webislam

Viernes 19 Octubre 2018 | Al-Yuma 09 Safar 1440
1036 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?=0

El veganismo y la emergencia del consumidor musulmán

Uno de los argumentos más sólidos para el veganismo es el de evitar la inanición humana

17/09/2012 - Autor: Herbivore Lion - Fuente: Halal Focus
  • 4me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

¿Qué es halal?
¿Qué es halal?

La pasada noche estaba escuchando un programa de Radio 4 de la BBC británica que se titulaba "El futuro es halal". "La gente asocia el término halal con la carne. Por lo general, solo se piensa en él como un término que define el modo en el que los animales han de ser sacrificados conforme a la ley islámica. Sin embargo, en realidad el término halal comprehende algo mucho más amplio". Según Wikipedia:

"Halal un objeto o una acción que se permite hacer o realizar, de acuerdo con la ley islámica. El término se utiliza para designar los alimentos vistos como lícitos o permitidos según la ley islámica. Lo contrario de esta palabra es haram (en árabe: "prohibido").

Esta es la introducción al programa de la BBC iPlayer:

"Has oído hablar de la carne halal, pero ¿qué puedes decir de un pincel halal, un perfume halal o  un resort vacacional halal?

Un reciente informe de The Economist proclamaba a las empresas: ignore al consumidor consciente de la Sharia por su cuenta y riesgo. La población musulmana mundial alcanza actualmente los mil ochocientos millones de personas y continúa creciendo rápidamente; se predice que los musulmanes representarán el 30% de la población mundial en 2025. Más de la mitad son menores de 25 años y muchos de ellos son conocedores de la tecnología, conscientes de la marca y con un potencial de consumo cada vez mayor. En respuesta, ha habido una explosión de bienes y servicios destinados a los musulmanes.

Mientras que Gran Bretaña ha tardado en despertar a esta nueva tendencia de consumo, otros países ya están cosechando las recompensas económicas de atender las necesidades de los musulmanes. Malasia se ha convertido en el líder en la certificación halal y en la promoción de la industria halal global. Cada año, Kuala Lumpur acoge la Semana Mundial Halal, que reúne a una gran variedad de notables y destacados eruditos y científicos musulmanes, fabricantes de productos y servicios halal y grandes empresas multinacionales. Malasia es también hogar de la primera universidad internacional para la enseñanza de las finanzas islámicas.

Hay muchas preocupaciones sobre cómo garantizar y potenciar la credibilidad de la certificación halal. Sin embargo, este incipiente segmento que procura satisfacer la demanda de los consumidores musulmanes más allá de la comida halal está provocando la confluencia de la religión y los negocios de una manera sin precedentes - y otorgándole una nueva identidad al Islam en el siglo XXI.

Pero, ¿está esta floreciente industria internacional simplemente impulsada por el afán del negocio y el lucro o, por el contrario, está verdaderamente apoyando y preconizando los valores islámicos? Y, ¿hasta dónde estos productos y servicios halal ganan aceptación entre consumidores no musulmanes? Se cuestiona Navid Akhtar.

El programa recogía una serie de referencias a los veganos, los ideales orgánicos y libres de crueldad. Un ejemplo significativo lo tenemos cuando Navid Akhtar visita una feria comercial en Malasia y habla con un comerciante que vende porcelana sin hueso. El comerciante declara que los productos no se comercializan sólo a los musulmanes, sino a cualquier grupo que no desee encontrar ingredientes de origen animal en los productos que han comprado, tales como los hindúes o personas que se oponen a la explotación animal por motivos no religiosos.

Lo que obliga a Akhtar a decir algo así como: "voy a cuestionar el pegamento en mis próximo zapatos de deporte". 

Algo que es muy familiar para el consumidor vegetariano a menudo frustrado.

En occidente, el promedio de veganos se considera irritante, molesto y frustrante por su tendencia a exigir tanta información acerca de los productos que consumen. Puesto que el mercado vegano es actualmente bastante pequeño, las grandes compañías no han visto aún la necesidad de invertir sus esfuerzos en adecuar sus productos a los consumidores veganos. Sin embargo, muchas empresas sí que han llegado a visualizar la necesidad de adaptarse a los consumidores musulmanes.

Si bien es obvio que no es necesario ser vegetariano para ser musulmán, claramente tienes que ser igual de exigente cuando se trata de adquirir productos en vistas a mantener tu ideología moral o espiritual

Los derivados son considerados una gran pesadilla por los veganos, sin embargo, con los negocios de este tipo en combinación con los negocios islámicos dirigidos a todos los mercados que demandan productos sin contenido de origen animal y las grandes empresas establecidas a nivel mundial intentando penetrar el mercado musulmán, ¿no es sólo una cuestión de tiempo el que la gente vea que la vegana es la opción más simple para todos a nivel mundial?

Si queremos un mundo vegano entonces el movimiento vegano establecido realmente tiene que prestar atención a este mercado de consumo en rápido aumento. Creo que la emergencia del consumidor musulmán será a la larga un factor positivo para el veganismo. En la actualidad, los mayores mercados de exportación de productos agropecuarios de origen animal para Brasil, Australia y Nueva Zelanda son los mercados musulmanes, pero como los consumidores musulmanes son más propensos a demandar más información acerca de cómo se produce la carne esto puede empujar a la industria de la carne a ser más transparente.

Si la gente piensa que se trata sólo de una idea fantasiosa el que el consumidor musulmán puede ayudar de alguna forma al movimiento vegano a ganar peso, entonces deben saber que ya hay ejemplos en los que el consumidor musulmán ha asegurado a un negocio de productos veganos a mantenerse en el negocio.

El programa contó con la participación de la Doctora Mah, de la británica Saaf Pure Skincare, quien dijo que su compañía estaba vendiendo principalmente a minoristas europeos originalmente. Entonces decidió avanzar en la obtención de la certificación halal y comenzó a vender a los mercados musulmanes en Asia. La recesión golpeó a muchos de sus clientes europeos que acabaron cayendo, pero gracias a la certificación halal y sus clientes asiáticos musulmanes, la compañía permaneció en el negocio. Todos sus productos son orgánicos y veganos lo que es un ejemplo de cómo un consumidor musulmán mantiene a flote una empresa de productos veganos conservando la posibilidad de vender en mercado no musulmanes.

En cualquier caso, si una de cada tres personas en este planeta va a ser un musulmán en un futuro muy cercano, entonces no hay forma de que el movimiento vegetariano en sí mismo pueda tener éxito si hace caso omiso de esta comunidad gigante

La certificación halal

Este fenómeno se ha convertido en un asunto controvertido, con un gran número de personas y empresas señaladas de sólo poner la palabra halal en sus productos en un intento de atraer más clientes. Por ejemplo, el jeque Haitham, perteneciente al Consejo Islámico de Sharia de Gran Bretaña, declaró: "A veces la gente hace un mal uso o abusa de esta palabra, al poner halal en cualquier producto".

Esto, sin duda, va a convertirse en un problema mucho mayor en el futuro. Bien puede ser que valgan la pena negocios veganos occidentales que dispongan de la certificación halal, pero entonces uno podría ser visto como seguidor de algún tipo de tendencia popular o moda que en realidad no se adapte a la imagen vegana. Personalmente, pienso que probablemente sería mejor si la sociedad vegana creara un segundo logotipo que significara que el producto está libre de alcohol, así como de ingredientes de origen animal. Así como yo soy consciente de que cualquier producto vegano es halal, siempre y cuando no contenga alcohol. También una gran cantidad de veganos lo son por lo que también desearían evitar el alcohol como un derivado.

Asimismo, existen algunas autoridades de certificación de productos halal que principalmente dan luz verde a ciertos tipos de carne como la empleada por importantes cadenas de restauración como KFC. Una empresa vegana que se involucre con estas organizaciones podría ver perjudicada su ética por lo que podría ser más conveniente simplemente hacer evidente que sus productos no contienen ni alcohol, ni ningún producto de origen animal.

Aumento de la población y uso racional de los recursos alimentarios

Uno de los argumentos más sólidos para el veganismo es el de evitar la inanición humana. Siendo que son necesarias dieciséis libras de grano para producir una libra de carne de res y que la musulmana es una comunidad internacional que pronto podría representar hasta la tercera parte de la población mundial, ésta no puede permitirse el lujo de ignorar esta realidad. Con tal comunidad de consumo con una identidad compartida, bien podría ser más fácil que un mensaje vegano se difundiera con más éxito dentro de ella de lo que lo haría en una gran cantidad de pequeñas comunidades. Pero en última instancia, si una población tan elevada necesita tener un recurso sostenible de alimentos, entonces es crítico el que cada vez más se adopten dietas fundamental o absolutamente basadas en productos vegetales.

Juventud y mujeres

Como se menciona en la descripción del programa de radio, la mitad de la población del mundo musulmán es menor de 25 años. A menudo se ha dicho en el movimiento vegano que es más fácil llegar a un público más joven que al que se encuentra ya asentado en unas determinadas prácticas y costumbres. Peta desde hace un tiempo ha tenido una organización paralela creada bajo el nombre de peta2, dirigida a un público joven. Una comunidad mundial con una población que alberga en torno a mil millones de menores de 25 años, obligada a ser más exigente y consciente respecto a lo que consume en su compromiso espiritual parece ser un público más fácil de informar y comunicar que digamos una audiencia situada en la mediana edad, un tipo de comunidad de clase media secular que aún impera en occidente.

Cuando el consumismo occidental (bueno y malo) realmente comenzó a despegar en la década de los sesenta, las mujeres constituían un mercado de consumo en el punto de mira que realmente estaba  en pleno desarrollo. Ya se tratara de mujeres solteras independientes o amas de casa, había claramente un gran número de productos que podían ser vendidas entre ellas con facilidad, independientemente de qué parte del moderno-tradicional espectro ocuparan. Paralelamente al consumidor musulmán parece estar floreciendo el empresario musulmán. En un mundo donde el empresario puede prosperar puede ser que a menudo sean los grupos oprimidos por las sociedades excesivamente tradicionales. Junto con la ya mencionada Dr. Mah, aparecen sobre todo entre la industria cosmética mujeres musulmanas de negocios que están teniendo un gran impacto. Es bueno para el movimiento vegano que las mujeres tengan más independencia para elegir lo que quieren porque junto con la hipótesis de que las personas más jóvenes tienen más probabilidades de ser veganas, es claramente un hecho que las mujeres tienen más probabilidades de ser veganas. La perspectiva de los cosméticos halal y veganos es atractiva.

Para el Islam en sí mismo un futuro desde esta perspectiva parece positivo. El aumento de jóvenes empresarios y empresarias musulmanes ayudará al Islam a deshacerse de esa imagen peyorativa dominada por el género masculino y entrópicamente tradicionalista. Si el Islam tiende a integrar más el veganismo, entonces lograría diluir las acusaciones baratas de crueldad con los animales efectuadas por los críticos occidentales.


Anuncios
Relacionados

El marketing islámico se pone el hiyab

Artículos - 30/11/2017

Cien empresas españolas fabrican productos halal.

Artículos - 06/12/2005

Del consumo al consumismo

Artículos - 28/01/2006



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/77624-el_veganismo_y_la_emergencia_del_consumidor_musulman.html