webislam

Miercoles 11 Diciembre 2019 | Al-Arbia 13 Rabi al-Zani 1441
1679 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?=0

El interruptor de luz que enciende la bombilla “estereotipos al revés”

Estereotipos inversos

18/05/2012 - Autor: Salam Adlbi Sibai - Fuente: Más De Una Voz
  • 2me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación


Humanidad

En este artículo nos enfrentamos al siguiente conjunto de preguntas

-¿Fue muy difícil andar por la calle después del 11-M? Un beso.

-¿Es difícil o duro ser de una religión diferente al cristianismo católico en España o más concretamente en Madrid? 4º ESO. B. M.

-Pregunta a Shalam: el tema de la religión musulmana está hoy en día muy presente en la sociedad por la guerra que hay en Irak. Muchas veces se confunden las cosas y se considera que los musulmanes en sí son gente mala, ¿cómo os tomáis eso? Que en Madrid, una ciudad tan desarrollada siga habiendo racismo y una mentalidad un poco cerrada hacia vosotros. ¿Cómo os sentís? Muchas gracias, un saludo.

-¿Cómo os sentís cuando alguien no tiene respeto hacia vuestra religión, o se meten con vosotros?

-¿Crees que está bien considerada tu religión en nuestra sociedad actual? :)

Estas preguntas son como un interruptor de luz. Cuando las leí se me encendió una bombilla llamada: “estereotipos al revés” y confieso que no pude evitar sentirme algo avergonzada en mi fuero interno.

Esta bombilla, cómo no, me hizo formularme más preguntas “¿por qué no se habla de los estereotipos que tienen las personas que forman parte de la minoría religiosa musulmana hacia el resto de sus compatriotas?”, “¿por qué siempre se piensa que la actitud de la mayoría de la sociedad tiene que ser necesariamente hostil hacia los miembros que forman parte de una minoría?”, “¿por qué se considera que la empatía de la mayoría de la sociedad con el sufrimiento y el dolor que pueden sufrir los miembros de una minoría brilla por su ausencia?”

Por ello me sentí avergonzada, porque en mi subconsciente solamente me esperaba preguntas como las que hemos intentado contestar en los tres primeros artículos, pero jamás pensé que estos maravillosos jóvenes formularían preguntas como las cinco que aparecen arriba. Entonces fue cuando me di cuenta de cómo la influencia de los discursos mediáticos hegemónicos recae sobre los miembros de la minoría religiosa musulmana con la misma eficacia y fuerza que sobre el resto de la sociedad. Y en realidad es como tiene que ser, porque, todos y todas, somos miembros del mismo conjunto social.

Ver lo negativo de las cosas es una virtud en tanto en cuanto nos ayude a desarrollar una crítica social que tenga como objetivo mejorar la situación de aquellas personas sobre las que recae la discriminación, pero se convierte en un defecto en el mismo momento que nos lleva a hacer lo mismo que criticamos: generalizar.

Error que he cometido cuando di por sentado que solamente recibiría preguntas que reflejan los estereotipos negativos que existen sobre las personas de confesión musulmana y que repiten como papagayos los medios de comunicación.

Mis respuestas a estas preguntas se basan en mi experiencia personal, lo que las hace algo limitadas, pero no por ello menos válidas, como señala F. Ferrarotti: “la vía de la subjetividad es la que permite reconstruir el alcance objetivo, esto es real, completo, de una conciencia de grupo y de época” (citado en Santamarina & Marinas, 1994: 258). (1)

Decir que fue difícil andar por la calle después del 11-M, querida amiga, es decir poco, fue mucho peor que difícil, como dice Y.A.S. una de las entrevistadas de la investigación en la que estoy trabajando estos días:

“Con los horribles atentados del 11M, antes dábamos pena y ahora miedo. Y eso es un sentimiento horrible. El miedo duele más que la pena. Estoy sentada en el metro, me suena el móvil, y normalmente no suena en el metro y la gente se iba a morir del miedo, les iba a dar algo, era la alarma del móvil. Imagínate cómo me sentí en ese momento, da miedo que des miedo”.

Incluso hubo algunas chicas que durante un tiempo se vieron obligadas a quitarse el hiyab, y unos meses después, cuando se sintieron más seguras y algo menos observadas, volvieron a ponérselo. Sin duda fue realmente arduo, con independencia del papel que jugó el factor mediático, el cual tampoco se cuidó mucho de evitar confundir las cosas, como dice Edward Said:

“(…) nadie ha equiparado la bomba de Oklahoma o la devastación de Indochina con el cristianismo, con la cultura occidental o la estadounidense; ese tipo de ecuación se ha reservado para el <>”, “(…) o las masacres de musulmanes en Bosnia no fueron endosadas a la cristiandad”, y “lo que Israel haya podido hacer o continúa haciendo nunca es la cuestión: se trata solo de puro terrorismo islámico” (Said, 2005: 105, 130). (2)

Respecto a la segunda pregunta, pienso que ante todo es crucial contextualizar, es decir, no es que sea difícil o duro ser de una religión diferente al catolicismo en España o en Madrid, sino que en general, en todos lugares del mundo, es difícil ser diferente a la mayoría. Lo que hace que en unos lugares sea más difícil que en otros son dos situaciones; la primera: la ausencia de un Estado de Derecho y la segunda: que aun habiendo un Estado de Derecho, éste, a la hora de aplicar la ley a todos los ciudadanos, se deje llevar por criterios económicos e ideológicos sectarios y no democráticos y humanistas.

“¿Cómo os tomáis eso? Que en Madrid, una ciudad tan desarrollada siga habiendo racismo y una mentalidad un poco cerrada hacia vosotros. ¿Cómo os sentís? Muchas gracias, un saludo”. “¿Cómo os sentís cuando alguien no tiene respeto hacia vuestra religión o se meten con vosotros?” A estas preguntas contesto escuetamente con cinco letras: F-A-T-A-L.

Como dice Edward Said:

“Bastaría un mínimo de empatía para imaginar sin dificultad que un musulmán podría sentirse incómodo ante la implacable insistencia –aunque se exprese en los términos de un debate- con que su fe, su cultura y su pueblo son presentados como fuente de amenaza y con que son asociados, de un modo tan determinista, con el terrorismo, la violencia y el <>” (Said, 2005: 43) (3)

Finalmente, en relación a la última pregunta, pienso que la falta de consideración hacia el Islam es responsabilidad compartida entre algunos de los propios ciudadanos de confesión musulmana y la imagen estática, ficticia y manipulada que ofrecen los discursos mediáticos hegemónicos. Pero aún así, tal y como demuestran estas preguntas, ambos tienen muy poco que hacer ante las mentalidades y los espíritus humanistas…. aunque a veces pequemos olvidándolo (4).

Notas
(0) Continuamos contestando a las preguntas que formularon los alumnos hace tres años, el día de la paz: 30 de enero de 2009 (http://masdeunavoz.blogspot.com.es/2012/03/quince-minutos-para-hablar-sobre-paz-e.html)Hasta ahora se han ofrecido posibles respuestas a las siguientes preguntas: -¿Si el terrorismo no está relacionado con religión, por qué los grupos y actos más atroces (terroristas) son musulmanes? ¿No dice el Islam que se debe expandir y si no es aceptado hay que hacer Guerra Santa (http://masdeunavoz.blogspot.com.es/2012/04/los-grupos-y-actos-mas-atroces.html) -Condenar el “terrorismo islámico” en occidente está muy bien, ¿por qué no se condena en los países islámicos?(http://masdeunavoz.blogspot.com.es/2012/04/condenar-el-terrorismo-islamico-en.html) -“Si dices que hay que cumplir las leyes de la Constitución Española, ¿por qué no os acogéis a las costumbres cristianas?” (http://masdeunavoz.blogspot.com.es/2012/04/si-dices-que-hay-que-cumplir-las-leyes.html)
(1) Santamarina, C. & Marinas, J.M. (1994). Historias de vida e historia oral. En Delgado, J.M. & Gutiérrez, J. (coords.), Métodos y técnicas cualitativas de investigación en Ciencias Sociales. (pp. 257-287). Madrid: Síntesis.
(2)   Said, E. W. (2005). Cubriendo el Islam. Cómo los medios de comunicación y los expertos determinan nuestra visión del resto del mundo. Barcelona: Debate.
(3)  Said, E. W. (2005). Cubriendo el Islam. Cómo los medios de comunicación y los expertos determinan nuestra visión del resto del mundo. Barcelona: Debate.

Anuncios
Relacionados

El rechazo al islam, una sombra de las ideologías extremistas

Artículos - 18/11/2013

¿Un club cristiano?

Artículos - 16/12/1997

Hebrón

Artículos - 22/11/2002


2 Comentarios

Salam Adlbi dijo el 18/05/2012 a las 21:34h:

Falta la palabra fundamentalismo en esta cita de Said: “Bastaría un mínimo de empatía para imaginar sin dificultad que un musulmán podría sentirse incómodo ante la implacable insistencia –aunque se exprese en los términos de un debate- con que su fe, su cultura y su pueblo son presentados como fuente de amenaza y con que son asociados, de un modo tan determinista, con el terrorismo, la violencia y el ” (Said, 2005: 43)

Salam Adlbi dijo el 18/05/2012 a las 21:38h:

En la cita de E. Said falta la palabra Islam en la frase se ha reservado para el : “(…) nadie ha equiparado la bomba de Oklahoma o la devastación de Indochina con el cristianismo, con la cultura occidental o la estadounidense; ese tipo de ecuación se ha reservado para el ”, “(…) o las masacres de musulmanes en Bosnia no fueron endosadas a la cristiandad”, y “lo que Israel haya podido hacer o continúa haciendo nunca es la cuestión: se trata solo de puro terrorismo islámico” (Said, 2005: 105, 130). (1)


Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/72963-el_interruptor_de_luz_que_enciende_la_bombilla_estereotipos_al_reves.html