webislam

Domingo 19 Enero 2020 | Al-Ajad 23 Jumada Al-Auwal 1441
486 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?=0

Fe…en tiempos revueltos

La fe en tiempos de revolución (Parte I)

09/12/2011 - Autor: Salam Adlbi Sibai
  • 6me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación


Revoluciones legítimas y pacíficas de los pueblos de la región árabe

Seguramente cuando habéis leído la palabra “fe”, muchos de vosotros habéis dado por sentado que me estoy refiriendo a la fe en Dios. Y “así” es, pero no es del todo “así”.
El componente radicalmente más decisivo, desde el inicio de las Revoluciones legítimas en diciembre del año pasado en los países de la región árabe, ha sido la fe. A ciencia cierta sé que más de uno se acaba de escandalizar por esta humilde, pero también desafiante, afirmación.

Uno de los llamamientos de estas nobles revoluciones hace referencia a que ya es hora de liberar, descolonizar o deconstruir 1, los términos más controvertidos de nuestra existencia. De hecho creo firmemente que estas revoluciones, son además de las revoluciones de la “libertad”, las revoluciones de la “liberación”, en el sentido de que buscan rescatar a muchos inocentes conceptos, que han sido requisados y secuestrados por el destello de la Ilustración y la ambición de la modernidad. La fe, sin duda es uno de ellos.

¿Acaso aquellos que salen a gritar “¡queremos la caída del régimen!, ¡libertad y nada más!”, sabiendo que su final es la tortura o la muerte no creen firmemente? Sí, creen, y todos ellos. Sin excepción.

Antes de que me acuséis de sectaria y de convertir a las revoluciones, en rehenes de los creyentes, permitidme formular algunas preguntas: ¿los tunecinos, los egipcios, los libios, los yemeníes y los sirios, al recuperar sus calles, no creen ciegamente en la libertad? ¿no creen imperturbablemente en la justicia? ¿no creen enteramente en la magia de la paz? ¿no creen íntegramente en la igualdad? ¿en la felicidad que les corresponde como derecho humano? ¿en el amor? ¿en la pasión por recuperar su dignidad?

Las respuestas a todas estas preguntas son un aplastante sí, por tanto, sin fe, no habría habido revolución. Y sin revolución, la fe, poco sentido tiene. De hecho, la falta de fe, ha permitido que durante tanto tiempo, las dictaduras hayan podido campar a sus anchas en una región que por tradición e historia le era ajeno el salvajismo del autoritarismo, a pesar de lo que puedan decir muchos ideólogos de aquí y allí.

Muchos compañeros me replicarán que, para evitar confusiones, es imperativo que añada adjetivos a la fe. Tales como “fe religiosa” o incluso “fe laica”, o quizás “fe en estos grandes valores humanos” que he citado. Pero permitidme objetaros con todas mis fuerzas que la fe, queridos amigos, en tiempos revueltos, no tiene adjetivos, mientras que la fe, en tiempos de guerra y dictadura, es exclusivamente los adjetivos que le “imponemos”.

La incredulidad es una de las grandes enemigas del ser humano. Estos pueblos dejaron de creer en la vida, dejaron de creer en su fuerza, dejaron de creer en su voluntad, en sus capacidades, en sus jóvenes, en sus mujeres, y la oscuridad se ciñó durante décadas sobre ellos. En definitiva, dejaron de creer en ellos mismos, hasta el punto de que dejaron en manos de una pandilla de ladrones y asesinos su futuro y el futuro de sus hijos, y el de los hijos de sus hijos. ¡Pero en diciembre de 2010 volvieron a creer!

Alzaron sus voces al unísono, pero conservando la idiosincrasia de cada una de ellas, para dejar claro que ya no existe la opinión única del dictador, ni en Túnez, ni en Egipto, ni en Libia, ¡ni siquiera ya en Siria y Yemen! Ahora lo que tenemos ante nosotros es el Pueblo, y sí, en mayúsculas. Y el pueblo quiere decir, las personas, los ciudadanos, y eso es sinónimo de diversidad. Estamos asistiendo al renacimiento de las memorias colectivas de estas sociedades.

Realmente, los dictadores, además de asesinos, son bobos. Creer que alguien puede olvidar la sangre, la humillación, la tortura, la violación, es igual que creer que un pueblo siempre aceptará la sumisión. Como pensaba el (no he encontrado el calificativo adecuado) de Rif’at Al-Assad, hermano de Hafez, y tío de Bashar y Maher. No le bastó con perpetrar un genocidio en Hama en 1982, no. Hoy, casi treinta años después, ha vuelto a cometerlo al salir en una entrevista en el canal internacional Al-arabiya para negarlo 2. ¿De veras cree que las mujeres violadas, los niños torturados y encarcelados en Tadmor, los padres que en la madrugada eran llamados junto a sus hijos, para presenciar la ejecución de estos últimos, siendo obligados a enterrarlos a escondidas y a volver a sus casas en silencio, sin ni siquiera atreverse a denunciarlo, de veras cree que el pueblo sirio olvida? ¿qué hay algún pueblo que olvida?...

Han dicho ¡ya basta!, o en árabe: ¡kifaia!, como los jóvenes revolucionarios de Egipto 3.
Si un pueblo un día elige la vida, al destino no le queda más que corresponder a su voluntad”, como dice el famoso poema árabe escrito, como no podía ser de otra manera, por el gran poeta tunecino AbulQasem Alshabi (1906-1934) 4.

Mientras corren ríos de sangre en estos nobles países para recuperar la libertad, por aquí corren ríos de tinta, para descalificar su cívica y extraordinaria lucha con argumentos realmente vergonzosos, que rozan la indignidad. Esto es peligroso, no solamente porque recibir estas luchas legítimas con incredulidad, es exactamente la misma manera con la que las recibieron Ben Ali, Mubarak, Gadafi, y ahora Assad y Saleh, sino porque como dice nuevamente Alshabi:

“Si el pueblo un día elige la vida
al destino no le queda más que corresponder a su voluntad
y la oscuridad se desvanecerá, y las cadenas ciertamente se romperán.
A quien no le envuelva la pasión de la vida
se evaporará en su atmósfera y desaparecerá
¡Ay de aquellos que no añoran la vida, del golpe que el victorioso Vacío les asestará!
Así me lo han contado los diversos seres vivos
así me lo ha dicho su espíritu oculto.
Y el viento me lo ha susurrado desde los pequeños senderos
y por encima de las montañas y bajo los árboles”.

Notas
1.- Jacques Derrida, uno de los intelectuales más representativos de la postmodernidad, introduce el término “deconstrucción”, que supone plantear persistentes preguntas sobre nuestros textos (palabras, lenguajes) y los ajenos, con el objetivo de recordar que los significados son ante todo dinámicos. Para Derrida, los intelectuales ya no legislan, sino que interpretan, es decir, se han convertido en “intérpretes de los juegos del lenguaje”. Lyon, D. (2005).  Postmodernidad. Madrid: Alianza Editorial.
2.- http://www.youtube.com/watch?v=tFhcYJUtq1E A raíz de esta entrevista las redes sociales ardieron de indignación y dolor. Todos nos hemos sentido “re-asesinados” con la aparición de este criminal de guerra, treinta años después, negando hechos de los cuales generaciones del pueblo sirio son testigos.
3.- http://www.harakamasria.org/
4.- http://ejabat.google.com/ejabat/thread?tid=1101e60551be0193

إِذا الشَّعْبُ يوماً أرادَ الحياةَ       فلا بُدَّ أنْ يَسْتَجيبَ القدرْ
ولا بُدَّ للَّيْلِ أنْ ينجلي       ولا بُدَّ للقيدِ أن يَنْكَسِرْ
ومَن لم يعانقْهُ شَوْقُ الحياةِ       تَبَخَّرَ في جَوِّها واندَثَرْ
فويلٌ لمَنْ لم تَشُقْهُ الحياةُ       من صَفْعَةِ العَدَمِ المنتصرْ
كذلك قالتْ ليَ الكائناتُ       وحدَّثَني روحُها المُستَتِرْ
ودَمْدَمَتِ الرِّيحُ بَيْنَ الفِجاجِ       وفوقَ الجبالِ وتحتَ الشَّجرْ
“Si el pueblo un día elige la vida, al destino no le queda más que corresponder a su voluntad. Y la oscuridad se desvanecerá, y las cadenas ciertamente se romperán. A quién no le envuelva la pasión de la vida, se evaporará en su atmósfera y desaparecerá
¡Ay de aquellos que no añoran la vida, del golpe que el victorioso Vacío les asestará!
Así me lo han contado los diversos seres vivos, así me lo ha dicho su espíritu oculto
Y el viento me lo ha susurrado desde los pequeños senderos, y por encima de las montañas y bajo los árboles”
En este enlace podéis oírlo en canción http://www.youtube.com/watch?v=LuGH8inSKjI o en este enlace: http://www.youtube.com/watch?v=7P9jmYj7wUc&feature=related, hay un número infinito de versiones.

Anuncios
Relacionados

La intensificación de las guerras árabes

Artículos - 30/07/2015

Lecciones

Artículos - 25/02/2011

Nos darán las gracias, no os preocupéis

Artículos - 26/02/2011



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/65767-fen_tiempos_revueltos.html