webislam

Miercoles 8 Abril 2020 | Al-Arbia 14 Shaban 1441
2130 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?=0

¿Por qué ha fracasado la paz? Claves para entender el conflicto palestino-israelí (2)

Análisis del libro de: Ignacio Álvarez-Ossorio y Ferran Izquierdo

20/12/2011 - Autor: Jesús Azcona
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación


Dolor ante el derrribo

Israel: aspectos político-sociales.-

Establece el autor una imagen, casi cinematográfica, donde se ve que la solución al conflicto solo se puede dar en el binomio israelíes-israelíes que se puede dar como cierta, ya que estos negocian entre ellos, asesorados por la administración americana, para ofrecer como diálogo una política de hechos consumados que los palestinos deben aceptar como válidos, con muy pocas aportaciones por este lado y un “ir perdiendo terreno” en las posiciones iniciales, mientras Israel ha insistido tanto en su proyecto que casi lo ha conseguido.

El proyecto de un “Gran Israel” esbozado por los primeros ideólogos del Sionismo ha ganado terreno y tiempo, unos conceptos que se perfilan como esenciales en el conflicto. El Laborismo israelí se ha apuntado a las tesis sionistas dándole a su política un aspecto social que ha contribuido, desde su formación como partido, a la construcción de la élite política, necesitando de un esfuerzo titánico de toda la sociedad.

Así, en el libro, se inaugura un concepto, según mi opinión muy acertado, que es el social-sionismo para definir la filosofía de ésta parte, al parecer sin mucho peso a la hora de negociar, debido a la subyacente tesis del “Gran Israel” más coincidente en la actualidad, con los conservadores del “Likud”.

Parece que los ideales nacional-religiosos del “Likud”, al ser inspirados directamente por las tesis más radicales del Sionismo, tienen, actualmente, más calado entre los votantes.

El establecimiento de una cultura de las élites políticas en Israel ha ido aparejado a un sistema de clientelismo hacia los partidos minoritarios, en forma de coaliciones de gobierno que han perpetuado la hegemonía de los dos grandes partidos, institucionalizando el reparto de los beneficios del estado dentro del propio estado, asumiendo a la burguesía y la ayuda de los judíos de la diáspora como beneficios propios. En contrapartida los grupos favorecidos como “clientes”, ejercen una presión a la hora de negociar, dando cada vez más poder al gobierno, que es el último en decidir.

El gasto militar subvencionado por Estados Unidos hace que el montante de las ayudas ni salga de allí, ya que revierte en contratos de arsenal militar, en cuya negociación participan militares de alto grado, presidentes y políticos, creándose un sistema cerrado de “reparto del pastel” económico que favorece, siempre, a las élites social- sionistas.

La globalización y el conflicto.-

Encontrar en el transcurso de la narración del problema palestino-israelí, hecha por el libro a veces en un tono cercano al tedio, el proceso de globalización dentro del conflicto me ha sorprendido y revela la adaptación del autor a los fenómenos más recientes, a la hora de analizar.

Con el proceso de mundialización de la economía, la tendencia en Israel, ha sido privatizar para desmantelar el estado keynesiano, esto es interventor, y conservar el capital del lado Laborista. El capital ha apostado por la ideología de izquierda, ya que era la que defendía en el pasado la tesis nacionalista, y el laborismo ha defendido la privatización al estilo de la “Tercera Vía” de Tony Blair, ofreciendo el neoliberalismo como oponente al nacionalismo anterior, asumido actualmente por el Likud.

Creo que el texto alardea de una visión de conjunto, en cuanto al proceso de Globalización, incluyendo la desaparición de la URSS y la posterior “barrida” política del Neoliberalismo que da lugar a éste. Cierta falta de conexión entre las partes inmersas en el conflicto, como la separación en bloques de Israel, Palestina y Estados Unidos, ahondan, aún más, las diferencias pero seguramente no está en el ánimo del autor solucionar nada, describiendo perfectamente el clima de desesperanza que tenemos todos en cuanto al futuro de Palestina, que yo amplío al futuro de Israel e incluso al de toda la zona de Oriente Medio. Ha cumplido la máxima de la autoridad académica en la Globalización, el profesor Castells: “De lo local a lo global” trasladando un conflicto aparentemente de ámbito local, a un escenario global en un mundo donde todos los sucesos están interrelacionados, donde todo se “desterritorializa” para ser nuevamente “territorializado” al siguiente día, mucho más la frontera de un hipotético estado, el palestino, que ha nacido con la abrumadora oposición del bloque económico más rico, exceptuando a Europa.

Invasiones.-

Continúa el texto relatando como ha transformado el panorama palestino-israelí, la invasión iraquí de Kuwait y la posterior guerra del Golfo en su primera etapa. La invasión americana ha transformado los equilibrios de poder en Oriente Medio, trasladando la fuerza militar a los países del Golfo Pérsico en forma de tratados de amistad y cooperación con Estados Unidos, que tienen incluidas cláusulas sobre establecimiento de tropas americanas para detener el avance del islamismo populista que les amenaza desde Irán, haciendo innecesario el papel hasta ahora jugado por Israel.

Israel invade un poquito al Líbano, un poquito el territorio ocupado en Palestina, día sí y día no. Insulta a Irán después de haber sido insultada por el régimen de los ayatoláhs. Durante la primera guerra del Golfo, Israel formaba parte de los objetivos de los misiles árabes. Explica, éste clima, la ascensión al poder de las ideas conservadoras del Likud debida a los cambios internos explicados antes y por ésta presión externa añadida.

Interesante el giro descrito en cuanto a la posición israelí, como tapón y avanzada de América primero, y ahora que Estados Unidos ha consolidado su presencia militar en los Emiratos y Arabia Saudí, erigiéndose en guardián de la democracia pero fiel únicamente al petróleo, que no pierde de vista. Éste rol de guardián de Estados Unidos, comenzó ya desde la era Reagan, durante el conflicto Irán-Irak en la recordada caravana de súperpetroleros escoltados por las tropas americanas e inglesas para surcar las aguas del Golfo.

La invasión constante, por parte de Israel de los territorios palestinos, empleando sesenta tanques para buscar a dos milicianos, nos da idea del acoso y el terror que debe soportar la población árabe. La manipulación en las informaciones (5) que aparecen en Occidente sobre el conflicto, nos dan otra idea de cómo se debe desarrollar la política palestina a la hora de negociar.

Notas
Gema Martín Muñoz  “Palestina y el juego de la manipulación” http://www.mundoarabe.org/elecciones_palestinas_2006.htm

Anuncios



play
play
play
play
play
play
play
play

 

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/66105-por_que_ha_fracasado_la_paz_claves_para_entender_el_conflicto_palestinoisraeli_2.html