webislam

Jueves 19 Septiembre 2019 | Al-Jamis 19 Muharram 1441
1229 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?=0

¿Cómo se vive la interculturalidad en Ceuta?

Esta ciudad constituye un lazo que une a dos mundos que según la historia han sido irreconciliables culturalmente

05/05/2012 - Autor: Rosa María Muñoz Jarillo, Farouk Ait Nasser - Fuente: Webislam
  • 2me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación


Ceuta

La ciudad de Ceuta, debido a su ubicación, ha sido siempre un punto geográfico de gran interés y esto se comprueba si analizamos, precisamente, su historia. En otras palabras, basándonos en la etimología de la ciudad descubrimos que no han sido pocas las civilizaciones que han logrado conquistarla, siendo tales como: fenicios, cartagineses, romanos, vándalos, visigodos, bizantinos, árabes, portugueses y españoles.

Esto quiere decir que son muchos los que se han sentido seducidos por el encanto y atractivo de Ceuta, tal como la historia nos ha demostrado. Siendo, en la actualidad, una ciudad africana pero de identidad europea;  en la que se mezcla lo oriental con lo occidental, lo moderno con lo tradicional, en un espacio de convivencia  entre diferentes culturas.

El hecho de que en Ceuta se da el caso de que haya diferentes culturas conviviendo en un espacio limitado geográficamente ¿no sería esto un motivo de confrontación y conflicto? O, por el contrario: ¿motivo de enriquecimiento, respeto y paz?  Otra pregunta que se plantea cuando tratamos más a fondo el tema en cuestión es: ¿Cómo se percibe la convivencia de personas de diferentes culturas en los espacios públicos de Ceuta?, y en relación a la educación como elemento fundamental de transmisión de valores  ¿podemos considerar la educación ceutí como multicultural o intercultural?
Esta ciudad constituye  un espacio geográfico singular y esto no se debe únicamente a la importancia geoestratégica que tiene, ni tampoco al hecho de que sea un producto turístico,  sino al hecho de que en ella conviven armónicamente diferentes culturas entre sí en un espacio geográfico no muy extenso, en el que la interacción es, por tanto, inevitable; un tanto distanciadas por motivos religiosos y lingüísticos. Esta convivencia pacífica se considera como uno de los aspectos más representativos o característicos que la diferencian de otras ciudades en las que la multiculturalidad, por ende, no es motivo de convivencia pacífica sino un motivo de confrontación permanente.

En Ceuta, en cierto sentido, se entremezcla lo moderno con lo tradicional y esto se observa precisamente en las fiestas de carácter tradicional o religioso que se festejan a lo largo del año. Uno de los ejemplos que podemos señalar en el contexto de lo tradicional podría observarse en la feria de Ceuta que es, a su vez, un acontecimiento peculiar debido a que atrae a mucha gente independientemente de su nacionalidad o creencia, dispuestas a congregarse en un espacio de ocio colectivo en el que desaparecen las diferencias culturales.  Cabe destacar, que desde un paradigma religioso, la ciudad no se ciñe a la celebración de fiestas correspondientes a un único modelo religioso sino que festeja toda fiesta con imparcialidad; tanto desde la administración como a nivel social. A modo de ejemplo, se puede observar la colocación del alumbrado en determinadas fechas como muestra de transigencia, garantizando así la diversidad cultural que, como anteriormente se ha dicho, caracteriza la ciudad de Ceuta. En ella se percibe que sus fiestas se celebran con cierto ambiente pacífico, pudiendo haber unas excepciones ocasionales, que van disminuyendo con el paso del tiempo, en las que algunos grupos no suelen entender la importancia del aspecto enriquecedor que supone la interacción en un espacio que goza de la presencia intercultural. Dicha presencia trasciende el contexto religioso pudiéndose notar la interacción de los ceutíes en diferentes terrenos de la vida cotidiana y esto, por sí, se acentúa, en gran medida, en las relaciones comerciales y más todavía si en dichas relaciones entra en juego el papel de la gastronomía puesto que ésta, a nuestro juicio, favorece y enriquece de forma efectiva la interculturalidad.       

Por otro orden, la estructura social de Ceuta posee ciertas particularidades en función de la ubicación de cada religión, ya que la densidad de población de los diferentes grupos se halla más en una zona que en otra, siendo esto un factor que no favorece la interculturalidad a gran escala. La distribución poblacional se ve afectada, como ya se ha señalado, por factores de índole religioso o propiamente cultural, tal como se comprueba en su organización espacial regida por las creencias de cada grupo, estando concentrados según sus valores culturales. Pudiendo ocasionar este hecho zonas marginadas o desfavorecidas económicamente. Esto en sí puede obstaculizar, en cierta medida, el proceso de homogeneización social y cultural en Ceuta; no obstante dicho proceso como se ha venido observando evoluciona de forma pausada pero no muy halagüeña. 

El choque cultual entre el mundo occidental y el oriental a menudo se ve reflejado implícita o explícitamente en Ceuta. Esta ciudad constituye un lazo que une a dos mundos que según la historia han sido irreconciliables culturalmente y que ésta lucha para conseguir la homogeneización social y cultural. Dicha homogeneidad cultural no implica la asimilación de otras culturas dentro de la población ceutí.

En lo concerniente al sistema educativo ceutí, creemos que éste vela por la garantía y mantención de la igualdad, pudiendo haber ciertos impedimentos generados por la diversidad cultural de los estudiantes, teniendo en consideración que este hecho implica a los responsables un reto para llevar a cabo una gestión democrática en los centros educativos.

Aunque el sistema educativo no se rige más que por una religión en concreto como se puede observar según los días festivos del calendario escolar, atribuyéndola así un carácter oficial, tampoco excluye de forma definitiva la posibilidad de que el alumnado profesante de otras religiones celebre sus fiestas -aunque sea de forma extraoficial- demostrando con ello el respeto a la libertad de conciencia y el “pluralismo”. Estas medidas, a nuestro parecer, podrían no ser suficientes para llevar a cabo la interculturalidad en contextos escolares.

En el marco de la libertad de conciencia cada persona es libre de preservar su cultura, de pensar y actuar de acuerdo con sus creencias, con sus valores éticos y morales siempre  cuando dicha conducta o comportamiento no afecte a los demás (de otra u otras culturas). Es por eso que en los centros educativos de esta ciudad no existe ningún tipo de discriminación ni marginación centrada en el uso de cualquier vestimenta caracterizadora de un grupo cultural, no como se puede observar en otras ciudades del mundo, sino que se percibe como algo natural que pasa desapercibido sin darle la importancia despectiva, exagerada e irracional que se le puede dar en otros centros educativos de otros lugares, traspasando incluso esta libertad y respeto a otros contextos como podría ser en el terreno laboral.


Anuncios
Relacionados

Teoria de los conflictos interculturales

Artículos - 31/10/2006

El conflicto y el tercer lado

Artículos - 10/12/2007

La pluriculturalidad, forma de dominación del capitalismo

Artículos - 10/11/2009



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/72265-como_se_vive_la_interculturalidad_en_ceuta.html