webislam

Viernes 18 Octubre 2019 | Al-Yuma 18 Safar 1441
535 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?=0

Filosofía Islámica: filosofía de la violencia y violencia simbólica

Violencia simbólica y liberación

16/05/2012 - Autor: Iahia ibn Said Al Andalusi - Fuente: Webislam
  • 1me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación


Profesor Iahia ibn Said

Desde una perspectiva islámica, la violencia bien puede ser considerada la principal arma del ego, por ende se podría (también) definir el sufismo, como el arte de domar la violencia, lógicamente si la aspiración es domar el ego, la violencia es un punto central.

Tal vez la forma más terrible de la violencia es la violencia simbólica, que nos impone una visión del mundo que difícilmente llega a ser cuestionada, pues se constituye en el marco dentro del cual razonamos y debatimos, forzar los límites de este marco significa recorrer una genuina senda de liberación exterior e interior.

El desarrollo del concepto de “violencia simbólica”, es decir aquella imposición dulce y angelical de una forma de ver el mundo que favorece a determinados sectores, ha sido el mayor constructor de poder del siglo XX. Toda afirmación en contra del mundo construido por la violencia simbólica parece locura. El poder financiero se valió durante las décadas pasadas de la violencia simbólica para delimitar un espacio dentro del cual es lícito pensar, donde las etiquetas de un movimiento religioso, político, social o económico adquieren un valor intrínseco de bondad o maldad independientemente de todo análisis. No se puede negar que este sistema de propaganda ha resultado extraordinariamente eficaz, se convirtió de hecho en la piedra angular del dominio anglosajón sobre el mundo.

Curiosamente, el Islam ha sido siempre un problema para los ejecutivos de la violencia simbólica. Amenazante desde diversos ángulos, ya que el Islam evidentemente propone un sistema de valores diametralmente opuesto al conjunto de valores que han primado en el mundo globalizado. Por supuesto muchos gobiernos de países de población musulmana, se adaptaron rápidamente al sistema-mundo creado mediante la dulce y angelical violencia simbólica, incluso muchos musulmanes cultos fueron trastornados por el sistema-mundo de la violencia simbólica y se rindieron a él.

Si uno se toma el trabajo de indagar que tipo de pensamiento ha sido realmente demonizado por la violencia simbólica y que tipo de pensamiento ha sido solo aparentemente demonizado, cuando en realidad era cómodamente ubicado en un lugar de maldad relativa, este maniqueísmo absoluto es un rasgo absoluto de la violencia simbólica, se sorprende.

Pongamos un ejemplo que se sale del marco donde es lícito pensar, según lo instaurado angelicalmente por la violencia simbólica, dos hombres estrechamente relacionados a la violencia: Mahatma Ghandi, héroe de la no violencia y Benito Mussolini, según el esquema impuesto un violento en grado superlativo; dijo Mahatma Ghandi: “yo soy el máximo admirador de Benito Mussolini” ¿Ghandi estaba loco? No, simplemente fue uno de esos grandes espíritus capaces de romper el marco impuesto por la violencia simbólica, y desentrañar la verdad de ciertas cuestiones.

Trascender el marco impuesto es perfectamente posible, aunque requiere de un enorme valor, de una determinación y una fe inquebrantables, y solo si se trascienden las limitaciones de este marco impuesto de este pensamiento condicionado, encarcelado, es posible comenzar a comprender la verdad esencial de las cosas.

El gran René Guenón escribió:

"Para todo ser encerrado en los límites de determinado mundo, es decir, en las condiciones especiales de determinado estado de existencia, el eje mismo es verdaderamente "invisible" y sólo puede percibirse de él el punto que es su "vestigio" en ese mundo."

El marco de la violencia simbólica, nos encierra y limita sutil, angelicalmente, está hecho para ser considerado intrínsecamente bueno y saludable, nos dice "quienes cruzan esta línea son los perversos, los locos.

Es curioso que resulte aplicable aqui esta máxima del sufismo de "dejar la cordura de los hombres y adquirir la locura en Dios" , por supuesto no basta para dominar la violencia un  cambio interior, pero superar los límites impuestos por la violencia simbólica, requiere analizar todas nuestras convicciones, hasta que lleguemos a saber porque creemos en lo que creemos, y entonces, solo entonces creeremos verdaderamente.



Anuncios
Relacionados

De la condición trágica del ser en la sociedad

Artículos - 06/05/2013

Un estudio sobre la violencia simbólica (3)

Audio - 30/05/2012

Filosofía islámica (8)

Artículos - 16/07/2012


play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/72243-filosofia_islamica_filosofia_de_la_violencia_y_violencia_simbolica.html