webislam

Domingo 20 Enero 2019 | Al-Ajad 13 Jumada Al-Auwal 1440
1160 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?=0

Aclaración Semántica del Respeto: Dime que sí, u olvídate de mí

Que cuando tu palabra sea No, signifique No; y cuando tu palabra sea Sí, que signifique Sí

13/10/2012 - Autor: Moámmer al-Muháyir - Fuente: Envío público a Webislam
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación


Malalai Yoia es una de las voces femeninas más fuertes en defensa de su autodeterminación: No es NO.

Sin duda, una de las grandes luchas del feminismo histórico ha consistido en corregir los desvaríos semánticos con que el autoritarismo justifica los atropellos que comete, presentándolos como algo positivo, como un progreso, o en el mejor de los casos, como un mal necesario. Una de esas batallas en la era moderna y quizás una de las más dolorosas para las mujeres, es la que ellas han llevado a cabo para convencer a la sociedad del auténtico valor de su palabra cuando una mujer dice que "No", intentando recuperar su propia voz mediante su propio testimonio, rechazando de plano la respresentación intermediara con que el machismo autoritario se arroga el derecho de representarlas, medida que siempre se ha tachado de desafiante.

La historia contemporánea del siglo XX está llena de crónicas policiales de violaciones y acoso sexual con un modelo dialéctico que se repite sistemáticamente, en el cual el violador o acosador usualmente se atribuye la interpretación última de lo que una mujer quiere, desea y necesita, explicando ante los jueces cosas como:

- "Ella me dijo que no, pero en realidad quería decir que sí. Ella quería que yo la violara, ella lo estaba disfrutando, pude verlo en sus ojos. Yo no quería golpearla, pero ví que ella lo disfrutaba, que era lo que ella quería que yo hiciera".

La respuesta de las víctimas suele ser siempre la misma:

- "Le expliqué que no estaba interesada en él pero hacía como que no me escuchaba. Le pedí por favor que me dejara en paz, incluso dejé de contestar sus llamadas y dejé de saludarlo, pero él seguía cada vez más obsesionado en que nos viéramos".

Fue con testimonios como éste que la sociedad moderna descubrió que algunas mujeres tenían voz y hablaban en serio, y que cuando decían "No", querían decir... exactamente eso.

Este proceso fue muy doloroso para las víctimas, y es difícil evaluar en qué grado estas mujeres tuvieron éxito, pero creo que saliendo a la calle u observando a la sociedad occidental, cualquiera podría decir que ellas lograron instalar este debate sobre lo que significa cuando una mujer dice que "No" en nuestras sociedades, en la televisión, en la radio, en los periódicos, y en la música popular.

Exactamente el mismo modelo de relación dialéctica, con las mismas excusas por parte de los violadores y exactamente los mismos testimonios por parte de los violados, puede percibirse claramente en el más somero registro de las relaciones internacionales de poder que se haga desde que la colonización político-económica y la supresión de la identidad cultural, se han convertido en el método preferido por las grandes potencias para abusar de las pequeñas naciones. Hagamos, por ejemplo, un breve repaso sobre la historia de las sangrientas dictaduras que Washington impulsó en toda América Latina, y nos podremos encontrar al Secretario de Estado estadounidense Henry Kissinger, según documentos desclasificados del Archivo Nacional de Seguridad de Estados Unidos, justificando con estas palabras el derrocamiento y asesinato del Presidente constitucional de Chile Salvador Allende por parte de una milicia que respondía a la CIA: "No podemos permitir que un país como Chile se haga comunista por la estupidez de su pueblo". Aquí puede verse claramente el discurso de una nación violadora que se atribuye la interpretación última de la voluntad de un pueblo en las urnas.

Naturalmente, si el discurso del machismo autoritario atraviesa desde las más triviales relaciones domésticas hasta las altas esferas del poder, podíamos preveer que esta relación dialéctica continuaría, y que ambas partes encontrarían nuevas formas y estrategias para imponer su discurso ante la sociedad.

A mediados de los años '80 surge en América Latina un cantautor romántico de origen guatemalteco que canta a las mujeres con poesías de dudosa métrica y rima fácil. Y detrás del envoltorio romántico de la melosa canción latina, nos volvemos a encontrar con una nueva arremetida de la excusa favorita de los violadores:

"... si me dices que no puede que te equivoques; yo me daré a la tarea de que me digas que sí... "

"Dime que no y deja la puerta abierta. Dime que no y me tendrás pensando todo el día en ti, planeando una estrategia para un sí..."

"Si me dices que no, seguiré conquistando, descubriéndote cosas que ni tú te conoces..."

"Siempre lo fácil me duró tan poco, y no lo niego, me divertí. Pero la soledad me ha vuelto loco, porque el amor nunca ha pasado por aquí".

Estos párrafos que aquí presentamos y que estoy seguro que ustedes ya han podido valorar en su auténtica dimensión mediante el análisis previo de este artículo, pertenecen a la popular canción de Ricardo Arjona titulada "Dime que no", cuyo mayor logro en la cultura moderna ha sido volver a instalar de la forma más simpática y almibarada posible la idea de que cuando una mujer está diciendo que no, en realidad está queriendo decir que sí. Y esta vez, ha logrado que a las mujeres les fascine la idea (y que los hombres que la escuchan tomen nota de cómo se hace), utilizando un método muy similar al que el fisiólogo ruso Iván Pavlov ideó para adiestrar perros.

Para resumir en qué consiste este método, les contaré una breve anécdota que escuché a mi madre. Mi madre contó que cuando ella era joven tenía un amigo al que visitaba a menudo. Su amigo tenía un perro del cual se decía que comprendía todo lo que la gente hablaba. Una tarde, compartiendo un mate entre amigos, el debate sobre la inteligencia de este can resurgió con renovado entusiasmo; el amigo de mi madre y orgulloso propietario del perro argumentaba que el perro efectivamente comprendía el sentido de lo que uno le estaba diciendo. Mi madre, por el contrario argumentaba que el perro sólo comprendía el tono de voz de la persona que le hablaba, sin importar lo que se le dijera. El debate derivó en una apuesta y los amigos entre risas diseñaron un divertido experimento, que consistía en invertir el tono de voz correspondiente a las frases comunes que el dueño usaba habitualmente con su perro. Por sugerencia de mi madre y ante la mirada expectante del perro, su dueño se levantó de la silla, y con el dulce y apacible tono de voz con que habitualmente le preguntaba al perro si tenía hambre o si quería salir a pasear, le dijo:

- Otra vez me rompiste el almohadón del sofá, perro hijo de p., te voy a dar tantas patadas que no te van a quedar ganas de subirte a mi sofá.

Ante la mirada atónita de los amigos, el perro comenzó a mover alegremente la cola y se dirigió al perchero para alcanzar la correa.

No conforme del todo con los resultados, el dueño del perro ejecutó esta vez el experimento inverso, y con un tono de voz severo y regañón, el ceño fruncido y los puños tensos, miró fijamente a su perro y le dijo:

- Hola precioso, no sabés cómo te extrañé, ¿querés que vayamos a dar una vuelta a la manzana? ¿Eso querés?

Al oír esto, el perro salió asustado y se escondió en su cucha. Con estos resultados los amigos se convencieron finalmente de que el perro no comprendía cabalmente lo que se le decía, sino que simplemente respondía a las emociones que percibía en el tono de voz de quien le hablaba.

Este método, que a veces es mencionado como "creación de reflejo condicionado" es muy conocido en psicología del individuo, y es ampliamente utilizado hoy en día por las agencias de marketing y su 'psicología de consumo de masas' para empujar a la gente a comprar compulsivamente cosas que no necesita, incluso repulsivas para una sana percepción sensorial, como el cigarrillo. Y como es de esperar, es ampliamente utilizado por los gobiernos dictatoriales para implementar medidas impopulares, como bien lo ha detallado el prestigioso lingüista e intelectual Noam Chomsky en su brillante análisis titulado "10 Estrategias de Manipulación Mediática".

Esto es precisamente lo que hizo el cantautor romántico latino Ricardo Arjona con su canción "Dime que no": poner en boca de nuestras mujeres el discurso de los violadores y los abusadores sexuales, mediante una pegadiza y emotiva canción romántica. Su canción parece que ha vuelto a convencer a nuestras mujeres que cuando un hombre no se atiene al significado literal de lo que una mujer dice, no es que esté queriendo abusar de ella, sino que la ama y la conoce mejor de lo que ella se conoce a sí misma, tal como explican con soberbia los violadores y acosadores sexuales de toda laya y color.

Y lamentablemente, a las distraídas mujeres de nuestra sociedad latina, al parecer les encanta, y la cantan emocionadas cuando caminan por las calles: "Dime que no, me tendrás pensando todo el día en ti...".

Recordemos que se atribuyen a Jesús las siguientes sabias palabras: "Que cuando tu palabra sea No, signifique No; y cuando tu palabra sea Sí, que signifique Sí". Este es el discurso de la gente honesta y honrada, y el discurso contrario, es el de los farsantes, el de los embaucadores; el de los defraudadores de la confianza, el de los traidores y los hipócritas.

Y la verdad nos hará libres.
 


Anuncios
Relacionados

El velo y el terror

Artículos - 23/02/2001

El vacío materno de Allâh

Artículos - 10/08/2001

El hiyab, el velo

Artículos - 02/02/2002



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/78527-aclaracion_semantica_del_respeto_dime_que_si_u_olvidate_de_mi.html