webislam

Miercoles 20 Noviembre 2019 | Al-Arbia 22 Rabi al-Auwal 1441
1167 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=20421

El hombre y la naturaleza

La naturaleza representa un libro universal en el que el hombre puede leer para descubrir en ella la Presencia y la Unidad de Allah

08/09/2011 - Autor: Ayatullah Muhammad Husein Fadlallah - Fuente: Webislam
  • 19me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

La presencia de Al-lâh: ¿es que no véis?
La presencia de Al-lâh: ¿es que no véis?

P. ¿Cuál es el estatuto de la naturaleza desde el punto de vista islámico?

R. La naturaleza representa, desde este punto de vista, un libro universal en el que el hombre puede leer para descubrir en ella la Presencia de Allah, para descubrir en ella la Unidad de Allah y para descubrir todo lo que afirma su humanidad y su conocimiento de la vía que sigue en la vida. Allah ha creado la naturaleza con todos sus fenómenos celestes y terrestres como origen y fuente de la vida, origen y fuente que abren a la vida las potencialidades de desarrollo y de evolución necesarios para cumplir sus funciones al servicio del hombre. Allah no ha creado una naturaleza inmutable en el sentido de la inercia, sino en el sentido de la existencia de unas leyes universales que rigen su movimiento, y ha dado al hombre la posibilidad de hacer mover la naturaleza para evolucionar y recoger los frutos de esta evolución. La naturaleza, en la concepción islámica, el aspecto universal del Poder de Allah. Es el ámbito en el que la actividad del hombre construye, para la vida, leyes tan vivas como las leyes naturales. Desde este punto de vista, la concepción islámica afi rma la responsabilidad del hombre respecto con la naturaleza, así como la responsabilidad de sacar provecho de ella. Hay una complementariedad entre el hombre y la naturaleza: la naturaleza sirve al hombre y el hombre se sirve de ella espontáneamente y voluntariamente. De esta manera, podemos considerar que la naturaleza representa, en la concepción islámica, algo vivo en relación con la evolución vital del hombre y que el hombre es responsable ante Allah en lo que respecta a su manera de tratarla.

P. ¿Qué piensa del punto de vista según el cual la relación entre el hombre y la naturaleza es una relación de poder y dominación?

R. El Generoso Corán nos enseña que el universo es regido por leyes inmutables y que Allah ha puesto estas leyes al servicio del hombre. Los fenómenos universales se ponen, a través de estas leyes, al servicio del hombre que debe, con conformidad a la Voluntad de Allah, vivir y actuar en función de estas leyes. Cuando el hombre siente, reflexiona y despliega sus potencialidades, estos fenómenos universales le abren sus puertas gracias a las leyes internas que las rigen. Esto se hace de manera parecida a al hecho de llamar a una puerta para que alguien la abra o al hecho de girar la llave para abrir: al hacerlo, no se fuerza la puerta y no se somete a los habitantes de la casa a ningún acto de fuerza. Sólo se utilizan los medios que permiten entrar en la casa. Esto significa que no hay ni vencedor ni vencido, ni opresor ni oprimido, sino un problema real y un medio de resolver el problema. Pasa lo mismo con el hombre cuando utiliza sus medios para abrir las puertas cerradas de la naturaleza: no la fuerza pero busca la llave que abre sus puertas, y la misma naturaleza está constituida de manera que se abra a cualquiera que posea la llave adecuada.

Cuando nos encontramos frente a la concepción islámica para la que Allah ha puesto el universo al servicio del hombre y ha querido que el hombre se someta a Su Voluntad y se relacione con el universo mediante esta complementariedad, tenemos que comprender que la concepción islámica nos enseña que Allah ha creado al hombre y la naturaleza, y que ha querido que el hombre utilice la naturaleza sirviéndose de ella para sus intereses y para la vida misma. También tenemos que comprender que ha querido que la naturaleza se someta al hombre para este objetivo.

Cuando recitamos algunos de nuestros Du’as transmitidos (por Ahlul Bait), como el Du’a del Imam Zayn al ‘Abidin ‘Ali ibn al Hussein (P) llamado “Du’a del Fayr y del Maghreb”, comprendemos que el hombre siente, cuando se encuentra frente a la naturaleza, que constituye con ella dos manifestaciones del Poder de Allah. El Imam (P) dijo en este Du’a: “Nosotros, los hombres, así como todas las cosas, pertenecemos a Tí. El cielo, la tierra y todo lo que has depositado en el cielo y sobre la tierra. Todo lo que está inmóvil y todo lo que se mueve. Todo lo que se establece y todo lo que emigra; todo lo que vuela en el aire y todo lo que está disimulado bajo el suelo. Estamos bajo Tu Mano. Nosotros vivimos en Tu Dominio y bajo Tu Poder. Tu Voluntad nos dirige, Tu Orden nos rige y Tus Disposiciones nos guían. No poseemos excepto sino lo que Tú nos concedes y no retenemos sino lo que Tú nos das”. Al recitar este Du’a durante la mañana cuando amanece y durante el atardecer cuando el sol se esconde, el hombre siente que se dirige a Allah -con el cielo, la tierra, las montañas y los mares- para recibir a la mañana y para recibir a la noche. Siente que vive bajo la Mano de Allah y que se somete a Sus Disposiciones mediante las potencialidades que ha depositado en él y a través de los campos de acción que le ha abierto. Y por todas estas razones, pensamos que la concepción islámica es más cercana de la realidad natural y humana que cualquier otra concepción.

Anuncios



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/62419-el_hombre_y_la_naturaleza.html