webislam

Jueves 9 Abril 2020 | Al-Jamis 15 Shaban 1441
2976 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?=0

Reflexiones de un vagabundo

Los truenos retumban en la lejanía y la tempestad se aproxima mientras la masa se encuentra dominada por el efecto hipnótico de poderosas máquinas de control

04/08/2012 - Autor: Dhul Kifl - Fuente: Webislam
  • 6me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Al borde del abismo
Al borde del abismo

El panorama mundial actual es desolador. Sin embargo, el transcurso natural de la vida continúa su rumbo con normalidad. Los ciclos históricos se superponen en su espectro finito que aguarda el momento de solaparse sobre sí mismo y dar comienzo a su haz infinito, eterno. No es conveniente andarse indagando asuntos que no son del todo asimilables o aprehensibles por el intelecto y la razón humana, así, observemos nuestro alrededor con todos nuestros sentidos agudizados.

Para tal empresa, sería oportuno conocer y utilizar correctamente nuestros sentidos. Pero nuestros sentidos se encuentran un poco disminuidos debido a una serie de factores artificiales que dificultan nuestra interacción con el medio y las señales que hay en la creación. Los factores son de muy variada índole dependiendo de la localización geográfica; contaminación acústica, ondas, rayos, radiación, y por lo general elementos nocivos que afectan a la vista, al oído, al olfato, y en definitiva al cerebro y sistema nervioso. Todos estos factores han sido provocados como consecuencia de una política de crecimiento tecnológico sin conciencia, un avance en el “bienestar” y la comodidad sin atender los resultados negativos que conlleva. Hay que aclarar que este estilo de vida afecta a la mayor parte de los occidentales y gran parte del resto de habitantes del globo debido al efecto globalizador de un sistema depredador, que devora cualquier forma alternativa que amenace sus intereses. Mi intención, a pesar de esto, no es hacer una reflexión de los efectos negativos que ocasiona este sistema, que considero ya, asumido por el lector.

Decíamos que si conseguimos mantener nuestra atención despierta podríamos adquirir una perspectiva más sensible de nuestro devenir en el plano geográfico y temporal. Por supuesto, esta visión no sería completamente íntegra si no estudiásemos su historia, sociedad e idiosincrasia. Pero aún con los conocimientos más parcos, la lógica y el razonamiento nos inducen a pensar que el ser humano ha tomado un camino tenebroso e inseguro.

بسم الله الرحمن الرحيم

وَالْعَصْرِ‌ ﴿1﴾ إِنَّ الْإِنسَانَ لَفِي خُسْرٍ‌ ﴿2﴾ إِلَّا الَّذِينَ آمَنُوا وَعَمِلُوا الصَّالِحَاتِ وَتَوَاصَوْا بِالْحَقِّ وَتَوَاصَوْا بِالصَّبْرِ‌ ﴿3﴾

Por el tiempo, que el ser humano está en perdición, excepto aquellos que creen y hacen buenas obras, y se exhortan mutuamente con la verdad, y se exhortan mutuamente a la paciencia.

(Corán, 103)


El din de Allah nos hace ser fuertes interna y externamente. Nos protege y ayuda a disfrutar de este viaje en las condiciones más saludables. También interactuamos emocionalmente con diferentes seres, de los cuales un numeroso grupo tiene un grado de hermandad que confiere una serie de deberes y derechos sobre el otro. Este tipo de acciones sociales impulsan a la comunidad hacia la correcta armonía entre sus integrantes. Sin embargo, todo esto suena a tópicos de los que se habla más que a una realidad actual. En la práctica, la imperfección del ser humano crea una combinación perfecta y sorprendente, profunda y misteriosa a su vez.

بسم الله الرحمن الرحيم

وَاعْتَصِمُوا بِحَبْلِ اللَّـهِ جَمِيعًا وَلَا تَفَرَّ‌قُوا ۚ وَاذْكُرُ‌وا نِعْمَتَ اللَّـهِ عَلَيْكُمْ إِذْ كُنتُمْ أَعْدَاءً فَأَلَّفَ بَيْنَ قُلُوبِكُمْ فَأَصْبَحْتُم بِنِعْمَتِهِ إِخْوَانًا وَكُنتُمْ عَلَىٰ شَفَا حُفْرَ‌ةٍ مِّنَ النَّارِ‌ فَأَنقَذَكُم مِّنْهَا ۗ كَذَٰلِكَ يُبَيِّنُ اللَّـهُ لَكُمْ آيَاتِهِ لَعَلَّكُمْ تَهْتَدُونَ ﴿103﴾

Y aferráos, todos juntos, al pacto con Dios y no os separéis. Y recordad las bendiciones que Dios os ha concedido: y cómo, cuando erais enemigos, unió vuestros corazones, de forma que por su bendición habéis llegado a ser hermanos; y cómo, cuando estabais al borde de un abismo de fuego, os libró de él. Así os explica Dios Sus mensajes, para que podáis hallar la guía.

(Corán 3:103)

Sería interesante estudiar la legislación política en el Islam, si se le puede llamar así. El gobierno bajo el que un musulmán habita puede ser islámico (دار الإسلام), o no islámico (دار الحرب). Sin embargo la situación actual de fitna hace que la frontera entre el gobierno islámico de la umma y el no islámico esté cuando menos difusa, o más bien, no hay constancia de ese gobierno islámico que salvaguarde los intereses del musulmán. El estado de corrupción de ambos gobiernos ha desembocado en un despertar social del pueblo, y solo es preciso un líder justo que ordene y encamine el movimiento hacia un fin por el bien común.

La gran apertura llegará, con permiso de Allah, cuando las señales se cumplan, y sólo Allah sabe el instante, o como dice el hadiz de Muslim (145):

عَنْ أَبِي هُرَيْرَةَ قَالَ : قَالَ رَسُولُ اللَّهِ صَلَّى اللَّهُ عَلَيْهِ وَسَلَّمَ : ( بَدَأَ الإِسْلامُ غَرِيبًا ، وَسَيَعُودُ كَمَا بَدَأَ غَرِيبًا ، فَطُوبَى لِلْغُرَبَاءِ)

“Se transmitió de Abu Huraira que dijo: dijo el mensajero de Allah, la paz y las bendiciones sean con él: El Islam comenzó extraño, y regresará extraño como empezó, Tuba (árbol del Paraiso) será para los extraños”.

La palabra clave en el hadiz, traducida como extraño, según la mayoría de las interpretaciones, se refiere a la escasez de gente que lo practica, sin embargo, las interpretaciones son muchas y pueden variar con el tiempo.

Solo Allah sabe si el dajjal estará preparando su ejército con sus artes ilusorias que manipulan la realidad para engañar al hombre. ¿Y si después de todo, no fuesen historias de los antiguos? ¿Y si todo fuese real, de tal forma que la realidad fuese más irreal que la propia ficción? ¿Y si todos habemos de probar el sabor del Corán en nuestras propias carnes? ¿Llegaremos a la conciencia absoluta en la otra vida, o simplemente ya no será necesario dar respuesta a todo?

Los truenos retumban en la lejanía y la tempestad se aproxima mientras la masa se encuentra dominada por el efecto hipnótico de poderosas máquinas de control. Sólo unos pocos, pretenden conocer lo que nos depara el destino y, presurosos, comienzan a construir su refugio, su fortaleza y armadura internas, preparados para cualquier eventualidad o inclemencia. Las piezas están sobre el tablero, y cada cual deberá buscar la forma más digna y honorable de jugar sus fichas.


Anuncios
Relacionados

Una musulmana española en la aldea global

Artículos - 26/10/1998

El pensamiento único y la alianza de civilizaciones

Artículos - 17/02/2006

Identidad y contemporaneidad

Artículos - 27/06/2007



play
play
play
play
play
play
play
play

 

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/75811-reflexiones_de_un_vagabundo.html