webislam

Viernes 29 Mayo 2020 | Al-Yuma 06 Shawwal 1441
1785 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=20408

Sobre la visión de Allah

El secreto de los secretos. Capítulo IX

11/09/2011 - Autor: Sheikh Abdelkader al-Yilani
  • 45me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

El Nombre de Allah
El Nombre de Allah

La visión de Allah es de dos clases: Una es la visión de la manifestación del atributo de Su Perfecta Belleza, directamente, en el más allá. La otra es ver la manifestación de los divinos atributos reflejados sobre el claro espejo del corazón puro, en esta vida, en este mundo. En tal caso, la visión aparece como la manifestación de la luz que emana desde la Perfecta Belleza de Allah y es vista por el ojo de la esencia del corazón.

Allah describe la visión percibida por el ojo del corazón: `El corazón no negó aquello que vio. (Sura Al-Nallm, 53:11). El Profeta (Que la Paz y las Bendiciones de Allah sean con él), dice sobre el hecho de ver la manifestación de lo divino a través de un intermediario: `El creyente es el espejo del creyente. En esta frase lo que se significa por el primer `creyente, el espejo, es el corazón puro del devoto, mientras que el segundo `creyente Quien ve Su reflejo en ese espejo, es Allah El Más Elevado. Quien arriba al nivel de ver las manifestaciones de los atributos de Allah en el mundo ciertamente ver la Esencia de Allah en el más allá sin contorno o forma.

La realidad de esto ha sido confirmada por muchos de los amados y amantes de Allah. Hazrat `Umar, quiera Allah ser complacido con él, dijo, `Mi corazón vio a mi Señor con la luz de mi Señor. Y Hazrat `Alí, quiera Allah ser complacido con él, dijo: `A menos que yo lo vea a El, no rezaría a Allah. Ambos deben haber visto la manifestación de los divinos atributos. Si alguien ve la luz del sol entrando a través de las ventanas y dice: `Yo veo el sol!, está diciendo la verdad. Allah nos da el más hermoso ejemplo de la manifestación de Sus atributos.

`Allah es la Luz de los cielos y de la tierra. La parábola de Su luz es como si hubiese un nicho y dentro de él una lámpara, esta encerrada en cristal, y el cristal como si fuese una brillante estrella encendida desde un bendito árbol, un olivo, que no es de Oriente ni de Occidente, cuyo aceite casi brilla aunque el fuego escasamente lo toca; ¡luz sobre luz! Allah efectivamente guía a quien es Su voluntad guiar hacia Su luz.

(Sura Al-Nur, 24:35)

El nicho representa el fiel corazón del creyente. La lámpara iluminando el nicho del corazón es la esencia del corazón, mientras que la luz que arroja es el divino secreto, el alma-sultana. El cristal es transparente y no encierra la luz adentro, sino que la protege y le permite desparramarse, por cuyo motivo se lo asimila a una estrella. La fuente de la luz es un árbol divino. Ese árbol es el estado de unidad expandiéndose con sus ramas y sus raíces, inculcando los principios de la fe, comunicándose sin ningún intermediario, en el lenguaje de la pureza.

Es en este lenguaje de pureza que nuestro Maestro (Que la Paz y las Bendiciones de Allah sean con él), recibió directamente las revelaciones Coránicas. En realidad fue solamente después que ya habían sido transmitidas, que el ángel Gabriel trajo los divinos mensajes - y esto para nuestro beneficio, para que pudiésemos escucharlas en lenguaje humano. Al darles la ocasión de negar - ya que no creían en ángeles- quedó así también en claro, quienes eran los hipócritas e infieles.

La prueba de que el Sagrado Corán fue‚ revelado directamente al Profeta (Que la Paz y las Bendiciones de Allah sean con él), se encuentra en el Corán mismo.

`Y seguramente ha sido hecho que tú recibas El Corán del Todo-Sapiente, del Todo-Conociente.

(Sura Al-Naml, 27:6)

Ya que el Profeta (Que la Paz y las Bendiciones de Allah sean con él), recibió la revelación antes que el ángel Gabriel (Quiera Allah ser complacido con él) la trajese a él, cada vez que Gabriel (Quiera Allah ser complacido con él), entregaba los santos versículos, el Profeta (Que la Paz y las Bendiciones de Allah sean con él), los encontró en su corazón y los recitó antes que le fueran dados. Esta es la razón para el versículo que dice:

`Y no te apresures con el Corán antes que su revelación sea hecha completa en tí...

(Sura Ta-Ha, 20:114)

Esta situación es puesta en claro por el hecho de que cuando Gabriel (Quiera Allah ser complacido con él) acompañó al Profeta (Que la Paz y las Bendiciones de Allah sean con él) en la noche de su ascensión, no pudo ir más allá del séptimo cielo, y diciendo: `Si yo diese otro paso, me quemaría hasta quedar en cenizas, dejó a nuestro Maestro (Que la Paz y las Bendiciones de Allah sean con él) para que siguiese adelante solo.

Allah describe el bendito árbol de olivo, el árbol de la unidad como no perteneciendo ni al Oriente ni al Occidente. En otras palabras, no tiene ni comienzo ni fin, y la luz de la que es fuente no tiene ni ascenso ni descenso. Es eterna en el pasado y sin fin en el futuro. Tanto la Esencia de Allah como Sus atributos son siempre-existentes, porque Sus atributos son luz generada desde Su Esencia. Ambas, la manifestación de Su Esencia y la manifestación de Sus atributos son dependientes de Su Esencia.

La verdadera adoración solamente puede ser llevada a cabo cuando los velos que ocultan el corazón son levantados de modo que la luz eterna brille sobre él. Unicamente entonces es cuando el corazón es iluminado por la divina luz. Es solamente entonces cuando el alma ve la verdad a través del nicho celestial.

El propósito de la creación de este universo es el de descubrir, el de ver, ese tesoro oculto. Allah dice a través de Su Profeta (Que la Paz y las Bendiciones de Allah sean con él), `Yo era un tesoro oculto; Yo deseaba ser conocido. Yo cree‚ la creación de modo que Yo pudiese ser conocido. En otros términos, que El fuese conocido en este mundo material a través de Sus atributos, manifestados en Su creación. Pero el ver Su misma Esencia es reservado para el más allá . Allí, la visión de Allah, será directa, como El lo disponga en Su voluntad, y será el ojo del hijo del corazón el que Lo vea.

`En ese día algunos rostros irradiarán con júbilo y belleza, contemplando a su Señor.

(Sura Al-Qiyamah, 75:22/23)

Nuestro Maestro el Profeta (Que la Paz y las Bendiciones de Allah sean con ‚l) dice:

`Yo he visto a mi Señor en la forma de un bello joven.

Quizás esta es la manifestación del hijo del corazón. La imagen es el espejo. Se convierte en un medio, haciendo visible lo que es invisible. La verdad de Allah El Más elevado "es", exenta y "es", libre, de cualquier clase de descripción o de cualquier clase de imagen, o de forma. La imagen es el espejo. No obstante, lo que se contempla no es ni el espejo ni aquél que está mirando en el espejo. Medita en eso e intenta comprender, porque es la esencia del reino de los secretos.

Sin embargo todo esto está ocurriendo en el mundo de los atributos. En el reino de la Esencia, todos los medios desaparecen, incinerados dentro de aire enrarecido. Los que se encuentran en ese reino de la Esencia, ellos mismos no existen sino que sienten la Esencia y nada más. Cuán bien el Profeta (Que la Paz y las Bendiciones de Allah sean con él), explica esto cuando dice: `Yo conocí a mi Señor por mi Señor.! En Su Luz, por Su Luz! La verdad del hombre es el secreto de esa luz, como Allah expresa a través de Su Profeta (Que la Paz y las Bendiciones de Allah sean con él): `El hombre es Mi secreto y Yo soy su secreto.

El lugar del Profeta Muhammad (Que la Paz y las Bendiciones de Allah sean con él), cuya luz es la primera de la creación de Allah, se encuentra descrito en sus propias palabras: `Yo soy desde Allah y los creyentes son desde m¡. Y Allah, hablando a través de Su Profeta (Que la Paz y las Bendiciones de Allah sean con él), dice: `Yo he‚ creado la luz de Muhammad desde la luz de Mi propia existencia. El significado de la propia existencia de Allah es Su divina Esencia manifestada en Su atributo del Más Compasivo. Esto lo declara El a través de Su Profeta (Que la Paz y las Bendiciones de Allah sean con él), diciendo:

`Mi compasión sobrepasa por lejos a Mi castigo. El amado Mensajero de Allah (Que la Paz y las Bendiciones de Allah sean con él), es la luz de la Verdad, porque Allah dice: `Nosotros no te enviamos a ti sino como una misericordia para la creación entera.

(Sura Al-Anbiya, 21:107)

y

`Ciertamente Nuestro Mensajero ha venido a vosotros, para haceros claro mucho de lo que vosotros ocultasteis del Libro, y perdonándonos mucho. Sin duda, ha venido a vosotros desde Allah una luz ...

(Sura Al-Maidah, 5:15)

La importancia del amado Profeta de Allah (Que la Paz y las Bendiciones de Allah sean con él), es hecha clara cuando Allah habla de él y dice: `Si no hubiera sido por tí, Yo no habría creado la creación.

Anuncios
Relacionados

Las exhortaciones de Abdelqader Al-Yilani (2)

Artículos - 14/03/2000

La sombra de lo Absoluto *

Artículos - 01/04/2002

Noche y día

Artículos - 29/07/2002



play
play
play
play
play
play
play
play

 

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/62443-sobre_la_vision_de_allah.html