webislam

Jueves 5 Diciembre 2019 | Al-Jamis 07 Rabi al-Zani 1441
835 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?=0

Al Bujari: Libro del Ghusl

‘Âisha dijo: ‘Aún me parece ver el brillo del perfume en el centro del cabello del Profeta (B y P) cuando él estaba en estado de ihrâm’.

14/09/2012 - Autor: Al Bujari - Fuente: www.albujari.com
  • 1me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación


‘Âisha dijo: «Cuando el Mensajero de Dios (B y P) se bañaba por la Ÿanâba empezaba lavándose ambas manos...

I• Realizar la ablución antes del baño

185. ‘Âisha relató: ‘Cuando el Profeta (B y P) tomaba su baño por la ÿanâba empezaba por lavarse la manos; luego hacía la ablución, como la hacía para la oración. Luego, introducía sus dedos en el agua y con ellos se frotaba las raíces del cabello. Luego se vertía agua sobre la cabeza tres veces y luego se la vertía sobre todo su cuerpo’.

186. Maymûna, esposa del Profeta (B y P), dijo: ‘El Mensajero de Dios (B y P) se hizo la ablución como para la oración, excepto que no se lavó los pies. Se lavó la eyaculación de sus genitales y otras partes alcanzadas por los fluidos. Luego se echo agua encima. Luego retiró sus pies del lugar del baño y los lavó. Así era su baño de la ÿanâba’.

II • El baño de un hombre junto con su esposa

187. ‘Âisha relató: ‘Yo y el Profeta (B y P) solíamos tomar baño de un solo recipiente llamado faraq’.

II • Bañándose con un solo sâ‘ o algo aproximado (de agua)

188. ‘Âisha relató que fue preguntada sobre el baño del Profeta (B y P). Ella pidió un recipiente que contenía aproximadamente un sâ‘ (de agua). Se bañó y se vertió agua sobre la cabeza. Todo esto mientras había una cortina entre ella y la persona que preguntó.

189. Ÿâbir bin ‘Abdullah relató que un hombre le preguntó sobre el baño. Ÿâbir le dijo: ‘Te basta con un sâ‘ (de agua)’. Un hombre dijo: ‘A mi no me basta’. Ÿâbir dijo: ‘Un sâ‘ fue suficiente para quien tenía más cabello que tú y era mejor que tú’ (se refería al Profeta (B y P). Luego se puso su túnica y les dirigió en la oración.

IV • Virtiéndose agua tres veces sobre la cabeza

190. Ÿubayr bin Mut‘im relató que el Mensajero de Dios (B y P) dijo: «Yo, me vierto agua tres veces sobre la cabeza». Y señaló con ambas manos.

V• Quien inicia (el baño) perfumándose con hilab o algún otro perfume

191. ‘Âisha relató: ‘El Profeta (B y P) solía bañarse de la ÿanâba; entonces pedía algo como el hilab (crema suavizante), lo tomaba en la palma de su mano y empezaba (a frotárselo) por la parte derecha de su cabeza, y luego la izquierda y luego se frotaba el centro de la cabeza con ambas manos’.

VI • Repitiendo el acto sexual

192. ‘Âisha relató: ‘Le puse perfume al Mensajero de Dios (B y P). Luego fue a visitar a todas sus mujeres. En el amanecer, se vistió el ihrâm y aún emitía su cuerpo el aroma del perfume (que yo le puse)’.

193. Anas relató: ‘El Profeta (B y P) solía visitar a todas sus mujeres..., de día o de noche, y ellas eran once’ –en otra ocasión relató: ‘Eran nueve’–...’.

VII • Quien se perfuma y luego toma el baño

194. ‘Âisha dijo: ‘Aún me parece ver el brillo del perfume en el centro del cabello del Profeta (B y P) cuando él estaba en estado de ihrâm’.

VIII • Frotarse profundamente el cabello durante el baño

195. ‘Âisha dijo: «Cuando el Mensajero de Dios (B y P) se bañaba por la Ÿanâba empezaba lavándose ambas manos; luego se hacía la ablución como para la oración. Luego se frotaba la cabeza con sus dedos entre sus cabellos; hasta que creía que el agua había alcanzado todo su cuero cabelludo. Luego, se echaba agua sobre su cabeza tres veces. Luego se lavaba el resto de su cuerpo.

IX • Si alguien recuerda dentro de la mezquita que está en ÿanâba debe salir (a bañarse) y no hará el tayammum

196. Abû Huraira dijo: ‘Se hizo el llamado para iniciar la oración (al iqâma) y las filas de los orantes se habían ordenado. El mensajero de Dios (B y P) salió a nosotros; sin embargo, cuando estuvo en su lugar de oración, recordó que estaba aún en estado de ÿanâba. Nos dijo: «Quedaos en vuestros lugares». Luego fue a bañarse. Después salió a nosotros con su cabeza goteando agua; pronunció el takbîr y rezamos con él’

X• Quien se baña desnudo en solitario

197. Abû Huraira relató que el Profeta (B y P) dijo. «Las gentes de Israel solían bañarse desnudos y juntos, mirándose unos a otros. Sin embargo, Moisés se bañaba solo. Entonces los israelitas dijeron: ‘¡Por Dios! Lo que impide que Moisés se bañe con nosotros es que tiene una hernia escrotal’. En una ocasión Moisés fue a bañarse y puso sus ropas sobre una piedra. La piedra huyó con las ropas de Moisés y él salió persiguiéndola, mientras gritaba: ‘¡Mi ropa! ¡roca! ¡mi ropa! ¡roca!’ Hasta que los israelitas vieron a Moisés y dijeron: ‘¡Por Dios! Moisés no tiene enfermedad alguna’. Moisés recuperó sus ropas y empezó a golpear a la piedra»’. Abû Huraira agregó: ‘¡Por Dios! Aún hay seis o siete marcas en la piedra por la fuerza de tales golpes’.

198. Abû Huraira relató que el Profeta (B y P) dijo: «Mientras Ayyûb (Job) se bañaba desnudo, unos saltamontes de oro empezaron a caer sobre él. Ayyûb empezó a recolectarlos en su ropa. Entonces, su Señor le dijo: ¡Ayyûb! ¿No te he dado ya suficiente para que no necesites recolectarlos?» Ayyûb respondió: ‘¡Si! ¡Por tu Glorioso Poder! ¡Pero no puedo dejar de procurar Tu Bendición!’».

XI • Ponerse a cubierto de la gente durante el baño

199. Umm Hâni bint Abi Tâlib relató: ‘Fui ante el Mensajero de Dios (B y P) el año de la conquista de Makka y le encontré tomando un baño mientras Fâtima lo cubría. El Profeta (B y P) preguntó: «¿Quién es?» Respondí: ‘Soy Umm Hâni’.

XII • Sobre el sudor de quien está en ÿanâba y que el creyente no se hace impuro

200. Abû Huraira relató: ‘Me encontré con el Profeta (B y P) en una de las calles de Medina. Yo estaba, en ese momento, en estado de ÿanâba; por ello, me alejé del Profeta (B y P) y corrí a bañarme. Cuando volví, el Profeta (B y P) me dijo: «¡Abû Huraira! ¿Dónde estuviste?» Respondí: ‘Estaba en ÿanâba; así es que me disgustó sentarme contigo mientras estaba impuro’. El Profeta (B y P) dijo: «¡Subhâna Allah! El creyente nunca se pone impuro» ¡Creyentes! Los asociadores son mera impureza. ¡Que no se acerquen, pues, a la Mezquita Sagrada después de éste su año! Si teméis escasez, Dios os enriquecerá por favor Suyo, si quiere. Dios es Omnisciente, Sabio (9:28)’.

XIII • Quien esta en ÿanâba puede dormir si hace la ablución

201. ‘Umar bin Al-Jattâb dijo: ‘Pregunté al Mensajero de Dios (B y P): ‘¿Puede uno de nosotros dormir estando en ÿanâba? El respondió: «Sí, si se hace la ablución, puede dormir en ÿanâba»’.

XIV • Si hay contacto entre los genitales del hombre y la mujer

202. Abû Huraira relató que el Profeta (B y P) dijo: «Cuando un hombre se sitúa entre los cuatro miembros de la mujer y se da la penetración, el baño se hace obligatorio».


Anuncios
Relacionados

Al Bujari: Libro de la Fe

Artículos - 14/08/2012

Al Bujari: Libro de la Sabiduría

Artículos - 27/08/2012

Al Bujari: Libro de la Ablución

Artículos - 02/09/2012


1 Comentarios

Yasin Villen dijo el 15/09/2012 a las 10:59h:

ÿanâba que significa?


Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/77411-al_bujari_libro_del_ghusl.html