webislam

Miercoles 22 Enero 2020 | Al-Arbia 26 Jumada Al-Auwal 1441
755 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?=0

Rasul y el ascenso de la cuesta

Fue el profeta Muhammadl quien liberó a prisioneros y esclavos de guerras e hizo a todo las personas iguales, iguales en dignididad

04/06/2012 - Autor: Marco Terranova Tenorio - Fuente: Webislam
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Ascenso
Ascenso

Sigue en pié aquella sociedad en la que un día Rasul se rebeló contra ella una vez que Yibril puso su dedo en su corazón indicándole el camino a seguir.

Seguimos en la edad de la ignorancia y hace mucho que “la luz” brilló por un corto espacio de tiempo en la Tierra.

Como siempre ha ocurrido y como signo de la edad de la ignorancia las señales son claras: hombres contra hombres, guerras entre estados y pueblos, devastaciones gigantescas, rebeliones por medio de catástrofes naturales de la misma madre naturaleza, hambre, enfermedades y sobre todo, la falta de guía y un mundo que galopa incansablemente hacia su destrucción y al precipio.

Nuestro enemigo declarado, ese que cada día susurra fuerte y hace que elijamos entre el vino al néctar del paraíso y que nos entierra el recuerdo con nuestro permiso, cada día es mas fuerte y extiende su reino y su injusticia de aquí para allá, de oriente a occidente.

Nuestro lenguaje es claro, somos un pueblo creado alrededor de una revelación cuyo enemigo no es el hombre, es ese que con permiso de Allah se rebeló, ese que cayó y de un golpe de su ala arrastró a la humanidad consigo a un viaje que él eligió y que hoy estamos pagando por su culpa pero también por la nuestra, ya que una vez que nos dieron el conocimiento para avanzar, podemos declararnos libres para elegir entre el descenso, acompañado del nafs o el ascenso, junto a la virtud.

Allá donde el ojo se pose, sea oriente u occidente, vemos las obras de aquel que hace perdernos; por un lado vemos como ha lanzado a un occidente al camino no ya de la negación de Allah sino a declararlo su enemigo abierto. Hoy en occidente nombrar al creador es raro y extraño, por no decir sospechoso.

En oriente, las prácticas preislámicas, antes destruidas por el espíritu de Rasul y la comunidad, han vuelto a suplantar la justicia y el bien. Así vemos como en oriente al igual que en occidente se ha desterrado la misericordia y la compasión.

Sin yihad mayor no hay ascenso, y sin ascenso no podemos dejar nuestro cuerpo y dejar de ser animal e instintivo, y no podemos avanzar hacia la libertad y la dignidad del ser humano como quiso enseñarnos Rasul.

Nadie dijo que la cuesta fuera algo agradable, algo fácil, pero es necesario que todos avancemos hacia ella, ya que si queremos triunfar, cada victoria que hagamos contra el nafs, (envidia, ego, instinto, pereza, etc…) será un regalo directo hacia Allah y una prueba evidente de sometimiento al altísimo. Pero el camino es duro, y toda la vida debemos luchar y estar en guardia, a veces perdiendo batallas, otras ganando, pero al fin, logrando debilitar a nuestro enemigo interior.

El nafs se rebela cuando le decimos que queremos subir la cuesta, intenta impedirnoslo y nos muestra en un golpe de vista todo lo que abandonamos…El mundo material, del del deseo y las pulsiones… el que incita a abandonar el camino si hemos decidido ponernos en marcha, siempre será ese aliado del susurrador, ese aliado interno que buscará nuestro extravío, que buscará que abandonemos esa senda directa al paraíso y la ascensión.

Cuando nuestro iman es fuerte, las batallas son fáciles y las victorias mas aún, aunque nos parezca que no es así, por ello, Sin nafs vamos siendo eso que siempre hemos sido y que montañas de tierra nos han querido ocultar de nosotros mismos.

El egoísmo, el liderazgo del nafs en la edad de la ignorancia llevó a los pueblos de aquel entonces a llevar guerras brutales, tanto que huérfanos y viudas se contaban como estrellas en el cielo. La brutalidad de aquella época barrida por un corto periodo de tiempo bajo el liderazgo de Rasul y la comunidad, llevó a erradicar prácticas inhumanas y llevó a hacer desaparecer tradiciones que hacían al hombres mas brutales e instintivos.

Pero desde la muerte de Rasul aunque creciera la comunidad, paralelamente las tinieblas entraron dentro de la comunidad y fuera, ocultando el mensaje y la guía a los hombres y dejando a la religión como cuerpo sin espíritu, al ocultársele a todos aquello que verdaderamente tiene valor para así seguir subiendo la escalera cuyo final es la ascensión de toda la humanidad espiritualmente.

Rasul fue un líder de una comunidad y aún sigue siéndolo aunque su cuerpo no esté con nosotros.

Lejos estamos de aquel período corto de la derrota de las tinieblas y del cual los hadices nos hablan de cómo los heridos de guerra, sedientos aún estando en su último aliento, cedían su medida de agua hacia otros compañeros que la necesitaban más. O cómo el vecino ayudaba al vecino y compartía el sustento de su propia familia.

Rasul con su ejemplo nos enseñó que cuando comemos más de lo que necesitamos, quitamos a otro el sustento, de ahí que debemos comer con moderación y para ello debemos controlar los instintos, ya que controlarlos y dominarlos es prueba de humanidad y solidaridad.

Cuando Fátima dio su joya a un hombre necesitado dejó claro que la joya verdadera y que más alumbra y ennoblece a una mujer es la piedad, la misericordia y el amor.

Cuando Rasul perdonó a quien de una patada al camello hizo abortar a su hija demostró que en sus actos gobernaba no el ojo por ojo, no el dar mal por mal, sino la misericordia y la compasión, ambas armas que hacían retroceder o rendir al más cruel de los enemigos.

Fue Rasul quien liberó a prisioneros de guerras, a esclavos e hizo a todo los hombres iguales, iguales en dignididad.

La prohibición de la usura, práctica hoy que se da en casi todo los países de oriente y occidente fue por un acto de piedad; la usura esclaviza  y no libera, el usurero es un poderoso que se hace rico a costa del mal ajeno y su riqueza se asienta en la pobreza de los demás, siendo esta práctica ilegal.

Cuando se reguló la poligamía jamás se quiso que la mujer fuera objeto del hombre, o que éste aprovechara su situación para tener más mujeres, la poligamía es una institución para tiempos de guerras, cuando hace falta sustentar a los pobres y viudas y que no caigan en la miseria. Hoy, con la acción de un estado social, la poligamía no tiene razón de ser y mucho menos cuando detrás de ella está los instintos y el nafs y no la misericordia y la compasión.

Podemos preguntarnos e intuir hacia donde va un Islam en este siglo intervenido por fuerzas extranjeras y poderosos de cada región donde hacen del mismo un instrumento de dominación y opresión alejado de Allah y alejado del camino espiritual y la ascensión.
A ningún poderoso injusto le interesa la propagación con profundidad del islam, ya que su interés quedaría tocado. Todos buscan un islam muerto que no encarne la lucha tal como se entiende, es decir la lucha contra las injusticias y el nafs interior y que sea cómodo y permisivo con todo; vemos la acción de aquellos que en nombre de Allah acometen aberraciones contra musulmanes y no musulmanes defendiendo una falsa interpretación, falsa porque se creen eregidores de la verdad, cuando todos sabemos que la verdad está sellada y sino fuera así, la verdad que se contiene en el Corán quemaría el mundo. Ningún ser humano tiene acceso a la verdad, solo los ángeles o Yibril, y lo más que podemos hacer es acercarnos a ella, con corazón sincero y puro y no buscando ser maestros o ser superiores a nuestros semejantes, ya que Allah hace que se extravíe a quien se acerca con doblez de corazón, y para el no hay secreto.

Otras cosas que alejan de la verdad son las prácticas preislámicas como la ablación, crímenes de honor, las matanzas impunes de animales que es algo aborrecible, la circuncisión obligada de los niños, la lapidación, y sobre todo, el ojo por ojo y diente por diente, ya que como enseñó Rasul, la misericordia y la compasión debe guiar a los creyentes y la comunidad, y se debe perdonar cuando hay un arrepentimiento sincero, No se trata de eximir a quien cometen un acto ilícito y delictivo, ya que Rasul comentó que cortaría a su propia hija la mano si robara, esta expresión no debe tomarse literalmente, sino que busca dejar clara la firmeza contra los actos ilícitos cometidos por los hombres guiados por el nafs y los instintos animales; pero no debemos olvidar que cuando uno robó dátiles por hambre no lo castigó el profeta pero el que le golpeó si tuvo que pagar, porque se entiende que hay actos que se producen por necesidad y es un deber crear las condiciones para que no se robe y una de ellas es asegurar el sustento en una sociedad avanzada.

Como comentaba anteriormente, uno de los signos  de la vuelta de la era de la ignorancia es el ver como la interpretaciones en el islam se basan en el odio, hacia musulmanes y no musulmanes, sin tener en cuenta que solo la misericordia y la compasión está llamada a triunfar sobre las tinieblas. Si la comunidad no está guiada bajo estos principios entonces está perdida ya que por mucho que aumente su número no se producirá un cambio interno que lleve a un movimiento de ascensión entre todos, ya que está prohibido que uno se salve su alma dejando a la comunidad desamparada en las tinieblas, pero también está prohibido que la comunidad o la Umma busque su salvación dejando al resto de la humanidad en las tinieblas.

Al igual que se cierra fila en el rezo común de los viernes, y pié con pié no se separan formando un muro de contención frente a nuestro enemigo, hoy debemos entre todos redirigir nuestras miradas hacia adentro y comenzar la yihad mayor para luego seguir con la yihad menor en busca de la erradicación de la era de la ignorancia con la ayuda de los ángeles y de aquel que tiene la soberanía y a su forma nos observa.

La crisis actual no es solo económica, es de valores. Hoy, hablando con un hombre, me decía que tenía necesidad de un ídolo, de alguien o algo al que seguir, porque todo era corrupción. Por supuesto, le contesté que la solución no era un ídolo ya que es peligroso dejar caer la responsabilidad de todos en un hombre y más en adorarlo y darle atributos no humanos y que son divinos.

Quien busque guía la tiene en el Corán si su corazón es noble y busca un acercamiento sincero, sino pues acabará Allah haciendo de el un juguete del shaytan sin que él mismo lo sepa.

La responsabilidad del Islam es importante en este siglo, un siglo donde la humanidad ha perdido la confianza en ella misma, donde nuestro enemigo ha debilitado los corazones fuertes, donde el nafs es reforzado por el sistema y donde el hombre es vaciado de su espiritualidad y alejado de Allah, esto ocurre en occidente, pero no lo olvidemos también pasa en oriente. Al fin de cuentas todo el mundo es país.

Si buscamos un cambio elijamos el camino que nos marcó Rasul, abandonemos el estado de ignorancia y avancemos lejos del nafs, lejos de los instintos animales, busquemos la dignidad y por medio de la yihad mayor seamos hombres y mujeres guerreros, que en fin es lo que somos los musulmanes, guerreros al servicio de Allah que declaramos batallas constantes al nafs de forma personal y al Shaytan en comunidad, todos juntos, ya que es la única forma de derrotarlo y derribarlo de su trono de barro.

Si hombres y mujeres volvemos a empuñar la espada de la misericordia y la compasión fuertemente y llegamos a tomar la decisión de comenzar a elevarnos por la cuesta, que es un camino duro, de sacrificios y de limitaciones, podremos de nuevo traer a la humanidad una nueva esperanza y seguir el camino de Rasul, e ir subiendo la cuesta con paciencia y humildad, ya que el éxito es de aquel que purifica su alma y el que fracasa es aquel que pierde su alma.

Dependerá de nosotros elegir cual camino debemos escoger y seguramente escogeremos aquel que nos es llamado a caminarlo, la cuesta y con ello salir de la era de la ignorancia y recuperar la humanidad perdida y la luz que nos ocultó y nos hizo vivir en la edad de la ignorancia.

Marco Terranova Tenorio (Saadiq Alí). Director del diario Unidad y analista internacional para oriente medio de Russia Today.

Anuncios


1 Comentarios

Horacio Artemio Sauco dijo el 05/06/2012 a las 15:18h:

786 Con palabras como estas haces honor a tu nombre, y aunque pocos las escuchen esos pocos son hombres. Vivimos en una época de decadencia en que los seres humanos se han transformado en bestias, o en algo peor aun, a consecuencia del ciclo cósmico, pero la rueda continuará girando y esto también pasará. Gracias, un abrazo. Con Dios


Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/73773-rasul_y_el_ascenso_de_la_cuesta.html