webislam

Jueves 20 Febrero 2020 | Al-Jamis 25 Jumada al-Zani 1441
733 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?=0

A Antón Chéjov le disgusta la Rusia que apoya al régimen dictatorial de los Asad

18/07/2012 - Autor: Salam Adlbi Sibai - Fuente: Más de una voz
  • 1me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación


Lin, Rimas, Raiann, asesinadas por francotiradores del régimen de los Asad

Su amiga le aconsejaba inútilmente…

“¡No siempre es buena idea dedicar un mes entero a leer exclusivamente todas las obras de un autor. Puede ser perjudicial para la salud. Especialmente porque eres siria y especialmente porque ese autor es ruso!”

Su padre le aconsejaba inútilmente…

“¡No siempre es buena mezcla no dormir, seguir al minuto las noticias de las masacres que comete el régimen de los Asad contra la población siria, viajar constantemente, leer a Chéjov y al mismo tiempo escribir una tesis doctoral de matemáticas!”

Su marido le aconsejaba inútilmente…

“¡No siempre puedes salirte con la tuya y te pueden ocurrir dos cosas. O soñar con ese autor o caer desmayada y levantarte en estado de shock, pudiendo solamente llorar durante horas!”

Pero ella estaba enfadada con todos ellos: “¡¡¡porque ninguno me dijo que había algo peor: que me ocurrieran las dos cosas!!!”

-_-

-¿Por qué tiene el pelo de color verde? No sabía que lo tenía verde.

-Y no lo tengo, señorita. –Me contestó malhumorado.

-Señora –le corrigió tímidamente- ¿Quiere que le traiga un espejo? –Añadió desafiante.

-Usted no me ha entendido –dijo meneando la cabeza con desconcierto- ¡yo tengo el pelo verde porque este es su sueño y yo no tengo ningún control sobre los aspectos esencialmente físicos! –Exclamó sorprendiéndose él mismo de su tedio.

-Le puedo asegurar, señor Chéjov, que no tengo ningún interés porque su pelo sea verde.

-¡Pues su subconsciente sí!

-Espere –le pidió cerrando los ojos y deseando que su pelo adquiriera un tono más normal. Pero al abrirlos se llevó un gran disgusto al ver que había conseguido dejar a Chéjov totalmente calvo.

-¡Señorita! ¡Haga el favor de dejar en paz mi cabeza! ¡Así no hay quién mantenga una conversación civilizada!

-Señora –volvió a corregirle con mayor insistencia – ¡Ah!, ¿es que estábamos manteniendo una conversación? –Preguntó con interés.

-¡Qué insulto! ¡Nunca jamás había sido tratado con tanto desdén en un sueño!
-Vaya, entonces, ¿está usted acostumbrado a…-balbuceó unos segundos y no supo cómo llamarlo así que acabó diciendo- “ésto”?

-No crea usted que me agrada –comenzó a desahogarse- Pero desde que comenzó la Revolución estoy muy solicitado.

-¿Qué Revolución? –Preguntó metafóricamente, ya que tenía la certeza absoluta de que se refería a “su” Revolución. Chéjov la miró con aún más desaprobación y añadió:
-No nos andemos con formalidades, ejem… -se aclaró la garganta y se acarició su nueva y brillante calva- adelante, pregúnteme.

-¡¿Cómo es posible que Rusia cada dos por tres envíe buques de guerra totalmente equipados para oprimir a la población siria?! ¡¿Cómo es posible que apoyen al régimen de los Asad!? ¡Son unos asesinos, con igual responsabilidad que la del régimen! ¿Ha escuchado a los portavoces de Rusia hablando en los canales de información de habla árabe? ¿Ha escuchado a Sergey Lavrov? ¡Hablan como si Siria fuese el patio trasero de su casa, como si fuese una colonia rusa! ¡Cómo si el pueblo sirio fuese su ganado, sus esclavos! –Lanzó enfurecida todas esas interrogaciones y exclamaciones, y se detuvo un segundo para recuperar el aliento, lo que Chéjov interpretó erróneamente como una concesión del turno de palabra:

-¿Ha acabado señorita?

-¡No, y soy señora! –Exclamó alterada.

-¿Qué tiene más que decir? –Preguntó sorprendido.

-Primero, le agradecería que deje de llamarme señorita y ¡por amor de Dios póngase algo en la cabeza!

-¿Prefiere “madame”? –Dijo con somera elegancia.

-No, con mi nombre es suficiente.

-¡Pretende que la tutee! –Exclamó alarmado.

-Bueno… -tartamudeó avergonzada- si quiere puede añadir a mi nombre el sufijo de “ov”. –Sugirió insegura.

-Oh, interesante, sí, interesante. Y respecto a la calva, es un tema que solamente está a su alcance.

Volvió a cerrar los ojos y esta vez temió dejar al pobre hombre sin cabeza. Pero no, no fue eso lo que ocurrió, esta vez fue mucho peor, le puso una larga melena rubia…

-¿Así podemos proseguir con nuestra conversación? –Dijo Chéjov sin inmutarse ante su nuevo look.

-Mujeres violadas, niños degollados, ancianos torturados… -. Murmuró olvidando por un instante lo horrible que le quedaba el pelo largo y rubio a su interlocutor.
-Me disgusta la política de Putin para con el pueblo sirio…

-¿¡Disgusta!?

-Haga usted el favor de no interrumpirme, ¿acaso la he interrumpido yo? –Suspiró desesperado y le lanzó una mirada profunda de reproche- me disgusta la política de Putin y me avergüenzo de la misma y….

“Pip-pip-pip” sonó el pitido del iPhone, despertándola. Estuvo a punto de lanzarlo contra la pared cuando vio que la razón del pitido era un email de su marido que rezaba: “Echa un vistazo a este artículo (1), si Chéjov viviera estaría del lado de la Revolución Siria ;), en respuesta a tu pregunta de “¿se hubiera tragado las mentiras antiimperialistas?” Si fue valiente para defender a los niños y niñas que llegaban con sus padres a la Isla de Sajalín, ¿no iba defender a Hamza Al-Khateeb o Raiaan, Rimas o Lain? ¡No vuelvas a dudar de Chéjov!”

Y a continuación llegó el estado de shock y las lágrimas…demasiado dolor…demasiado sufrimiento…demasiadas imágenes desgarradoras…

Despertó escuchando decir a su padre: “y esta situación para los que la viven de lejos…entonces ¿cómo es para los que la viven en su propia piel?....”

(1) http://rebelion.org/noticia.php?id=120923 ¿Chéjov escribe “lo mejor posible”? De Ramón Pedregal Casanova (Reseña de La isla de Sajalin de Antón Chéjov, Editorial Alba).

Anuncios
Relacionados

El Hijo de Siria

Artículos - 13/07/2012

“Stock de amor”

Artículos - 12/07/2012

Este régimen ha hecho realidad todos nuestros miedos, todas nuestras pesadillas

Artículos - 20/07/2012



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/75235-a_anton_chejov_le_disgusta_la_rusia_que_apoya_al_regimen_dictatorial_de_los_asad.html