webislam

Domingo 8 Diciembre 2019 | Al-Ajad 10 Rabi al-Zani 1441
485 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?=0

Sobre el tratamiento del alma -8-

Sé ecuánime con los demás en lo que a tí respecta y acepta el consejo de quien está por debajo de tí. ¡Así alcanzarás la más noble de las moradas!

15/07/2012 - Autor: Shaij Ahmad Al Alawi - Fuente: El fruto de las palabras inspiradas. Editorial Almuzara.
  • 4me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Shaij Ahmed bin Aliwa
Shaij Ahmed bin Aliwa

Quien no se muestra ecuánime con los demás a su respecto no es un sincero servidor de Dios. Las criaturas son la familia de Dios; no prestarles atención es signo de alejamiento. Quien se encuentra en Su Presencia es ecuánime en todo lo que a él respecta. Incluso prescinde de sus propios derechos, porque escucha a un ángel custudio que le dice: Hoy sólo tú debes dar cuenta de tí mismo (17: 14). El murid debe ser ecuánime y aceptar las observaciones de cualquiera que sea con el fin de obtener la más noble de las moradas.

La expresión "quien está por debajo de él", es una forma de hablar, porque en realidad el murid no debe ver a nadie inferior a él. Debe aceptar las observaciones que le haga cualquiera y ver su derecho sobre él, aunque sólo sea desde algún punto de vista, si no es posible que lo vea en todos los aspectos. Así conseguirá la más excelsa de las moradas. Esto es lo propio de quien camina hacia Dios; si es posible, que tenga solo oidos para Dios, como aquellos que están concentrados únicamente en Él. De este modo uno llega a aceptar cualquier observación que se le haga.

Cierto imám entró en la mezquita en un momento en el que no deben hacerse plegarias. Un niño, que allí se encontraba, le dijo: "¡Shaij, haz la prosternación!"(139), y él la hizo. Le preguntaron porque había hecho eso, y respondió: "Temí que fueran ciertas (a mí respecto) Sus palabras -exaltado sea: Cuando se les dice inclinaos no se inclinan (77: 48)". A tales palabras sólo les presta atención quien sabe reconocer el origen de toda advertencia.

Se cuenta de otro que se encontró con unos niños en la calle que le tomaron por un judío. Uno de ellos le dijo: "¡Sométete a Dios judío!", es decir que se hiciese musulmán(140). "Me someto al Señor de los Mundos", les respondió. Esto les regocijó y se pusieron a dar vueltas a su alrededor mientras andaba, repitiéndole a cada momento: "¡Sométete a DIos!", él respondía: "Me someto a Él". Luego le dijeron: "¡Repite: no hay divinidad sino Allah!". Él les dijo: "Atestiguo que no hay divinidad sino Allah y que Muhammad es el Enviado de Allah". Esto les alegró aún más, de modo que le montaron en un burro mientras daban vueltas a su alrededor. Hasta que llegó un conocido suyo, exclamó: "¡Qué es esto!", echó de allí a los niños. "No les riñas, por Dios, no me han molestado lo más mínimo. Por el contrario, me han hecho mucho bien. Estaba distraido y me han hecho recordarLe, estaba cansado y me han llevado montado. Nunca ví un favor semejante."

Se cuenta que Al-Jair al-Nassay -Dios esté satisfecho con él- recibió tal apodo (de tejedor) porque cierto día que caminaba por un lugar desierto se encontró con unos desconocidos, que le agarraron y no dejaron de decirle: "¡Ay!", ¡siervo del mal!, ¿cómo escapas de tu señor?" Él entendió esto como algo que venía de Dios y respondió: "Vuelvo a Él arrepentido". "¡Ah! ¿quieres regresar con tu señor?", exclamaron. "Sí, por supuesto". "Entonces nosotros intercederemos por tí en este asunto", le dijeron. "Que Dios os lo pague", les respondió.

Todo se debía a que a un tejedor se le había escapado un esclavo y las caracteristicas fíisicas de éste se habían manifestado en aquel santo. Así que le llevaron junto al tejedor, y le despidieron diciéndo: "Vuelve con tu señor y no le desobedezcas nunca más". "Sí, regresamos. Habiamos sido injustos (23: 107)", añadió él. Incluso intercedieron por él ante el tejedor para que no le castigase, y trabajó para él hasta que el parecido desapareció de su rostro una vez que se cumplió el plazo decretado.

Estos casos son frecuentes en muchas de las historias de la  gente de esta comunidad. Quien llega a este grado acepta las observaciones que le hagan, por muy inferior que sea quien las hace. En realidad nadie es inferior, puesto que el resultado final se ignora.

Dice en la Ra'iyya de al Sarisi:

                         Hasta desaperecer en la tumba, salvo a tí,
                         A nadie juzgues como creyente o incrédulo.
                         Desconoces cúal es el resultado final,
                         ¿Y quien no teme caer en la trampa del Destino (makr)?(141)

 

Quien se caracteriza por todo lo contrario a lo que describimos no presta atención a ninguna exhortación que le afecte, puesto que su alma está convencida de sus propios derechos sobre los demás. No acepta recomendaciones de quien sea de su misma condición, y mucho menos de quien considere inferior a si mismo.

139 Para comprender la anécdota hay que saber que hay algunos momentos del día en los que mo conviene realizar plegarias de devoción no obligatorias.  Son tres: desde que se ha hecho la oración del alba hasta que el Sol sale; en el momento justo en el que el Sol está mas alto y el tiempo entre la oración de la tarde y la puesta del Sol. Sim embargo ssí es tradición al entrar en una mezquita hacer una plegaria de cortesía, que el niño le señaló.
140 aslama tiene el doble significado de entregarse y de convertirse al Islam.
141 Sobre el concepto de makr véase Ibn Abbad, Rasa'il al-Sugra, carta nº 1 donmde comenta en extensión este tema de acuerdo a lo que dice el Qut al Qulub de Abu Talib al-Maki.

 

 


Anuncios
Relacionados

Sobre el tratamiento del alma -7-

Artículos - 01/07/2012

Sobre el tratamiento del alma -9-

Artículos - 16/09/2012

Sobre el tratamiento del alma -11-

Artículos - 25/11/2012



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/75151-sobre_el_tratamiento_del_alma_8.html