webislam

Miercoles 23 Octubre 2019 | Al-Arbia 23 Safar 1441
594 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?=0

Lo que los cristianos no saben acerca de Jesús

Es lamentable notar la gran cantidad de contradicciones y equivocaciones que cometieron los primeros editores del ‘Nuevo Testamento’

17/11/2011 - Autor: Mauricio Morlett - Fuente: Shia
  • 4me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación


Representación islámica de Jesús

Comparación de tres interpretaciones religiosas

La primera interpretación –anunciada– sobre el Mesías o Emmanuel se encuentra en el antiguo testamento por los profetas del pueblo de Israel por lo que, de ahí surgen las profecías en torno a la figura de Jesús. Lamentablemente los judíos de la época de Jesús y de todas las generaciones posteriores, no reconocieron su ministerio y difamaron gravemente a su madre –María– como una mujer ligera y pecadora.

La segunda interpretación –improvisada y modificada con el correr de los siglos– sobre Jesús, el Cristo crucificado, surge notoriamente en las cartas y escritos de Saulo de Tarso auto–nombrado como Pablo, un judío converso al cristianismo quién es el más activo precursor del concepto, de Jesús crucificado, el dios dividido en tres personajes, el concepto de iglesia, monacato, y todo lo que él quiso atribuir como ‘palabra’ revelada a él mismo –supuestamente– por aparición de Jesús.

Esto  que escribió Pablo sucedió años después de ya no estar Jesús con los hombres y mujeres de su época. Es decir, Pablo nunca vio en persona a Jesús, aunque a Pablo se le concede más espacio en el ‘Nuevo Testamento’ a pesar de que se presume por parte de los católicos que Pedro es el sucesor ‘Vicario’ de Cristo pero a Pedro se le da un espacio muy pobre en el ‘Nuevo Testamento’ y es de las cartas de Pablo de donde los cristianos en general extraen las bases de su doctrina. Es decir, se supondría que Pedro tendría por línea sucesora directa y por sí haber conocido a Jesús en persona, que haber señalado las líneas generales de la Nueva doctrina pero, no ha sido así. Basta con contar las páginas dedicadas a Pedro y compararlas con las de Pablo.

La tercera interpretación es del Islam, por medio de la revelación al profeta Muhammad (BPD) a quién se le reveló en el Corán las aclaraciones pertinentes sobre Jesús (Isâ en árabe) reconociéndole como un hombre y profeta creado por Dios (Al.lah en árabe) en el vientre de su madre, una mujer pura y virgen sin mancha delante del Dios Altísimo. Por lo que, en el Islam es en donde a Jesús se le considera al igual que a su madre María, como dos seres humanos sagrados y distinguidos pero, de ninguna manera como dioses, sino simplemente como un profeta y su madre al igual que con cualesquier profeta de la antigüedad como podrían ser David y Salomón. Así mismo en el Islam se sostiene la creencia de que Jesús regresará al mundo en una fecha y tiempo no conocidos (que es lo mismo que continúan esperando los judíos) pero no como ‘dios’ que es lo que sostienen paralelamente todas las denominaciones cristianas.

De manera que:

a: Para los judíos Jesús no era el que se decía que fuese, es decir, el Mesías, por lo que no le reconocen ninguna categoría ni de profeta ni de hijo de Dios. Los judíos esperaban un Rey que les liberase de la opresión que vivieron antes y durante la época en que nació Jesús y al no resultar lo que ellos esperaban –y deseaban fervientemente– optaron por despreciarlo y difamar a su madre María quién pertenecía a la familia de Zacarías.

b: Para los primeros cristianos, quienes fueron estimulados por el mensaje de conversión de Pablo y tras varias décadas después de ya no estar Jesús en la tierra así como es para los Católicos, afirman que Jesús es ‘dios’ resucitado quién sacrificó su vida por los creyentes de la nueva iglesia ‘revelada’ a Pablo y a la comunidad gentil mayoritariamente. Para los otros cristianos que no siguen al catolicismo, Jesús es hijo personal del Dios Altísimo, y se le reconocen todos los atributos de profeta, hombre hacedor de milagros y salvador del mundo.

c: Para el Islam, Jesús sólo fue un profeta del Dios Altísimo, hombre iluminado quién recibió las buenas nuevas (Inyil en árabe) aunque no lo puso por escrito. Su conocimiento se ejerció con el permiso de Dios ante los testigos de ello, por medio de sus dichos y hechos reales y de ninguna manera, los mitos, inventos o rechazo de las otras denominaciones religiosas.

Cuando hablamos de que Jesús ‘recibió’ un conocimiento específico, nos referimos al Inyil o evangelio al igual que nos podemos referir a Moisés con la Torá (y los diez mandamientos) y también a David con los Salmos siendo que en estos tres ejemplos, es muy notorio que ninguno de los tres profetas recibió instrucción humana y personal específica sino todo lo contrario, su conocimiento descendió por gracia de Dios cosa muy evidente también en el caso de Jesús de quien se narra que ya entrado a la adolescencia, disertaba y cuestionaba a los sabios judíos sobre temas diversos y la doctrina judía aunque, en los evangelios sinópticos, la referencia de su adolescencia, juventud y años existentes entre un periodo que oscilaría entre los 12 y los 30 años (en que inició su ministerio).

Vemos que ningún historiador serio se atrevería a narrar lo que Jesús hizo durante esos aproximadamente 18 años que, están fuera del alcance de los creyentes religiosos sobre el tema, incluyendo también a historiadores y especialistas. Por lo tanto, queda un vacío no explicado, no conocido sobre las actividades de Jesús en esos años que no están recopilados en el papel.

Es muy importante observar que en México, la interpretación que sobreabunda, es la de los católicos y cristianos la cual, esta fragmentada en diversas opiniones, teorías y supuestas revelaciones que ‘dios’ ha hecho (en distintas fechas, a lo largo de los siglos, como si Dios revelase la verdad en fragmentos inconexos entre sí) a los diversos líderes religiosos de todas esas iglesias cristianas establecidas que fueron surgiendo producto de divisiones o supuestas ‘revelaciones’ como es el caso de los mormones. Es necesario investigar acuciosamente, sin dogmas, sin prejuicios de por medio sobre cual de esas tres interpretaciones señaladas al principio de este documento es la verdadera, para ello, en parte, se ha elaborado este trabajo.

Ahora bien, nuestro interés se centrará a continuación en la interpretación que surge a partir del conjunto de los cuatro libros sinópticos con que empieza el ‘Nuevo Testamento’ en donde encontramos diversos aspectos muy importantes que merecen nuestra atención para reflexionar correctamente sobre lo que se escribió muchos años después de la presencia de Jesús en el mundo de medio oriente y acerca de lo que, los recopiladores escribieron en dichos libros.

1.    Como es sabido, los cuatro primeros libros del ‘Nuevo Testamento’ no fueron dictados o acaso escritos por mano y pluma de Mateo, Marcos, Lucas y Juan quienes fueron discípulos y compañeros –seguidores– de Jesús en el tiempo de aproximadamente tres años que duró su ministerio por lo que, además, los cuatro evangelistas no tenían fama de escritores ni se dedicaban a dicha actividad que requería de cierta preparación escolar de la que, evidentemente, carecían los discípulos de Jesús. Según las investigaciones de personajes como el orientalista Joseph Klausner quién fijó su residencia en Palestina en 1920, informa en su libro ‘Jesús de Nazaret’ que, tras las acuciosas investigaciones correspondientes que, los ‘evangelios’ fueron escritos muchas décadas después de la desaparición de Jesús en la zona geográfica en donde le tocó vivir y resume, por tanto, que existen distintas fuentes, de diversos escritores los cuales no fueron totalmente incluidos o tomados en cuenta al momento de ‘canonizar’ el ‘Nuevo Testamento’ por parte de los primeros padres de la iglesia católica.

2.    Así es que, no debemos olvidar que Jesús mismo dijo que él, era un enviado a las ovejas perdidas de pueblo de Israel y que, por tanto, naturalmente, era lógico saber que Jesús fue Judío, vivió entre Judíos y murió entre Judíos (Y ya sabemos que los Judíos no aceptaron su personalidad como profeta del Dios Único y Verdadero)

3.    Lo anterior implica claramente, retomando las mismas palabras de Jesús que, Jesús no fue un enviado de Dios para toda la humanidad, como falsamente proclamaron los primeros ‘cristianos’ y como sucedió posteriormente con todas las iglesias que se autoadjudican el mismo mensaje de Jesús pero como sucedió, con diferente modos de interpretar la vida, obra, milagros y palabra pronunciada por Jesús. Es obvio asumir que cuando se dice ‘toda la humanidad’ era la típica y común disertación de los distintos imperios que predominaron en el mundo oriental para que, utilizando la figura, nombre, fama y obras milagrosas de Jesús, intentaran abarcar más territorio mundial al igual que lo hizo la iglesia católica española presidida monárquicamente por Isabel la Católica. En la época contemporánea, podemos reconocer fácilmente líderes opresores y malévolos que también han querido (sin lograrlo) alcanzar el dominio del mundo entero, entre ellos el más destacado en el siglo XX sería Adolfo Hitler. Así que, utilizar un icono religioso o político siempre ha sido un medio de ganar adeptos en pro de intereses opresivos y de dominio mundial.

4.    Sin embargo, para todo ‘cristiano’ la única referencia conocida, es aquella utilizada desde que se imprimió por primera vez la ‘Biblia’ y que se ha considerado prominentemente como única y exclusiva (versión ‘oficial’) de la Iglesia Católica aunque, claro está, con el paso de las divisiones entre ‘cristianos’ empezaron a circular distintas versiones, católicas y protestantes que son en suma, las que circulan en el mundo desde hace varios siglos, sin embargo, ¿es la Biblia católica o protestante y sus diferente versiones las únicas autorizadas para hablar de Jesús? ¿No hay otros libros o escritos que se refieran a los acontecimientos de la vida y época de Jesús? La respuesta es muy simple: si existen otras versiones y documentos que, fueron descartadas en principio pero hay que destacar que para realizar el ‘lanzamiento’ y edición de la primera edición del ‘Nuevo Testamento’ se proclamó un concurso de recopiladores y escritores (allá por 367 D.C.) quienes se dieron a la tarea de investigar ya no sólo los dichos y hechos de Jesús en vida terrenal sino, adicionalmente, los dichos e historias transmitidas por los ‘apóstoles’ de los cuales, fueron aceptados principalmente cuatro ya mencionados: Mateo, Marcos, Lucas y Juan de quienes evidentemente, se consignan sus nombres en los evangelios aunque claro está, No fueron escritos por estos últimos y por ello, en las biblias protestantes encontraremos siempre que cada libro se titula por ejemplo, ‘El Evangelio Según San Mateo’ y al decir, ‘según’ se considera efectivamente como relacionado con lo narrado por Mateo pero no como absolutamente fidedigno y verídico por ello, las biblias protestantes así lo señalan con suficiente claridad.

5.    Por lo anterior, a continuación veremos algunas de las fuentes y su clasificación para hablar sobre la persona de Jesús:

6.    Con los datos anteriores, podemos conocer que, en realidad sobre Jesús se escribió tanto por diversos autores que, naturalmente, es imposible reconciliar todo lo dicho sobre su persona debido a las distintas corrientes de pensamiento, creencia e intereses políticos que prevalecieron durante y después de su ministerio terrenal.

7.    De ahí que, cada quién confeccionó su interpretación Pret a Porter y le dio el uso que más convenía a sus intereses predominado al final, los del sometimiento y dominación grecorromana quienes ganaron entre los gentiles conversos al cristianismo naciente gran cantidad de adeptos y simpatizantes en su ya consolidada causa por someter al pueblo Judío y sus territorios ocupados por distintos emperadores romanos como fue el caso del Cesar de quien se utilizaba moneda de curso legal con la que se le rendía tributo y que también utilizó Jesús en aquel ejemplo de ‘dar al Cesar lo que sea del Cesar’. Por supuesto que, con el correr de los siglos, la separación política de Grecia y Roma y su total alejamiento una de la otra (además de que siempre hablaron dos idiomas distintos) fue lo que hizo que el estado ‘Romano’ (de Romano en la actualidad sólo que el nombre y no la cultura) haya quedado como un pequeño reducto geográfico que, aunque independiente, está enclaustrado en un país europeo que todos conocemos: Italia.

8.    Mucho es lo que se puede decir en torno a la persona de Jesús y a los libros que inspiró en distintos sentidos y por diversas razones, se podría decir mucho más acerca de la ‘Biblia’ y su engañosa presentación, empero nos centraremos en algunos análisis pertinentes para desmentir a los que creen que con el uso del ‘Nuevo Testamento’ se inicia una nueva etapa en la era ya no de la humanidad entera (han pasado ya dos mil años de la desaparición de Jesús y no se alcanzó la utópica creencia de que dicho mensaje le llegaría a toda la humanidad) por tanto, veamos algunos términos y su interpretación:

9.    El más importante de todos es ‘Cristo’ que amañadamente se le adjunta al nombre de Jesús y se combina como ‘Jesucristo’ lo cual es falso e incorrecto porque Cristo en los LXX traduce el hebreo «Mesías» que significaba ‘ungido’ y Cristo se aplicó con tanta frecuencia a Jesús que terminó por combinarse. Adicionalmente es muy importante destacar que: la palabra 'cristiano' se menciona sólo tres veces en el Nuevo Testamento y la primera vez por paganos y judíos en Antioquía hacia el año 43 D.C. Léase en Hechos 11:26: 'Y los discípulos fueron llamados cristianos primeramente en Antioquía". Lo que implica claramente que, ‘cristiano’ fue un apodo y un insulto a los primeros conversos y posteriormente se convirtió en una virtud propagada por la iglesia.

10. Jesús: Nombre corriente entre los varones judíos en los siglos precedentes a su nacimiento, es la forma latina de la traducción griega del hebreo Josué (Yesua o Yehosua) y significa aquel cuya salvación es Yahvé. Josué fue el nombre del sucesor de Moisés que dirigió el ejército israelita cuando ocuparon Canaán; también era el nombre del autor del Eclesiastés o Eclesiástico. Josefo menciona a cuatro sumos sacerdotes llamados Jesús, y uno de los colaboradores de Pablo se llamaba Jesús Justo (Col. 4,11) más tarde el nombre cayó en desuso por razones piadosas entre los cristianos; por repugnancia en los judíos. No obstante en la época moderna se retoma y se comienza a utilizar en España y posteriormente en Latinoamérica.

11. Apóstol: ¿Por qué apóstol? Primeramente porque No eran considerados profetas, ya que, efectivamente los discípulos de Jesús no fueron profetas ni tampoco videntes o portadores de ningún mensaje de Dios entonces para revestirles de cierta autoridad, se les denominó ‘Apóstol’ que viene del griego ‘apóstolos’ que denota a quien es enviado y goza de la autoridad de quien lo manda, es decir, una clase de funcionario.

12. Diácono: de Diakonos, en el griego –aún no cristiano– esta palabra se aplica a funcionarios que actúan en nombre de gobernantes, con su autoridad, tales como embajadores o heraldos. A Hermes (el de la mitología griega) se le llamó diácono, porque llevaba a cargo los encargos ¡de los dioses! Después a los primeros ‘cristianos’ greco–romanos les gustó el término y lo adoptaron.

13. Presbítero: Palabra griega que significa «anciano» con la que se designaba a los dirigentes cristianos según lo cual, se acomodaba al modelo de la Sinagoga para referirse a sus dirigentes y en consonancia con el término obispo que es sinónimo del «episcopos» griego con el cual se le define a una autoridad de cierta edad.

14.Ya nos podemos ir dando cuenta de que, el exceso de uso de vocablos griegos era para consentir y estimular el dominio de esta comunidad anteriormente denominada como ‘greco–romana’ quienes detentaban el poder y a quienes había que agradar totalmente.

15. Así fue que los ‘greco–romanos’ cambiaron por sus propios intereses todos los nombres del ‘Antiguo testamento’ que en realidad es la conjunción de Tanaj de los judíos para que así se mantuviera hasta nuestros días por ejemplo sustituyeron el Hashem que se menciona en la Torá para referirse a Dios y le renombraron Jehová –ya traducido al castellano–.

16. A continuación, revisaremos algunos conceptos y frases que se mencionan en el ‘Nuevo Testamento’ y que se le adjudican a Jesús para propiciar una reflexión más profunda en torno a sus dichos y hechos:

Jesús no es hijo de Dios:

Para empezar tenemos que saber el significado de la palabra hijo, esta palabra en su significado correcto se refiere al embrión nacido de sus padres después de una relación sexual, y después de la mezcla del esperma del macho y el óvulo de hembra. Esto es lo que no podemos aceptar, tampoco DIOS acepta que digan que Jesús es su hijo y de esa manera. El problema es que la mayoría de los cristianos nos saben leer bien la Biblia, y no saben la diferencia entre la verdad y la metáfora, porque en la Biblia hay mucha metáfora; la palabra hijo de DIOS es una metáfora y se suele decir en el pueblo israelí en la época de Jesús, la frase hijo de DIOS quiere decir el buen hombre: 'todo aquel que ama, es nacido de DIOS' (1 Juan 4:7) y el hijo del diablo quiere decir el hombre malo: 'vosotros sois de vuestro padre el diablo' (Juan 8: 44). Por esto encontramos muchas personas en la Biblia que se llaman hijos de DIOS, en el antiguo testamento Dios dice a Salomón desde la Biblia: Yo le seré a él padre, y él me será a mi hijo. Si hubiera sido decir palabra DIOS o hijo de DIOS en el contexto correcto y verdadero habría sido también Salomón un DIOS o hijo de DIOS. Esto es lo que no quieren aceptar los cristianos, porque dicen que Jesús es DIOS o hijo de DIOS sin metáfora, esto no lo acepta DIOS.

Jesús no es Dios:

A continuación revisaremos algunos argumentos desde el ‘Nuevo Testamento’ para que veamos que Jesús no es DIOS, y que sólo era un profeta:

Jesús no sabe lo oculto:

'Pero de aquel día y de la hora nadie sabe, ni aun los ángeles que están en el cielo ni el hijo, sino el padre' (Marcos 13:32)

Es decir, solamente Dios conoce lo oculto (y lo aparente) de todas las cosas.

Jesús no acepta que le llamen “bueno”:

'Entonces vino uno y le dijo: maestro bueno: ¿Qué bien haré para tener la vida eterna? Él le dijo: ¿Por qué me llamas bueno? Ninguno hay bueno, sino uno: Dios'. (Mateo 19:16–17)

¿Han visto que Jesús no acepta que le llamen bueno? Y no acepta que le llamen Dios, porque él solo era profeta de DIOS.

Jesús no es igual que Dios:

'Porque el padre mayor es que yo'. (Juan 14: 28)

Jesús no es poderoso:

'No puedo hacer nada por mí mismo'. (Juan 5: 30)

¿Qué quiso decir ‘nada por mí mismo'? Lo que cualquier profeta anterior a él dijo: Todo se hace en nombre de Dios, nuestro Creador y no porque un ser humano pueda hacer nada por su propia cuenta.

Jesús no sabe la estación de las frutas:

'Al día siguiente, cuando salieron de Betania tuvo hambre, y viendo de lejos una higuera que tenia hojas, fue a ver si tal vez hallaba en ella algo; pero, cuando llegó a ella nada halló sino hojas, pues no era tiempo de higos' (Marcos 11:12–13)

Jesús es tentado por Satanás:

'Y luego el espíritu le impulso al desierto y estuvo allí en el desierto cuarenta días y era tentado por Satanás' (Marcos 1:12–13)

Esto contradice el dicho de la Biblia que dice: 'porque DIOS no puede ser tentado por el mal, ni él tienta a nadie' (Santiago 1:13)

Es decir, si Jesús hubiese sido un dios, ni hubiera sido llevado al desierto, ni hubiera sido tentado porque Satanás en cualquier caso, es inferior a Dios y por supuesto a Jesús.

Jesús no era un enviado para toda la humanidad:

'Él respondiendo, dijo: no soy enviado sino a las ovejas perdidas de la casa de Israel' (Mateo 15:24).

Jesús tuvo hambre:

'Por la mañana, volviendo a la ciudad tuvo hambre' (21:18) 'dijo: tengo sed' (Juan 19:28)

Jesús duerme:

'Mientras navegaban, él se durmió entonces Jesús, cansado del camino se sentó así junto al pozo' (Juan 4:6)

Jesús se estremece y se conmueve:

'Se estremeció en espíritu y se conmovió' (Juan 11:33)

Jesús llora:

'Jesús lloró' (Juan 11:35), 'comenzó a entristecerse y a angustiarse' (Mateo 26:37), 'entonces Jesús les dijo: mi alma está muy triste hasta la muerte' (Mateo 26:38)

Jesús es débil:

'… y se le apareció un ángel del cielo para fortalecerle' (Lucas 22:43)

Si Jesús hubiese sido un dios, como afirman los cristianos, no hubiera necesitado que un ángel (que es creación de Dios) y le hubiera tenido que fortalecer puesto que sabemos que Dios es más poderoso que ningún otro ser, que Dios es Omnipotente y No Necesita del auxilio de nada ni nadie.

Jesús se seconde:

'Así que, desde aquel día acordaron matarle, por tanto, Jesús ya no andaba abiertamente entre los judíos' (Juan 11:53–54), 'uno de los alguaciles, que estaba allí, le dio una bofetada... le respondió: ¿Por qué me golpeas?' (Juan 18:22–23), además de esto el ‘Nuevo Testamento’ dice cosas difamatorias de Jesús como:

'No penséis que he venido para traer paz a la tierra; no he venido para traer paz, sino espada' (Mateo 10:34).

¿Acaso Jesús que predicaba la humildad y la buena conducta, iba al mismo tiempo desear causar el conflicto y la división?

Jesús oraba por las noches, postrado y al aire libre:

'… Yendo un poco adelante (Jesús) se postró sobre su rostro orando' (Mateo 26: 39)

'… Yéndose un poco adelante (Jesús) se postró en tierra, y oró' (Marcos 14: 35)

Así vemos que, a pesar de que Jesús puso el ejemplo tanto de cómo orar y se postraba delante de Dios como el resto de los profetas que le precedieron, nunca se ha visto que ningún cristiano haga lo mismo en sus oraciones por lo que, es notorio que sólo siguen lo que quieren y les es más cómodo.

Es lamentable notar la gran cantidad de contradicciones y equivocaciones que cometieron los primeros editores del ‘Nuevo Testamento’ en su prisa por cocinar una doctrina a todo vapor y que, con el paso de los siglos haya venido a menos en todos los países cristianos, por ello, en Europa es en donde más divisionismo hay entre católicos y protestantes así como su demérito en los países latinoamericanos en donde el Catolicismo se reduce a celebrar Misas y adorar a todo tipo de Santos y Vírgenes para mantener a los feligreses distraídos y satisfechos puesto que, nunca se les enseña a estudiar sus escrituras ni mucho menos a optar por una actitud reflexiva y autocrítica.


Anuncios
Relacionados

Jesús, un profeta del Islam

Artículos - 20/12/2006

El Aroma de este mundo, el Aroma de Allah

Artículos - 03/09/2006

La figura de Issa ibnu Mariam en el Qur_an

Artículos - 16/10/2006



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/65051-lo_que_los_cristianos_no_saben_acerca_de_jesus.html