webislam

Viernes 18 Octubre 2019 | Al-Yuma 18 Safar 1441
668 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?=0

El trabajo y la salud

La salud es un derecho humano fundamental que implica el triple equilibrio somático, psíquico y social.

31/10/2012 - Autor: Junta de Andalucía - Fuente: Junta de Andalucia
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Salud en el trabajo
Salud en el trabajo

La salud se define como el estado de bienestar físico, mental y social.

Para la Organización Mundial de la Salud (O.M.S.), la salud es un derecho humano fundamental que implica el triple equilibrio somático, psíquico y social.

La salud se puede ver alterada por muchos motivos o factores de riesgo existentes en el ambiente laboral (el propio trabajo, el ambiente en el que se realiza, las condiciones de vivienda y alimentación, la recuperación física de las exigencias del trabajo, las posibilidades de ocio y de desarrollo personal en el trabajo).

Los seres humanos desarrollan multitud de actividades profesionales en medios diferentes, de forma que los ambientes que se crean pueden llegar a afectar incluso deteriorando su estado de salud, a veces, de forma inmediata (accidente de trabajo) y otras veces a más largo plazo (enfermedad profesional).

En el ambiente laboral puede haber sustancias químicas, diferentes manifestaciones de energía (rayos X, rayos gamma, rayos ultravioleta, frío, calor) y hongos bacterias, virus y protozoos.

La salud laboral tiene como fin el evitar que se pueda alterar la integridad psicofísica de los trabajadores, intenta mejorar las condiciones de trabajo. Tiene como finalidad fomentar y mantener el más alto nivel de bienestar físico, mental y social de los trabajadores en todas las profesiones, protegerlos en su empleo contra los riesgos para la salud y colocar y mantener al trabajador en un empleo que convenga a sus aptitudes psicológicas y fisiológicas, adaptar el trabajo al hombre y cada hombre a su trabajo.

Los factores que pueden alterar la salud de los trabajadores son:

-trabajo poco o nada motivador
-procedimientos de trabajo inadecuados o peligrosos
-materiales utilizados en el proceso productivo tóxicos, nocivos o peligrosos
-herramientas de trabajo poco adecuadas o poco ergonómicas
-realización del trabajo en un ambiente insalubre (gases tóxicos, ruido, vibraciones,  
 radiaciones ionizantes, calor radiante
- utilización de nuevas tecnologías. Las nuevas tecnologías pueden generar nuevos riesgos físicos, medioambientales y sociales.
- las nuevas formas de organización del trabajo (planificación de tareas simples, muy especializadas y repetitivas, elevada jerarquización, falta de confianza en la participación del trabajador, creencia de que la única motivación del trabajador es económica, gran importancia del control sobre la actividad). Estas nuevas formas de organización del trabajo originan un aumento de la carga mental del trabajador, originando alteraciones sobre su salud como la fatiga ocular, dolores de cabeza, molestias dorsales, astenia, depresiones, envejecimiento prematuro.

La fatiga mental provoca síntomas como:

- irritabilidad
- depresiones
- dolores de cabeza
- mareos
- insomnio
- exceso de sudoración
- pérdidas de apetito
-problemas digestivos

Así mismo, el art. 40.2 de la Constitución española señala que los poderes públicos fomentarán una política que garantice la formación y readaptación profesionales, velando por la seguridad e higiene en el trabajo y garantizando el descanso necesario, mediante la limitación de la jornada laboral, las vacaciones periódicas retribuidas y la promoción de centros adecuados.

El art. 14.2 de la  Ley de Prevención de Riesgos Laborales (LPRL) establece el deber de protección que tiene el empresario, debiendo garantizar la seguridad y la salud de los trabajadores a su servicio en todos los aspectos relacionados con el trabajo.

Los accidentes laborales y las enfermedades profesionales son la consecuencia de una mala prevención de los riesgos, pues conociendo las enfermedades profesionales podremos evitarla.

El art. 116 de la  Ley General de la Seguridad Social (LGSS) establece que para poder catalogar una enfermedad como profesional ésta debe cumplir tres requisitos:

- La enfermedad ha de contraerse ejecutando un trabajo por cuenta ajena.

- La enfermedad debe ser consecuencia de las actividades que se especifiquen en las disposiciones de aplicación y desarrollo de la Ley ( RD. 1995/1978 de 12 de mayo)

- La enfermedad además ha de proceder de la acción de elementos o sustancias que en las disposiciones de aplicación se indiquen para cada enfermedad profesional.

Según lo dispuesto en el art. 115 LGSS tendrán la consideración de accidente de trabajo las enfermedades no incluidas en el art. 116, que el trabajador contraiga con motivo e la realización de su trabajo, siempre que se pruebe que la enfermedad tuvo por causa exclusiva la ejecución de dicho trabajo.

Se considerará enfermedad común las alteraciones de la salud que no tengan la condición de accidente de trabajo, ni de enfermedad profesional conforme a lo dispuesto en los art. 115 y 116 LGSS.

Las enfermedades profesionales se clasifican en los siguientes grupos (Decreto 1995/1978 de 12 de mayo):

- Enfermedades Profesionales producidas por agentes químicos como el plomo, mercurio cadmio, manganeso, cromo, níquel, berilio, talio, vanadio, fósforo, arsénico, cloro, bromo, yodo, flúor, amoníaco.

- Enfermedades profesionales de la piel causadas por sustancias y agentes no comprendidos en otros apartados.

- Enfermedades profesionales provocadas por la inhalación de sustancias y agentes no comprendidos en otros apartados como la silicosis, asbestosis, neumoconiosis, cannabiosis, asma.

- Enfermedades profesionales infecciosas y parasitarias, como el paludismo o la fiebre amarilla.

- Enfermedades profesionales producidas por agentes físicos, como las cataratas o la sordera.

- Enfermedades sistémicas, tales como la distrofia de la córnea, el carcinoma nasal, el carcinoma de piel.

También podemos clasificar las enfermedades según las causas que las provocan:

- Intoxicaciones profesionales: son producidas por agentes tóxicos sin vida, que penetran en el organismo produciendo alteraciones. el agente que las causa es de tipo químico.

- Infecciones profesionales, cuyo agente externo causante de la enfermedad es un ser vivo (tétano, paludismo)

Otra forma de clasificar las enfermedades profesionales es según el cuadro clínico que generan:

- Alergias profesionales en las que el desencadenante o alérgeno actúa solo en la persona sensibilizada a él.

- Cánceres profesionales: son enfermedades que se caracterizan por un crecimiento desordenado y anárquico de las células que componen los tejidos. Algunas sustancias cancerígenas son: el amianto, sustancias radiactivas, aminas, níquel, alquitrán, betún, asfalto, arsénico ...

- Dermatosis profesionales: son enfermedades de la piel (dermatitis o eczemas).

- Neumoconiosis: son enfermedades producidas por haberse depositado polvo inhalado en los pulmones.

ENFERMEDADES OCASIONADAS POR AGENTES PSÍQUICOS Y SOCIALES

Son problemas psíquicos, psicosis, depresiones, neurastenias consecuencia de la automatización, división del trabajo y especialización en tareas simples y repetitivas, que conducen a la deshumanización del trabajo, monotonía y falta de interés en el trabajador, así mismo influyen los factores sociales como salarios, organización del trabajo, promoción, mando, etc. propios de nuestro tiempo, pueden terminar produciendo las citadas enfermedades en el trabajador.

¿CUÁLES PUEDEN SER LOS ELEMENTOS CAUSANTES DE UN ACCIDENTE DE TRABAJO?

Los accidentes de trabajo se pueden producir:

- por la falta de preparación del trabajador para realizar las tareas encomendadas, ausencia de motivación o problemas físicos o emocionales (factores personales).

- por la falta de normas y criterios de trabajo, un diseño incorrecto de equipos e instalaciones o un uso inadecuado de las máquinas y herramientas de trabajo (factores de trabajo).

- por la comisión de actos inseguros (realización de trabajos para los que no se está debidamente autorizado) o la existencia de condiciones inseguras (no avisar de las condiciones de peligro, no informar sobre como han de utilizarse los equipos de protección individual, existencia de malas condiciones del medio o entorno de trabajo, falta de protección en máquinas e instalaciones, falta de sistemas de alarma, ausencia de orden y limpieza en el lugar de trabajo).

Los actos inseguros son imputables al trabajador pero las condiciones inseguras no son directamente imputables al trabajador.

¿QUÉ SON LOS FACTORES DE RIESGO?

Son los elementos, circunstancias y situaciones que pueden causar un accidente, también se incluyen los agentes nocivos o tóxicos que por su presencia en el lugar de trabajo pueden producir a mas largo plazo enfermedades profesionales.

Podemos hacer referencia a los factores estructurales (pasillos escaleras, instalaciones, maquinaria) cuyo riesgo es cierto y evaluable.

Otro factor de riesgo es la carga de trabajo, el grado de insatisfacción en un trabajador puede producir descuidos o negligencias graves o fatales.

Otro factor importante son los agentes contaminantes (agentes químicos, biológicos, ruidos, vibraciones, frío, calor...) que pueden provocar un gran numero de enfermedades.

LEGISLACIÓN APLICABLE

Ley de Prevención de Riesgos Laborales (L. 31/1995).

Esta Ley analiza aspectos de prevención, de riesgo laboral, de daños derivados del trabajo y de equipos de trabajo.

Reglamento de los Servicios de Prevención,   RD. 39/1997 y  RD. 780/1998, que desarrollan la ley anterior.

¿CÓMO SE ORGANIZA LA PREVENCIÓN EN LA EMPRESA?

El empresario ha de ocuparse de que la empresa esté organizada y de que sus trabajadores estén seguros y en condiciones de trabajo adecuadas. Para ello, es necesario que se realice un plan de prevención, analizando que tipos de accidentes o enfermedades de trabajo se producen, con qué frecuencia, cuantos trabajadores afecta, que tipo de trabajador es el más afectado, que costes produce para la Seguridad Social, para el empresario y para las familias.

Se deben de evaluar los riesgos y cuales son las medidas mas adecuadas para evitar esos riesgos.

No es lo mismo prevenir que proteger. Prevenir significa tratar de evitar un riesgo posible a través de los medios de los que se dispone. Proteger significa que el riesgo está ahí, que no se puede evitar, pero que en caso de producirse sus consecuencias van a ser nulas o muy leves para el trabajador.

Son medidas de prevención y protección:

Técnicas médicas: reconocimientos médicos periódicos, tratamientos médicos preventivos, selección de personal y educación sanitaria.

Técnicas no médicas: técnicas de seguridad, de higiene, ergonomía y psicosociología.

 

 


Anuncios



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/79083-el_trabajo_y_la_salud.html