webislam

Lunes 20 Noviembre 2017 | Al-Iznain 01 Rabi al-Auwal 1439
949 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?=0

Un Ramadán más ecológico

Seis consejos básicos

19/07/2012 - Autor: Arwa Aburawa - Fuente: Vida Halal
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación


Vida Halal

Llega el mes de Ramadán y los musulmanes de todo el mundo empiezan a prepararse para el mes de ayuno desde que sale el sol hasta que se pone. Algunos productos de alimentación se agotan (algo irónico, lo sé), las citas se vuelven a programar y los preparativos se aceleran en este mes de redescubrimiento espiritual. En su forma más simple, el Ramadán es un bienvenido recordatorio de la bendición básica, pero incalculable, que supone la comida y el agua, y también es una oportunidad para reafirmar la fe y reconectarse con Dios y su Creación. Una buena manera de lograrlo es haciendo más sostenible y ecológico tu Ramadán.

El islam nos dice que somos representantes/responsables en la tierra con un deber de protegerla de la corrupción, pero ¿hacemos suficiente? Bueno, he reunido una lista básica de cosas que los musulmanes de todo el planeta podemos hacer este Ramadán (y espero que el resto del año) para proteger el medio ambiente.

1. Come mejor: producción local y de temporada. Tras romper el ayuno (iftar) existe una tendencia a enloquecer con la comida, pero intenta mantenerte en el consumo moderado y nunca comas hasta saciarte.

    * Come menos carne, más productos frescos y frutas y verduras de producción local y de temporada. Intenta dejar a un lado los alimentos importados, procesados o precocinados.
    * Muchas organizaciones, como Islamic Relief, promueven que los musulmanes consuman productos de comercio justo cuando estos son importados (café, te, azúcar...), así como alimentos de producción ecológica.
    * Este Ramadán también puede ser la oportunidad perfecta para cambiar a la carne ecológica halal y de introducirte en el consumo de alternativas a la carne, como por ejemplo la proteína vegetal del seitán (elaborado con gluten de trigo) o el tofu (a base de soja).
    * Finalmente, si organizas un iftar público, POR FAVOR no utilices montones de plástico (vasos, platos, cubiertos...). Es tan simple como pedir que cada cual se traiga su plato de casa o buscar alternativas más sostenibles, como los platos y vasos de cartón reciclado.

2. Utiliza menos el coche. Pregúntate si realmente necesitas conducir hasta el taraweeh después del iftar cuando la Mezquita no está tan lejos de casa. El paseo también te sentará bien para la digestión. Conduce si es realmente necesario, pero recuerda que cada paso que das hasta la Mezquita es una bendición, no cada kilómetro que recorres con el coche.
También intenta cambiar los malos hábitos adquiridos por los que suelen conducir con asiduidad. Por ejemplo, muchos piensan que un paseo de 20 minutos es demasiado lejos, pero es una muy buena manera de hacer ejercicio y desestresarte, así que toma tu tiempo y libérate de los atascos y las pesadillas de encontrar aparcamiento.

3. Utiliza menos agua. Aunque es realmente importante mantener la hidratación durante el ayuno, no derroches tu dinero en agua embotellada y utiliza la del grifo, aunque sea filtrándola. Las botellas de plástico gastan mucha energía al producirlas. Evita las bebidas artificiales repletas de edulcorantes, colorantes y otros aditivos nada beneficiosos para tu organismo. Recupera recetas tradicionales de bebidas refrescantes, como la limonada casera. También ahorra con las abluciones, Muhámmad (saws) hacía wudu con sólo medio litro de agua y nos enseño a no malgastar agua incluso en un río caudaloso.

4. Gasta menos. Básicamente compra menos y recicla lo que dejas a un lado. Como nos dice el Corán: “Come y bebe, pero no lo hagas en exceso, pues Al-láh no ama a los derrochadores” (7:31). Esto aplícalo a todo: comida, agua, ropa, libros e incluso tu basura. ¡Sé creativo! Sé que se supone que en el Eid debemos vestirnos para la ocasión, pero esto no significa comprar ropa nueva que nunca volveremos a utilizar.
Hay muchas organizaciones que tienen ropa de segunda mano e incluso puedes organizar tu propia iniciativa invitando a familiares y amigos para intercambiar vestuario.

5. ¡Pasa el mensaje! Pide a tu imam que de un jutba sobre la necesidad y la responsabilidad que tenemos para conservar el medio ambiente. No tiene por qué ser sobre la complejidad del cambio climático, sino sobre el concepto básico de representantes y que anime a los musulmanes a ser más conscientes del entorno y del impacto que sus acciones tienen en el planeta. Habla y comparte experiencias de cómo reciclar, de otras maneras de consumir, de recetas sabrosas sin carne, etcétera.

6. No estás solo. Cada vez hay más comunidades musulmanas en todo el mundo que ponen en práctica estos consejos. Consumir localmente, evitar al máximo los productos nocivos, cargados de aditivos muchas veces de dudosa procedencia, vincular lo halal a un concepto de bienestar y salud, reciclar y vivir nuestro din como siempre ha sido, sin dejarnos maravillar por las campañas de publicidad y el consumo masivo.

_____

*Arwa Aburawa es una periodista independiente centrada en cuestiones ecologistas, culturales y políticas en el islam.Traducción de Vida Halal, asociación de consumidores y usuarios.


Anuncios



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/75206-un_ramadan_mas_ecologico.html