webislam

Miercoles 8 Abril 2020 | Al-Arbia 14 Shaban 1441
2376 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?=0

La visión del nafs o yo en los sueños

Los grandes de la senda, al inicio del viaje, han contemplado al nafs bajo una imagen o una forma simbólica de aquel atributo que domina al “yo”

20/11/2011 - Autor: Javad Nurbakhsh - Fuente: Revista Sufí
  • 2me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación


Los siete durmientes. Miniatura persa, Esfahán (s. XVI)

Los grandes de la senda, al inicio del viaje, han contemplado al nafs 1 bajo una imagen o una forma simbólica de aquel atributo que domina al “yo”.

Son muchos los símbolos del nafs en los sueños y, dependiendo de los atributos negativos que le caracterizan, cambia la apariencia ya que a lo largo de su travesía por los diferentes estados y moradas espirituales, adopta diferentes manifestaciones para cada sufí.

Los ejemplos más comunes de estas formas de apariciones del nafs en los sueños, son: la serpiente, el zorro, el perro, el lobo, el ratón, el mono, el oso, una vieja de aspecto aterrador o la imagen de la misma persona. 2

Si la ofensa y agresividad hacia otros domina al nafs, su apariencia en los sueños es la de serpiente. Si la falsedad y el engaño son sus características, aparece en forma de zorro o de una vieja bruja. Si la violencia y el salvajismo predominan en el nafs, se manifestará en forma de perro o de lobo también, en algunos casos, el perro representa la lealtad. Si la avaricia y el ansia de acumular riquezas domina al nafs, aparecerá en forma de ratón. Si los apetitos sensuales y las pasiones le dominan, se manifestará en forma de mono, oso, o asno. Y, por fin, si le domina la autoadoración y el engreimiento, verá en sueños a alguien parecido a sí mismo.

Por ejemplo, en el libro Kashf ol mahŷub (El desvelamiento de lo Oculto), de Hoŷwiri (1017), encontramos los siguientes comentarios:

Del sheij Abu `Ali Harwarzi cuentan que dijo: “Vi a mi nafs bajo el aspecto de una persona idéntica a mí. Alguien le había cogido del cabello y me lo entregaba. Lo até a un árbol con la intención de destruirlo, cuando me dijo: “¡Oh, Abu `Ali! Yo soy el ejército de Dios Todopoderoso, tú no puedes destruirme”.

De `Alian Nasawi (s. ix-x), uno de los compañeros del Ŷoneid, cuentan: “Al principio de la senda, cuando me hice consciente de los perjuicios del nafs, y descubrí sus escondites, mantenía continuamente en mi corazón un sentimiento de odio hacia él. Un día, algo parecido a un zorro pequeño, salió de mi garganta, y por la gracia de Dios, le reconocí: era mi nafs. Empecé a pisotearlo, mas, cada vez que le pisaba, crecía de tamaño. Perplejo por el asombro, le dije: “Todas las cosas son destruidas por golpes y daños, ¿cómo es que tú te vuelves más grande y fuerte?”. Entonces, él me contestó: “Porque mi creación va al contrario de todas las cosas. Todo lo que molesta a otros, me agrada, y todo lo que agrada a otros, me es perjudicial”.

El sheij Abol Qāsem Eshqāni cuenta: “Un día, al entrar en mi casa, vi a un perro amarillo dormido en mi cama. Pensé que había entrado de la calle y decidí echarle. Mas, al acercarme, se metió bajo mi manto y desapareció”.

El sheij Abol Qāsem Gorgāni vio al nafs en forma de serpiente. Y otro darwish comenta: “Vi al nafs en forma de ratón, y le pregunté: “¿Quién eres?”. Él me contestó: “Soy la destrucción de los ignorantes, pues les provoco para que cometan actos negativos. Y también soy la salvación de los amigos de Dios, porque si yo no existiera, ellos se volverían orgullosos al mirar dentro de sí mismos y ver la pureza de sus corazones, la fidelidad de sus seres, la luz surgida de su amistad con Dios, y su constancia en obedecerle. Mas, al verme dentro de sí mismos, se les aleja este orgullo y vanidad”.

Notas
1.- Nafs. El ego, el alma inferior, el yo dominante. El término Árabe-Persa (al-nafs) posee una gran variedad de significados, entre ellos: la esencia (de un objeto), el alma, la psique, el espíritu, la mente, el ser vivo, la persona, lo individual, el deseo, la identidad de una persona, o el “yo”.
En la terminología sufí, normalmente, se usa el término nafs para referirse al nafs-e ammāra (el alma baja, el yo dominante) (en francés: âme concupiscente; en Latín: cupido libido), haciendo alusión al ego del hombre que está dominado por el mal.
2.- Para más información sobre el arquetipo de los sueños en los diferentes estados del nafs y sus interpretación, véase el libro La psicología sufí, del autor.

Anuncios



play
play
play
play
play
play
play
play

 

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/65198-la_vision_del_nafs_o_yo_en_los_suenos.html