webislam

Jueves 20 Febrero 2020 | Al-Jamis 25 Jumada al-Zani 1441
631 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?=0

El factor racial en la política

las guerras y enfrentamientos tienen un fundamento prácticamente económico

27/10/2012 - Autor: Dr.Armando Bukele Kattan - Fuente: Webislam
  • 1me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación


Dr. Armando Bukele Kattan

Aunque el mundo se divide entre ricos y pobres y no solo entre los habitantes de un país determinado; sino y aún más marcado, entre los países del mundo; y también cuando se afirma que las guerras y enfrentamientos tienen un fundamento prácticamente económico, no se puede ni se debe descartar un elemento todavía más discriminador, y aunque muchos se hacen los desatendidos; está allí, y se manifiesta permanentemente en todas las circunstancias: El racismo; en nuestro medio, tremendamente marcado desde la conquista, donde se estratificó racialmente a la sociedad: ciudades de indios y mestizos;  ciudades de negros y mulatos y ciudades de blancos; lógico, los blancos eran considerados superiores; y todos los demás, eran considerados miembros de razas inferiores. De más está decirlo que para mí eso es una completa estupidez, pero constituía la realidad. La estratificación era tan marcada que cuando Pedro de Alvarado trajo indígenas de México para que le ayudaran en la conquista del señorío de Cuscatlán, no fueron dejados en ninguna ciudad o villorrio existente, ni siquiera de indios y mestizos. Para ellos se les construyó la villa de Mejicanos, que al menos así fue en sus orígenes.

La clasificación racial era básicamente: blancos europeos por un lado y por el otro, todos los demás. Un completo apart-heid.

Los “turcos” (en su mayoría árabes palestinos) y los chinos, no entraron en esa estratificación, porque vinieron después, sobretodo a principios del siglo XX; pero también ellos fueron en su momento discriminados.

En 1932, luego de la matanza de indios y mestizos, en el alzamiento campesino, se dictó también en ese año la prohibición de la entrada de razas “perniciosas”: negros, chinos y árabes (a los comúnmente llamados turcos), aunque vinieran de otras latitudes y con pasaporte de otras nacionalidades. O sea que se perseguía a la raza, no a los países.

Con eso se mantenía todos los grupos “secundones bajo control; llevando a la sumisión por miedo, al grupo mayoritario; y a las minorías, eliminando un aumento masivo, controlando las nuevas  inmigraciones.

El racismo fue la causa fundamental de la marginación, o bien de los obstáculos, para evitar el crecimiento de los más hábiles de esos grupos “sometidos”. La falta de oportunidades, el despojo y la marginación produjo la pobreza y con ello una nutrición y educación deficiente, que llevó irremediablemente a la miseria; y el desarrollo negativo produjo ese círculo vicioso de negatividades. Y todavía se le echa la culpa a la masa, aunque lo que falló fue la levadura. Las razones económicas pueden ponderarse, pero el origen de esa pobreza existente ahora, fue eminentemente racial. La pobreza es así un efecto resultante.  ¡Qué fácil es para un criollo, superarse, aún siendo un mediocre; y para un no criollo, superarse, necesita ser muy superior al promedio.

Incluso se sigue ponderando a los países únicamente en cuanto a su desarrollo económico, sin considerar como ese progreso se reparte entre la población. No debemos analizar solo el producto interno bruto, ni solo los índices económicos y financieros,  sino también los índices sociales: salud, educación, alfabetismo,  nutrición, y en general, el índice de desarrollo humano.

Que no se intente quitar los beneficios sociales a las clases más desposeídas o a la niñez, que tiene que ser la prioridad N°1. Allí tienen que verse las estadísticas de Cuba o Venezuela o también de Costa Rica, para no politizar mi mensaje. El Salvador continúa estando abajo en el desarrollo humano.

Las leyes siempre han favorecido al grupo dominante, que incluso siguen manteniendo el poder, aunque hayan perdido momentáneamente tan una solo una parte de la gerencia de ese poder. Las facilidades para trabajar han sido históricamente dirigidas a ellos: leyes especiales, financiamiento prioritario; exenciones, subvenciones; apoyo gubernamental etc. El capital árabe palestino, de los inmigrantes y sus hijos, fue enormemente presionado e incluso perseguido. Miles de ejemplos, muchos de ellos pintorescos, puedo mencionar en este programa, pero  lo dejaré para otra ocasión. No se trata aunque las presiones continúan, del capital salvadoreño de origen árabe palestino en estos años recientes; sino antes de 1980. Es una lástima que a muchos salvadoreños de ese origen se les haya olvidado los abusos gubernamentales que soportaron sus ancestros o incluso ellos; o si se acuerdan, no poder anular ese miedo insuperable al capital criollo, sin percatarse que ellos ya los han superado económica y culturalmente, a pesar de los obstáculos históricos. Sin embargo se puede tener fuerza, pero hace falta la conciencia de tenerla y sobretodo el valor para ejercerla.

Por otro lado, se puede perdonar, pero nunca se debe olvidar, porque si te olvidas, te lo harán de nuevo.

El desarrollo del capital salvadoreño de origen árabe-palestino ha sido espectacular, aunque se quiere minimizar, acusándolo de cosas  inexistentes. El árabe no vino a América como conquistador, no obtuvo propiedades ni bienes a la fuerza, no engañó a sus clientes intercambiando espejitos y vidrios coloreados por oro, ni obtuvo éste, matando o esclavizando a sus legítimos propietarios, no robó tierras, ni cercó tierras ajenas; no marginó a otros, ni estratificó a la sociedad y durante más de 80 años fue perseguido por los Gobiernos de turno, generalmente motivados por el grupo dominante; hasta a veces encarcelado sin motivo (generalmente en los pueblos), y solo salía libre hasta que pagara un “impuesto de guerra”, generalmente bienes y mercaderías de su bazar; (una diferente modalidad a la actual extorsión), aunque todavía más problemática. Ahora se puede denunciar ante las autoridades; antes no, porque eran las autoridades las que realizaban la extorsión, con la complacencia del grupo dominante y veces bajo sus órdenes.  A los pioneros (los árabes palestinos de la primera generación), no se les permitía nacionalizarse; los grandes periódicos, se encargaban de denigrarlos, peor que ahora; se promulgaban leyes en su contra; se les negaba el pasaporte, aún a los nacidos en El Salvador; no se les permitía comprar propiedades, se les discriminó y calumnió.

Eso era a los que ya estaban adentro. Desde 1932 se prohibió la entrada de nuevos inmigrantes. Pero a pesar de todo, el árabe surgió.

Para surgir en ese ambiente se necesitaba ser especial, con una capacidad intelectual  superior, una disposición de trabajo extraordinaria; y un aguante y una perseverancia inclaudicable.

Cuando quieres  superarte y no provienes del grupo dominante, (y eso va para todas las razas) tienes que ser mucho mejor, Si eres mediocre o incluso promedio, no puedes escalar posiciones: el sistema te aplasta.

Esto es importante recalcar, porque toda cosa negativa está ligada a otra positiva. Si eres del grupo dominante (o al menos en nuestro país), eres blanco europeo y si tienes aún mejor, un apellido extranjero, preferiblemente europeo, todo se te hace más fácil y puedes triunfar, aún siendo un mediocre. Hasta tienes al cuarto poder, prácticamente a tu favor. Si no lo eres, la carrera plana se vuelve con obstáculos; y aquí menciono la parte positiva: el esfuerzo te potencializa y si eres muy capaz, triunfas, a pesar de todo.
Cuando quieres superarte y no provienes del grupo dominante, tienes que ser mucho mejor. Si eres mediocre o incluso promedio, no puedes escalar posiciones: El Sistema te aplasta.

Te tienes que conformar con lograr la supervivencia, y con mucho esfuerzo. Aquellos que se han superado proviniendo de los grupos secundones, merecen un aplauso adicional y un reconocimiento doble.

Para los que vimos la película Gladiador se puede aquilatar el mensaje. Gladiador es dejado sin comer y sin dormir por varios días y con las manos alzadas, sin descanso alguno. Y luego es herido con la espada, estando amarrado; y en el combate, todavía el César hace trampa. Si Gladiador fuera tan solo un poco mejor que el César, en esas condiciones, no hubiera podido vencerlo. Por otro lado, se puede llegar a ser hasta el César, aún siendo un mediocre, siempre que pertenezcas a la esfera del poder.

Veamos en un país también racista: los Estados Unidos, pero con una gran diferencia. Allá la mayoría manda: los WASP. (White-anglosaxon and protestant): Blanco, anglosajón  y protestante. Cualquier miembro de una minoría, es por ello discriminado y se requiere una mayor capacidad para triunfar; John Fitzgerald Kennedy, (un católico) y ahora, Barrack Hussein Obama, un afroamericano. Falta una mujer, dentro de poco y un latinoamericano, para después. Nadie puede negar que triunfar en estos casos merece un doble reconocimiento. En nuestro país, el racismo es bastante diferente. Aquí manda la minoría. No sólo es racismo, sino también imposición, sometimiento. Esta minoría, se ve apoyada por un sector sometido mayoritario, que en % apreciable le agrada servir a su “señor”, lo cual viene por costumbre, por inercia o por genética, o por una mezcla de ellos. Esta mayoría sometida, definitivamente ocupará los trabajos más bajos: son las fuerzas de choque, los pinta y pega, los que se enfrentan con los opositores, son los que se conforman con las migajas. Y se sienten felices por ello. El dominio histórico, se convierte en genética y luego ésta, se traduce en impulsos poderosos.

Sin embargo, aún siendo una amplia mayoría, no representa resquemor del grupo dominante; ya que esta mayoría sometida no aspira a subir en jerarquía. Se sienten felices de ser considerados parte del movimiento, aunque ocupen la escala más baja; o como dijimos en un programa anterior, la base de la pirámide. El problema se presenta cuando alguien de un grupo “secundón”, por su especial capacidad y trabajo popular, empieza a subir en la escala. El grupo dominante se pone alerta, para que se quede en los mandos intermedios; pero cuando la coyuntura o las condiciones del destino, lo empujan a la cúpula, allí empiezan los problemas. Tiene que ser muy capaz y estar realmente predestinado a ello para que sea aceptado en la cúpula. Y si es aceptado, será a regañadientes y con restricciones.

El caso del Dr. Norman Quijano es un ejemplo característico de esta anterior aseveración. Siendo la carta más popular de Arena y habiendo obtenido la mayoría de los votos de las bases, hubo tanto forcejeo interno para que al fin fuera anunciado como candidato presidencial para el 2014, por el COENA. Tres veces fue pospuesto su nombramiento público y más de alguna vez, la celebración tuvo que ser pospuesta. Cualquiera diría que no hay motivo para ello; pero la explicación se encuentra en ese racismo histórico de nuestro país, que se manifiesta en una parte representativa de ese sector dominante de la cúpula Arenera y algunos de  sus principales contribuyentes.

Y no son solo rumores, sino que realidades, lo cual puede confirmarse en el lenguaje corporal, manifestado en las fotos y videos publicados. Si Norman Quijano fuera criollo, no hubiera habido oposición, pero para mí, el Dr. Quijano es una carta más positiva que cualquier criollo de la lista “electoral”, los cuales  a pesar de su promoción, no levantaron cabeza.

Norman Quijano supo dosificar su apoyo popular dentro de Arena, manifestándose públicamente cada vez que la presión interna se decantaba por otro candidato (se mencionaban 2 criollos), los demás eran material de relleno. No era prepotencia de él sino que una gran dosis de habilidad política. Y lo logró. Incluso a su éxito electoral municipal, se le trató de restarle mérito aún dentro de la misma cúpula arenera; y aún continúa, aunque en menor escala. Norman Quijano logró solidificar la Alcaldía Municipal de San Salvador, y el triunfo arenero, al menos en Soyapango y Mejicanos, se lo deben a él. Arena nunca pensó ganar en Soyapango y el candidato escogido lo demuestra. Todavía hay resquemores internos en Arena y enfrentamientos sobre la candidatura de Norman Quijano, pero ya hay consenso que él no será presidente del COENA;  ni siquiera honorario, por aquello de no duplicar funciones. Tampoco Paquito Flores fue nombrado presidente honorario del partido y fue prácticamente marginado después. El COENA lo llamó solo cuando lo necesitaban de nuevo. Tenían que llenar el vacío dejado por Tony Saca. Yo que Paquito, no regreso. Bueno, cada quien actúa diferente.

Este problema en el COENA proviene lógicamente de Fredy Cristiani, y su grupo. El es el único 100% criollo de todos los expresidentes de ARENA. Se opuso incluso al nombramiento de Armando Calderón Sol (un buen presidente) y fue el causante de expulsar a Tony Saca y dividir a la derecha, lo cual fue un acto de venganza satisfecha, pero al mismo tiempo de torpeza política.

Hablé del candidato de ARENA y ahora hablaré del candidato del FMLN, en base al factor racial en la política. No estamos pidiendo el voto para ninguno y falta mucho tiempo para las elecciones. Nos referimos de ellos en forma positiva, como corresponde y trato de analizar el porqué de sus detractores. Si ambos han llegado al lugar donde se encuentran,  sin pertenecer al grupo dominante, merecen un reconocimiento especial. Independiente a qué grupo ideológico representen. La ideología está fuera del alcance, al menos en este programa.

Si Norman Quijano, recibió la presión racista dentro de la cúpula arenera y logró vencerla; a Sanchez Cerén, la presión empezará desde que resulte confirmado. El camino, le será cuesta arriba. El FMLN no es un partido racista, aunque los criollos que lo integran son pocos y pueden considerarse como renegados, por la misma ARENA. El profesor Salvador Sanchez Cerén no tuvo problema en su nombramiento. Fue escogido por unanimidad por la cúpula del Frente, pero la presión racista vendrá desde afuera, y no lo será tanto por su extracción racial, sino por pertenecer a un partido que es visto por el grupo dominante como contrario a sus intereses. Este enfrentamiento histórico, hoy con matices diferentes, (políticos y económicos) proviene desde el tiempo de la conquista, donde se estableció la dicotomía entre vencedores y vencidos y luego entre dominantes y sometidos. La base histórica tiene un contenido eminentemente racial, los dominantes eran criollos (blancos  europeos) y los dominados (eran todos los demás). Hoy la estructura tiene derivaciones económicas: Ricos o pobres; ó políticas: derecha o izquierda, pero su origen es básicamente racial. La presión del grupo dominante se multiplicará ahora contra el FMLN y será un bombardeo a la percepción de los votantes indecisos y a tratar de desvirtuar la imagen del candidato. Y allí se volcará el cuarto poder con nuevos paradigmas, masivamente publicitados. Volverá el petate del muerto, esta vez con nuevas formas y nuevos colores. Algo que ya se ha venido haciendo en el pasado, pero ahora será magnificado.

La presión negativa sobre el candidato ha sido hábilmente manejada por el grupo dominante, por lo cual la mayoría de los que admiten que no les gusta el candidato del FRENTE, no saben explicar porqué. Sus cualidades personales no se consideran: fue un buen combatiente en tiempos de guerra, participó en los Acuerdos de Paz y ha sido un buen funcionario en el presente gobierno). El Ministerio de Educación recibe la mejor calificación en este Gobierno (incluso antes que Obras Públicas) y no hay indicios de corrupción alguna. Sin embargo la realidad política no es cuestión de una verdad oculta, sino de una percepción evidente.

Hay que recordar que si no se es criollo, y peor aún, estar en el bando contrario, la lucha siempre es cuesta arriba. Y no basta solo ser capaz y honesto, sino que también hacer que la gente lo crea.

El problema se fundamenta en que las personas aceptan las cosas influenciadas por una propaganda masiva, y paradigmas auto impuestos, sin detenerse muchas veces a analizar las cosas. Lo positivo del caso es que la gente empieza a razonar y escudriñar, aunque lo negativo es que apenas empieza .

Fuente: http://www.aclarandoconceptos.com

Anuncios



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/78917-el_factor_racial_en_la_politica.html