webislam

Viernes 28 Febrero 2020 | Al-Yuma 04 Rajab 1441
741 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?=0

Asesinar al presidente Sadat fue un error

Entrevista a Tarek Zomor, fundador en Egipto del Partido de la Construcción y el Desarrollo

12/04/2012 - Autor: Ricard González - Fuente: La Tercera
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Carteles electorales en Egipto
Carteles electorales en Egipto

Por su tono pausado y educadas maneras, no es fácil imaginar que Tarek Zomor fue el líder de uno de los grupos revolucionarios más activos y violentos de Medio Oriente, la Gamaa Islamiya de Egipto, responsable de la masacre de Luxor de 1997, en la que murieron degollados cerca de 60 turistas. Encarcelado en 1981 por su colaboración en el asesinato del Presidente Anwar Sadat, el predecesor de Mubarak, Zomor fue puesto en libertad tras la Revolución egipcia. Una de las primeras cosas que hizo fue fundar el Partido de la Construcción y el Desarrollo, que reúne a miembros y simpatizantes de la Gamaa Islamiya que renunciaron a la lucha armada. El partido se presentó a las elecciones legislativas con la coalición salafista Nour y posee hoy 15 diputados, con los que pretende influir en la redacción de la nueva Constitución del país.

-¿Qué lo movió a fundar el Partido de la Construcción y el Desarrollo?

La revolución, la más grande en la historia de Egipto, cambió completamente la vida del país. Se abrieron nuevas oportunidades para participar en política. Queríamos colaborar en la construcción de un nuevo país y destruir los vestigios de la era Mubarak.

-Su partido está representado en la Asamblea Constituyente. ¿Qué espera de este proceso?

Creo que la nueva Constitución será sólo interina, no durará 10 o 15 años. La hoja de ruta de la transición dice que se debe redactar antes de las presidenciales, que son en junio. Como hay poco tiempo, se tomará como base la de 1971 y se añadirán sólo algunos cambios, básicamente, para reducir los poderes del presidente y garantizar más libertades a la ciudadanía.

-¿Cuál será el rol del Islam en la Carta Magna?

No debe ser muy diferente del actual. El artículo 2 dice que la sharia o ley islámica es la "base principal de la legislación". Lo que sí debemos hacer es empezar a aplicarla.

-¿Ha renunciado de forma definitiva la Gamaa Islamiya a la violencia?

Sí, lo hicimos en 2003, a través de un documento público, que fue fruto de una larga reflexión de los líderes del grupo. Nos dimos cuenta de que la violencia, en lugar de debilitar el Estado, reforzaba su legitimidad. En cambio, reducía nuestro apoyo entre la población. Para derrocar una tiranía es más efectivo hacer una revolución pacífica, como la del 25 de enero, que tomar las armas.

-¿Su proceso de revisión ideológica fue sólo estratégico o también moral?
Fue sólo estratégico, una respuesta ante la evidencia de que estábamos perdiendo la batalla. Pero mantenemos el mismo objetivo, conseguir el poder para aplicar un Estado islámico, y una misma interpretación del Islam.

-¿Es la lucha armada legítima en otros países como Irak o Afganistán?

Claro, pero eso es diferente, porque existe una ocupación extranjera. Incluso, de acuerdo con la ley internacional, la resistencia armada está permitida en esos casos. Lo que prohíbe el Islam es el asesinato de civiles desarmados, sobre todo, mujeres y niños.

-Pero la Gamaa mató en sus atentados a muchos civiles, sobre todo durante los años 90...

Es cierto, y la mayoría de ellos fueron llevados a cabo por cuadros jóvenes alienados, que no seguían las órdenes de los líderes en la cárcel, o bien, por los propios servicios secretos, para minar nuestra popularidad. No hay que olvidar que la violencia del Estado fue brutal. Más de 3.000 de nuestros miembros murieron, muchos torturados en las cárceles y, por cierto, los tribunales nunca han investigado esos abusos. Fue en ese contexto que algunos chicos cometieron matanzas.

-¿Se arrepiente del asesinato del Presidente Sadat?

Sí, fue un error. Aunque la verdad es que Sadat más bien se suicidó. Durante la última fase de su presidencia multiplicó su represión, y la extendió a todas las fuerzas que discrepaban con él. Incluso se enfrentó a los coptos y puso al Papa Shenouda III bajo arresto domiciliario. Tanta violencia tenía que acabar volviéndose contra él.

-¿En qué consiste el proyecto de amnistía que pretende presentar en el Parlamento?

Pretendemos anular todos los juicios a activistas políticos a partir del año 1977, cubriendo toda la era Mubarak, y poner en libertad a los presos políticos que aún están en la cárcel. De la Gamaa Islamiya aún hay 43 miembros entre rejas. La mayoría de los juicios no tuvieron las suficientes garantías legales y en uno de ellos, incluso, se equivocaron en el nombre del procesado.


Anuncios
Relacionados

Política e islam en Egipto

Artículos - 20/11/1997

El islam en el Egipto contemporáneo

Artículos - 25/09/2010

¿A la búsqueda de un gran dirigente árabe?

Artículos - 02/10/2010



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/71599-asesinar_al_presidente_sadat_fue_un_error.html