/83484-oscars_con_olor_a_agresion.html