webislam

Lunes 27 Enero 2020 | Al-Iznain 01 Jumada al-Zani 1441
1162 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?=0

La presión mediática ante los sucesos en Libia y Siria

Entrevista de Robert Mackey a Lizzie Phelan

02/02/2012 - Autor: Lizzie Phelan - Fuente: http://lizzie-phelan.blogspot.com/2012/01/new-york-times-int
  • 1me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Lizzie Phelan
Lizzie Phelan

Entrevista de New York Time a Lizzie Phelan

El día 31 de Enero he sido entrevistada por el periodista Robert Mackey a traves de Video-Skype para el New York Time pidiendo información sobre mi cobertura de los sucesos ocurridos en Libia y Siria, y por mis críticas al enfoque principal que ofrecen los medios occidentales, así como la imagen que transmiten los canales procedentes de los paises del CCG (Consejo de Cooperacion para los estados árabes del Golfo).

Antes de la entrevista acordamos tres preguntas delineando los temas generales que se tratarán en la entrevista.  En cierto modo, la entrevista se desvió de estos temas y por eso quiero publicar aquí dichas preguntas acompañando mis respuestas completas, simplemente porque siento que es importante completarlas y detallar algunos de los puntos que omití.

 

Robert Mackey: A cerca de la impresión de los sucesos ocurridos en Siria, das una visión bastante diferente a la de muchos periodistas extranjeros que han trabajado allí hace poco, yo quisiera preguntarle acerca de cómo encuentras tus fuentes y lo que piensa usted acerca de la imagen tan diferente del conflicto pintada por estos otros periodistas.

Lizzie Phelan: En primer lugar, espero que me dé la oportunidad de responder a todas sus preguntas en su totalidad, por lo que el contexto que falta, siempre se pueda proporcionar. También espero que usted haga todas las preguntas que propusiste cuando acepté hacer esta entrevista.

Esta pregunta esta formulada mal, ya que lo que realmente quieres decir es que mis impresiones de lo que está sucediendo en Siria parecen ser bastante diferente a los periodistas de los países de la OTAN y el CCG, que tienen un gran interés en la desestabilización de Siria. Por supuesto, mis impresiones son compartidas con casi todos aquellos países que quedan fuera de la OTAN y los países del CCG y en particular los que son víctimas de estos poderes. Pero debido a que no poseen un medio poderoso, sus voces quedan ahogadas por las la opinión de una minoría reflejada en los medios de comunicación de la OTAN y los países del CCG.

En relación a mis fuentes, las encuentro a través de un número variado de medios, pero principalmente, adquiero la información hablando con la gente común allá a donde vaya, y en Siria no es difícil ya que la población está totalmente dispuesta a hablar de la crisis que sufre su país, especialmente a los extranjeros que con frecuencia tienen una falsa impresión y una ignorancia a los acontecimientos actuales del lugar. A pesar de que esto es lo que predomina, no es el único punto de vista que encontré. Y esto se refleja en mis informes.

De hecho, al igual que en Libia, me sentía tan apurada por el volumen de gente que quería hablar de su ira hacia las mentiras que los medios de comunicación de los países de la OTAN y el CCG proyectaban, que mi colega Mostafa Afzalzadeh y yo decidimos hacer un documental donde reflejar lo que la gente común de Siria está realmente diciendo. Este documental expondrá como en realidad si no fuese por los medios de comunicación, la crisis en Siria se hubiera terminado antes de empezar y el pueblo de Siria estaría viviendo en paz.

La diferencia con periodistas de medios de comunicación en países de la OTAN y el CCG es que vienen con una agenda y esa agenda es para cubrir lo que ellos llaman una "revolución" que ocurre dentro de Siria y de dar contenido a las falsas informaciones de que el gobierno sirio es una amenaza para el pueblo sirio. Así, por ejemplo, cuando interrogan por la calle y tienen diez personas diciéndoles que no hay una revolución en Siria y que quieren que el ejército les proteja de los terroristas que están inundando el país, y justo después encuentran a una persona que dice que no hay democracia en Siria, descartarán a los primeros diez como espías del gobierno para dar difusión a la única persona que dice algo diferente. De esto fui testigo yo misma.

Si se tratara de hacer lo contrario y reflejar la opinión de la mayoría en la calle, se rompería el cuadro pintado durante los últimos diez meses por estos medios de comunicación que llevan pintado una imagen de un gobierno odiado por su pueblo, y a su vez dinamitar la credibilidad de los periodistas que trabajan para esas organizaciones.

Pero con tiempo no serán capaz de suprimir la verdad. Sin embargo, al igual que en Libia el peligro es que la verdad sólo sale cuando ya es demasiado tarde, cuando un país ha sido destruido con éxito por la OTAN y los países del CCG, con la ayuda vital de sus medios de comunicación. Entonces los medios occidentales puede permitirse el lujo de ampliar su honestidad, aunque nunca en su totalidad, por ejemplo, ante los objetivos del cambio de régimen, adquirido por los patrocinadores.

Yo en cambio no estoy preocupada por construir una línea con el fin de "hacerlo" como periodista que trabaja para una de las organizaciones más respetadas del mundo de los medios de comunicación, en mi caso, me convertí en una periodista con el fin de reflejar la verdad a cualquier costo que puediera ocurrir. La única cosa a la que soy leal, es a mi conciencia.

Robert Mackey: Desde que apareciste en Press TV y la televisión Russia Today, así como en la televisión estatal de Siria, ¿Tiene alguna preocupación ante la posibilidad de parecer que estas apoyando a los gobiernos que financian los canales, o ve usted su papel más como el de un activista, oponiéndose a la política de los EE.UU. y el Reino Unido, más que como periodista neutral?

Lizzie Phelan: Esta pregunta es en sí es una pregunta muy engañosa e intencionada, sacando todo de contexto. Esto implica que la BBC, CNN, Al Jazeera, etc. y los periodistas que trabajan para estas organizaciones sean independientes de sus financiadores. Si yo trabajase para la BBC ¿Significa que estoy respaldando al gobierno británico, del que se funda, de aquellos abusos que realizó durante siglos al lo largo del mundo entero?

¿Por qué el New York Times está preocupado por mi trabajo para Russia Today y Press TV? Te reto a que me encuentre ejemplos específicos de periodistas que trabajen para estas organizaciones que se vean involucrados en una mala práctica periodística. ¿Por qué no le preocupan los periodistas que trabajan para Al Jazeera, financiados y respaldados por la política exterior del emir de Qatar y la familia real. Demostradose que Al Jazeera publicó en muchos casos, a lo largo de los últimos meses, información falsa sobre los acontecimientos en la región, no menos de Libia?

¿Cómo pueden los periodistas ser neutrales cuando sus sindicatos albergan la mayor base militar de EE.UU. en la región, siendo responsables del envío de miles de combatientes, armas y muchísimo dinero para matar y destruir en Libia, y en estos momentos haciendo lo mismo en Siria. Además de haber llamado a las tropas árabes para invadir el país. Del mismo modo, todavía tengo que escuchar a New York Times hablando de "neutralidad" de los periodistas que trabajan con la BBC financiada por el estado británico, o los periodistas que trabajan para Murdoch Press, bien documentada y con fuertes vínculos en todas las grandes potencias occidentales, responsables de la mayor violación del derecho internacional.

Así que la pregunta debe partir de la premisa de que las organizaciones de noticias no son neutrales, y cada uno representa una cierta ideología. Así que si usted me pregunta si me siento más tranquila trabajando para los canales de noticias que reflejan la ideología de los estados a las que pertenecen, oponiéndose e a la injerencia extranjera y defendiéndose del constante ataque por occidente, ademas de promover su propia independencia, o ¿Crees que me sentiría más cómoda trabajando para medios de comunicación que reflejan la ideología arrogante de que la civilización occidental es superior y debe imponerse en todo el mundo por cualquier medio necesario? Creo que cualquier persona que tenga la más mínima visión de la política mundial en la historia reciente diría la primera.

Un engaño más en esta cuestión es que no hay tal cosa como la neutralidad y de que los periodistas son capaces de separar sus propias creencias a la hora de elegir que cubrir y la forma en que lo hacen, o incluso la pretensión de que los periodistas no tienen una opinión.

Como ya he dicho, no estoy preocupada por las opiniones de los demás sobre esto, ya que aquél que crea que por trabajar para Russia Today o Press TV significa que estoy en el bolsillo de alguien, y que si estoy trabajando para una organización occidental soy "neutral", se engañan a sí mismos optando por mirar a la esquina de una imagen.

Por cierto, cuando me he quedé atrapada en el hotel Rixos en Trípoli con otros 35 periodistas, uno de los días, dos periodistas estadounidenses se precipitarón en el hotel, pero al poco de darse cuenta de que el hotel estaba defendido por los partidarios de Gaddafi, desaparecieron. En realidad, uno de los dos estaba preocupado de ser herido por alguno de los partidarios de Gaddafi, pero solo pidieron que se les deje marchar. ¿Por qué estaba tan preocupado? Porque dijo que estaba relacionado, no menos que con algún tipo de la CNT. Nunca vi reclamada su neutralidad por los medios de comunicación.

Finalmente, ¿qué es un activista? Si esto significa que el efecto que causa tu papel, crea situaciones turbulentas, entonces diría que todos somos de alguna manera activistas. Aquél que piensen que sus acciones son benignas y sin repercusiones, es el mejor de los ingenuos. Especialmente para los periodistas, cuya función es la de reportar e informar, provocando una mayor repercusión que cualquier otro ciudadano común. Cuando se estudia el periodismo, se aprende que el periodista debe actuar como los ojos y oídos del público en general, ya que su voz es elevada a una plataforma especial, y por lo tanto adquiriendo una mayor influencia que el ciudadano de a pie.

Así que o bien utilizas esa plataforma para promover la justicia y los principios del derecho internacional, fundamentales para cada uno, o entierras la conciencia de la responsabilidad en la arena y lo utilizas para promover tu propia carrera o intereses personal.

Robert Mackey: También quería saber más acerca de sus informes sobre Libia, y saber qué respondes a las acusaciones de apoyar al gobierno del coronel Gaddafi. Con todo, estoy tratando de conseguir una mejor comprensión de lo que te impulsa a hablar en contra de los gobiernos occidentales, y  parecer prestar tu apoyo a los gobiernos, como los de Irán, Rusia y Siria, ahora, que han sido acusados ​​de graves violaciones de los derechos humanos .

Lizzie Phelan: De nuevo, esto es otra cuestión engañosa y resume el enfoque de la manipulación de los medios de comunicación de masas con poder, tales como el New York Times.

Aquí se me hace esta pregunta, debido a que las grandes potencias de Occidente y los medios de comunicación criminalizarón a Muammar Gaddafi, Irán, etc, acusándolos de abusar de los derechos humanos.

Por lo que tratan de hacerme caer en la trampa, diciendo que si yo apoyo a Muammar Gaddafi e Irán, también apoyo los abusos contra los derechos humanos.

Pero en primer lugar la cuestión de los derechos humanos es una falacia absoluta y es actualmente el primer palo utilizado para golpear a los líderes de los países independientes en desarrollo con el fin de proporcionar una justificación moral para la imposición del sistema occidental en esos países.

Mi colega Dan Glazebrook fue entrevistado con Russia Today la semana pasada tras la decisión de Médicos Sin Fronteras de dejar el trabajo en Libia debido a la desesperación ante las decenas de miles de torturas atroces que realizan contra libios pro-gadafistas aquellos rebeldes animados por los medios occidentales el año pasado. Recordó al público que, de acuerdo a los informes de HRW (Human Right Watch) hubo en los últimos cinco años, tres posibles casos de muertes bajo custodia en Libia, sin duda ejemplar, pero que en Gran Bretaña hubo cuatro casos sólo en el mes pasado. Así que estaría mucho más preocupada al asociarme al gobierno británico por su terrible historial de derechos humanos. Y esto sólo a Gran Bretaña, el resto de los países del CCG o de la OTAN, en particular los EE.UU. o Israel, no les va nada mejor.

Objetivamente hablando de Libia, este era un paraíso de derechos humanos, y de hecho, se esperaba que Muammar Gaddafi recibiera un premio de derechos humanos justo antes de los ataques de la OTAN. Y, además de que Libia presentó el mayor nivel de vida en África y gran parte de la región, incluyendo un nivel mucho más alto de vida que la de Arabia Saudita, que casi nunca está en el centro de atención en la prensa occidental dominante.

Sin embargo, no soñarías con la implicación de un periodista que trabaja para The Sun o The Guardian en Gran Bretaña, los cuales amparan de una manera u otra al Partido Conservador o al Partido Laborista, defender los abusos de los derechos humanos porque trabajen para periodicos que colaboran con partidos culpables de algunas de las mayores injusticias conocidas por el hombre a lo largo de la historia en todo el mundo y hasta el día de hoy. Injusticias que superan con creces a todas las injusticias que han ocurrido en las manos de cualquier líder de un país en desarrollo.

¿Entonces por qué las dos caras? Todo esto es parte de los prejuicios en los medios occidentales de que la civilización occidental es superior a cualquier otra y por lo tanto, las injusticias cometidas, no tiene que ser respondidas, y cualquier persona que habla en contra debe arrastrar su nombre por el lodo.

Malcolm X dijo en una famosa frase "Si no tienes cuidado, los medios de comunicación te haran odiar a las personas que están siendo oprimidas y amar al opresor", hoy más que nunca, ante la forma que los medios de occidente y los del GCC han cubierto los eventos en Libia y Siria.

Pero para responder a tu pregunta directamente, como ya he dicho, lo que promociono es el respeto al derecho internacional, al principio más importante en el derecho internacional, uno de los principales objetivos establecidos del cuerpo creado para defender el derecho internacional, la actual e ineficaz Naciones Unidas, el respeto a la soberanía de las naciones y la no injerencia en los asuntos internos de los Estados. La historia reciente muestra que la raíz de las mayores injusticias que el hombre conoce es la violación de estos principios y para que cualquier persona que viole estos principios es un criminal y debería ser tratado como tal, y cualquier persona que es víctima de tales violaciónes debe ser defendida.

Ahora no sólo estos principios, pero todas las leyes y normas internacionales fueron violadas en el caso de Libia y el tratamiento de occidente hacia Muammar Gaddafi, y esto ha sido bien documentado. Las mismas violaciones se están manejando en contra del gobierno sirio.

¿Cómo es que se puede moralizar sobre los derechos humanos, pero no reflexionar un segundo sobre el hecho de que un alto miembro del gobierno de EE.UU., Hillary Clinton, pidió la muerte de otro jefe de Estado, Muammar Gaddafi, dos días antes de ser asesinado. Espero que no haga falta que te diga que eso es totalmente ilegal y aberrante.

Estoy totalmente en contra de tales violaciónes, al igual que todo el que cree en el derecho internacional y la justicia, sería, y por lo tanto voy a apoyar el derecho de toda persona a defenderse en contra de esta violación, por cualquier medio necesario.

He sido acusada por algunos de ser portavoz del gobierno de Libia, pero ahora se asoma la verdad, sabemos que la esencia del análisis del anterior gobierno de Libia ha demostrado ser acertado, mientras que casi todo lo que se ha reportado por los medios dominantes occidentales ha sido erróneo.

- La rebelión fue armada desde el primer día de la insurrección (esto fue confirmado en en profundidad en el informe de Amnistía Internacional desde finales del año pasado) es decir, no fue un movimiento pacífico.

- Los rebeldes estaban trabajando mano a mano con las agencias de inteligencia occidentales para facilitar una guerra relámpago a la OTAN

- El consejo nacional de transición estaba des-unificado e incapaz de gobernar el país.

- Los rebeldes tuvieron un carácter racista, incluso genocida, una política contra los inmigrantes subsaharianos de África y la tercera parte de la población libia que es de piel oscura

- El gobierno de Gaddafi no estaban llevando a cabo ataques aéreos contra los manifestantes ni la supuesta violación en masa (o cualquier tipo de violación, según Amnistía Internacional)

- No murieron diez mil personas en Bengasi por parte del gobierno de Gadafi durante el levantamiento (como la CNT reivindica), pero si ciento diez (cifras de Amnistía) asesinadas en ambos lados por los ataques de la OTAN.

En todos los asuntos importantes, el análisis del gobierno de Gadafi y las cifras que ya se han demostrado han quedado mucho más cerca de la verdad que las ofrecidas por la CNT y la posición inicial e inequívoca de los medios occidentales. Por lo que cualquier periodista diciendo la verdad acerca de estas cuestiones "sonaría como un portavoz del régimen", porque el análisis del gobierno fue esencialmente correcto, y ahora se ha demostrado.

Traducción de Isa-Yasin Escudero

 




Anuncios
Relacionados

La vida secreta de Arabia

Artículos - 05/06/2011

El plan de desestabilización contra Siria

Artículos - 01/07/2011

Siria: desenmascarando los hechos

Artículos - 19/01/2012



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/68092-la_presion_mediatica_ante_los_sucesos_en_libia_y_siria.html