webislam

Viernes 19 Julio 2019 | Al-Yuma 16 Dhul-Qaadah 1440
540 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?=0

Otra mirada sobre la primera huelga de profesores en Jordania

Entrevista con Raid Azzam, profesor de bachillerato y representante de una organización de profesores

05/03/2012 - Autor: Ana García Díaz - Fuente: Rebelión
  • 4me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación


Huelga de profesores en Amman

La semana pasada, un acuerdo entre el Gobierno y representantes de profesores puso fin a la huelga de docentes que había paralizado la enseñanza en todo el país. Durante dos semanas, la huelga dejó en casa a casi un millón y medio de estudiantes de enseñanza pública obligatoria y, sólo en Ammán, una manifestación sacó a la calle a entre 6.000 y 10.000 profesores.

El acuerdo ha sido presentado como una victoria tanto por parte del Ejecutivo como de los representantes de profesores. Sin embargo, Raid Azzam, profesor de bachillerato, con dos licenciaturas (Ciencias Políticas y Lengua árabe), y representante de una de las agrupaciones de profesores más importantes, "El Comité Libre de Ammán"1, aporta una visión diferente. Para él, la principal victoria no está en el acuerdo, que su agrupación considera un fracaso, sino que la victoria real se concentra en la dignidad ganada en el mismo proceso de reivindicación.

Tras 12 días de huelga, negociaciones infructuosas y menos de 24 horas después de que el Frente de Acción Islámico (brazo político de los Hermanos Musulmanes en Jordania) acusara al Gobierno de estar entorpeciendo el proceso, las autoridades convocaron una reunión de urgencia con dos de los comités de profesores más importantes del país: el Comité Nacional de Profesores2 -amparado por el Frente de Acción Islámico y el Partido Baaz- y el Comité de profesores de Jordania3. El Comité Libre de Ammán, sin embargo, que había estado presente en todo el proceso de negociación, fue excluido de la última reunión y, tal y como nos explicó Raid Azzam "la sensación que tenemos es de engaño. Nos ocultaron información, tanto el resto de comités como el propio Gobierno. Nuestra intención era lograr el 100% del aumento. Ellos sabían que, sin ese requisito, nunca habríamos aceptado, así que, nos mintieron para conseguir nuestro visto bueno".

El acuerdo final contempla un aumento fraccionado del 15% en dos años. Tal y como declaró Azzam: "Aunque mejora algunos aspectos como la equiparación de categorías salariales entre profesores, no supone ninguna mejora económica respecto a la oferta del Gobierno que ya rechazamos anteriormente. De hecho, algunos de nosotros este mes vamos a tener que devolver parte del aumento salarial conseguido hasta ahora".

El paro de profesores comenzó el 6 de febrero para reclamar el cumplimiento de las promesas de un aumento del 100% de los salarios base. Un profesor de enseñanza primaria y secundaria cobra de media en Jordania alrededor de 350 dinares jordanos (cerca de 300 euros) de los cuales, el sueldo base son unos 117 dinares y el resto corresponde a complementos. En un país con uno de los costes de vida más alto de Oriente Próximo, donde un alquiler en la capital alcanza fácilmente los 300 dinares al mes, la situación de los profesores es crítica.

Las reivindicaciones de los docentes no son nuevas. Ya en 1995, un Decreto Real prometía a los docentes el aumento del 100% de su salario base. Sin embargo, en 2010, después de que sólo hubieran recibido una subida del 5% y ante el anuncio de nuevas leyes de jubilación, los profesores empezaron a movilizarse y a reivindicar la legalización de un sindicato, "algo muy delicado antes de la Primavera Árabe". Tras varias protestas y pese al acoso de los servicios de seguridad, en 2010 pactaron un acuerdo con el Gobierno para completar la subida del 100% este mismo año. En 2011, al amparo de las medidas aperturistas tomadas en el reino en el contexto de las revoluciones árabes, los profesores lograban también la autorización para sindicarse. Supuso un hecho histórico en un país donde el sindicato de profesores había estado prohibido desde los años cincuenta. A la espera de las elecciones, que tendrán lugar a mediados de marzo, los profesores continuaron agrupados en comités.

El aumento concedido por el Gobierno este año, sin embargo, volvía a incumplir las promesas ya que sólo alcanzaba el 70%. Además, se "reestructuro" el contrato de los profesores de modo que disminuyera el salario base y aumentaran los complementos, y, por tanto se falsearan los porcentajes. Además, separaba a los profesores en diferentes categorías salariales.

Por todo ello, los profesores de enseñanza pública decidieron no retomar las clases tras las vacaciones del primer semestre. Sin embargo, tal y como comenta Raid Azzam, "la cuestión económica pronto dejó de estar en primer lugar y la lucha pasó a convertirse en una cuestión de prestigio". El Gobierno ofreció un aumento del 100% del salario base fraccionado en dos años que afectaría de manera desigual a los profesores bajo el argumento, "el mismo desde 1995", de que el reino se encuentra en una situación financiera delicada. Ante la negativa de los profesores, el ministro de Educación, Eid Dahiyat, amenazó con colocar a militares y profesores jubilados en el puesto de los maestros.

Desde ese momento, Gobierno y docentes se enfrentaron de manera abierta. En las manifestaciones los manifestantes pidieron la caída del Primer Ministro Al-Khasawneh, y comenzó un pulso de fuerza. Tal y como afirma Azzam, "la huelga dejó de ser un asunto económico y se convirtió en una reivindicación de la dignidad de los docentes". En 2010 los profesores tuvieron que escuchar al entonces ministro de Educación, Ibrahim Badran, afirmar que "los docentes debían afeitarse la barba y cuidar más su apariencia en lugar de pedir aumentos de sueldo y sindicatos".

La televisión jordana ha intentado durante las últimas semanas mostrar una imagen de normalidad emitiendo imágenes antiguas de colegios llenos de alumnos y el ocho de febrero, tras dos días de huelga, el Ministerio de Asuntos Religiosos, dependiente del Gobierno, emitió una fatua en la que condenaba la actuación de los profesores y llamaba a parar la huelga.

Azzam opina que el Gobierno ha intentado fracturar la sociedad civil a través del desprestigio de los maestros utilizando amenazas de fuerza y emitiendo una fatua "que es exclusivamente política". A pesar de que partidos islámicos como el Partido Islámico de Centro manifestaron su rechazo, los docentes vieron como desde numerosas mezquitas se llamaba al Ejecutivo a ser más duro con los huelguistas mientras se desacreditaban sus reivindicaciones.

Bajo el punto de vista de Azzam, la táctica del régimen y la actuación de muchos medios de comunicación oficialistas, han terminado por afectar a la opinión pública. Para Azzam, el Gobierno ha intentado desprestigiar el concepto de huelga, al tiempo que ha instrumentalizado el sindicato de profesores antes incluso de su nacimiento.

A pesar del desencanto, Azzam se muestra optimista y habla con ilusión de los dos últimos años de lucha y reivindicaciones. A pesar del acuerdo engañoso considera que la huelga no ha sido en vano: "Ha sido una gran experiencia ver a mis alumnos buscando en el diccionario el significado de la palabra huelga. El mismo día que volví a clase, muchos de ellos me felicitaron y me explicaron que estaban pensando en manifestarse en contra de las pruebas del Tawjihi (la prueba de acceso a la universidad). Esto es lo verdaderamente importante".


Anuncios



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/69807-otra_mirada_sobre_la_primera_huelga_de_profesores_en_jordania.html