webislam

Viernes 28 Febrero 2020 | Al-Yuma 04 Rajab 1441
995 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?=0

Tombuctú peligra tras golpe de Estado en Malí

Asentada en medio del desierto y rodeada de leyendas, la ciudad de Tumbuctú está inscrita desde 1988 en la lista de la UNESCO

04/06/2012 - Autor: Juan Carlos Díaz Guerrero - Fuente: Prensa Latina
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación


Mezquita andalusí de Jimguereber. Tombuctú. Malí.

El golpe de Estado del 22 de marzo de 2012 en Malí rompió el orden vigente en el empobrecido país africano y puso en peligro de desaparecer reliquias históricas en la mítica ciudad de Tumbuctú.

La asonada, protagonizada por un oficial de bajo rango como el capitán Amadou Sanogo, agudizó las contradicciones en el norte con enfrentamientos entre el ejército y los grupos de la comunidad tuareg e islámicos radicados en esa región.

Apenas dos semanas después, los secesionistas del Movimiento de Liberación Nacional de Azawad (MLNA), proclamaron la independencia en la denominada República de Azawad.

Ésta ocupa la franja septentrional de Malí y comprende un extenso territorio cuyas principales ciudades son Tombuctú, Gao y Kidal.

Los sucesos más recientes, y pese a los llamados de organismos regionales y mundiales para restablecer la legalidad, denotan falta de voluntad de los golpistas, quienes maniobran una y otra vez para perpetuarse en el poder.

Tras el golpe, la Junta Militar nombró al presidente interino, Dioncounda Traoré, y su primer ministro, Cheick Modibo Diarra, quienes al cabo de 40 días debían convocar a elecciones para formar nuevos ejecutivo y Parlamento.

A dos días de vencerse el plazo, los militares, sus aliados políticos y el canciller de Burkina Faso, Djibrill Bassolé, mediador por la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (Cedeao) acordaron extender el período de transición por un año y al frente designaron a Traoré.

El nombramiento provocó malestar en sectores como la plataforma progolpista Coordinación de Organizaciones Patrióticas que, enardecidos, arremetieron contra el Palacio Presidencial y forzaron sus grandes puertas de hierro.

Los violentos manifestantes lograron penetrar al recinto y golpearon e hirieron en la cabeza al mandatario, quien fue trasladado e internado por breve tiempo en un centro hospitalario y luego puesto a resguardo en lugar seguro.

Naciones Unidas, la Cedeao y varios países condenaron ese acto, el cual denotó la inseguridad y complejidad del proceso que vive la nación africana.

Grupos sociales malienses y observadores coincidieron en que pese a los pasos dados por la Junta para restablecer la democracia en cumplimiento de lo acordado con la Cedeao, son los militares quienes ostentan el poder.

Quizás sea el norte del país donde los uniformados ejercen menor control -si queda aún algo de ello- con el posicionamiento de los tuareg y el establecimiento en la región de grupos radicales como Ansar Al Din y Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI), entre otros.

En medio de la gran confusión reinante en la zona parece que estos grupos extremistas actúan a contrapelo de la ley e intentan imponer sus patrones entre la población atemorizada que huye hacia naciones vecinas en busca de seguridad y alimentos.

Desde finales de enero pasado cerca de 160 mil personas escaparon de Malí y se asentaron en campos de refugiados en Mauritania, Burkina Faso y Níger.

Tumbuctú: patrimonio de la humanidad

Asentada en medio del desierto y rodeada de leyendas, la ciudad de Tumbuctú está inscrita desde 1988 en la lista del Patrimonio Histórico de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco). Esta urbe, distanciada alrededor de mil kilómetros de la capital maliense, Bamako, fue fundada entre los siglos XI y XII, y alberga en su seno importantes valores culturales universales.

Entre ellos pueden mencionarse sus tres grandes mezquitas: Djingareyber, Sankoré y Sidi Yahia, además de 16 mausoleos y decenas de miles de manuscritos, algunos de la era preislámica.

Los documentos certifican que Tumbuctú fue fundada por tribus nómadas beréberes o tuareg procedentes del norte en el siglo XI y se convirtió en importante centro de comercio y próspera ciudad en el siglo XVI, calificado como su etapa de oro.

Indistintamente conocida como la ciudad de los 333 santos o la perla del desierto, esta urbe, de calles angostas y cubiertas de arena, se estableció también en ese período como gran centro de la enseñanza del Islam.

De acuerdo con la literatura, las mezquitas y los lugares sagrados de Tombuctú desempeñaron un papel esencial en la difusión del Islam en África.

Hasta este apartado lugar llegaron las caravanas de cientos de camellos que cruzaban el Sahara desde Trípoli (Libia) o El Cairo (Egipto) y las embarcaciones que transportaban cobre y oro por el pantanoso delta del río Níger.

Además de los sitios sagrados antes mencionados, Malí tiene otros lugares inscritos en la lista del Patrimonio Mundial: las ciudades antiguas de Djenné, los Farallones de Bandiagara y la Tumba de Askia.

La presencia de los radicales musulmanes en el norte del país africano, específicamente en Tumbuctú, puso en alerta a la comunidad internacional cuando el pasado 6 de abril miembros de esos grupos profanaron una de las áreas sagradas.

Insurgentes de Al Qaeda, con el apoyo de Ansar Dine, dieron fuego a la entrada y zona protectora del mausoleo del santo Sidi (Mahmoud Ben) Amar, denunciaron testigos en condición de anonimato.

Preocupaciión de la UNESCO

Desde el estallido del conflicto en el norte de Malí, esta organización de Naciones Unidas pidió de forma reiterada la protección del patrimonio cultural y una mayor vigilancia contra el tráfico ilícito de bienes culturales.

Tras la quema de parte del mausoleo del santo Sidi, la responsable de comunicación del organismo internacional, Sue Williams, calificó de inaceptable la destrucción del lugar y solicitó respetar y proteger el patrimonio cultural.

La directora general de la Unesco, Irina Bokova, mostró también preocupación por la destrucción del panteón y exhortó a las partes implicadas a garantizar la protección del Patrimonio Mundial.

Bokova señaló que la "profanación es un signo de un cambio a peor sumamente preocupante en los ataques sobre el patrimonio de Malí, ya muy amenazada en las últimas semanas".

"Hago un llamado a todas las partes implicadas para garantizar la protección inmediata de este bien del Patrimonio Mundial, esencial para la preservación de la rica cultura del país africano", remarcó.

Este patrimonio cultural -sentenció- "es de nuestra propiedad común, y nada puede justificar el daño".

Recordó, asimismo, la obligación, internacionalmente reconocida que los países tienen de salvaguardar su patrimonio en tiempos de guerra, según la Convención de 1954 y sus protocolos para la protección de los bienes culturales en caso de conflicto armado.

En ese sentido, pidió a las autoridades malienses y a las partes en conflicto respetar el compromiso que tiene el país como firmante de la Convención del Patrimonio Mundial de 1972.

La directora de la Unesco indicó que las mezquitas de Djingareyber, Sankoré y Sidi Yahia son "valiosas muestras de la arquitectura de adobe que deben salvaguardarse", al igual que los 16 cementerios y mausoleos que alberga Tumbuctú, acotó.

Esas instalaciones "son esenciales para la preservación de la identidad del pueblo de Malí y de nuestro patrimonio universal", subrayó.

En igual sentido reaccionó el gobierno de transición al condenar en un comunicado el acto vandálico.

El texto, divulgado por la televisión en Bamako, reprobó la acción y consideró incalificable ese acto "que tira por tierra los preceptos del Islam, religión de tolerancia, y el respeto de la dignidad humana".

* Periodista de la Redacción de África y Oriente Medio.

Anuncios



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/73747-tombuctu_peligra_tras_golpe_de_estado_en_mali.html