webislam

Miercoles 8 Abril 2020 | Al-Arbia 14 Shaban 1441
1806 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?=0

La Tierra de mis padres

Tánger

29/01/2012 - Autor: Jesús Jiménez
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación


Bahia de Tanger

Tánger es una ciudad costera y está en el punto más septentrional de Africa por lo que ha sido puerta de acceso a multitud de emigrantes y gentes de paso, algunos escapando de la guerra, como en el caso de mi madre, que era hija de un teniente del ejército republicano durante la guerra civil española (1936-1939) u otros, como mi abuelo paterno, buscando un lugar próspero donde establecerse a finales del siglo XIX, cuando Tanger era aún una colonia británica a causa de la boda de la infanta Catalina de Braganza (Portugal) con el monarca Carlos II de Inglaterra.

A principios del siglo XX Tanger vivió unos años muy complicados con múltiples conflictos bélicos y militares. E.E.U.U. y España tenían el poder del "reino de Marruecos" pero en 1905 el Kaiser alemán Guillermo II se pronunció a favor de la continuidad de la monarquía alauita y de un control europeo/americano de la zona de Tanger; el resto de Marruecos sería protectorado español en el norte y francés en el sur, hasta lo que antes era el Sahara español y la frontera con Mauritania y Argelia respectivamente.

Por fin en 1925, en la Conferencia de Algeciras, Bélgica, España, Estados Unidos, Francia, Países Bajos, Portugal, Reino Unido y la U.R.S.S. firmaron un acuerdo por el que se establecía el "condominio" de estos países sobre Tanger. Poco después, en 1928, se incorporaría también Italia. Hasta la II guerra mundial (1945), entre 1940 y 1945, fue ocupada por las tropas españolas del general Franco, si bien Alemania al final de la contienda mandaría un cónsul y, durante el avance de las tropas aliadas (USA-Europa y resto del mundo), el ejército español se retirará y la ciudad volverá a ser un condominio (ciudad abierta) hasta el 20 de octubre de 1956, fecha de una independencia que no terminó hasta el completo reconocimiento por la comunidad internacional de la marroquinidad de Tanger el 18 de abril de 1960.

Me he extendido un poco en este breve repaso histórico para comprender el complicado entramado de lenguas, culturas, naciones y religiones del Tanger donde nací y donde vivieron mis padres y abuelos. Yo permanecí en la ciudad hasta 1987 y mi hija nació allí en agosto de 1985. Es inevitable, pues, que cuando hablo, escucho o pienso en Tánger asuma toda esa herencia genética y socio-cultural que constituye mis raíces más profundas y arraigadas.

Quería hacer este repaso histórico porque a menudo tengo que explicar a amigos, compañeros de trabajo, turistas, etc., de donde viene esa fama de ciudad "internacional" que tenía Tánger y que aún conserva en cierta forma de cosmopolitismo. Árabes, cristianos, judíos o hebreos, hindúes, anglicanos y otras parroquias, por citar sólo las más importantes, se hacían una piña. En Tánger compartiamos pupitre en el colegio con todo este crisol de países y culturas siendo normal festejar todas y cada una de las fiestas propias de cada religión, en especial de la musulmana; el ramadán, el "eid-kebir" o fiesta del cordero, l'aachor, fiesta que une una especie de regalos de "reyes" que se les hace a los niños cuando pasan a ser hombrecitos con la circuncición, las cinco oraciones diarias debidamente llamadas por el almudaín desde el minarete de todas las mezquitas de la ciudad.

Si a eso añadimos el olor a especias, las comidas, el ambiente del zoco y la medina, las prendas de vestir propias del marroquí como el kaftán y la yilaba, y su lenguaje, el "daraghía" del árabe, te sentías tan lejos pero a la vez tan cerca de España que era como estar en los dos mundos a la vez. Los cristianos, tanto católicos españoles, franceses, italianos, etc., como ingleses, holandeses, belgas, estadounidenses, etc., y por otra parte rusos y de otros países, celebraban sus ritos con toda libertad y pompa siendo muy secundados en el año nuevo y navidades, y el sector español la semana santa pues habían varias iglesias y una catedral que era (y es) cabeza de diócesis para el norte de Marruecos en los asuntos católicos. Los judíos también tenían una sinogoga en pleno Boulevard Pasteur y eran una comunidad respetada e integrada en puestos clave como jueces, notarios, etc y abundaban los adinerados hombres de negocios judíos.

 Dejaremos para otra ocasión los aspectos sociológicos y antropológicos que se derivan de tan importantes comunidades que estuvieron muchos años juntas e incluso mezcladas, pues eran frecuentes los amores y bodas entre judíos y musulmanes, a pesar de los pesares de dichas religiones, y que dieron lugar a numerosos compañeros míos nacidos de estas uniones matrimoniales. En mis tiempos de juventud eran normales estos noviazgos que se vivían sin ningún pudor ni grandes complicaciones.

En sucesivos  post de este blog contaremos algunas historias de estas en la que los protagonistas eran simplemente "tangerinos", jóvenes que luego fueron a estudiar a Granada, Suiza, Beirut, Francia, Estados Unidos (Boston la mayoría) u otros países donde seguirían su singular andadura por todo el mundo. En páginas como Tanger-jabibi se recibieron testimonios de antiguos tangerinos desde todos los lugares del planeta; Canadá, Filipinas, Australia, Rusia, etc. De hecho yo estuve a punto de ir a estudiar a Rusia, pero circunstancias ajenas a las previstas impidieron que fuera a tal destino con el consiguiente cambio de rumbo que hubiera dado mi vida. 

Actualmente resido en Málaga, en la Costa del Sol, en España, y en días claros sin niebla veo las costas marroquíes transportándome a ese pasado tan cercano y tan lejano a la vez en recuerdos y en tiempos tan felices como los que viví en ese lugar privilegiado del mundo que es Tánger.


Anuncios
Relacionados

Derechos de la Mujer, Tecnologías y Cambio Social

Artículos - 06/10/2012

Perfume del Encuentro

Poesía - 15/06/1999

El Islam y el encuentro de las religiones (2ª parte)

Artículos - 18/03/2002



play
play
play
play
play
play
play
play

 

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/67879-la_tierra_de_mis_padres.html